EL CAPITAL INTELECTUAL Y LA ADMINISTRACIÓN DE LA UNIVERSIDAD CUBANA

Resumen.
La “sociedad del conocimiento” se reconoce en la actualidad como uno de los términos más novedosos y aceptados por la comunidad científica, protagonizada, principalmente por las universidades, potenciando resultados en innovación para el beneficio de la sociedad. La expresión de “economía del conocimiento” está muy ligada a esta temática, identificando el capital intelectual y la innovación de las entidades, ya sean con o sin fines de lucro.
Valorar el capital intelectual potencia la gestión de las actividades que representan la razón social de las instituciones universitarias: formación, investigación y generación de conocimiento. En Cuba se expanden los servicios que se prestan en las universidades, se desarrollan los conocimientos y sus modos de impartirlos, desplegándose así un sin número de elementos que potencian ventajas competitivas, para la generación de valor, basadas en el capital intelectual, a pesar de ser una organización sin fines de lucro.
En el presente trabajo se pretende mostrar de manera muy concreta la investigación realizada en 6 años por el grupo de investigación de capital intelectual de la Facultad de Contabilidad y Finanzas de la Universidad de La Habana integrado por Borrás F., Ruso F. y Campos L. Se enuncian los principales procesos desarrollados y los resultados obtenidos en los diferentes estadios de la investigación, demostrando la utilidad del modelo de valoración e información contable del capital intelectual que se propone.

Palabras claves o descriptores: Activos intangibles, Capital intelectual, Valoración

Clasificación JEL: I23, M19, M41

Summary

The “knowledge society” is now recognized as one of the most innovative and terms accepted by the scientific community, carried mainly by universities, enhancing innovation performance for the benefit of society. The expression “knowledge economy” is closely related to this subject, identifying intellectual capital and innovation of institutions, whether or not for profit.
Valuing intellectual capital enhances the management of activities that represent the name of the universities: education, research and knowledge generation. In Cuba expand the services offered in the universities, develop knowledge and modes of delivery, and deployed a number of elements that enhance competitive advantage for value creation based on intellectual capital, despite be a nonprofit organization.

This paper aims to show a very concrete research in six years by the research group of intellectual capital of the Faculty of Accounting and Finance at the University of Havana composed F. Borrás, Russian F. and L. Campos It sets out the main processes developed and the results obtained in the different stages of research, demonstrating the utility pricing model and intellectual capital accounting information is proposed.

Keywords or descriptors. Assessment, Intellectual Capital.

JEL Classification: I23, M19, M41

Introducción.

El mundo se encuentra inmerso en un proceso de transformación continua, a todos los niveles: estratégico, estructural, tecnológico, informativo y de transformación del valor de las organizaciones. A raíz de este desarrollo surgen infinidades de interrogantes, ¿cómo medir o cuantificar, el valor creado o destruido por el capital intelectual? El presente trabajo pretende profundizar en la solución de esta interrogante, aplicando los conocimientos que ya se tienen sobre el tema, adaptando las soluciones a las características propias del entorno.

Los resultados que se muestran son producto del trabajo realizado por el grupo de investigación de la Facultad de Contabilidad y Finanzas, el cual abarca el estudio del capital intelectual desde el punto de vista contable, su naturaleza de recurso o activo, las herramientas de valoración existentes a nivel internacional y su adaptabilidad en las instituciones universitarias cubanas.

En el trabajo se exponen los principales resultados de la aplicación del modelo en diferentes facultades y momentos, en la universidad de La Habana, para evidenciar el trabajo con los recursos intangibles en las instituciones universitarias  y su alineación con las estrategias, objetivos y parámetros de excelencia conocidos nacional e internacionalmente.

En esta investigación se han obtenido otros resultados muy valiosos para las ciencias contables, financieras, y de dirección, ejemplo de ello son los siguientes:

Se definen los elementos de capital intelectual que conforman los activos intangibles de las universidades cubanas.

Se mezcla el criterio de expertos, el estudio empírico y el método de entrevistas y encuestas, para crear variables, indicadores, criterios de medidas y herramientas que componen el modelo.

Se diseña el primer modelo de identificación, valoración y exposición contable del capital intelectual para las universidades cubanas, en correspondencia con sus características y niveles de excelencia.

Se define como una ventaja competitiva de un centro académico aquello que está por encima de la media universitaria (1), en cada indicador el resultado que sobrepase esta media añade valor a la organización por encima de (>1), el que esté en la media o por debajo de la misma no añade o destruye valor (<1).

Se determinan las partidas contables, acorde a las particularidades de la contabilidad en Cuba, que inciden en el desarrollo del capital intelectual.

Se propone la exposición de la utilización del capital intelectual en la contabilidad de las universidades cubanas, a través de un Informe de Capital Intelectual.

  1. Surgimiento del Modelo

El grupo de investigación de capital intelectual de la Facultad de Contabilidad y Finanzas de la Universidad de la Habana, ha creado un Modelo de  identificación, valoración y exposición contable del Capital Intelectual en la universidad cubana. Para la creación del modelo se utilizó el método de expertos y paquetes estadísticos para la selección de variables, indicadores, criterios de medida y herramientas para la medición de la utilización de los activos intangibles que componen el capital intelectual de las universidades cubanas.

La investigación abarca el estudio del capital intelectual desde el punto de vista contable, su naturaleza de recurso o activo, las herramientas de valoración existentes a nivel internacional y su adaptabilidad en las instituciones universitarias cubanas. 

Problema Científico: Las universidades cubanas poseen una incompleta gestión de sus activos intangibles, quienes soportan sus ventajas competitivas.

Hipótesis: Un modelo que integre los diferentes componentes del capital intelectual de las universidades contribuirá a la valoración, información contable  y gestión de sus Activos Intangibles.

Objetivo: Diseñar un  modelo de identificación, valoración y exposición contable de la gestión del Capital intelectual, para apoyar la gestión de los activos intangibles  e informar a los usuarios de las universidades cubanas.

Se desarrollaron varias fases o etapas para la determinación de cada uno de los componentes  del modelo, Componentes, Variables, Indicadores, Criterios de medida, Herramientas de medición.

De las 280 variables seleccionadas tras el análisis profundo de investigadores y expertos en el tema de la excelencia universitaria, y con la herramienta estadística SPSS versión 15.0, finalmente se obtienen 110 variables distribuidas como se muestra en la tabla siguiente.

Para validar esta selección se somete al criterio de profesores de todo el país y expertos en el tema. El mencionado trabajo se estructura globalmente en tres acciones fundamentales, Entrevistas a expertos del tema, Encuestas a profesores del país y Encuestas a profesores de la Ciudad Habana.

Se llega a 20 variables, como resultado de la 3era fase, que son puestas a consideración de los encuestados (182). De las 20 variables presentadas son seleccionadas 16, tras combinar los criterios de la Fase 4.

Si se analiza el resultado por componentes (Gráfico 1). Del Capital Humano se selecciona el 83% de las propuestas, siendo la variable  más seleccionada “Preparación pedagógica de los docentes”.

En cuanto al Capital Estructural se selecciona el 63% de las propuestas, destacando que este componente fue el más complejo por tener 56 variables  en la primera fase de selección, y luego se presentan 8 propuestas todas de vital importancia para el desarrollo de las universidades, siendo la variable más seleccionada la  “Calidad de los programas académicos de pre y postgrado.” El Capital Relacional termina con la selección del 100% de las variables presentadas, siendo las “Relaciones y nivel de satisfacción de los empleadores con la calidad del graduado” la variable más seleccionada, mientras que del Capital Social es seleccionado, igualmente, el 100% de las propuestas.

Ahora bien,  si se analizan los resultados a través del software estadístico SPSS versión 15.0, se puede determinar a través de innumerables pruebas la necesidad de las variables propuestas. Para enriquecer el análisis se realizaron pruebas de fiabilidad, análisis de conglomerados jerárquicos y varias pruebas de la estadística descriptiva para determinar resultados medios, parciales, y definitivos.

Con las pruebas de fiabilidad se trata de cuantificar el error total cometido por la investigación distinguiendo, según los casos, errores debidos al muestreo, errores ajenos al mismo, como pueden ser errores de cobertura, de codificación. Por tanto, por validez se entiende sin errores o al menos con errores medibles. El resultado de esta prueba señala que de 182 encuestas aplicadas para 20 variables se determina un Alpha de 0.9351, donde se puede apreciar que el nivel de error es de aproximadamente en 6%, muy cercano al planificado de 5%. 

Con la estadística descriptiva  se calcularon una serie de medidas de tendencia central, para ver en qué medida los datos se agrupan o dispersan en torno a un valor, es decir medias y desviación típica para cada una de las variables, ya sea agrupadas por componentes o en solitario. A continuación se muestra un ejemplo de cómo queda el resultado de la prueba. 

Los resultados de la columna de Medias reflejan la selección de las variables por los encuestados, y se demuestra que la Preparación pedagógica es la variable seleccionada por todos y la variable Valores del Claustro, solo es seleccionada por el 59% de los encuestados. Esta muestra solo ilustra el análisis del resultado de las encuestas para luego llegar a seleccionar las variables definitivas del modelo.

Finalmente se aplican los conglomerados jerárquicos con el objetivo de clasificar los objetos en partes relativamente homogéneas con base en el conjunto de variables específicas. Los objetos en un grupo son relativamente similares en términos de estas variables y difieren de los objetos en otros. De esta manera, lo que hace es reducir el número de objetos, no el número de variables, al reunirlos en un número de grupos mucho menor.                                                                                

El análisis de conglomerados demuestra la agrupación de las medianas y las variables en grupos que garantizan la correlación de las mismas, por ejemplo de las 182 encuestas,  se agrupan en 2 conglomerados y se definen cuando se entrelazan, ejemplo la 180 con la 181 en la iteración 165 es decir son verdaderamente distantes, en cambio la encuesta 176 se relaciona con la 177 en la 5 iteración es decir sus resultados son similares y la dispersión de la información entre estas no es tan marcado.

Al procesar los resultados de la encuesta, se procede a realizar la unión de los criterios analizados (Nacionales, Internacionales, Profesores encuestados). Las variables de mayor protagonismo en la combinación realizada, son  “calidad de los programas académicos de pre y postgrado.”,  la “desarrollo y utilización de las TICs.” y “preparación y experiencia profesional y científica de los docentes”,  las únicas presentes en los tres parámetros analizados, todas pertenecientes al Capital Estructural. Mientras que de los capitales Humano, Relacional y Social, existe una marcada diversidad de criterio en cuanto a la importancia que se le puede dar a un elemento para ser considerado en la evaluación de la excelencia del servicio educacional, por lo que no coinciden ningunas de las propuestas en los tres elementos a la vez.

Si se analiza la presencia de variables coincidentes en los parámetros nacionales e internacionales en el Capital Humano la variable “sistema de comunicación”, es mencionada en ambos grupos. En el Capital Estructural la variable propuesta “pertinencia y relevancia de la investigación científica” tienen en ambos grupos 7 elementos que se refieren a este término, al igual que “calidad de los programas académicos de pre y postgrado.”  En cuanto al Capital Social y Relacional los criterios no son similares pues en los parámetros internacionales son muy importante las relaciones con clientes, proveedores  y organizaciones de la administración y otras empresas que garantizan la gestión económico financiera de las universidades, sin olvidar las relaciones con otras universidades o entidades científicas, pero no resaltan el impacto que puede tener la universidad en la sociedad con la misma relevancia que se hace en Cuba.

En cuanto a los criterios de los encuestados, como se puede observar en el gráfico la dispersión es mayor en cada respuesta con respecto a los parámetros antes analizados. Resaltando que si han considerado que muchas son importantes, aunque no con el mismo énfasis con que se tratan en los otros elementos analizados.

Es necesario distinguir que los expertos han seleccionado la mayoría de las variables que mejor representadas se encuentran en los parámetros nacionales, esto resulta del trabajo de los profesionales de la educación superior cubana por lograr la excelencia del servicio y uno de los mecanismos que se utiliza para evaluar la calidad del mismo, son los parámetros nacionales que se han referenciado en este estudio.

Una vez seleccionadas las variables, se presenta una serie de indicadores, a través de una encuesta con un conjunto de indicadores, para ser seleccionados aquellos que respondan a las características que encierra cada uno de ellos.

Para ser medidos estos indicadores se utilizarán criterios de medidas y herramientas. Los criterios de medidas se establecerán con valores medios obtenidos a través de datos estadísticos o tendencias de valores de conocimiento nacional e internacional.

Los resultados que sobrepasen dichas medias son considerados como elementos que potencian la creación de ventajas competitivas en los centros educacionales. Aquellos que se acerquen o igualen el valor medio reflejarán las deficiencias que se presentan en la utilización de los recursos intangibles que garantizan la calidad y la excelencia de la organización.

Para la medición de estos criterios existe una gran variedad de herramientas como: encuestas, datos estadísticos, entrevistas, promedio del sector y resultados de procesos estructurados de valoración de la calidad, que dependen del centro educacional donde se pretenda implementar esta propuesta.

Tras la definición de variables e indicadores se procede a la ponderación de los indicadores, las variables, los componentes dentro del capital intelectual por el criterio de expertos. Este proceso consiste en definir un nivel de importancia que le otorguen los expertos a cada indicador, variable y componente.

Luego de ofrecer valor cualitativo al intangible se vincula este resultado de eficiencia con los recursos financieros que lo relacionan con la organización. En este punto se necesita seleccionar los principales registros contables que representen todos los desembolsos e inversiones efectuadas en un período determinado, que estén vinculados directamente con el desarrollo de los elementos conformantes del capital intelectual.

Al culminar con la selección de variables, indicadores, escalas de medición, herramientas de valoración y términos contables relacionados con el capital intelectual, se puede aplicar el modelo, tomando los valores reales de un período y estos son plasmados en un informe. A continuación se muestran las Bases Metodológicas para la medición y exposición contable del capital intelectual en las organizaciones cubanas. 

  1. Aplicaciones realizadas.

Esta investigación produjo la creación de un proyecto de investigación de la Facultad de Contabilidad y Finanzas,  la creación de convenios de colaboración entre universidades cubanas y españolas,  6 tesis de licenciatura, 1 tesis de maestría, 1 premio Universidad, 10 premios Relevantes en eventos científicos, 4 provinciales, 1 nacional. Produjo además 8 artículos, 3 en revistas extranjeras indexadas en bases de datos de alto impacto.

Se entrevistaron a cerca de 400 expertos en gestión universitaria, y capital intelectual, profesores de experiencia en la educación superior,  tanto nacional o internacional a lo largo de todo este periodo de prueba. (Gráfico 3, Fuente Elaboración propia.) (Anexo 2)

Desde el inicio se ha mantenido la estructura de 4 componentes, Capital Humano, Estructural, Relacional, Social, aunque en las Filiales no se ha utilizado el componente Social, por tener concentradas las variables de este componente en el componente Relacional.

Las variables presentaron cambios considerables en cada una de las etapas, tanto en número como en conceptualización y presentación. Se presentan entre 9 y 18 variables a lo largo del período de pruebas. Las más constantes son la Maestría pedagógica, el Clima laboral, la Innovación, la Bibliografía actualizada, la Calidad de los programas de pre y postgrado, la Utilización de las TICS, las Relaciones con otras universidades nacionales y extranjeras, y la Relación con los empleadores.

Otras no se han mantenido en todos los casos, ejemplo de esto se encuentra, el Desarrollo de los modos de actuación por los estudiantes, el Compromiso con las tareas de la Revolución, la Capacidad del trabajo en equipo.

Por la fluctuación de las variables se provocó un cambio continuo de los indicadores. Además del profundo estudio de parámetros nacionales e internacionales lo que ocasionó que surgieran nuevos indicadores acordes a las características de la universidad cubana, aunque se pudo comprobar  que un modelo muy extenso no funciona como herramienta efectiva en la toma de decisiones, por lo que se propone, finalmente, uno mucho más factible.

Los criterios de medida se fueron perfeccionando,  primeramente se utilizó el promedio histórico de las facultades, luego se incorporó valores medios de la universidad, sobre todo indicadores de investigación y postgrado. Finalmente se adquiere información del Ministerio de Educación Superior y se establecen criterios acordes a la creación de un modelo para todas las universidades cubanas.

Las herramientas siempre fueron estadísticas, encuestas y entrevistas. Las encuestas se fueron perfeccionando en cada aplicación, al igual que su procesamiento. Las entrevistas se perfeccionaron en igual medida aunque el objetivo es llegar a tener la menor cantidad de encuestas y entrevistas sino datos estadísticos, que proporcionen facilidad para llegar al resultado que se brinda en el modelo.

Como último elemento del modelo se encuentran las partidas monetarias que desde el inicio de la investigación la información de las mismas y su contenido no respondían a lo que el modelo requería. En el año 2010 el sistema de información contable se perfeccionó y se pudo contar con información tangible para elementos intangibles.

La investigación se ha realizado en la Facultad de Contabilidad y Finanzas (Años 2008, 2009, y 2010), la carrera de Contabilidad y Finanzas de las Sedes Universitarias Municipales de los municipios Cerro, Cotorro y Habana del Este. (Año 2009), la Filial 4 10 de Octubre en 2010, en las Facultades de Química, Matemática-Computación, Física, Artes y Letras y  Geografía, (Año 2011), todas de la Universidad de la Habana y en el año 2011 se aplicó en la Universidad de las Ciencias Pedagógicas, la carrera de Economía.

  1. Discusión de los resultados en la toma de decisiones de las organizaciones universitarias.

En el período de elaboración del modelo se realizaron varias pruebas, como ya se ha mencionado, que arrojaron resultados de alta significación para la toma de decisiones de las facultades, tomadas como ejemplo. A continuación se procede a ilustrar los principales resultados de las aplicaciones. (Anexo 3)

El análisis puede realizarse de disímiles aristas, aunque en ocasiones resulte mucho más interesante detallar los resultados, se propone reconocer los resultados más significativos, tantos los positivos como los negativos,  por variables en cada componente, resaltando el indicador que influye directamente en la variable.

En el Capital Humano la variable con mejor resultado es la capacidad de trabajo en equipo, esto se debe al número de libros publicados  con respecto a la media universitaria.

Otras de las variables con muy buenos resultados en este componente es la maestría pedagógica, esto se debe especialmente a la satisfacción de los estudiantes con el claustro. El resultado positivo de esta variable se mantiene estable en todos los centros  e igualmente no varían los bajos resultados de la variable innovación y desarrollo científico profesional, es decir, se alcanzan valores similares en todas las aplicaciones, principalmente por la poca producción científica existente en la universidad. Sin embargo, se muestran resultados dispares y distantes, con las restantes variables del componente debido fundamentalmente a que cada aplicación responde a las características específicas del centro donde se trabajó.

La maestría pedagógica representada en el parámetro de Acreditación de carreras, la cual puntualiza en;  calidad de las maestrías pedagógicas, capacidad de los profesores doctores, máster y especialistas, para el trabajo profesional y de investigación científica y categoría docente de los profesores. La mencionada comparación nos hace reflexionar sobre la identificación del modelo con los parámetros de excelencia universitaria nacional y es un punto de alerta para la dirección de las facultades, por el que tomar nuevas estrategias u objetivos.

Por otro lado la variable innovación y desarrollo científico-profesional, se relaciona con en el parámetro Acreditación de carreras, como la capacitación político-ideológica y científico-tecnológica de los profesores que los prepara como excelentes educadores, la calidad de las maestrías pedagógicas y la capacidad de los profesores doctores, máster y especialistas, para el trabajo profesional y de investigación científica.

Analizando los resultados del componente Estructural, el cual posee un nivel de importancia de un 22% en el modelo propuesto, se evidencian ventajas y desventajas en las aplicaciones realizadas.

Es importante destacar a la Facultad de Artes y Letras con su resultado en la pertinencia y relevancia de la investigación científica, con un gran número de premios de investigación, tanto nacionales como internacionales, pero no es suficiente para alcanzar resultados positivos en esta variables. Estos resultados provocan que esta variable sea la de resultados más deprimidos del componente,  como se muestra en la gráfica 12 Resultados de Capital Estructural.

La calidad de los programas de pre y post grado es la variable de mayor nivel de importancia otorgada por los expertos, y los resultados se ajustan a los parámetros de acreditación e inspección de estos programas de estudio, aunque las variables de mejor resultado son el aseguramiento bibliográfico y el desarrollo de los diferentes modos de actuación. De este análisis se desprende que probablemente se estén destinando recursos humanos e intelectuales para el desarrollo de elementos que son importantes pero no tan determinantes para lograr la excelencia de la enseñanza universitaria, como los programas de estudio, tal y como se determinó en la investigación.

El desarrollo de los diferentes modos de actuación profesional, es evaluado en la Evaluación institucional, como dominio de los modos de actuación profesional de los egresados. También está presente esta variable en la Acreditación de carreras, como dominio de los modos de actuación profesional por parte de los estudiantes que culminan sus estudios. Esta variable además de tener un resultado positivo, se encuentra en más de un parámetro, lo cual muestra que en este sentido se está trabajando acorde a los estándares de calidad nacional e internacional.

Otra variable con buenos resultados fue el aseguramiento de la bibliografía actualizada en las diferentes asignaturas, estando presente en los aspectos que mide la Evaluación institucional. Sin el resultado de la variable pertinencia y relevancia de la investigación científica, se considera  la más importante por los distintos parámetros que conllevan a la excelencia, por lo cual se puede delimitar una debilidad de las facultades participantes en la investigación, lo cual puede tener varias lecturas entre ellas que no se gestionen correctamente los recursos intangibles, otra pudiera ser que no se conozca esta debilidad y por último que no se destinan recursos financieros a elementos que son realmente necesarios.

En cuanto al Capital Relacional sucede algo interesante, la mayoría de los encuestados no le dan importancia a las relaciones interinstitucionales y con universidades nacionales y extranjeras, aunque los resultados son significativos, sobre todo en las relaciones con centros de investigación y universidades extranjeras de alto impacto científico.

Un ejemplo de esto se evidencia en la gráfica que se presenta, donde se muestra que los resultados más bajos son las relaciones con universidades, y en algunas facultades se poseen los resultados más significativos, donde sus profesores afirman que no son imprescindibles tales relaciones, y por el contrario se trabaja en función de enriquecer estos resultados.

Este componente posee en todas las aplicaciones los resultados bajos, lo que demuestra la falsa creencia del claustro, de que puede ser incensario tener relaciones de investigación y laborales con otras universidades y centros de investigación, totalmente contrapuesto al nivel de importancia que se le otorgó al componente, 24%. 

En lo referido al Capital Relacional, la variable relaciones intrauniversitarias, se reconoce como uno de los elementos de excelencia de las universidades a nivel internacional, donde se resalta la colaboración con otros grupos de investigación y el resultado de esta colaboración. En este componente las relaciones con universidades nacionales y extranjeras, no tiene resultados positivos, y esto está en contraposición con las estrategias universitarias, siendo estas relaciones de gran importancia también en parámetros como la Acreditación de carreras y los Objetivos trazados por las diferentes facultades.

Finalmente el componente Capital Social tiene resultados muy alentadores, y acordes con las estrategias universitarias del país (0.82 de eficiencia de utilización). El mejor resultado lo muestran las facultades por los artículos y patentes creados con impacto en la sociedad y por la cantidad de líneas de investigación que potencia para el beneficio de la sociedad.

Lo antes planteado tiene su significación económica y es el último fin u objetivo de la propuesta, demostrar cómo se ha destruido valor y desperdiciado los recursos económicos puestos en función del desarrollo universitario.

En la siguiente tabla se puede apreciar los altos montos de recursos monetarios que se destinan a tales fines y el nivel de efectividad con que se utilizan.

En todos los casos no se ha añadido valor a las inversiones realizadas en el capital intelectual de las facultades. Este elemento es otro avance que muestra el modelo a la dirección universitaria tanto en el ámbito de la gestión y dirección, como en la gestión económica. Es importante destacar que ninguna de las aplicaciones realizadas se sobre pasa el valor de 1 por lo que no se desarrolla una eficiente utilización del capital intelectual que se posee.

Para mostrar los resultados de las aplicaciones se confecciona un Informe de Capital Intelectual, que incluye los resultados cualitativos con los cuantitativos, que representan la inversión realizada por cada centro para el desarrollo de su capital intelectual. A continuación se muestra la estructura de dicho informe, como otra de las ventajas de la herramienta de dirección que se propone.

Se propone la siguiente estructura del Informe de Capital Intelectual:

  • Hoja de presentación.
  • Introducción del informe: donde se incluye, centro educacional al que pertenece el mencionado informe, elementos estratégicos propios y de carácter nacional e internacional que dependen directamente del desarrollo del capital intelectual.
  • Resultado de la aplicación del modelo para medir e informar  el capital intelectual del centro en el período que se analiza.
  • Presentación y análisis de los resultados.
  • Comparación de los resultados con períodos anteriores.
  • Fecha de elaboración del informe.

Se puede considerar por algunos que los resultados tienen un alto nivel de subjetividad, pues un individuo puede dar, en diferentes ocasiones, disímiles respuestas a una misma pregunta.  Igualmente pudiera considerarse que las respuestas varían en cada una de las ramas de la ciencia, pero no es así. Generalmente no se conocían de estos resultados, sino solo elementos aislados que se proporcionan en ocasiones cuando se producía una inspección o acreditación de un programa de estudio, tanto de pregrado como de postgrado. Anteriormente no se contaba con una herramienta que demostrara la eficiencia con que se utilizan los recursos intangibles del conocimiento que se poseen.

  1. Consideraciones finales.

Todos estos elementos resaltan, las señales de alarma para las direcciones universitarias. Se necesita un pensamiento a todas estas situaciones, tanto las positivas para mantenerlas, como las negativas para eliminarlas. Si a este análisis se le añade que en ninguno de los casos se ha añadido valor económico con relación a las inversiones para el desarrollo de la institución docente o investigadora, es aún más necesaria la información que brinda el modelo. El modelo pretende resaltar todo aquello que destaca a la universidad y los puntos débiles que posee para lograr cumplir sus objetivos estratégicos.

Las aplicaciones del modelo han demostrado la factibilidad del mismo, tanto operativamente, como para la futura toma de decisiones de las organizaciones.

Este resumen solo evidencia la necesidad de la universidad cubana de tener una herramienta que provee de información a la dirección universitaria, para la futura toma de decisiones y gestionar  el conocimiento o capital intelectual, y así desarrollar ventajas competitivas que den lugar a ingresos futuros. 

La universidad cubana tiene mucho que hacer aún para optimizar todo el capital intelectual que posee, con este modelo puede determinar para cada facultad los elementos que laceran la utilización eficiente del conocimiento de sus integrantes, al igual que sus ventajas competitivas, ambos elementos son esenciales para la toma de decisiones ya sea para el perfeccionamiento de estrategias como para la creación de nuevos objetivos a cumplir.

Bibliografía

Referencias bibliográficas.

Amat, O., Perramon, J., & Oliveras, E. (s.f.). La contabilidad creativa. Universidad Pompeu, Fabra.

Azofra, P., & De Miguel., A. (1992). “Teoría financiera de la agencia, endeudamiento y estructura de propiedad”. Revista Europea de Dirección y Economía de Empresa. Vol. 1 (2) ., 135.

Borrás, F., Ruso , F., & Campos, L. (2011). BASES CONCEPTUALES PARA UN MODELO CUBANO DE MEDICIÓN E INFORMACIÓN CONTABLE DEL CAPITAL INTELECTUAL. COFIN HABANA.

Borrás, F., Ruso, F., & Campos , L. (Marzo, 2011.). Bases conceptuales para un modelo de valoración e información contable del capital intelectual en organizaciones cubanas. Revista UNAULA. Universidad, Medellín, Colombia. Bases de dato internacional. Biblioteca y Enciclopedia Virtual de las Ciencias Sociales (EUMED) y Reserarch Papers in Economics (RePEc).

Borrás, F., Ruso, F., & Campos, L. (2011, febrero). “Valoración del Capital Intelectual: propuestas y retos”,. Congreso Internacional “Encuentro bicentenario”. Valladolid, España.

Brealey, R., Myers, S., & Allen, F. (2008). “Principles of Corporate Finance”. International Edition: Mc Graw Gill.

Bueno, D. E. (27 de Octubre de 2010). Entrevista realizada en la Universidad Autónoma de Madrid. (L. C. Frida Ruso, Entrevistador)

Bueno, E. ( 2005). Génesis, evolución y concepto de Capital Intelectual: enfoques y modelos principales. Revista Capital Intelectual, o 1, 4to trimestre, 8-19.

Cañibano, L., García Meca, E., García Osma, B., & Gisbert Clemente, A. (2008). “Los intangibles en la regulación contable”. . Asociación Española de Contabilidad y administración de empresas (AECA). ISBN: 978-84-96648-23-4.

Cañibano, L., & Sanchez, M. (2004). “Medición, gestión e información de intangibles: lo más nuevo”. Barcelona: Deusto.

Cañibano, L., & Sanchez, P. (2004). “Lectura sobre intangibles y Capital Intelectual.”. Asociación Española de Contabilidad y administración de empresas (AECA). Meritum, E*Know- Net. ISBN:84-89959-80-3.

Dent, J. (1990). “Strategy organization and control: some possibilities for accounting research”,. Accounting, Organization and Society, (15)., 3.

Edvinsson, L., & Malone, O. (1999). “El Capital Intelectual. Cómo identificar y calcular el valor de los recursos intangibles de su empresa”. Ediciones Gestión 2000.

Eisenhardt, M., & Martín , A. (2000). “Dynamic capabilities: what are they?” . Strategic Management Journal, 821, 1105.

Fuentes, I. (2003). Principios de contabilidad generalmente acptados C8 y la Norma Internacional de Contabilida No 38. Puebla: Universidad de la Américas.

Gitman, L. (2003). “Fundamentos de administración financiera”. México: Mc Graw Gill.

Grant, M. F. (1991). “The Resource-based Theory of Competitive Advantaje: Implications for Strategy formulation”. . California Management Review 33, 114-135.

Hernández, M. O., Prieto Moreno, B., Santidrian Arroyo, A., & Diez Esteban, J. (2010). ESTADO ACTUAL DEL CAPITAL INTELECTUAL EN LAS EMPRESAS DE CASTILLA Y LEÓN. Burgos, Castilla y León, España.: Universidad de Burgos.

Hormiga Pérez, E. Batista Canino, R. Sánchez Medina, A. (2006). “El Capital intelectual en las empresas de nueva creación. Influencia de los activos intangibles en el éxito empresarial.” Premio FYDE- Caja Canarias. Consejería de Economía y Hacienda. Publicación de temas empresariales.

Horváth, P., & Moeller, K. (2004). “La transformación de intangibles en valor”. Contabilidad y Dirección. Medición, Control y Gestión de los Intangibles. Deusto.

Infante, J. (20 de Mayo de 2009). Capital Intelectual en la actualidad. (D. F. Borrás, & F. Ruso Armada, Entrevistadores)

Marshall, A. (1890). Principio de Economía . London.: Mac. Millán and Co. .

Marx, K. (1959, Reimpresión 1995). El Capital. Tomo I. Fondo de cultura Económica.

Nevado Peña, D, López,  V. (1999) “El control de gestión renovado. Factor humano y nuevos instrumentos de gestión empresarial”. Asociación Española de Contabilidad y administración de empresas (AECA). ISBN: 84-89959-20-X.

Nevado, D., & López, V. (2002). “El Capital intelectual: valoración y medición. Modelos, informes, desarrollo y aplicaciones”. Madrid:: Prentice – Hall.

Nevado Peña, D.  López Ruiz, V (2003) “Un modelo estocástico para estimar, determinar, predecir y gestionar el capital intelectual de una empresa.” Universidad de Castilla-La Mancha. AECA CADIZ 2003

Nevado Peña, D, López,  V. (2006.) “Gestione y controle el valor integral de su empresa. Análisis Integral: modelos, informes financieros y capital intelectual para rediseñar la estrategia. Desarrollo de un caso real” Madrid.  242 pp.  ISBN: 84-7978-740-6

Nonaka., I. (1991). “The knowledge creating company”,. Harvard Business Review, November/December, 96-104.

Ochoa, M. P. (2010). “ Estado actual de los modelos de capital intelectual y su impacto en la creación de valor en las empresas de Castilla y León.”. Revista de Investigación Económica y Social de Castilla y León.

Palomo González, M, (2008) “La evaluación de los activos intangibles.” Parte 1y 2, Ingeniería Industrial. FCQ, UANL.

Reyes, M. (2002). “Teoría y práctica de la estructura financiera empresarial y la eficiencia económica. El caso Cuba”.,. Universidad de La Habana.: Tesis de doctorado inédita.

Rivero, D. (2009). “Modelo conceptual de medición del Capital Intelectual y un procedimiento para su implementación. Caso hotelero”.Tesis de doctorado inédita, . Universidad de Matanzas “Camilo Cienfuegos”, Matanzas, Cuba. .

Rivero, D., & Vega, V. (2007). “La medición del capital intelectual en las universidades. Un modelo para potenciar su aportación a la sociedad.”. Matanzas: Universidad de Matanzas.

Ruso, F. (2010). “De la Industria al Conocimiento.”. Revista COFIN HABANA Facultad de Contabilidad y Finanzas. Universidad de la Habana., 1-10.

Santidrián, A. (2003). “Relevancia de los indicadores de rendimiento en la generación e incorporación de conocimiento. Estudio de un caso del sector de automoción” . Burgos: Universidad de Burgos.

Serrano, C. (1 de Marzo de 2010). La contabilidad en la era del conocimiento. Recuperado el 18 de Diciembre de 2010, de (http://www.intangiblecapital.org/index.php/ic/)

Smith, A. (2 de febrero de 2011). Economía política. Economista. Teoría del valor. Teoría de la distribución. Mercantilismo. Valladolid, Valladolid, España.

Song, M., Droge, C., Hanvanich , S., & Calantone., R. (2005). “Marketing and technology resource complementary: an analysis or their interaction in two environmental contexts”. Strategic Management Journal, (26), 259.

Takeuchi, N. (1995). Proceso de creación del Conocimiento.

Teece, D. P. (1997). “Dinamic capabilities and strategic Management”,. Strategic Management Journal, Vol. 18., 509.

Viedma, J. M. (Marzo, 2008 Volume 6 Number 1. ISSN 1477-8238). Managing personal human Capital for professional excellence: an attempt to desing a practical methodology. Journal: Knowledge Management Research and Practice” KMRP. Palgrave Journals Macmillan., p.p.52-61.

Para citar este artículo puede utilizar el siguiente formato:
Ruso Armada, Frida y Borrás Atiénzar, Francisco: "El capital intelectual y la administración de la Universidad Cubana" en Revista Caribeña de Ciencias Sociales, septiembre 2013, en http://caribeña.eumed.net/administracion-universidad-cubana/

Revista Caribeña de Ciencias Sociales es una revista académica, editada y mantenida por el Grupo eumednet de la Universidad de Málaga.