LA FORMACIÓN DE CLUSTERS TURÍSTICO: CASO CIUDAD SANTIAGO

RESUMEN

El presente investigación, forma parte de un proyecto ambicioso para la Ciudad De Santiago, y es, el Clúster Santiago Destino Turístico, un cluster de turismo sustentable en la ciudad de Santiago, República Dominicana. Estos surgen como una forma de aprovechan las ventajas competitivas derivadas del equilibrio existente entre cooperación y competencia.

En el sector turístico, la falta de una relación biunívoca entre oferta y demanda provoca que la competitividad individual de sus empresas esté subordinada a la competitividad colectiva del propio destino. Esta investigación muestra la importancia del fomento por parte del Estado para su crecimiento y desarrollo; el mayor obstáculo al que pueden enfrentarse las partes interesadas es la generación de colaboración y confianza para la obtención de beneficios comunes.

PALABRAS CLAVES
Clúster, desarrollo turístico, competitividad, potencialidades, monumentos.

ABSTRACT
This research is part of an ambitious project for the Ciudad De Santiago, and is, Santiago Tourism Destination Cluster, a cluster of sustainable tourism in the city of Santiago, Dominican Republic. These arise as a way to leverage the competitive advantages of the existing balance between cooperation and competition.

In the tourism sector, the lack of a two-way relationship between supply and demand causes the individual competitiveness of their companies is subordinate to the collective competitiveness of destiny. This research shows the importance of capacity by the state for their growth and development; the biggest obstacle they may face stakeholders is the generation of collaboration and trust for obtaining public benefits.

KEYWORDS
Cluster, tourism development, competitiveness, potential, monuments.

INTRODUCCIÓN

En las  últimas décadas los clusters han atraído la observación, no sólo de investigadores y académicos, sino también de los  empresarios, por los beneficios que empresas y organizaciones han demostrado recibir, a través de su conformación. Se ha comprobado que el desarrollo de clusters promueve la coordinación de organizaciones y la colaboración entre ellas, lo que les permite alcanzar ventajas competitivas que en forma individual no podrían lograr con facilidad.

Marshall (1890) es considerado como el  padre del constructo (cluster) en dar a conocer los beneficios de los  segmentos industriales, mediante el concepto de externalidades positivas, centrando las bases del cluster geográfico de empresas de industrias similares, a través de un estudio llevado a cabo  por los británicos.

Pero,  en la realidad, quien ha realizado el mayor aporte  a este constructo  de (cluster) se debe a Porter  el cual,  en el año  1990, a partir de su obra The Competitive Advantage of Nations. Es entonces donde comienzan los demás investigadores a realizar estudios relacionados con este tema, que además, se han comprobado los beneficios postulados, como también han sido criticada sus desventajas. La  presente  investigación analiza las características de los clusters, y sus beneficios en forma teórica y pretende comprender la posibilidad de la potencialización de un cluster   turístico en la región del Cibao exclusivamente en la ciudad de Santiago.

 

CLUSTER

 

El mundo, en su estructura  se encuentra  formado por zonas geográficas que cuentan con aglomeraciones  de instituciones especializadas de una rama de la producción, a este conjunto de unidades productivas se  le conoce  con el nombre de cluster. Un cluster es definido como una concentración geográfica y sectorial de empresas (Kieu-Hsien, 2009). Se refiere a la concentración sectorial y/o geográfica de empresas que se desempeñan en las mismas actividades o en actividades estrechamente relacionadas, (Castillo, 2009).

 

Es sin duda alguna  Porter (1998) uno de los investigadores que ha introducido el concepto cluster en las rutinas empresariales  y lo define como concentraciones geográficas de empresas interconectadas, proveedores especializados, proveedores de servicio, empresas en industrias relacionadas e instituciones asociadas (universidades, agencias estándar, trade associations) en sectores particulares que compiten, pero también cooperan.

 

Esta definición desde su incubación ha sido sumamente criticada (Visser, 2009). Sin embargo, sentó la plataforma, no sólo para el estudio de clusters, sino también para su formación. A lo largo del tiempo el concepto ha sido mejorado y  explicado, con base a la fundamentación de su estudio.

 

En este mismo orden de ideas, Visser (2009) expresa que a menudo suelen confundirse los clusters con las redes y define a los clusters como procesos de concentración espacial de negocios y/o otras organizaciones involucradas en un núcleo, así como con actividades verticales y diagonales relacionadas, basadas en interacciones locales entre los actores y/o factores que incrementan el número de empresas y/o empleo en una mayor proporción que en otro lugar, y que pueden (aunque no  necesariamente) involucrar el intercambio de conocimiento en escenarios de redes de trabajo.

 

Las  organizaciones empresariales ubicadas en clusters pueden  ser beneficiadas de diversas economías externas y acciones conjuntas fruto de compartir recursos y capacidades locales (Vidal, Pezoa y López, 2010), como pueden ser la reducción de gastos, mayor productividad e intercambio de conocimientos. Así mismo, pueden llevar a cabo actividades multilaterales en conjunto como la penetración y exploración de nuevas oportunidades de mercado a través de exposiciones y exhibiciones, mejoramiento de la infraestructura industrial y organización de oportunidades de capacitación (Kieu-Hsien, 2009). Las organizaciones, por lo tanto, en un cluster reciben beneficios mayores al trabajar conjuntamente, apoyándose mutuamente en diversas actividades.

 

En la República  Dominicana son reconocidos por su importancia en la producción y tamaño, Cluster Turístico de Jarabacoa, Cluster Turístico de Santo Domingo, Cluster Turístico de la Provincia de La Altagracia, Cluster Turístico y Cultural de Puerto Plata, Cluster Eco-Turístico de Constanza, Cluster Turístico de Romana-Bayahibe, Cluster Turístico de la Provincia Pedernales, y Clúster Turístico de Santiago.

 

Markusen (1996) un experto en materia de cluster  estableció una   clasificación de clusters que  involucra cuatro tipos diferentes. El cluster marshmalliano es un conjunto de  instituciones generalmente del mismo sector que se encuentran aglomeradas en una zona geográfica específica. Los clusters de plataforma satelital están compuestos de subsidiarias, pudiendo ser el caso de las maquiladoras. Los clusters de tipo radial están formados por grandes empresas donde otras más pequeñas son proveedores y clientes, girando alrededor de las grandes. El último tipo de clusters, son los estado-céntricos, que han sido desarrollados por los gobiernos de sus países, en cierta medida han sido “clusters forzados”, tal como lo define Pacheco-Vega (2007).

 

Pacheco-Vega (2007) ha expresado  que existen  dos calcificaciones de clusters, los naturales, y los forzados. Los naturales  se originan como resultado de la evolución histórica de una o más industrias en una región geográfica; mientras que los  formados los define como una aglomeración geográfica de  organizaciones promovida por la política industrial de un país (incluso por la política gubernamental sub-nacional, como puede ser el estado o municipio).

 

Factores   claves   para el éxito de un cluster

 

Se debe considerar importante destacar que no por el hecho de que varias empresas estén aglomeradas en una determinada región geográfica, esto va a garantizar el éxito de un cluster. Para ello, se requiere de una serie de factores que generen el marco propicio para el establecimiento de relaciones inter-empresariales, así como el apoyo de instituciones gubernamentales para fomentar el eslabonamiento (Castillo, 2009).

 

Porter (1990)  establece que la productividad empresarial, la innovación y la competitividad de las  organizaciones del cluster se benefician de interacciones funcionales y tecnológicas más allá de simples transacciones de entradas y salidas que ocurren entre cuatros  atributos necesarios para el desarrollo de una industria en un país, siendo éstos: a) los factores condicionantes, b) la demanda, c) las  empresas de soporte relacionadas, d) la estrategia y la estructura de la  organización y la rivalidad.

 

Porter (1990) ha expresado que la fundación y el sostenimiento de una ventaja competitiva regional depende de procesos altamente localizados, esto es, desarrollo local de facilidades de apoyo, instituciones educativas, un  saber hacer de alta calidad, oportunidades de mercado, una  rutina organizativa común compartida y una atmósfera empresarial.
También,  se debe tomar en consideración la Teoría de la Eficiencia Colectiva, la cual   establece que no basta con las condiciones del lugar geográfico y el sector, el éxito del cluster se basa en que las organizaciones  aprendan a trabajar en forma  de colaboración (Schmitz, 1995,1999), brindando  todo el apoyo para colaborar entre ellas, basado en las interrelaciones de los actores que constituyen el cluster. En este sentido, Schmitz plantea que los clusters no generarán un crecimiento mientras no exista equidad de acceso de las  utilidades del cluster, esto significa que ningún negocio puede sostener una ventaja de ninguna otra institución.

 

Muchas naciones  han promovido el  crecimiento y desarrollo de clusters regionales donde las instituciones pueden desarrollar competencias y ventajas competitivas contra las grandes  cadenas transnacionales competidoras del mundo, al compartir recursos, capacidades innovadoras y conocimiento. Castillo (2009) afirma que en las naciones desarrolladas se ha demostrado que los clusters industriales identificados como redes de instituciones que presentan interdependencia en una cadena productiva han sido exitosos, a diferencia de los clusters ubicados en Hispano- América  que poseen grandes brechas productivas, tienen bajo nivel de especialización, cooperación e innovación tecnológica.

 

Ventajas de la formación de cluster

 

Mencionaremos  lo planteado hasta el momento, los clusters presentan una serie de cualidades y ventajas. Kieu-Hsien (2009), al referirse a Marshall, señala que los clusters disfrutan de las siguientes ventajas:

 

1-     Proveedores especializados locales de materia prima y servicios necesarios.

2-      Un pool de trabajo local de alta calidad con importantes habilidades y conocimientos necesarios.

3-      Un ambiente dentro del cluster industrial donde existe un know-how y pensamientos que flotan en el aire y se contagian, y eventualmente pueden influir en todas las empresas participantes en el cluster industrial particular.

 

Además de esto, los clusters presentan otras  ventajas tales como la cercanía de materias primas y mercados, un suministro constante de recursos humano calificado y el apoyo de instituciones y gobierno (Pacheco-Vega, 2007). En los clusters industriales existen organizaciones  dedicadas a la generación de materia prima para cubrir los requerimientos de las  organizaciones productoras.  Los recursos humanos se  especializada gracias a que las escuelas técnicas  y universidades de la periferia se preocupan por formar recursos humanos con  los talentos y especialización necesarias y por supuesto, el apoyo del gobierno a través de políticas de fomento que impulsen el desarrollo del cluster, en el caso de la República se encuentra el  Instituto Nacional de Formación Técnico Profesional (INFOTEP).

 

Una ventaja importante es la consideración de que los clusters son facilitadores del proceso de internacionalización de las pequeñas y medianas empresas (Zyglidopoulos, DeMartino, y Mellardy, 2006), al apoyarse entre ellas y  lograr la reducción de  gastos y compartir la inversión en investigación y desarrollo. De tal  manera que uno de sus  logros es el intercambio de conocimientos que se genera entre los  participantes del cluster.  Es así como los clusters han sido conceptualizados como impulsores de creación de conocimiento (Lawson y Lorenz, 1999), a través del intercambio de conocimiento entre las  organizaciones que forman el cluster. Estos intercambios se llevan a cabo a través de interacciones frecuentes entre las empresas, pudiendo ser tanto en sentido vertical en las relaciones proveedor comprador, hasta alianzas horizontales, acuerdos de licencia y consorcios de investigación (Arikan, 2009).

 

Llevar cabo este  proceso de intercambio de conocimientos, implica  la adquisición de un buen aprendizaje. Hamel (1991)  afirma que el aprendizaje demanda la apertura y transparencia de actividades entre los miembros del cluster. La fuerza de las intenciones para internalizar habilidades de los miembros para compensar las propias debilidades tienen un impacto en el aprendizaje (Forsman, 2009).   Este ultimo autor plantea, que a  pesar de todos estos beneficios y ventajas que parecen ofrecer los clusters, Pacheco-Vega)  expresa que “los clusters no son la fórmula mágica para un crecimiento económico y desarrollo  empresarial  de la región sustentable, aun si la organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico los promueve como el enfoque a seguir”.

 

El Clúster Santiago Destino Turístico,  se lanzó el 8 de noviembre del año 2013 con la participación de una representación de más de 55  organizaciones locales y provinciales, vinculadas a la cadena de valor del sistema turístico. Se hizo a través de una Asamblea institucional ampliada. El Clúster Turístico de Santiago esta cimentado en las experiencias técnicas acumuladas por las 17 Ferias de Expoturismo de Santiago y en la metodología articulación y gobernabilidad del Plan Estratégico al año 2020, un capital de gobernabilidad que es la Agenda Oficial de Desarrollo (Ordenanza municipal No. 2945), y contiene los proyectos estructurantes dirigidos a crear clústeres, corredores, senderos y rutas turísticas concretas, que pueden ser transformados en destinos turísticos rentables.

 

Monumento a los Héroes de la Restauración
Situado a la entrada de la ciudad, tiene una altura aproximada de 70 m.es un monumento localizado en Santiago de los Treinta Caballeros, República Dominicana. El “Monumento a la Paz de Trujillo”, como originalmente se llamó, fue erigido por órdenes del tirano Trujillo en su honor. Fue diseñado por el arquitecto Henry Gazón Bona. Se inicia su construcción en el año del centenario de la Independencia Nacional (1944), dándose su primer picazo el 30 de abril del precitado año por la Gobernadora Isabel Mayer, y quedando concluida el mismo año para conmemorar los 100 años de la independencia dominicana. A la caída de Trujillo, se le dio el nombre de Monumento a los Héroes de la Restauración, que conserva hasta la fecha. Está ubicado en la cima de una colina en la parte este de la ciudad.

La ciudad de Santiago tiene su catedral y cómo podemos observar es muy bella, su construcción data del siglo XIX, mucha gente la visita diariamente ya que está ubicada en un punto central de la ciudad de Santiago además de que los lugareños son muy católicos, es una de las catedrales en donde se han celebrados mas bodas en la historia de las iglesias. Por su belleza exterior e interior.

 

Los coches 
Una de las más hermosas tradiciones de Santiago conservada hasta ahora, los coches tirados de caballos; antes, importante medio de transporte. Se encuentran en la actualidad estacionados cerca del Parque Colón, en la Calle Cuba, en la Avenida Monumental, frente al Teatro del Cibao y en el Parque Duarte en la Calle 30 de Marzo.

 

Mercado Modelo
Este es un centro comercial donde existen tiendas variadas de artesanías y artículos nativos confeccionados a mano. Está situado en la Calle El Sol. También Santo Domingo cuenta con un sustancioso Mercado Modelo indicado para visitas.

 

Museo Histórico Fortaleza San Luis

 

Es un ícono de Santiago, ya que además de su emblemática estructura, fue sede de importantes acontecimientos que marcaron la historia de esta ciudad. Algunos  investigadores de la historia,  coinciden en que comenzó a erigirse en 1670, con el fin de dotar a Santiago de una fortaleza para controlar el tráfico y el comercio del oeste de la frontera y de los pueblos alrededor de la línea fronteriza, ya que persona que venían o iban para la capital, tomaban la avenida del río cargando objetos, de acuerdo con lo informado por el mayor general de las Fuerzas Armadas Gustavo García Jorge, fundador del museo que allí funciona

 

Museo Folklórico Yoryi Morel

Este museo está ubicado en el Centro Histórico de Santiago de la calle Restauración. Exhibe la cultura del carnaval de Santiago, y se muestran algunas prendas interesantes usadas por los lechones del carnaval, así como los usados en otras provincias. El museo lleva el nombre del destacado pintor dominicano Yoryi Morel.

Centro Cultural Eduardo León Jiménes

 

Se encuentra ubicado en la avenida 27 de Febrero. Muestra los elementos de las culturas del Caribe y República Dominicana, la historia natural dominicana, la evolución y cultura de los indios nativos. Además, periódicamente se realizan exposiciones de arte de diferentes artistas dominicanos e internacionales. Consta de tres salas de exhibición permanente: Signos de Identidad, una sala con Génesis y trayectoria (que cada dos años exhibe las obras seleccionadas del Concurso de Arte Eduardo León Jimenes) y una sala de exhibiciones temporales.

 

Palacio Consistorial

 

El Palacio Consistorial, el neoclasicismo europeo queda representado en el , construido durante los años 1892 a 1895, por un arquitecto belga llamado Luis Bogaert. La época victoriana fue el cenit de la arquitectura santiaguense. Se construyeron numerosas residencias en el elegante estilo neoclásico europeo que son las que actualmente conforman el Centro Histórico de Santiago. Es un edificio de dos niveles, el primero interiormente con cuatro puertas y una fachada de curiosa formación: centralmente tiene otro cuerpo que sobresale dos metros y medio hacia delante, y allí este primer nivel presenta una galería abierta en un cuerpo formado por una pared que tiene una hilera de largos bloques lisos colocados horizontalmente uno sobre otro como si fueran ladrillos.

 

Carnaval de Santiago

 

El carnaval de Santiago, considerado uno de los más importantes de la República Dominicana, concentra cada domingo de febrero gran cantidad de personas en el monumento a los Héroes de la Restauración de esta ciudad. En los inicios, este carnaval se dividía en función a las clases sociales existentes en Santiago, con manifestaciones en clubes privados por parte de los sectores pudientes y en las calles de los barrios populares, particularmente en La Joya, Los Pepines y, posteriormente, Pueblo Nuevo.  Los Diablos Cojuelos son llamados, en Santiago, Lechones debido a que las caretas asemejan a un cerdo, con un hocico estilizado que más bien semeja un pico de pato.  También se les llama Macarao (como en Salcedo y Bonao) aunque éste es un término más genérico para referirse a ellos; es la pronunciación vulgar de Enmascarado.

 

Hotel Matum

 

Hotel Matum,  construido en Santiago, en el año 1948, cuyo nombre original fue hotel Marién. Constaba de 48 habitaciones y 3 apartamentos. El hotel Matum ha sufrido varias transformaciones en el tiempo.  Con los cambios en su entorno se comporta como una pieza anónima en el promontorio donde se ubica de forma estratégica.  Sin embargo, en sus espacios se produjeron varios hechos significativos para la historia contemporánea del país.

Museo del Tabaco

Se encuentra  ubicado en el centro de la ciudad. Tiene diferentes métodos de fabricación, así como el efecto de las plantaciones de tabaco a lo largo de la historia de la ciudad.Santiago de los Caballeros se consolida como la “Capital Mundial del Cigarro”, ya que once de los mejores puros del mundo se fabrican en esta ciudad del Norte del país, y la segunda en importancia de la República Dominicana.

Además, en Santiago se celebra cada año el Festival del Cigarro o “Procigar Festival”, evento que reúne a los más exigentes fumadores de puro, fabricantes y representantes de empresas de Estados Unidos y Europa, vinculados a esta actividad. Las marcas de Santiago que ocupan un lugar en el ranking de los mejores puros del mundo son Davidoff Nicaragua Toro, Romeo by Romeo y Julieta Toro en Tubo, Arturo Fuente,  Don Carlos No.2,  y Gurkha 125th Anniversary XO.

Rio Yaque del Norte

 

Su recorrido es de 296 km, con un caudal medio de 60 m3/ seg. Comprende una gran red fluvial integrada por diversos ríos que atraviesan zonas montañosas muy húmedas y una región sumamente árida como la línea Noroeste, cuyo desarrollo depende básicamente del aprovechamiento de sus aguas, para los sembradíos.

CONCLUSIONES

El desarrollo de clusters ha demostrado brindar grandes beneficios, no sólo a empresas involucradas, sino también a toda la nación. Aún así, no basta con la aglomeración en una región, se requiere además de la voluntad de colaboración y cooperación por parte de los empresarios de la zona norte de la República  Dominicana, así como del apoyo irrestricto  del gobierno, a través de políticas que favorezcan la  creatividad e innovación.  Al  realizarse investigaciones relacionadas con clusters, es preocupante,  la observación d4 Visser (2009) donde indica, que  establecer los límites del estudio y no confundir clusters con redes,  es el primer paso para iniciar con buenos augurios, de lo contrario, se obtendrán resultados imprecisos, generando errores en su análisis.

 

Los empresarios de la ciudad de Santiago deben aprovechar las ventajas de los recursos culturales y naturales que la propia tierra les brinda, siendo la ubicación geográfica por sí misma una ventaja competitiva, sin embargo, debe generar otras ventajas competitivas a través del agrupamiento y la colaboración entre ellos.

 

Es posible, sea más importante para estas unidades empresariales la generación de la colaboración y la confianza entre las partes involucradas, teniendo como fin último, lograr sinergia entre las parte involucradas, evitando comportamientos que puedan romper dicha confianza, provocando problemas que pueden llevar incluso a la desaparición del cluster y quedar únicamente como un grupo de entidades ubicadas en un sólo espacio geográfico, sin tener interconexiones de apoyo.

 

Para que los objetivos se puedan logran de manera armónica entre todos los integrantes, es necesario generar una cultura de colaboración y compromiso que evite riesgos de competencia desleal y abusos por unas cuantas empresas, de tal forma que los resultados sean loa planeados por todos en el origen.

 

Finalmente, el aporte de esta investigación, radica fundamentalmente en el análisis de las posibilidades existentes para  desarrollar el  clúster turístico de Santiago, aprovechando los diferentes recursos, y los que aún no han sido puestos en valor o se encuentran en una etapa incipiente. La creación de este  clúster turístico para la zona  norte promueve las conexiones e interdependencias entre actores  empresariales en una cadena de valor en la producción de bienes y servicios.

 

BIBLIOGRAFÍA

Arikan, A.T. (2009). Interfirm knowledge exchanges and the knowledge creation capability of clusters. Academy of Management Review, 34(4), 658-676.

Castillo Aguilera, R. (2009, agosto). Cluster: oportunidad para el turismo.

Forsman, H. (2009). Improving innovation capabilities of small enterprises: Cluster strategy as a tool. International Journal of Innovation Management, 13(2), 221-243.

Forsman, H. (2009). Improving innovation capabilities of small enterprises: Cluster strategy as a tool. International Journal of Innovation Management, 13(2), 221-243.

Hamel, G. (1991). Competition for competente and interpartner learning within International strategic alliances. Strategic Management Journal, 12(S1), 83-103.

Keui-Hsien, N. (2009). The involvement of firms in industrial cluster: A conceptual analysis. International Journal of Management, 26(3), 445-455.

Lawson, C. y Lorenz, E. (1999). Collective learning, tacit knowledge and regional innovative capacity. Regional Statistics, 33(4), 305-317.

Lawson, C. y Lorenz, E. (1999). Collective learning, tacit knowledge and regional innovative capacity. Regional Statistics, 33(4), 305-317.

Markusen, A.R. (1996). Sticky places in slippery space: A typology of industrial districts. Economic Geography, 72(3), 293-313.

Marshall, A. (1890). Principles of economics. London: McMillan.

Pacheco-Vega (2007). Una crítica al paradigma de desarrollo regional mediante cluster industriales forzados. Estudios Sociológicos, XXV(3), 683-707.

Porter, M. E. (1990). The competitive advantage of nations. New York: Free Press.

Porter, M. E. (1998). Cluster and the new economies of competition. Harvard Business Review (November-December), 77-90.

Schmitz, H. (1995). Global competition and local cooperation: Success and failure in the Sinos Valley, Brazil. World Development, 27(9), 1627-1650.

Schmitz, H. (1999). Small shoemakers and fordist giants: Tales of a supercluster. World Development, 23(1), 9-28.

Vidal Suñé, A., Pezoa Fuentes, C.A. y López Panisello, M.B. (2010). Factores estratégicos clave en el desempeño de los clusters. Ponencia presentada al XXIV Congreso Anual y XIX

Visser, E.J. (2009). The complementary dynamic effects of cluster and Networks. Industry and Innovation, 16(2), 167-195.

Zyglidopoulos, S., DeMartino, R. y Mellardy, D. (2006). Cluster reputation as a facilitator in the internationalization of small and medium sized enterprises. Corporate Reputation Review, 9(1), 79-87.

Para citar este artículo puede utilizar el siguiente formato:
Acosta Guzmán, José: "La formación de clusters turístico: caso ciudad Santiago" en Revista Caribeña de Ciencias Sociales, marzo 2015, en http://caribeña.eumed.net/clusters-turistico/

Revista Caribeña de Ciencias Sociales es una revista académica, editada y mantenida por el Grupo eumednet de la Universidad de Málaga.