ANÁLISIS DE LA COMPETITIVIDAD TERRITORIAL. APLICACIÓN DE UN ÍNDICE DE COMPETITIVIDAD EN CUBA

RESUMEN
Actualmente el proceso de apertura al mercado externo y la prioridad dada por el gobierno cubano a la generación de ingresos en divisas, ha adquirido un significado muy especial, reflejándose en la política económica planteada en el VI Congreso de Partido, donde se propone dos tipos de soluciones, a corto y largo plazo. En ellas se enfatiza que el éxito de la política económica de Cuba se centra fundamentalmente en la generación de ingresos externos y el éxito de este desafío depende, entre otros factores, de la competitividad. Por lo cual resulta importante identificar las principales tendencias internacionales en cuanto a la valoración de los factores condicionales de la competitividad, así como sus formas de medición y adaptarlas a la economía cubana. Por tanto, el objetivo de este artículo es resumir los resultados de la aplicación de un índice de competitividad territorial en la provincia de Holguín, Cuba.

ABSTRACT
At present, the opening process to the external market and the priority given by the government Cuban to the generation of income in foreign exchange, it has acquired an especial significance, reflecting in the presented economic policy in the VI Partido’s Congress, where two solutions were proposals, to short and long term. It is emphasized in them that the success of the economic policy of Cuba focuses on the generation of external income fundamentally and the success of this challenge depends, between other factors, of the competitiveness. That is why, it is import to identify the main international tendencies of the conditional factors of competitiveness, as well as his forms of measurement and adapting them to the Cuban economy. Therefore, the objective of this article is summarizing the results of the application of an index of territorial competitiveness at Holguín’s province, Cuba.

PALABRAS CLAVES / KEY WORDS:
medición-competitividad-competencia-índice-desarrollo / mensuration, competitiveness-competition-index- development

  1. 1.    ANTECEDENTES

La competitividad se viene utilizando de manera sistemática en el mundo económico actual para determinar el ranking de países y regiones, en la búsqueda del mero crecimiento económico. Sin embargo estas experiencias empíricas muestran lo difícil que resulta medir la competitividad y lleva a los autores a considerar para la construcción de las formas de medición el ensamble de diferentes variables, todas ellas esenciales para determinar el grado de competitividad en un mundo globalizado y de rápido cambio.

Los dos estudios más importantes a escala mundial que miden  los determinantes de  la competitividad de  las naciones son el Informe de competitividad mundial y el Anuario de competitividad mundial, el primero desarrollado por el Foro Económico Mundial(WEF) y el segundo por el Instituto Internacional para el Desarrollo de la Capacidad de Gestión (IMD). Ambos se publican cada año sobre la base de información procedente de datos estadísticos y encuestas realizadas en cada país partícipe de la publicación. Instituciones asociadas se encargan de la recopilación de información y ejecución de la encuesta. En los dos estudios se utilizan factores de competitividad similares, obtenidos de la literatura y de análisis empíricos.

Los índices de competitividad regional implementados en América Latina se derivan principalmente de las investigaciones desarrolladas por Michael Porter y el Foro, al igual que del Anuario de competitividad mundial del IMD. Entre los índices latinoamericanos destacan el índice de competitividad regional de Chile, Perú, el escalafón de la competitividad de los Departamentos en Colombia, el sistema de indicadores de competitividad provincial de Ecuador y el índice de competitividad para las ciudades mexicanas.

El análisis de la estructura de construcción del los índices de competitividad regionales demuestra que no hay uniformidad en las dimensiones utilizadas y mucho menos en los indicadores que se agrupan en estas. Pues no hay consenso en torno al concepto de competitividad que se asume y cada estudio lo operacionaliza dando por resultado estas diferencias[1].

Sin embargo, a pesar de estas dificultades y de no existir consenso, las experiencias de estos índices regionales en América demuestran su valides como instrumentos para los agentes tomadores de decisión en el ámbito regional, tanto pública como privada, que permite complementar visiones de sus características globales, por tanto la importancia de su medición radica en la identificación de las potencialidades y limitaciones de los territorios. En sentido general, muestran el panorama regional, a través de un análisis comparativo entre las regiones para un período dado, y se sustenta en lo más resaltante o de mayor impacto, de modo que no es sólo una referencia del potencial regional, sino ofrece una idea de posición de la región, es decir de un ordenamiento comparado a las demás regiones. Pero, al menos en la bibliografía revisada, no se aprecia que estos estudios muestren una estructura metodológica que oriente como aplicarlos.

Para el caso de Cuba no se cuenta con una herramienta para medir la competitividad territorial y en la bibliografía consultada por este autor no se reflejan estudios desde esta perspectiva. Nuestro país tampoco ha sido objeto de un proceso de evaluación desde este punto de vista y no aparece reflejado en los rankings de competitividad publicados, no así varios países de América, que si aparecen y desde hace varios años participan y desarrollan este tipo de estudio. El estudio de la competitividad en Cuba debe construirse sobre la base de las condiciones de la economía cubana, sin negar las experiencias internacionales y sobre todo sus procedimientos y formas de cálculos, pero utilizando indicadores propios que expliquen esta categoría desde esta perspectiva. Además, el análisis de las experiencias empíricas internacionales para el estudio de la competitividad ha demostrado que no se adecúan del todo a las condiciones de la economía cubana, ya que la información que se utilizan es amplia, variada y en su mayoría no se registra en la base de información que brinda la Oficina Nacional de Estadística e Información (ONEI).  Por tanto en el país se evidencia como insuficiencia, en el orden práctico y metodológico, la carencia de un instrumento para el análisis de la competitividad territorial que en definitiva permita describir y medir la competitividad en las condiciones de la economía cubana, y a su vez permita identificar las fortalezas y debilidades competitivas que favorezcan el proceso de planificación a escala local.

De modo que, en las actuales condiciones, teniendo en cuenta las valoraciones antes referidas y con el fin de ofrecer un soporte conceptual a la investigación este autor considera que la competitividad territorial es el resultado de la interrelación de los factores que integran las dimensiones actuación económica, sector empresarial, gubernamental, científico-tecnológica, medioambiental, social y de infraestructura que la explican e influyen en el desempeño económico del sistema territorial en su conjunto. A su vez considera el enfoque teórico estructural y adopta como estructura metodológica para el cálculo del índice de competitividad el propuesto por Chile[2].

  1. 2.    Estrategia metodológica

Etapa 1 Descripción del territorio[3] objeto de estudio.

Objetivo: Identificar las características infraestructurales y productivas territorio.

Herramientas, métodos e instrumentos: Análisis documental.

Fundamentos y descripción del paso:

Este paso recoge la información básica que se necesita para la caracterización de la provincia,  constituye la acción inicial en que se fundamenta el instrumento y es de vital importancia para su  aplicación e imprescindible pues permite familiarizarse con el territorio en cuestión. Con independencia de la fuente que se utilice lo importante es que ofrezca una visión general de la provincia, sus particularidades, incluyendo las principales características físicas, geográficas, principales actividades productivas, condiciones climáticas, densidad poblacional, además debe hacerse referencia de forma concreta a los municipios que la integran.

Salida: Características infraestructurales y productivas de la provincia

Etapa 2 Definición de las dimensiones e indicadores del índice.

Objetivo: Seleccionar las dimensiones y los indicadores que las caracterizan considerados como los más importantes para explicar la situación de la economía de los municipios en torno a la competitividad.

Herramientas, métodos e instrumentos: Análisis documental, trabajo en grupo.

Fundamentos y descripción del paso:

En este paso se definen dimensiones e indicadores que según el concepto son las que se interrelacionan y producen un resultado. Los indicadores que se definen están asociados a la competitividad estructural y son los elementos inductores o determinantes de la competitividad de los municipios. Estos factores se identifican por su alcance de mediano y largo plazo, por cuanto se acumulan y transforman lentamente. La acumulación de estos factores se proyecta en un nivel de capacidad disponible para potenciar un resultado, en este caso económico.

Para la definición de las dimensiones e indicadores se sigue un procedimiento que parte del proceso de operacionalización del concepto, verificación de la información existente y su confirmación empírica a través del criterio de expertos.

Salida: Dimensiones e indicadores para el cálculo del índice de competitividad.

Etapa 3 Cálculo del índice de competitividad

Objetivo: Determinar un ranking de competitividad por municipios a través de un índice que integra dimensiones e indicadores determinantes de la competitividad.

Herramientas, métodos e instrumentos: Procesador de datos Microsoft Office EXCELL

Fundamentos y descripción del paso:

Este paso se concreta con la obtención del índice de competitividad, donde primeramente se estandarizan los indicadores para llevarlos a gradación única común que varía entre 0 y 1, pero se puede acotar que existen varias fórmulas de estandarización según su propósito.

Se obtiene de esta forma el índice por dimensión a través de la sumatoria del resultado de los indicadores estandarizados que se integran posteriormente al aplicar el método de cálculo para lograr el resultado global.

A través de este análisis se puede apreciar cuáles son los indicadores y dimensiones que a nivel de municipio determinan el estado de sus resultados, favorables o no, y que inciden directamente en la competitividad. Además se determina un ranking de competitividad de acuerdo a los resultados alcanzados en el índice, que muestra el lugar que tienen las economías de los municipios a nivel provincial. Además se puede visualizar la separación o diferencia entre los municipios en cuanto a condiciones y capacidades para apoyar resultados sostenibles y crecientes.

El índice muestra un ranking de los municipios clasificados en función de los resultados alcanzados tanto de forma global como por dimensiones, o sea,  los resultados obtenidos son productos de la comparación entre las regiones con respecto al mejor desempeño regional. El hecho de comparar los resultados entre las regiones por no contar con estándares internacionales que pudieran precisar el nivel de competitividad, remite a clasificarlos en torno a la competitividad en municipios con ventajas y desventajas competitivas.

A partir de esta información, se procesa y elabora una metodología gráfica con apoyo del paquete estadístico Statgraphics que permite resumir en un cuadro información relacionada con las dimensiones y el índice de competitividad.

En el eje horizontal se presentan las regiones y en el eje vertical los resultados. El criterio para definir la ventaja o desventaja competitiva es la posición de la región por encima de la media de los resultados.

La clasificación de ventaja competitiva se refiere a la capacidad de la región que le permite alcanzar una posición superior respecto a las demás regiones del territorio y se sustenta en sus resultados, habilidades, recursos, conocimientos y atributos que dispone. Estos aspectos son carentes o están en menor medida las demás regiones, que hace posible la obtención de una posición superior.

Las regiones que se encuentran ubicadas en la zona de desventajas competitivas son las que sus resultados se encuentran por debajo de la media del desempeño territorio y manifiestan problemas en casi todas las dimensiones de competitividad. Son las economías rezagadas del territorio, que presentan fundamentalmente una pobre estructura productiva; son vulnerables a los cambios del entorno y actúa según las presiones del mercado. Por tanto, estas economías deberían mejorar su ubicación, buscando la forma de apoyar internamente la región para hacerla más eficiente. Ante esta situación se requiere con urgencia la asignación de recursos por lo que el gobierno debe incrementar su protagonismo.  La región debe orientar su gestión fundamentalmente hacia la diversificación y apoyo de la producción, así como fortalecer de los vínculos entre los actores  y priorizar la obtención de recursos para el desarrollo.

Sin embargo las regiones que se ubican en la zona de ventaja competitiva muestran un mejor desempeño que posibilita alcanzar mayores niveles de desarrollo. Se comienza a ocupar posiciones de liderazgo y muestran disposición por compartir los resultados y las formas para alcanzar su posición actual. Son las economías que sustentan el crecimiento territorial y manifiestan mejores resultados en torno a las dimensiones de competitividad, con una estructura empresarial más sólida y productiva. Sus objetivos deben encaminarse a erradicar sus problemas para incrementar su liderazgo.

En esta zona se muestra el límite de competitividad superior y las economías que se sitúen por encima se corresponden con la mejor práctica territorial, presentan un ritmo más acelerado y los resultados en cada una de las dimensiones son los mejores con respecto a las demás.

Salida: El índice de competitividad por municipios; el índice de cada dimensión.

  1. 3.    RESULTADOS

3.1 Etapa 1: Descripción del territorio objeto de estudio.

La provincia de Holguín, situada al norte del oriente cubano, posee una extensión superficial de 9 293 km2 con sus cayos adyacentes, ocupa el 8,4 por ciento del territorio nacional y el cuarto lugar en extensión. Limita al norte con el Océano Atlántico, al sur con las provincias de Granma y Santiago de Cuba, al este con Guantánamo (por la zona de Baracoa) y al oeste con Las Tunas. La oriental provincia de Holguín, tercera mayor poblada de Cuba, se distingue por su potencial agroindustrial y el  aporte  a la economía nacional en ramas tan importantes como el turismo, el níquel y la sideromecánica.

Con una población superior al millón de habitantes, el territorio cuenta con 14 municipios[4], cinco de los cuales se asientan en zonas montañosas del denominado Plan Turquino, como Cueto, Mayarí, Frank País, Sagua de Tánamo y Moa.

En octubre de 1990 la provincia alcanza el millón de habitantes; en el año 2007 la población residente supera el millón treinta y cinco mil habitantes para una densidad poblacional de 115 km2. Es una de la más poblada del país, precedida por Ciudad de La Habana y Santiago de Cuba. El municipio Holguín es el de mayor población, seguido por Mayarí, Banes y Moa.

Las mujeres constituyen el 49 % del total de la población (510 841) y es el segmento que mayor crecimiento ha tenido en los últimos años. Aproximadamente 524 903 en la provincia son hombres, para una relación de masculinidad (hombres por mujeres) de 1. 028.

Se cuenta con potentes industrias de relevante importancia nacional, como es el caso de la industria del níquel, con capacidad tecnológica y record productivo cada año, así como azúcar crudo, equipos agrícolas, hilaza de algodón, productos pesqueros, materiales de la construcción y la cerámica y producciones alimenticias entre otras.

En la actualidad la producción de níquel se ha convertido en una de las principales fuentes de ingresos del país. En la provincia se encuentran tres plantas productoras de níquel cubano, dos de ellas ubicadas en el municipio Moa, la Pedro Soto Alba y la Ernesto Che Guevara, y la otra, la más antigua de las tres se ubica en el municipio Mayarí, la Fábrica Comandante René Ramos Latour.

A pocos kilómetros de la cuidad y hacia la costa atlántica se encuentra un amplio complejo turístico, conformado por una amplia cadena de hoteles enclavados en hermosas playas de aguas cristalinas, como Guardalavaca, Pesquero, Don Lino, Playa Esmeralda, Estero Ciego, entre otras. La actividad turística se desarrolla con meritorios aportes a la economía del país, se cuenta con instalaciones hoteleras, extra hoteleras y de apoyo al turismo internacional.

Holguín posee características que lo llevan a competir con plazas tan importantes como Varadero y Ciudad de La Habana, por el rápido y sostenido crecimiento que experimenta el turismo con playas, bahías, ríos, saltos y embalses, paisajes naturales y áreas protegidas, cotos de caza, zonas de pesca y sitios de interés cultural. Están presentes los diez o doce mercados que tiene el país, pero de ellos Canadá e Inglaterra asumen casi el 80 por ciento. 

3.2 Etapa 2: Definición de las dimensiones e indicadores del índice.

La investigación agrupa cincuenta y un indicadores en cinco dimensiones: actuación económica, sector empresarial, impacto gubernamental, social e infraestructura y ciencia, tecnología y medio ambiente; todas las dimensiones con una ponderación de 1. El 58.8 % de los indicadores que utilizan son cuantitativos (30) ofrecidos en su mayoría por la Oficina Nacional de Estadística e Información y el 41.2 % son cualitativos (21) y se obtuvieron a través de encuestas.

Tabla 1: Dimensiones e indicadores del Índice de competitividad territorial

Dimensiones

Indicadores

Actuación

Económica

  • Ventas netas (VN)
  • Total de gastos (TD)
  • Costo de ventas (CV)
  • Total de ingresos (TI)
  • Valor agregado bruto (VAB)
  • Salario medio mensual (SM)
  • Ventas en divisas (VD)
   

Sector empresarial

  • Util.o (perdida) del periodo (Ut)
  • Eficiencia gestión empresarial * (Ef)
  • Fondo de salario (FS)
  • Calificación del personal * (Cp)
  • Promedio de trabajadores (PT)
  • Motivación de la F. laboral * (Mft)
  • Productividad  (P)
  • Tecnología * (T)
  • Precio del Producto * (Pp)
  • Capacidad de innovación * (CI)
  • Calidad del producto * (C)
  • Diferenciación téc.- comercial *(Dtc)

 

 

 

Ciencia  tecnología y medio ambiente

  • Gastos de inversión para la protección del medio ambiente (GI)
  • Innovación y racionalización (IR)
  • Efecto económico total real de la innovación (EEI)
  • Proyectos de innovación – empresas en perfeccionamiento (PI)
  • Programas territoriales de ciencia y tecnología (PTCT)
  • Financiamiento para Programas territoriales de CT (FPTCT)
  • Política ambiental * (PA)
  

Influencia gubernamental

  • Inversiones percápita (Ivp)
  • Autonomía en la toma de decisiones* (Atd)
  • Ingresos del presupuesto (IP)
  • Servicios de apoyo a la producción* (SAP)
  • Gastos de presupuesto (GP)
  • Política impositiva* (Pi)
  • Grado de autofinanciamiento (GA)
  • Política cambiaria* (Pca)
  • Acceso a bases de información estratégicas* (BIE)
  • Política comercial* (PC)
  • Acceso a recursos económicos y financieros* (REF)
  • Investigación y apoyo técnico especializado* (IAte)
   

Social e infraestructura

  • Cantidad de entidades (CE)
  • Población servida con acueducto (Psa)
  • Cantidad de escuelas (Ce)
  • Población servida con alcantarillado (Psal)
  • Unidades de servicio de salud (USS)
  • Relación con y entre los agentes locales.*(Real)
  • Cantidad de viviendas electrificadas (CVe)
  • Transporte y Comunicaciones* (TC)
  • Población económicamente activa  (PEA)
  • Telecomunicaciones*  (Tele)
  • Habitantes por médico (Hxm)
  • Educación y capacitación * (Ec)
Grado de urbanización (GU)

Nota: Los indicadores marcados ( * ) son los que se obtienen a través de encuestas.

La dimensión actuación económica (AE) es una medida del desempeño económico del sistema territorial y permite observar a través de un grupo de indicadores los resultados generales del proceso económico.

La dimensión ciencia-tecnología y medio ambiente (CTma) está relacionada con el desempeño de la ciencia y la gestión de proyectos de investigación y desarrollo en los municipios, así como su capacidad de generar nuevas tecnologías o adoptar las existentes para mejorar la productividad empresarial. Además muestra el esfuerzo que hace el estado y las empresas para valorizar su entorno garantizando al mismo tiempo la conservación y protección del medio ambiente.

La dimensión sector empresarial muestra el resultado de la gestión de las empresas a través de un grupo de indicadores cuantitativos y la situación de varios factores de competitividad asociados a ella pero de naturaleza cualitativa. Esta dimensión resume la calidad de las diferentes formas organizativas de producción de los municipios, para la administración de la mayor parte de los bienes de la propiedad estatal socialista, con el objetivo de satisfacer las necesidades sociales.

La dimensión impacto gubernamental (IG) cuantifica la capacidad de los gobiernos locales para cumplir su rol de Estado, que provee las condiciones que pueden influir positiva o negativamente en la competitividad. Se compone de medidas de políticas públicas, factores que proveen servicios a sus habitantes (recursos, gasto, inversión, seguridad,), u otros que facilitan la gestión empresarial.

La dimensión social e infraestructura (SI) muestra el resultado del esfuerzo del estado para garantizar las condiciones indispensables para la reproducción y desarrollo del factor humano y su calidad de vida, además de mostrar el estado de conjunto de factores físicos y económicos que apoyan la gestión empresarial.

El índice de competitividad está compuesto entonces por dimensiones que identifican las capacidades, que tienen los territorios para incidir en su competitividad. Estas capacidades se agrupan en las cinco dimensiones antes mencionadas y en este mismo orden se muestran la información organizada que se utilizó para su cálculo, de modo que se pueda verificar los datos con los cuales se trabajaron. 

Tabla 2: Indicadores dimensión actuación económica, 2012

Munic.

VN

CV

VAB

VD

TG

TI

SMM

(G)

126035,8

115027,8

17196,7

1869,9

130117,6

127161

318,5

(RF)

84686,8

74265,6

22254,2

182,5

84878,4

86366,1

369,4

(B)

136821,3

102079,4

37087,1

19283,8

141493,2

142983,9

368,6

(A)

21887,1

19497,2

2762,1

74

23587,5

23186,7

342,1

(Bg)

110054,2

104719

17428,8

27,6

120384,6

116642,4

474,5

(Hg)

2831072,2

2185610,2

877664,3

210768,4

2682397,6

2897855

424,2

(CG)

98249

86970,1

26884,6

596,6

99506,8

99936,7

357,5

(C)

98799,9

91535,2

25377,4

220,8

102988,4

101007,5

522,9

(UN)

110447,2

110447,2

23306,1

0

121982,9

112906,2

510,3

(Cto)

84387

77668

19485,6

67,4

87654

86331,3

455,3

(My)

454651,4

454651,4

101602,5

103191,7

497285,5

469966,4

469,9

(FP)

40314,6

35731,9

7821,2

225,1

42915,1

41132,5

352,9

(ST)

68781,7

61301,5

16309,8

23,9

69348,5

68347,3

352,8

(M)

1171631,9

852326

491075,8

900864,6

1124396,2

1237480

553,4

MÁX.

2831072,2

2185610,2

877664,3

900864,6

2682397,6

2897855

553,4

MIN.

21887,1

19497,2

2762,1

0

23587,5

23186,7

318,5

UM

MP

MP

MP

MCUC

MP

MP

P

Fuente:

ONEI

ONEI

ONEI

ONEI

ONEI

ONEI

ONEI

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Tabla 3: Indicadores dimensión ciencia tecnología, medio ambiente, 2012

Munic.

GI

IR

EEI

PI

PTCT

FPTCT

PA

(G)

44

153853

1

9

187,7

8,4

(RF)

3

16,3

6,4

(B)

14

160242

1

2,8

9,5

(A)

8,57

(Bg)

39,2

8

83993

6,5

(Hg)

48798

489

10578717

24

78

1711,8

7,8

(CG)

1

33,2

6,5

(C)

58

7

1697

8,57

(UN)

4021,4

170

45319

7,6

(Cto)

441,8

43

461991

6,3

(My)

18473,6

6

1620788

13

6

227,5

6,4

(FP)

8

(ST)

7,12

(M)

17103,8

58

6169266

55

9

66

7,5

MÁX.

48798

489

10578717

55

78

1711,8

9,5

MIN.

39,2

6

1697

1

1

2,8

6,3

UM

MMP

U

MP

U

U

MP

(1-10)

Fuente

ONEI

ONEI

ONEI

CITMA[5]

CITMA

CITMA

*

 

 

El Índice de Competitividad Territorial ofrece un ordenamiento de los municipios de la provincia, tal como lo muestra el gráfico 1. Como municipios más competitivos en el 2009 se encuentran Holguín y Moa, regiones que alcanzan valores de cinco y tres respectivamente. Estos resultados son evidentes y confirman el porqué son estos municipios y no otros, pues se refiere al municipio capital de la provincia donde se concentran parte importante del sector empresarial de la provincia, contando además en todos los sentidos con mejores condiciones en todas las dimensiones, de hecho siempre constituyó el máximo valor tomado para la estandarización. Moa por su parte, es el municipio donde se concentran las principales industrias niquelíferas del país; sin embargo pudiera ofrecer mejores resultados, si mayor parte de la riqueza que crea fuera invertida en el desarrollo de la localidad. Estos resultados se ven disminuidos debido al nivel de subordinación de sus empresas, ya que sus dividendos alimentan muy poco los presupuestos locales.

Como se aprecia existe una disparidad en la competitividad de todos los municipios. El índice manifiesta una pendiente descendiente bien marcada, aunque se pueden señalar grupos cercanamente parejos. El caso de  Holguín y Moa a los que ya se hizo referencia, le continúan, aunque bastante separados de los anteriores, Urbano Noris, Báguano, Gibara, Sagua de Tánamo seguidos por regiones con menor competitividad como Mayarí, Banes, Rafael Freyre, Cacocum, Cueto, Antilla, Frank País y el municipio de Calixto García ocupando la última posición.

En el gráfico 2 se aprecia que solo cinco municipios se encuentran por encima de la media de los resultados constituyendo Sagua de Tánamo la media provincial. Esta representación muestra que el 57% de los municipios de la provincia se encuentran en una situación de desventaja competitiva y el 43% de ellos reflejan una situación ligeramente mejor, ubicándose en la zona de ventajas competitivas pero es necesario resaltar que de acuerdo a los resultados, las diferencias regionales se manifiestan significativas al comparar Holguín y Moa con el resto de ellos.

 

En la  tabla 8 se muestran un resumen general de los resultados de la provincia de Holguín y las cinco dimensiones evaluadas. Resultados que permiten establecer el Ranking de Competitividad 2009 fundamentado en los valores que muestran los municipios por cada indicador dentro de las distintas dimensiones. Destacando precisamente el municipio Holguín, primer lugar en todas las dimensiones y en el índice global.

Al mismo tiempo se ofrece un Ranking de competitividad por dimensiones que muestra el estado de los municipios en cada una de ellas, sugiriendo donde se concentran los problemas a este nivel, además refiere cuáles son las que más aportan al índice global. Este ordenamiento a nivel provincial y por dimensiones orienta el trabajo hacia las áreas que se debe potenciar el trabajo en aras de ir incrementando los resultados a favor del crecimiento y el bienestar de la población.

Además se resume otras valoraciones como el porciento que representa cada dimensión del  municipio en relación con el municipio de mayor valor dentro de la misma, o sea la distancia que existe entre el municipio y el mejor resultado provincial que este caso corresponde al municipio de Holguín  y el porciento que representa cada una de las dimensiones en relación con el índice de competitividad de cada municipio; es decir, cuáles son las dimensiones que más influyen en el índice sugiriendo las áreas de mayores o menores problemas y sobre las que se bebe trabajar.

Tabla 8: Resumen de los resultados

Munic

AE

SE

IG

SI

CTMA

Ranking de competitividad

 

*

**

***

*

**

***

*

**

***

*

**

***

*

**

***

 

(G)

13

3,1

0,8

4

67,0

32,8

6

68,5

36,1

3

48,5

19,2

4

19,6

11,1

5

(RF)

9

5,8

4,4

7

57,8

44,9

8

49,9

39,1

11

32,4

11,6

14

1,3

0,0

9

(B)

8

7,7

5,8

13

27,1

0,7

7

64,6

53,0

8

41,1

21,5

3

21,1

19,1

8

(A)

14

1,8

0,0

12

28,8

6,4

11

39,9

50,7

12

29,6

15,2

7

14,5

27,6

13

(Bg)

6

14,4

7,0

3

72,4

33,7

4

79,8

40,3

2

50,6

18,9

13

1,5

0,1

4

(Hg)

1

100

20,0

1

100

20,0

1

100

20,0

1

100

20,0

1

100

20,0

1

(CG)

10

5,4

39,9

14

26,5

0,0

14

20,3

0,0

13

28,0

56,7

12

1,6

3,4

14

(C)

4

17,8

19,7

10

36,5

16,4

10

40,3

30,2

10

35,1

17,6

6

14,5

16,1

10

(UN)

5

17,3

8,3

5

64,8

27,6

3

82,0

40,9

5

46,5

15,7

5

15,3

7,5

3

(Cto)

7

12,3

12,9

8

57,1

50,3

13

27,4

10,8

9

39,5

24,7

11

2,5

1,4

11

(My)

3

27,5

25,2

11

34,8

10,9

9

44,1

28,7

7

43,4

24,5

8

12,3

10,7

7

(FP)

12

3,2

2,6

9

40,7

35,9

12

39,0

43,5

14

24,0

0,0

9

10,9

18,0

12

(SG)

11

4,1

1,6

6

61,5

32,0

5

75,0

46,1

6

44,0

17,7

10

5,2

2,7

6

(M)

2

73,7

23,5

2

89,2

27,3

2

82,2

24,9

4

47,9

10,1

2

45,1

14,2

2

* Lugar alcanzado en el índice de competitividad

** Porciento que representa el valor alcanzado por el municipio respecto al mayor valor de la dimensión

*** Porciento que representa la dimensión en el índice de competitividad del municipio.

3.3  Comportamiento de las dimensiones de la competitividad

La Dimensión Actuación Económica brinda los resultados generales del proceso económico a través de un conjunto de indicadores provinciales empleados en la información estadística. Son las empresas estatales la base de estos agregados provinciales, dentro de los que sobresalen el valor agregado bruto y las ventas den divisas.

En el gráfico 3 se muestra un ordenamiento de las regiones atendiendo a lo resultados de la dimensión, donde se puede apreciar cuál ha sido el desempeño económico que han tenido los municipios, además  refleja cuáles son las principales economías de la provincia; en este caso sobresale Holguín, seguido por Moa y un poco más distante el municipio de Mayarí; los resultados del resto de los municipios distan mucho estos primeros encontrándose el municipio de Antilla en el último lugar.

Los resultados de estas economías no son similares, muestran una marcada diferencia y la desproporción regional que existe. El gráfico 4 señala que en su mayoría los municipios de la provincia tienen resultados por debajo de la media provincial, solo tres municipios se encuentran en la zona de ventajas competitivas; Holguín como el municipio líder por encima de límite superior, seguido por Moa y cerca de la media Mayarí, los once restantes municipios de la provincia están ubicados en la zona de desventajas.

La Dimensión Sector Empresarial  es considerada la más importante dentro de las dimensiones de Competitividad, está fuertemente influenciada por los indicadores cualitativos que provienen del cuestionario aplicado a directivos, donde se evalúa el estado de un grupo de variables. Los otros indicadores son cuantitativos y  reflejan elementos relevantes de la gestión empresarial como la utilidad, la productividad, entre otros.

En esta dimensión se reflejan resultados más uniformes, aunque siguen destacándose Holguín y Moa, municipios donde se concentran las principales empresas de la provincia. En el gráfico 5 se distinguen tres grupos de acuerdo a sus resultados, un primer grupo formados por los municipios lideres ya mencionados, un segundo formado por Báguano, Gibara, Urbano Noris, Sagua de Tánamo, Rafael Freyre y Cueto y el último integrado por Frank País, Cacocúm, Mayarí, Antilla, Banes y Calixto García.

Hay que destacar que la evaluación de estos indicadores muestran pequeñas diferencias entre el sector empresarial de los municipios y más si esta comparación es estructurada en los grupos anteriores, pero lo que resalta es el resultado de la gestión de estas empresas reflejada en la dimensión anterior a través de los principales indicadores provinciales.

En esta dimensión predominan los municipios en la zona de ventajas competitivas con ocho y seis en la zona de desventajas competitivas que corresponde con el último grupo seleccionado(gráfico 6). Esta dimensión muestra mejores resultados ubicando mayor cantidad de municipios por encima de la media de competitividad, los factores de evaluados reflejan una situación aceptable sin embargo el aporte de estas empresas a la economía provincial debe incrementarse.

La Dimensión Impacto Gubernamental está constituida por indicadores que intentan identificar la capacidad de los gobiernos municipales para proveer servicios a sus habitantes y favorecer la gestión empresarial (Inversión per-cápita, ingresos y gasto del presupuesto, entre otros) Esta dimensión está influenciada por los indicadores tanto cuantitativos como cualitativos, los segundo fueron recogidos a través de cuestionario.

Los resultados que muestra está dimensión son más parejos que las dimensiones anteriores, separados de Holguín en primer lugar se pueden advertir dos grupos, un primer grupo que recoge los municipios desde Moa hasta Banes y un segundo desde Rafael Freyre hasta Calixto García en último lugar.     

El gráfico 7 muestra un ordenamiento de los municipios de acuerdo a los resultados del índice de la dimensión, los que alcanzan en su mayoría valores medios que pudieran definirse como aceptables si se tiene en cuenta que el máximo alcanzar es doce. Se puede decir entonces que los gobiernos locales deben asumir un papel más protagónico en aras de favorecer la competitividad, tal como ilustra el gráfico 8. En esta ocasión el cincuenta porciento de los municipios se encuentran ubicados en la zona de ventajas competitivas encabezados por Holguín y el primer grupo de municipios definidos anteriormente, el otro grupo con municipios cerca de la media como Rafael Freyre y Mayarí se ubican en la zona de desventajas competitivas.

La Dimensión Social e Infraestructura está compuesta por trece indicadores, la cual se construyen sobre la base de aspectos importantes sobre las condiciones del municipio y otros que inciden en el bienestar de la población como salud, educación y capacitación, cantidad de entidades, cantidad de escuelas, cantidad de viviendas electrificadas, servida con acueducto y alcantarillado, y otras variables cualitativas. En esta dimensión se observa una desproporción marcada entre el municipio de Holguín y el resto de los municipios. Holguín ha alcanzado valores cercanos al máximo de la dimensión demostrando la teoría de que en principales núcleos urbanos en este caso capital provincial se concentran y encuentran en mejor estado las condiciones sociales y de infraestructura necesarias para favorecer la competitividad.

Esta dimensión es una de las que mayor influencia negativa tiene en el índice global de los municipios. Se observa en el gráfico 9 similares condiciones de esta dimensión en la mayoría de los municipios resaltando Antilla, Calixto García y Frank País como los de peor situación. El resultado significativo es el municipio de Moa, que ocupa el cuarto lugar provincial distante de sus potencialidades reales al estar enclavado en esta región importantes industrias no solo de la economía provincial sino nacional.

El gráfico 10 confirma la situación que tiene esta dimensión en la provincia al ubicarse la mayoría de sus municipios en la zona de desventajas competitivas, solo cinco municipios están por encima de la media de los resultados, bien cercanos a ella y solo Holguín distante sobre el límite superior.

La Dimensión Ciencia–Tecnología y Medio Ambiente, está compuesta por siete indicadores y constituye una de las dimensiones más importantes para la competitividad. La misma trata de evaluar la gestión de la ciencia y el estado de la tecnología en las regiones, así como el nivel de inversión del estado en proyectos de ciencia y la protección del medio ambiente.  En sentido general se puede decir que esta dimensión es la de peores resultados y la que más influye negativamente en la competitividad.

El gráfico 11 muestra la desproporción que existe en la dimensión, donde sobresale Hoguín y Moa; municipios que centra la poca investigación científica de la provincia, en el resto de ellos la acción de la ciencia es muy pobre e incluso nula. Por tal motivo el gráfico 12 ilustra que solo cuatro municipios están en la zona de ventajas competitivas y dos de ellos sobre la media provincial. Los demás municipios de la provincia se encuentran en la zona de desventajas competitivas bien cercanos al límite inferior cero que demuestra los pobres resultados logrados en esta dimensión.

  1. 4.    DISCUSIÓN

Cuba ha orientado el trabajo hacia el logro de la competitividad como un objetivo importante para el éxito de la política económica, centrada fundamentalmente en la generación de ingresos externos. En consecuencia, desde hace algunos años el proceso de gestión del sistema empresarial cubano ha venido trabajando en este sentido, en un contexto donde el entorno macro y micro presenta serias limitaciones, entre los se pueden señalar con mayor incidencia los que se relacionan con la introducción de innovaciones tecnológicas y el mantenimiento de la dualidad monetaria, que por razones objetivas, impide que el tipo de cambio desempeñe un papel más activo. Sin embargo, a los fines de la competitividad convergen factores que se derivan de las decisiones de política del gobierno, de estrategias de las empresas y de estado, de competencia de la industria considerada, que al interactuar, generan una red de causalidades la cual no es fácil de interpretar.  Pero, su análisis debe realizase a través de la interrelación de los diferentes factores presentes en los territorios y no en su sistema empresarial solamente, ya que en los estudios de competitividad se ha puesto de manifiesto el papel determinante del entorno para el logro de la misma. Lo anterior adquiere más relevancia en los momentos actuales donde se le ha asignado la importancia que los territorios deben jugar en el desarrollo del país y hace especial énfasis en el desarrollo de proyectos locales[7].

Por consiguiente, esta situación determina que los territorios enfrenten problemas para orientarse hacia la competitividad, constituyendo una asignatura pendiente en este contexto, pues no se define cómo analizarla teniendo en cuenta las características de la economía cubana. Además en la bibliografía nacional consultada no se aprecia una propuesta para su análisis.

En la literatura internacional revisada se observan propuestas alternativas para el estudio del proceso de competitividad, aplicadas en lo fundamental a economías que funcionan sobre la lógica del mercado. Los instrumentos versan sobre la base de disímiles criterios sobre los factores condicionantes de la competitividad y su forma de medición, más no se aprecia un consenso teórico y práctico en los autores para su análisis. Vale especificar que el tratamiento de esta temática en las condiciones de la economía cubana tiene un significado especial, partiendo que en el modelo económico socialista cubano actualizado en el VI Congreso del Partido Comunista de Cuba primará la planificación y no el mercado, aunque se propone un proceso de planificación que tendrá en cuenta las tendencias del mercado.

Por otra parte es una demanda del Ministerio de Economía y Planificación (MEP) y del sistema de gestión empresarial cubano, el desarrollo de estudios de apoyo que constituyen bases de las propuestas del plan que se elabora con posterioridad[8] en el proceso de planificación.

En los territorios, este análisis resulta insuficiente y radica en la poca argumentación científica de algunos planes. Se aplican de forma insuficiente las técnicas para el ordenamiento de la información que brindan resultados sobre la especialización de la empresa, la dinámica, localización, competitividad; aspectos que analizándose adecuadamente, contribuyen a un análisis más objetivo sobre el entorno previsible y de manera, se acometan acciones que permitan elevar el grado de la eficiencia económica, mediante resultados productivos superiores, que se expresen en la correcta elaboración de los planes como respuesta a las indicaciones metodológicas para la elaboración del trabajo de planificación del MEP.

En este sentido las experiencias empíricas internacionales aportan elementos importantes para los estudios pioneros de esta categoría en el país, lo cual permite en el caso de esta investigación concluir lo siguiente:

  • El Índice de Competitividad  ofrece un ordenamiento de los municipios de la provincia, muestra las diferencias que existen entre ellos y señala que hay un potencial en los municipios para concurrir exitosamente a los mercados internacionales, pero está subutilizado y no se aprovechan al máximo estas potencialidades. No obstante, los resultados distan de ser homogéneos, tanto entre los territorios como los resultados que ofrecen los indicadores de cada dimensión. Hay territorios más dinámicos y otros más lentos, indicadores con grandes cambios y otros con diferencias menores, por los que se puede apreciar claramente las diferencias competitivas y de desarrollo que existen entre los municipios.
  • La aplicación del índice de competitividad en la provincia de Holguín permitió demostrar su conveniente utilización como instrumento para evaluar la competitividad en las condiciones de la  economía cubana y comprobar su capacidad para revelar un conjunto de insuficiencias que inhiben el logro de resultados superiores. 

Bibliografía

  1. Alonso, José Antonio. (2005) Ventajas comerciales y competitividad: aspectos conceptuales y empíricos.  ICE, Especialización Comercial y Competitividad,  España.
  2. Arias Suárez, José P. (2004) Insersión y competitividad: una visión desde Cuba. Economía y Desarrollo. No 2, Vol. 137, Julio-Dic.
  3. Becerra Lois, Francisco A. (2002): Tesis doctoral: Procedimiento metodológico para  fundamentar la evolución del desarrollo socio-económico: el caso de la provincia de Cienfuegos, Cuba.
  4. Benítez Riech, José G y Cruz González Víctor (2006): Un entorno reflexivo acerca de la competitividad de la industria alimenticia en Cuba. AGROALIMENTARIA. Nº 23, 43-56, Junio-Diciembre.
  5. Benzaquen Jorge et al (2010) Un índice de competitividad para un país, Revista CEPAL 102.
  6. Joy Way, R.L (2004): Cómo establecer prioridades en las regiones del perú: una propuesta de índice de competitividad regional sostenible, Piura, Perú, Consorcio de Investigación Económica y Social (CIES).
  7. León Velázquez, José Arturo, 2004. Modelo de competitividad global de la industria de piel de cocodrilo Moreletii, Universidad Autónoma de Sinaloa, Escuela de Economía Culiacán, Sin. MÉXICO, julio de 2004
  8. Ministerio del Interior Subsecretaria de Desarrollo Regional y Administrativo. (2002): Informe de Competitividad Regional. 2001. Santiago de Chile.
  9. Naranjo Dzierzbo, Eunice (2004): El desarrollo local y la competitividad en las prácticas internacionales. Economía y Desarrollo. Edición espacial, Vol. 136, p 32-54.

10. Porter Michael (1990): ¿Donde radican las ventajas competitivas de las naciones? en Harvard –Deusto Business  p 16.

11. Porter Michael (1990): The Competitive Advantage of Nations. Harvard Business Review, March-April No.2.

12. Sánchez Paz, Norma (2010): Tesis doctoral: Propuesta metodológica para la elaboración del plan municipal con un enfoque prospectivo estatégico. Aplicación experimental en la provincia de Holguín, Cuba.

13. Sarmiento Ramírez, Yunier 2006: Tesis de maestría: Metodología para evaluar la competitividad de las empresas exportadoras. Aplicación en la UEB Geominera Holguín, Cuba.

14. Silva Lira, Iván (2003) Disparidades, competitividad territorial y desarrollo local y regional en América Latina, ILPES, Santiago de Chile.

15. Silva Lira, Iván (2005): Desarrollo Económico local y competitividad territorial en América Latina. Revista CEPAL, No 85.

16. Sobrino Jaime (2005): Competitividad territorial: ámbitos e indicadores de análisis. Economía, Sociedad y Territorio. Dosieer especial. El Colegio Mexiquense, A.C. Toluca, México.

17. Tello, M.D. (2004): Los factores de competitividad en el Perú, Lima, Pontificia Universidad Católica del Perú.

18. Universidad Nacional de Colombia (2002): Sistema de indicadores de competitividad departamental, Bogotá, D.C., Centro de Investigaciones para el Desarrollo (CID).

 


[1] Según Tello (2004), de acuerdo a estas experiencias internacionales no existe un conjunto de determinantes de la competitividad que se derive de un consenso explícito; por el contrario, la identificación de los determinantes de la competitividad se comporta, en la práctica, como un proceso de elección, que responde a distintos criterios. Los criterios pueden referirse a disponibilidad, frecuencia y concordancia con el concepto (Joy Way, 2004); o bien a i) consistencia con la definición y marco conceptual, ii) soporte estadístico, en el sentido que el factor esté relacionado estadísticamente con los indicadores de desempeño de una economía, iii) que el factor pueda ser sujeto de alguna medida (cualitativa o cuantitativa) y ser fácilmente identificable respecto del resto de los factores.

[2] La realización de este estudio se apoya en la estructura que muestra el Informe de Competitividad Regional, 2001. Ministerio del Interior Subsecretaria de Desarrollo Regional y Administrativo, Santiago de Chile, junio 2002.

[3] Algunos autores (Perón, 2000; Boisier, 2007; González, 2007) coinciden en considerarlo un sistema complejo, que funciona bajo un entramado de relaciones económicas, sociales y culturales, no como un simple soporte físico donde se desarrolla la actividad humana. La nueva concepción del territorio que acompaña a todas esta teorías es la de un espacio, que aunque no se encuentra perfectamente delineado desde el punto de vista físico espacial, alberga un conjunto de relaciones económicas, políticas, sociales, históricas y naturales que le ofrecen una coherencia tal que se constituyen en un elemento tangible, capaz de influir y ser tratado como un actor más del desarrollo.  Clasifican dentro de esta concepción las provincias y los municipios. En lo adelante cada vez que se refleje este término se está siendo referencia al municipio.

[4] Los municipios de la provincia son: Gibara (G), Rafael Freyre (RF), Banes (B), Antilla (A), Báguano (Bg), Holguín (Hg), Calixto García (CG), Cacocum (C), Urbano Norís (UN), Cueto (Cto), Mayarí (My), Frank País (FP), Sagua de Tánamo (ST), Moa (M). En el orden en que aparecen y por las siglas se van a reflejar en los análisis posteriores.  

[5] Delegación provincial de Ciencia, Tecnología y Medio Ambiente (CITMA)

[6] Unión Nacional Eléctrica (UNE)

[7] Partido Comunista de Cuba (2011): Lineamientos de la Política Económica y Social del Partido y la Revolución. Capítulo  I. Modelo de Gestión Económica. Territorios 35,36,37, La Habana. Cuba. Pág. 13.

[8] Resolución 276. Planificación empresarial. Ministerio de Economía y Planificación. 2007

Para citar este artículo puede utilizar el siguiente formato:
Sarmiento Ramírez, Yunier y Pérez Cutiño, Yadira: "Análisis de la competitividad territorial. Aplicación de un índice de competitividad en Cuba" en Revista Caribeña de Ciencias Sociales, agosto 2013, en http://caribeña.eumed.net/competitividad-territorial/

Revista Caribeña de Ciencias Sociales es una revista académica, editada y mantenida por el Grupo eumednet de la Universidad de Málaga.