LAS DANZAS POPULARES TRADICIONALES JOBABENSES: LA CONGA CUBA LIBRE

RESUMEN.
La cultura popular tradicional es el conjunto de creaciones que constituyen el resultado de las tradiciones que son asumidas por un grupo o colectividad, por tal motivo, se realizó un estudio sobre las tradiciones danzarias en el municipio de Jobabo, en la provincia de Las Tunas, constatando que el grupo danzario “Conga Cuba Libre”, con más de 50 años de tradición, se encuentra en una etapa crucial por cuanto si no se le dedica un espacio dentro del quehacer cultural del municipio va a perder su tradición e identidad cultural. Por lo cual se desarrollaron talleres con un grupo de estudiantes de la carrera de Estudios Socioculturales a través de los cuales se obtuvieron importantes resultados, a partir del rescate de su repertorio y su coreografía y un espacio cultural donde divulgar su arte y de esta forma el legado de su tradición a las jóvenes generaciones.
Palabras claves: conga, tradición popular, danzaría, rescate
SUMMARY.
The traditional folk culture is the set of creations that are the result of the traditions that are assumed by a group or community, for this reason, we conducted a study in traditions danzarias Jobabo Township, in the province of Las Tunas, noting that the dance group “Conga Cuba Libre”, with over 50 years of tradition, is a crucial stage because if not dedicated a space within the cultural world of the municipality will lose its tradition and cultural identity. Wherefore workshops were conducted with a group of students from the race Sociocultural Studies through which important results were obtained, from the rescue of his repertoire and choreography and a cultural space where art disclose and thus the legacy of their tradition to younger generations.
Keywords: conga, popular tradition, would dance, rescue

INTRODUCCIÓN

La política educacional cubana tiene como objetivo máximo la formación integral del hombre nuevo que vivirá en una sociedad nueva, la cual necesita de un individuo, formado multilateralmente, culto con un alto sentido de responsabilidad social y una pertenencia con los valores identitarios culturales y patrióticos, los cuales son trasmitidos de una generación a otra a través de la educación y la tradición.

La creación a través de la danza desempeña un papel importante en la formación integral del hombre, por cuanto contribuye a su desarrollo físico, intelectual, emocional, estético y conceptual del mundo, y la  danza popular tradicional encierra tradiciones y valores heredados generacionalmente, que resulta necesario incorporarlos a la formación   estética e identitaria de los jóvenes.

Las instituciones culturales  y dentro de ellas los museos juegan un rol decisivo en la divulgación y trabajo  con  las tradiciones culturales, de ahí se infiere la importancia del trabajo cultural ha de medirse valorando la propia importancia de sus objetivos ideológicos y de las necesidades sociales y humanas que satisfacen con el arte.

El caso que nos ocupa  las tradiciones del grupo Conga Cuba Libre constituye un exponente de la cultura popular tradicional Jobabense, cuya formación se remonta a mediados del siglo XX surgido en el seno de una familia  humilde, que atesora una tradición musical y danzaría  de profunda raíz popular que se ha ido perdiendo y debe ser conocida por las nuevas generaciones, su creación estuvo encaminada a la participación en las fiestas populares del territorio, cuyo actuar se ha mantenido durante décadas.

El grupo  danzario   Conga Cuba Libre portador de  las tradiciones de la  cultura popular tradicional carnavalesca  en el territorio con un historial de casi medio siglo de andar se está perdiendo para las más jóvenes generaciones, no ha recibido una atención sistemática dentro de la Casa de Cultura y no posee un espacio cultural para expresar su arte, lo que limita su actuación sólo al período de las fiestas: estas regularidades observadas empobrece su quehacer cultural  y la débil divulgación del  quehacer artístico y su aporte a las tradiciones culturales Jobabenses.

El tema de la cultura popular fue abordado desde la literatura por diferentes autores y en distintas publicaciones periódicas como: Don Junípero (1862-1869) donde se representan jocosamente costumbres  y caricaturas de baile como el zapateo, el minué, los mamarrachos etc., en libros como Tipos y Costumbres de la Isla de Cuba  se encuentran los grabados de mayor relevancia que existen sobre expresiones danzarías de ese período ilustrado principalmente por Víctor Patricio de Landaluze.

Samuel Feijoo, dedicado a la recopilación de diversos exponentes de nuestra cultura popular tradicional en la región central del país en su libro El Son Cubano Poesía General, aunque enfatiza en elementos literarios, aporta información sobre esta manifestación y los considera antecedentes de nuestro son.

Sociedad de Estudios Afrocubanos (1837-1946) en su revista denominada Estudios Afrocubanos publicó sobre la cultura popular tradicional, de autores como Ramón de Vasconcelos, Rómulo Lachatañeré y otros que abordaron con óptica científica las diversas manifestaciones culturales.

Muchos  especialistas incursionaron en el Campo de la cultura popular tradicional,  no solo con investigaciones acerca de la danza, entre ellos  Rogelio Martínez Furé, Argeliers León, María Teresa Linares, y Alberto Pedro,  aportando valiosos criterios para el desarrollo de esta temática en general

En la década del setenta fueron editados un conjunto de materiales por los ministerios de cultura y educación respecto al estudio de la danza en Cuba, de estos se destaca “Bailes yorubas en Cuba”, de la autora Graciela Chao Carbonero. También han sido publicados diferentes libros sobre el estudio de esta manifestación, como son: “Historia de la danza en Cuba” de María del Carmen Hernández, “El íreme abakuá” de la licenciada Bárbara Balbuena, así como el dedicado a los bailes de la tumba francesa de la autora Nieves Armas Rigal.

El estudio más completo hasta la fecha sobre la cultura popular tradicional y dentro de esta, los bailes populares tradicionales, está expresado en la sección De danzas del “Atlas Etnográfico” (1985) desarrollado por las autoras Caridad Santos y Nieves Armas Rigal,  el mismo ha servido de soporte para la investigación que se realiza, devenido en la publicación del libro Danzas Populares Tradicionales Cubanas del 2003.

En la provincia existen diferentes investigaciones respecto al tema, lo que constituyen antecedentes del tema, hasta el momento se han realizado  varias investigaciones en el centro de cultura provincial, así como desde el centro universitario. Entre ellas investigaciones sobre los grupos  portadores de tradiciones danzarias de origen haitiano, como el Pittí Dancé y Los bailes Populares Tradicionales en el Municipio Colombia: La Conga Elia de la MSc Anarella Quiñones Lazo.

1.1   Fundamentos teóricos y epistemológicos para el estudio de las  tradiciones danzarias Populares Jobabenses y el grupo Cuba Libre

La construcción de la identidad  como proceso colectivo permite la producción de representaciones sociales que otorgan nuevos significados; la identidad  construida, se convierte así, no en mera repetición de lo vivido, sino en una creación producto de prácticas sociales conformadas como  respuesta colectiva.

Se parte del concepto de  cultura de manera general, como categoría principal que de forma global contiene otras categorías, se hará un análisis también de la relación existente entre la cultura popular tradicional y la identidad, que constituyen los ejes teóricos fundamentales de esta investigación; lo que propiciará las bases fundamentales para lograr una comprensión adecuada del tema en cuestión.

Interrelación cultura popular tradicional  e  identidad cultural

El pueblo selecciona y valoriza un hecho que cobra vigencia entre todos, determinándose así que la obra de un miembro del colectivo pase a ser obra colectiva de todos, en la medida que cada miembro del mismo aporte en su transmisión y continuidad, haciéndola tradicional. También es el pueblo el que determina su valor como vivencia cultural, admitiendo y asimilando el contenido que lleva implícito y eliminando otro. (Linares; 1979:77)

Conforme a Martha Esquenazi al hablar de identidad se debe especificar el contexto en que se va a usar el concepto, púes varía de acuerdo al marco en que se utiliza. Al aplicarlo en el campo de a cultura  se convierte en la forma en que una comunidad humana, organizada o no como nación  o estado, asume de forma consciente las manifestaciones de su  devenir histórico.

Maritza García y  Cristina Baeza en su libro Modelo teórico para la Identidad cultural, plantean que las definiciones actuales se caracterizan por su carácter intuitivo y su función más ideológica que teórica.  Y  como identidad cultural plantean lo citado a continuación:

Llámese  identidad cultural de un grupo social determinado al sistema de respuestas y valores que, como heredero, actor y autor de su cultura, este se encuentra en capacidad de producir en un momento histórico dado como consecuencia de un proceso socio-psicológico de diferenciación- identificación en relación con otro (s)  grupo (s) o sujeto (s) culturalmente definido (s).(1996:61)

Se considera adecuado el criterio expuesto anteriormente, teniendo en cuenta que existe cierta coincidencia  con estas ideas, en cuanto a que esta identidad cultural está construida sobre la base de las diferencias respecto a otros grupos culturales, asumiendo los que nos identifica, los elementos a través de los cuales nos sentimos representados y que además constituyen aspectos referenciales. Relacionado al planteamiento anterior podemos citar también el siguiente criterio:

Si tomamos como referencia inicial la definición de cultura tradicional y popular propuesta en 1989, que de modo equivalente, aunque no ingenuo, se identificó luego con la definición de “patrimonio inmaterial”, podemos constatar que cualesquiera de los componentes utilizados para delimitar la definición como: la lengua, la literatura, la música, la danza, los juegos, la mitología, los ritos, las costumbres, la artesanía, la arquitectura y otras artes» no son en absoluto inmateriales, sino formas particulares y complejas de la materia humana y sociocultural, que abarca desde el psiquismo y su intensa actividad neuronal, fisiológica y metabólica, en constante interacción con el medio, hasta los resultados de la creación humana (individual y colectiva) que previamente ha transitado por las posibilidades que en cada lengua ofrece el pensamiento abstracto, precisamente una de las formas más complejas e inexploradas de la materia.(Guanche,2002:56)

En la definición se pueden subrayar los siguientes momentos:

- Conjunto de creaciones fundadas en la tradición, creaciones expresadas por un grupo o individuos. Expresan identidad cultural y social y normas y valores que se trasmiten oralmente; comprenden una diversidad de expresiones, ilimitadas.

Dentro de la cultura popular tradicional se encuentran los bailes populares y las fiestas, estas constituyen parte de la memoria histórica de los pueblos y  conforman la identidad. La cultura popular revela también niveles diferentes en los arraigos de identidad

… hay que considerar muy seriamente los aspectos acumulativos de la cultura – porque ahí es donde, en definitiva, queda la sedimentación de todo el proceso histórico social de cualquier grupo, de cualquier nación, de cualquier cultura ampliamente expresada… (Ana Tania vargas, 2000:115)

Yo diría que hay que entender la identidad en un decursar, como un elemento histórico, social; como una acumulación de valores anteriores que van decantándose. La noción de acumulación tiene un peligro, y es que, en la realidad, no es una acumulación indiscriminada, hay una sedimentación, hay un dejar de lado, pero hay también la acción legitimadora desde la parte institucional (Almazán, 2000:112)

El investigador considera que la identidad es un fenómeno que se encuentra indisolublemente ligado a la cultura de los pueblos, es el factor identitario de cada pueblo, cultura o individuo, el sello que posibilita una identificación, un significado que asume cada sujeto u objeto  en dependencia de sus ideas, significados, espiritualidad, convicciones etc.

Respecto a este tema son muchos los estudiosos que han emitido su criterio, dentro de la amplia gama que conforman esta temática se encuentran diferentes ideas.

Muchos científicos sociales coinciden en plantear que la identidad es el conjunto de repertorios culturales interiorizados (representaciones, valores, símbolos) a través de los cuales los factores sociales demarcan sus fronteras y se distinguen de los demás actores en una situación determinada, todo ello dentro de un espacio históricamente específico y socialmente estructurado.

De acuerdo con Manuel Martínez Casanova por identidad se pueden entender niveles de coincidencia y comunidad de elementos componentes de una estructura dada que, sin ser homogéneos en sentido absoluto, si comprenden una unidad sistémica que reconoce e incluye las variaciones de expresión que no niegan, sino que ratifican, la pertenencia al sistema referido.

Se tiene plena coincidencia con el autor anterior teniendo en cuenta que entre los individuos de una comunidad puede existir cierta coincidencia con determinados elementos que componen un sistema cultural, existiendo cierta coincidencia entre diferentes elementos de diferentes grupos, por lo que no es necesario una homogeneidad.

“El mundo conocido en común y dado por descontado (…), el mundo de tradiciones culturales, expectativas recíprocas, saberes compartidos y esquemas comunes (de percepción, de interpretación y de evaluación) constituye  una trama organizada” (Izzo en Jiménez, 1994)

Debe postularse, por lo tanto, una relación de determinación recíproca entre la estabilidad relativa de los “contextos de interacción” también llamados “mundos de la vida” y la identidad de los actores que inscriben en ellos sus acciones concertadas.” (Jiménez, 1993)

Desde los referentes teóricos, una teoría que permite comprender el objeto de investigación es la teoría de las identidades que hace referencia a que la tradición sociológica ha establecido sólidamente la tesis de que la identidad del individuo se define principalmente -aunque no exclusivamente- por la pluralidad de sus pertenencias sociales. Es decir, cuanto más amplios son los círculos sociales de los que se es miembro, tanto más se refuerza y se refina la identidad personal.

Es criterio del postulante que la tesis de que la pertenencia a un grupo o a una comunidad implica compartir el complejo simbólico-cultural que funciona como emblema de los mismos nos permite reconceptualizar  dicho complejo en términos de identificación. Entonces, diremos que pertenecer a un grupo o a una comunidad implica compartir -al menos parcialmente-el núcleo de identificaciones  que los caracteriza y define.

En cuanto al campo donde median o manifiestan las identidades sociales el siguiente autor plantea:

Es decir, la sociedad es también sistema, estructura o espacio social constituido por “campos” diferenciados, Y precisamente son tales “campos” los que constituyen el contexto social exógeno y mediato de las identidades sociales. En efecto, las interacciones sociales no se producen en el vacío -lo que sería una especie de abstracción psicológica-, sino que se hallan “empacadas”, por así decirlo, en la estructura de relaciones objetivas entre posiciones en los diferentes campos sociales. Esta estructura determina las formas que pueden revestir las interacciones simbólicas entre los agentes y la representación que éstos pueden tener de la misma (Bourdieu, 1971: 2-21)

1.1.1Las Danzas populares tradicionales en Cuba. Aproximaciones teóricas.

A través de la Historia, las manifestaciones danzarias han constituido un medio para satisfacer las necesidades espirituales del Hombre.

Desde los primeros tiempos la danza ha constituido un elemento esencial en la vida del hombre “El origen de la danza hay que buscarlo en los inicios de la propia  existencia humana, y es una actividad privativa del hombre. Un elemento indisolublemente ligado a ella –ya presente desde tiempos remotos- en su relación con el ritmo.” (Santos Rigal; 2002: 7)

A través de la danza el hombre como sujeto social expresa su sentir, sus ideas, creencias, motivaciones, experiencias y valores.

La danza popular tradicional suele estar orientada a la diversión de los participantes, por lo que resulta de poco interés para los espectadores, y no exige la presencia de público. Este criterio único de placer del participante es compartido por muchas danzas tribales y bailes de salón modernos.

En teoría estas danzas son transmitidas de generación en generación, sin que sean la obra de un artista o coreógrafo conocido.

Las danzas tradicionales son parte fundamental de casi todas las culturas del mundo y de muchos rituales, sobre todo de aquellos relacionados con la transición como el nacimiento, la mayoría de edad y el matrimonio. Los acontecimientos de la vida de las personas, como el nacimiento, la iniciación, el matrimonio, el acceso a un cargo o la muerte, constituyen la otra gran categoría de eventos que se suelen celebrar con danzas folclóricas. Las bodas son una de las ocasiones más propicias para bailar. La pareja danza, juntos o por separado, con un sentido religioso o lúdico y generalmente en compañía de los invitados.

Algunas veces nacen danzas folclóricas vinculadas a actividades laborales. Los movimientos rítmicos, (como en las danzas japonesas de la siembra del arroz), pueden hacer el trabajo más soportable. Algunos bailes lúdicos pueden estar basados en los movimientos de ciertos oficios, o actividades laborales.

La mayoría de las danzas folclóricas sirven para crear o promover un sentido comunitario. Incluso cuando otras funciones rituales han perdido sentido, la danza puede conseguir que los bailarines se sientan como parte de un grupo, regional o nacional, y les ayuda a establecer lazos de unión con su herencia.

Las danzas folclóricas se ejecutan en todo el mundo y su definición es tan amplia que presenta grandes variaciones de estilo y coreografía. Los accesorios y el vestuario también crean distintos efectos en las danzas y a veces los bailarines aportan su propio acompañamiento musical. En esta diversidad pueden existir muchas generalizaciones y en cada generalización probablemente haya excepciones.

Según Caridad Santos en nuestro país desde mediados del siglo XIX destacados pintores y grabadores de la época  mostraron un a amplia gama de escenas cotidianas, así como los bailes de fuerte incidencia en el momento como el zapateo la contradanza y otros popularizados en el momento, sobre todo en los cromos de cajas de tabaco de las fábricas La honradez y la Dignidad.

Durante la república neocolonial diversos especialista abordaron el estudio de algunas manifestaciones danzarías, los cuales fueron plasmados sobre todo en publicaciones periódicas. Instituciones como La sociedad de Folklore cubano (1823) La Sociedad de estudios afrocubanos (1837-1846) recogieron importantes estudios sobre el tema en cuestión. Así como otros libros importantes también.

En numerosa bibliografía se plantea que en esta  etapa debido a la división clasista  y la discriminación racial existente  quedaron prohibidos los rituales y manifestaciones danzarias de los diferentes grupos étnicos de antecedente africano.

Según Caridad Santos Garcíaa diferencia del resto de los países latinoamericanos, donde el ascendente prehispánico desempeñó una de las funciones principales en la formación de sus bailes tradicionales, el universo danzario cubano es resultado de un largo proceso de aportes multiétnicos, cuyos principales componentes fueron las migraciones de las diversas regiones de la Península Ibérica e Islas Canarias, así como las del África occidental subsaharana, a las cuales se agregaron luego las distintas migraciones provenientes de algunas regiones de China y del área del Caribe (Jamaica y Haití, principalmente). Es apreciable en las expresiones danzarias tradicionales, elementos propios de la tradición hispánica y otros correspondientes a las diversas etnias africanas que comenzaron a llegar a Cuba desde el siglo XVI.

Las procedentes de las distintas regiones de Europa, aunque en su mayoría se vincularon con la celebración de festividades religiosas –patronales y Altares de Cruz– carecían de todo carácter religioso, pues tenían como objetivo esencial el establecimiento de relaciones y cohesión social de los individuos, a la vez que contribuían a su divertimiento y regocijo. Son, en lo fundamental, bailes de parejas, propiciadores del acercamiento de los sexos y del sentido de galanteo como elementos primordiales.

Todas las expresiones danzarias legadas por los distintos grupos migratorios, durante los primeros siglos, se transformaron en el proceso de adaptación a las nuevas condiciones socio-económicas, políticas y territoriales donde se arraigaron, lo que originó manifestaciones como el zapateo –con sus variantes de interpretación– y otras expresiones propiamente cubanas, como las formas danzarias derivadas de la contradanza, que transcendió el ámbito de los salones y pasó a formar parte del patrimonio popular.

Según  el libro Danzas Populares Tradicionales Cubanas, es de gran interés constatar que en el período en el que se realizó la recopilación de este trabajo todavía eran recordadas por numerosas personas, al igual que en el caso del zapateo, las formas de ejecución de las danzas denominadas, de salón o de cuadros17, llegadas a Cuba principalmente a través de Francia y de España, desde fines del siglo XVIII y durante el XIX, las que alcanzaron su mayor desarrollo en el país en esta última centuria. En cuanto a la trascendencia de estas danzas se considera que:

Estas danzas que, en sus inicios, sólo fueron practicadas por las clases media y alta de la sociedad cubana de entonces, trascendieron el marco de los salones y llegaron a los grupos locales más amplios, lo que les imprimió modalidades nuevas y coadyuvó a mantenerlas vivas durante más de un siglo, vinculadas, sobre todo, a las festividades tradicionales del pueblo cubano. Debido a esto, algunas de estas expresiones forman parte de la cultura popular tradicional y se incluyen bajo la denominación de bailes de salón, los que, en su mayoría, han dejado de practicarse. (Santos; 2004: 38)

Las congas y comparsas son formas danzarias que se caracterizan por poseer un desplazamiento u ordenamiento procesional y se acompañan con música y cantos. Ambas presentan una amplia difusión y adoptan diferentes denominaciones en el ámbito nacional. Entre las congas-bailes sin estructura coreográfica–, se incluyen las de carnaval de las zonas occidental y central del país. Las congas políticas y la rumba camagüeyana, los changüí de charangas (occidental) y de parrandas (central) y el montompolo de Santiago de Cuba también presentan características análogas que permiten clasificarlos en este grupo

La  mayoría de las congas en la actualidad están vinculadas  a la salida de las comparsas, en el periodo de carnaval y anteriormente estuvieron vinculadas a las fiestas de santos de las distintas localidades del país, en el período republicano por su participación popular fue utilizada con fines politiqueros. Para conocer como se baila se cita a continuación:

La conga se baila por lo general con brazos flexionados a la altura de la cintura, con movimientos hacia delante y hacia atrás o llevados arriba, la cabeza se mantiene al frente o se mueve hacia los lados, los hombros adoptan movimiento arriba,  abajo,  adelante y atrás de forma alterna y ondulatoria. Las caderas se mueven en correspondencia con las rodillas. En la región oriental se aprecian ligeras diferencias en la forma de bailar, con relación a la forma occidental y central, sobre todo en el movimiento de los brazos, que pueden llevarse arriba o el hombre pasarlos por la cintura o cadera de su compañera con el objetivo de lograr la aproximación de los cuerpos. (Santos, Arma; 2002: 82)

El paso básico de la conga es (arrollar) se realiza de forma sencilla, los pies uno después del otro, siguen un ritmo o caminadito sin apenas despegarse   del piso, si este paso se ejecuta hacia atrás se ejecuta con una mayor flexión en las piernas.

Según los estudiosos de este tema el conjunto instrumental de la  conga puede variar en número y estar integrada por tres o cuatro tumbadoras, cencerros y percutines de hierro, sartenes bombo, a veces trompeta, trombón o saxofón. En las congas santiagueras se utiliza además la trompeta china, caracterizando la conga de esta zona del país.

Charangas y parrandas -las últimas, en vascuence, significan jolgorio-, son repetidas, año tras año, desde hace unos 160. Las parrandas se extendieron a 14 localidades cercanas a Remedios y llegan hasta Ciego de Ávila, Chambas y Morón. Decir charanga es decir Bejucal. En todos los casos, cada barrio confeccionaba farolas, fuegos artificiales, carrozas, en el mayor secreto.

En las comparsas –bailes que presentan una estructura coreográfica–, se incluyen las comparsas artísticas de carnaval de las zonas central y occidental, los paseos de la región oriental, la conga camagüeyana y la oriental, así como los montompolos de Guantánamo y Holguín. La mayoría de estas manifestaciones están  vigentes.

A través de este epígrafe se aprecia el universo danzario de nuestro país y algunas de  sus variaciones es para la investigación un aspecto de marcada importancia puesto que brinda todo el antecedente y basamento para analizar la formación para los bailes que se verán en el próximo capítulo,  además  de la necesidad social del conocimiento de las tradiciones danzarias autóctonas para la formación de los niños y jóvenes y de  ampliar el conocimiento de este tema partiendo del análisis realizados por importantes autores del país.

1.2 Propuesta para la divulgación en los jóvenes de los grupos docentes del museo los valores de las danzas populares tradicionales jobabenses representados en el grupo conga Cuba Libre.

La propuesta se basa  en la creación de un espacio en la casa de cultura Perucho Figueredo Cisneros llamado la Peña Folklórica, donde el grupo con algunos de sus integrantes fundadores vivos, expondrán sistemáticamente su repertorio, rescatarán sus coreografías, se divulgarán sus más importantes tradiciones danzarias populares y se reanimará el carácter espontáneo y creativo de un grupo portador de la cultura popular tradicional, a la vez que reciben atención especializada de  la cátedra de danza y encuentran un espacio donde exponer su quehacer artístico.

El espacio creado denominado Peña Folklórica contará con una frecuencia mensual, tercer viernes de cada mes y un horario nocturno de 8.30PM

Se basa en la organización de cinco talleres cuyo contenido es el siguiente:

  1. Surgimiento y Evolución histórica del grupo Cuba Libre
  2. Caracterización  Antropológica del grupo Conga Cuba Libre  como grupo portador de tradiciones de la Cultura popular tradicional.
  3. Tradiciones Musicales y repertorio del grupo Cuba Libre.
  4. Tradiciones danzarias y coreográficas del grupo.
  5. Papel del grupo Cuba Libre como exponente de las tradiciones de danza popular tradicional en el territorio Jobabense.

Estos talleres constituyen un espacio de divulgación y revitalización de las tradiciones danzarias de este grupo portador que se desarrollarán entre los meses de mayo a octubre del 2010 con el siguiente programa: (Ver Anexo 5)

TALLER 1: SURGIMIENTO Y EVOLUCIÓN HISTÓRICA DEL GRUPO CUBA LIBRE

Objetivos:

  • Analizar el surgimiento y evolución histórica del grupo Conga Cuba Libre, en el entorno sociocultural Jobabense.
  • Brindar un espacio al grupo para  su expresión artística y divulgar sus tradiciones.

Responsable: Mireya Alarcón Ramos.

Participantes: Estudiantes seleccionados de la carrera de Estudios Socioculturales del CUM, integrantes del grupo y fundadores.

Miembros activos del grupo Cuba Libre conjuntamente con fundadores y miembros inactivos en la actualidad.

Presentación:

La creación a través de la danza desempeña un papel importante en la formación integral del hombre, por cuanto contribuye a su desarrollo físico, intelectual, emocional, estético y conceptual del mundo, y la  danza popular tradicional encierra tradiciones y valores heredados generacionalmente, que resulta necesario incorporarlos a la formación   estética e identitaria de los jóvenes.

Nos ocupa, como centro de estos talleres  las tradiciones del grupo Conga Cuba Libre  que constituye un exponente de la cultura popular tradicional Jobabenses, cuya formación se remonta a mediados del siglo XX surgido en el seno de una familia  humilde, que atesora una tradición musical y danzaria  de profunda raíz popular que se ha ido perdiendo y debe ser conocida por las nuevas generaciones, su creación estuvo encaminada a la participación en las fiestas populares del territorio, cuyo actuar se ha mantenido durante décadas.

El grupo  danzario   Conga Cuba Libre portador de  las tradiciones de la  cultura popular tradicional carnavalesca  en el territorio con un historial de casi medio siglo de andar se está perdiendo para las más jóvenes generaciones,   posee  desde hoy un espacio cultural para expresar su arte, lo que no limitará  su actuación sólo al período de las fiestas.

En este taller profundizaremos en la formación y evolución del grupo a partir de su  creación informal hasta su institucionalización como grupo reconocido.

Desarrollo:

  1. Actuación del grupo. Este número se corresponde con el primer repertorio, que el grupo interpretó, y ha sido recuperado a partir del trabajo investigativo: Ramón Mora la calle que da la hora.) 5 minutos)

TALLER # 2: Caracterización  Antropológica del grupo Conga Cuba Libre  como grupo portador de tradiciones de la Cultura popular tradicional

Objetivos:

1. Caracterizar el grupo Cuba Libre, como portador de la cultura popular tradicional y las tradiciones danzarias Jobabenses.

2. Brindar un espacio al grupo para  su expresión artística y divulgar sus tradiciones.

Responsable: Dr C. Filosóficas Rafaela Macias Reyes.

Profesora titular

Participantes: Estudiantes seleccionados de la carrera de Estudios Socioculturales del CUM

Miembros activos del grupo Cuba Libre conjuntamente con fundadores y miembros inactivos en la actualidad.

Presentación:

Las danzas tradicionales son parte fundamental de casi todas las culturas del mundo y de muchos rituales, sobre todo de aquellos relacionados con la transición como el nacimiento, la mayoría de edad y el matrimonio. Los acontecimientos de la vida de las personas, como el nacimiento, la iniciación, el matrimonio, el acceso a un cargo o la muerte, constituyen la otra gran categoría de eventos que se suelen celebrar con danzas folclóricas. Las bodas son una de las ocasiones más propicias para bailar. La pareja danza, juntos o por separado, con un sentido religioso o lúdico y generalmente en compañía de los invitados.

Algunas veces nacen danzas folclóricas vinculadas a actividades laborales. Los movimientos rítmicos, (como en las danzas japonesas de la siembra del arroz), pueden hacer el trabajo más soportable. Algunos bailes lúdicos pueden estar basados en los movimientos de ciertos oficios, o actividades laborales.

El grupo Cuba Libre portador de la cultura popular tradicional, es el máximo exponente de las tradiciones populares danzarias en el territorio Jobabenses.

institucionalización como grupo reconocido.

Desarrollo:

Actuación del grupo. Este número se corresponde con el primer repertorio, que el grupo interpretó, y ha sido recuperado a partir del trabajo investigativo: Si yo llego a saber……

A continuación  se analiza por  Mireya Alarcón  algunos de los rasgos que a través del tiempo han caracterizado al grupo, que serán expuestas en un paleógrafo y explicadas con la participación del grupo:

Surgimiento espontáneo del grupo como una necesidad cultural del barrio.

El grupo tiene un periodo de formación que abarca más de una década donde se van perfilando elementos de su estructura y repertorio: como una conga y grupo músico danzario que contó con un repertorio musical y coreográfico.

Actuación del grupo: con música y coreografía de la década del 70

Instrumentos: 15 tumbadoras, 4 bombos, 3 campanas, dos trompetas incluyendo una china, 6 sartenes.

Músicos:  31 hombres.

Parejas de bailes: 20 parejas y dos bailarines centro.

Movimientos: paso básico arras tratando el paso con el pie pegado, movimientos armoniosos del cuerpo, hacia atrás, hacia delante, incluyendo el paso del zapateo, de forma intermedia.

Utilizan el baile de parejas con parejas centrales.

Utilizan en los cantos estribillos: como:

Si yo llego a saber que el perico era sordo, yo paro el tren

Mírala que linda viene, mírala que linda va, es la conga Cuba libre que no da ni un paso atrás….

Aguacero, tráeme el paragua que va a llover, aguacero.

El grupo realiza una actuación donde ilustre lo expuesto.

Hablar de las relaciones entre los miembros del grupo: habla Yolanda González Rodríguez viuda del director, expone como eran una gran familia, el director sufre el infarto en plena actuación del grupo, lo que paraliza su actuación.

Lenguaje callejero, usando dicharachos, nombretes, pero con el respeto a los criterios y a las figuras centrales, y por los recursos (instrumentos y vestuarios).

Actuación del grupo.

Evaluación:

Realizar un trabajo de campo para la recolección de fotos, vestuarios, letras de canciones y coreografías del grupo.

TALLER # 3: Caracterización  Antropológica del grupo Conga Cuba Libre  como grupo portador de tradiciones de la Cultura popular tradicional

Hora: 9.30

Lugar: Museo Municipal

Objetivos:

1. Caracterizar el grupo Cuba Libre, como portador de la cultura popular tradicional y las tradiciones danzarias Jobabenses.

2. Brindar un espacio al grupo para  su expresión artística y divulgar sus tradiciones.

Responsable: Mireya Alarcón Ramos.

Participantes: Estudiantes seleccionados de la carrera de Estudios Socioculturales del CUM

Miembros activos del grupo Cuba Libre conjuntamente con fundadores y miembros inactivos en la actualidad.

Presentación:

Las danzas tradicionales son parte fundamental de casi todas las culturas del mundo y de muchos rituales, sobre todo de aquellos relacionados con la transición como el nacimiento, la mayoría de edad y el matrimonio. Los acontecimientos de la vida de las personas, como el nacimiento, la iniciación, el matrimonio, el acceso a un cargo o la muerte10, constituyen la otra gran categoría de eventos que se suelen celebrar con danzas folclóricas. Las bodas son una de las ocasiones más propicias para bailar. La pareja danza, juntos o por separado, con un sentido religioso o lúdico y generalmente en compañía de los invitados.

Algunas veces nacen danzas folclóricas vinculadas a actividades laborales. Los movimientos rítmicos, (como en las danzas japonesas de la siembra del arroz), pueden hacer el trabajo más soportable. Algunos bailes lúdicos pueden estar basados en los movimientos de ciertos oficios, o actividades laborales.

El grupo Cuba Libre portador de la cultura popular tradicional, es el máximo exponente de las tradiciones populares danzarias en el territorio Jobabense.

Desarrollo:

Actuación del grupo. Este número se corresponde con el primer repertorio, que el grupo interpretó, y ha sido recuperado a partir del trabajo investigativo: Si yo llego a saber……

•     A continuación  se analiza por  Mireya Alarcón  algunos de los rasgos que a través del tiempo han caracterizado al grupo, que serán expuestas en un paleógrafo y explicadas con la participación del grupo:

•     Surgimiento espontáneo del grupo como una necesidad cultural del barrio.

•     El grupo tiene un periodo de formación que abarca más de una década donde se van perfilando elementos de su estructura y repertorio: como una conga y grupo músico danzario que contó con un repertorio musical y coreográfico.

•     Actuación del grupo: con música y coreografía de la década del 70

•     Instrumentos: 15 tumbadoras, 4 bombos, 3 campanas, dos trompetas incluyendo una china, 6 sartenes.

•     Músicos:  31 hombres.

•     Parejas de bailes: 20 parejas y dos bailarines centro.

•     Movimientos: paso básico arras trando el paso con el pie pegado, movimientos armoniosos del cuerpo, hacia atrás, hacia delante, incluyendo el paso del zapateo, de forma intermedia.

•     Utilizan el baile de parejas con parejas centrales.

•     Utilizan en los cantos estribillos: como:

Si yo llego a saber que el perico era sordo, yo paro el tren

Mírala que linda viene, mírala que linda va, es la conga Cuba libre que no da ni un paso atrás….

Aguacero, tráeme el paragua que va a llover, aguacero.

•     El grupo realiza una actuación donde ilustre lo expuesto.

•     Hablar de las relaciones entre los miembros del grupo: habla Yolanda viuda del director, expone como eran una gran familia, el director sufre el infarto en plena actuación del grupo, lo que paraliza su actuación.

•     Lenguaje callejero, usando dicharachos, nombretes, pero con el respeto a los criterios y a las figuras centrales, y por los recursos (instrumentos y vestuarios).

•     Actuación del grupo.

•     Conclusión: Con estos talleres estamos divulgando y revitalizando las tradiciones danzarias de un grupo portador de la cultura popular tradicional, para su conocimiento por las jóvenes generaciones y el reconocimiento social de sus aportes a la cultura Jobabense.

Evaluación:

Realizar un trabajo de campo para la recolección de fotos, vestuarios, letras de canciones y coreografías del grupo.

TALLER # 4: El Repertorio Coreográfico del grupo Cuba Libre

Objetivos:

1.Caracterizar el repertorio  del grupo Cuba Libre, como portador de la cultura popular tradicional y las tradiciones danzarias Jobabenses.

2. Brindar un espacio al grupo para  su expresión artística y divulgar sus tradiciones.

Responsable: Mireya Alarcón Ramos.

Participantes: Estudiantes seleccionados de la carrera de Estudios Socioculturales del CUM

Miembros activos del grupo Cuba Libre conjuntamente con fundadores y miembros inactivos en la actualidad.

Presentación:

Dentro de la amplia gama o tipos de danzas o bailes, están las danzas folclóricas o populares tradicionales. Una de las definiciones sobre baile folclórico es la siguiente: baile ceremonial o lúdico ejecutado por miembros de una comunidad como parte de su tradición cultural. Se utilizan distintos criterios para diferenciar la danza folclórica de otros tipos de danza: los pasos son simples y repetitivos, de tal forma que cualquier miembro de la comunidad puede participar; no requiere la presencia de público y se transmite de generación en generación.

Desarrollo:

Las congas y comparsas son formas danzarias que se caracterizan por poseer un desplazamiento u ordenamiento procesional y se acompañan con música y cantos. Ambas presentan una amplia difusión y adoptan diferentes denominaciones en el ámbito nacional. Entre las congas-bailes sin estructura coreográfica–, se incluyen las de carnaval de las zonas occidental y central del país. Las congas políticas y la rumba camagüeyana, los changüí de charangas (occidental) y de parrandas (central) y el montompolo de Santiago de Cuba también presentan características análogas que permiten clasificarlos en este grupo.

La  mayoría de las congas en la actualidad están vinculadas  a la salida de las comparsas, en el periodo de carnaval y anteriormente estuvieron vinculadas a las fiestas de santos de las distintas localidades del país, en el período republicano por su participación popular fue utilizada con fines politiqueros. Para conocer como se baila se cita a continuación:

La conga se baila por lo general con brazos flexionados a la altura de la cintura, con movimientos hacia delante y hacia atrás o llevados arriba, la cabeza se mantiene al frente o se mueve hacia los lados, los hombros adoptan movimiento arriba,  abajo,  adelante y atrás de forma alterna y ondulatoria. Las caderas se mueven en correspondencia con las rodillas. En la región oriental se aprecian ligeras diferencias en la forma de bailar, con relación a la forma occidental y central, sobre todo en el movimiento de los brazos, que pueden llevarse arriba o el hombre pasarlos por la cintura o cadera de su compañera con el objetivo de lograr la aproximación de los cuerpos. (Santos, Arma; 2002: 82)

Actividad Práctica: Toque del grupo y demostración de coreografía de pareja centro.

El paso básico de la conga es (arrollar) se realiza de forma sencilla, los pies uno después del otro, siguen un ritmo o caminadito sin apenas despegarse   del piso, si este paso se ejecuta hacia atrás se ejecuta con una mayor flexión en las piernas.

Actuación del grupo #2: demostración de coreografía de cinco parejas.

En el transcurso del tiempo el grupo fue cambiando su coreografía, en la medida que se ampliaba su grupo de bailes:

•     Parejas de bailes: 20 parejas y dos bailarines centro.

•     Movimientos: paso básico arrastrando el paso con el pie pegado, movimientos armoniosos del cuerpo, hacia atrás, hacia delante, incluyendo el paso del zapateo, de forma intermedia.

•     Utilizan el baile de parejas con parejas centrales.

•     Incluyen vueltas, intercambio de parejas, imitación de movimientos, como cortar caña, alzar cañas, del machete, incorporado a las coreografías movimientos propios del trabajo de los antiguos emigrantes.

Actuación del grupo: demostración con todo el cuerpo de bailes y parejas centro.

•     Conclusión: Con estos talleres estamos divulgando y revitalizando las tradiciones danzarias de un grupo portador de la cultura popular tradicional, para su conocimiento por las jóvenes generaciones y el reconocimiento social de sus aportes a la cultura Jobabense.

Evaluación:

Realizar un trabajo de campo para la recolección de fotos, y vestuarios del grupo.

.

TALLER # 5: El Repertorio Musical del grupo Cuba Libre.

Objetivos:

1.Caracterizar el repertorio  musical del grupo Cuba Libre, como portador de la cultura popular tradicional y las tradiciones danzarias Jobabenses.

2. Brindar un espacio al grupo para  su expresión artística y divulgar sus tradiciones.

Responsable: Mireya Alarcón Ramos.

Participantes: Estudiantes seleccionados de la carrera de Estudios Socioculturales del CUM

Miembros activos del grupo Cuba Libre conjuntamente con fundadores y miembros inactivos en la actualidad.

Presentación:

Las congas y comparsas son formas danzarias que se caracterizan por poseer un desplazamiento u ordenamiento procesional y se acompañan con música y cantos. Ambas presentan una amplia difusión y adoptan diferentes denominaciones en el ámbito nacional. Entre las congas-bailes sin estructura coreográfica–, se incluyen las de carnaval de las zonas occidental y central del país. Las congas políticas y la rumba camagüeyana, los changüí de charangas (occidental) y de parrandas (central) y el montompolo de Santiago de Cuba también presentan características análogas que permiten clasificarlos en este grupo.

Desarrollo:

Según los estudiosos de este tema el conjunto instrumental de la  conga puede variar en número y estar integrado por tres o cuatro tumbadoras, cencerros y percutines de hierro, sartenes bombo, a veces trompeta, trombón o saxofón. En las congas santiagueras se utiliza además la trompeta china, caracterizando la conga de esta zona del país.

Charangas21 y parrandas -las últimas, en vascuence, significan jolgorio-, son repetidas, año tras año, desde hace unos 160. Las parrandas se extendieron a 14 localidades cercanas a Remedios y llegan hasta Ciego de Ávila, Chambas y Morón. Decir charanga es decir Bejucal. En todos los casos, cada barrio confeccionaba farolas, fuegos artificiales, carrozas, en el mayor secreto.

El grupo Cuba Libre, en el devenir de su existencia ha variado su conjunto instrumental:

•     Instrumentos: 15 tumbadoras, 4 bombos, 3 campanas, dos trompetas incluyendo una china, 6 sartenes.

•     Músicos:  31 hombres.

Actividad Práctica# 1: Toque del grupo con su repertorio de la década del 60:

Estribillos: Ahora que estamo en Cuba libre, celebrando este carnaval, que buena, que buena, que buena, que buena es la libertad………….

Actividad Práctica #2:

Estribillos de la década del 70:

Quítate de la vía perico, que ahí viene el tren, si yo llego a saber, que el perico era sordo, yo paro el tren…

Tráeme el paraguas  que va a llover, …………..

Que prendan prendan el mechón,……………..

Actuación del grupo con estos repertorios de la década del 70 y 80:

Conclusiones:

El grupo Cuba Libre en los últimos años perdió parte de su repertorio musical, decayendo el coro, y las canciones, que casi siempre han sido versiones de canciones en boga en el país, pero se trabaja por la actuación sistemática del grupo, a través de un espacio cultural permanente y la realización de ensayos, para enriquecer su repertorio, estos talleres forman parte de estas acciones.

Evaluación:

Realizar un trabajo de campo para la recolección de letras de canciones y coreografías del grupo.

Conclusiones:

1. La cultura popular tradicional es el conjunto de creaciones que constituyen el resultado de las tradiciones que son asumidas por un grupo o colectividad, encarnando así la identidad cultural, esta cultura popular tradicional puede estar representada a través de diversas formas. La identidad cultural es un componente de la cultura popular tradicional, ambas categorías están estrechamente relacionadas.

2. Las tradiciones  danzarias populares Jobabenses, tienen en  la Conga Cuba Libre su expresión más rica, grupo que por más de sesenta años animó las fiestas populares cuyo legado cultural tiene que ser divulgado y revitalizado para las futuras generaciones de Jobabenses.

3. A pesar de que se ha comprobado que estas manifestaciones danzarias en otra época gozaron de gran popularidad entre los habitantes de diferentes asentamientos, en la actualidad no están vigentes, sino que deben ser revitalizadas  para que  su conocimiento contribuya a la educación de las futuras generaciones, su formación identitaria y al afianzamiento del sentido de pertenencia con la cultura cubana y local.

4. Durante la realización de los talleres demostraron e cumplimiento del objetivo de la investigación, por cuanto se divulgaron las tradiciones populares danzarias Jobabenses del grupo Conga Cuba Libre, a través de un grupo  de la carrera de Estudios Socioculturales, contribuyendo así a su formación estética  identitaria  y un mayor sentido de pertenencia con su cultura.

 

 

 

 

 

 

 

 

Bibliografía:

- Almazán Sonia, Revista TEMAS, “Controversia Cultura Popular, identidad y comunidad”, Cultura Ideológica Sociedad, No 20-21/ Enero – Junio 2000, Ciudad de La Habana, Cuba, p. 112

- Arjona Marta, Patrimonio cultural e identidad, Edit. Letras Cubanas, La Habana, Cuba, 1986, p. 36

-  Basail Rodriguez Alain , Daniel Álvarez Duran, “Sociología de la Cultura II” Ed. Félix Varela, La Habana, 2004, p. 3

- Chihu Amparan Aquiles, Sociología de la cultura, Universidad Autónomo Metropolitana, México, 2002, p.76

- Columbres Adolfo, La emergencia civilizatoria de nuestra América, Centro de investigación y desarrollo de la cultura cubana Juan Marinello, La Habana, 2000, p.316.

- Edward B. Tylor en Neufeld Maria Rosa, “Crisis y vigencia de un concepto: La cultura en la óptica de la antropología”, compilado por: Alain Basail Rodríguez en Sociología de la cultura, Tomo I, Primera Parte, Ed. Félix Varela, La Habana, 2004, pp. 15-16.

- Edward B. Tylor en Paul Bohannan y Mark Glazer,”Antropología Lecturas”  Edit Félix Varela, La Habana, 2005, p.64

- Esquenazi Pérez Marta, “impacto de la globalización sobre la cultura popular tradicional”,revista Temas, No. 44,La Habana, octubre-diciembre de 2005, P.122.

-  Fuentes De La Paz Ivet, “Cultura, ideología y sociedad”  en Revista Temas, No extramensual 12, 13, 1998, p. 203

- García Alonso Maritza y Baeza Martín Cristina, Modelo teórico para la identidad Cultural, Centro de investigación y desarrollo de la cultura cubana Juan Marinello, Edi. José Martí, La Habana, 1996, p.61

- García Candini  Néstor, “La puesta en escena de lo popular”, en Sociología de la cultura, Alain Basail Rodríguez y Daniel Álvarez Durán, Compiladores, Ed. Félix Varela, La Habana, 2004, p. 9.

- Gramsci Antonio, “Observaciones sobre el folklore, cultura y literatura, Edi. Aria, Barcelona, 1968, pp. 329- 36.

- Graziella Pogolotti, en Revista TEMAS, “Controversia: Cultura Popular, identidad y comunidad”, Cultura Ideológica Sociedad, No 20-21/ Enero – Junio 2000, Ciudad de La Habana, Cuba, p. 106

- Guanche Jesús, Significación de la cultura popular tradicional, Atlas, n.1, La Habana, 1979.

- Hall Stuar, “¿Quién necesita identidad?”, Revista Temas, No. 37-38, abril- septiembre de 2004, P.168.

- Ibarra  Martín Francisco, Manuel garcía Fernández, Ricardo San Martín, “Selección de Lectura de metodología métodos y técnicas de la investigación social II, Edit Félix Varela, La Habana, 2002, pp. 205-206

- Iznaga Diana, Transculturación en Fernando Ortiz, EDT Ciencias Sociales, La Habana. 1989, p. 50

- Linares María Tereza, “La música y el pueblo”, Edi. Pueblo y Educación, La Habana, 1979, pp.5-7.

- M Rosental y P.Ludin, Diccionario filosófico, Edit. Política, La Habana, 1973, p.38

- Padrón Jomet Silvia, La dimensión cultural de Samuel Feijoó, Edit. Centro de investigaciones para el desarrollo de la cultura cubana Juan Marinello, La Habana, 2005, p.99

- Pérez Esther, Revista TEMAS, “Controversia Cultura Popular, identidad y comunidad”, Cultura Ideológica Sociedad, No 20-21/ Enero – Junio 2000, Ciudad de La Habana, Cuba, p. 109

-  Ritzer George, “Teoría social contemporánea”, Edit Félix Varela, La Habana, 2003, p. 227

-            Rodriguez Gómez Gregorio , Javier Gil Flores, Eduardo garcía Jiménez, “Metodología de la investigación cualitativa”, Edit Félix Varela, La Habana, 2004. pp 40-44

- Santos Gracia Caridad, Nieves Armas Rigal, Danzas Populares Tradicionales Cubanas.Centro de investigación y desarrollo de la cultura cubana Juan Marinello, La Habana, 2002

- Vargas Ana Tania, Revista TEMAS, “Controversia Cultura Popular, identidad y comunidad”, Cultura Ideológica Sociedad, No 20-21/ Enero – Junio 2000, Ciudad de La Habana, Cuba, p. 115

- Véase «La UNESCO y el patrimonio inmaterial», en Oralidad. Para el rescate de la tradición oral de América Latina y el Caribe, no. 11, La Habana, 2002:7.

- Vásquez Idenia, Idennnis Vásquez, Daisy Álvarez, Trabajo de Investigación, 2006.

- Wood Yolanda, Controversia Cultura Popular, identidad y comunidad en  Revista TEMAS, “”, Cultura Ideológica Sociedad, No 20-21/ Enero – Junio 2000, Ciudad de La Habana, Cuba, p. 115

 

 

Notas y Referencias

1- Edward Burnett  Tylor: Antropólogo inglés, Fundador junto con Morgan de la moderna antropología cultural  padre de la antropología británica. Autor de uno de los conceptos de cultura más utilizados,  es conocido su pensamiento evolucionista a partir de la propuesta de explicar la evolución de la cultura teniendo en cuenta la evolución de las especies.

2- Transculturación: Término acuñado erróneamente por el antropólogo norteamericano Melvilla J. Herskovits. De acuerdo con esta concepción, para poder hablar de aculturación era imprescindible que el contacto se produjera durante un largo período de tiempo y como resultado del contacto cultural, los cambios subsiguientes se produjeran solamente en uno de los conjuntos afectados, implícitamente el menos “civilizado” o de “cultura inferior”, la definición no precisaba en absoluto la naturaleza de los propios grupos ni de dichos cambios, su carácter y la esencia de su resultado. Se limitaba a enunciar un hecho, un complejísimo fenómeno cultural, como si se tratase de un simple cambio matemático. Ortiz es considerado el autor de este término que expresa el proceso a través del cual son trasmitidos una serie de elementos culturales de una cultura a otra y de esta a la anterior. Diana Iznaga, Transculturación en Fernando Ortiz, Editora de Ciencias Sociales, La Habana, 1989, p.46

3-Folclore (baile), baile ceremonial o lúdico ejecutado por miembros de una comunidad como parte de su tradición cultural. Se utilizan distintos criterios para diferenciar la danza folclórica de otros tipos de danza: los pasos son simples y repetitivos, de tal forma que cualquier miembro de la comunidad puede participar; no requiere la presencia de público y se transmite de generación en generación.

4.1-  Cultura popular tradicional es el acervo de expresiones y manifestaciones de la creación popular, mantenido, recreado y transmitido en un proceso secular, que lo hace tradicional y en el que se emplean vías de transmisión como la palabra y el ejemplo; en síntesis: los rasgos y expresiones culturales que distinguen a un pueblo, pero que, a la vez, presentan las aristas de aquellos elementos que se comparten con otros. (Lesa Cermeño;2006)

5- Fernando Ortiz es una de las grandes figuras de la investigación en el campo de la etnomusicología en Cuba, autor de conceptos actualmente tan extendidos en todo el mundo como el de “transculturación”. Este fragmento pertenece al primer capítulo del libro La música afrocubana, en el que se analizan los orígenes y peculiaridades del folclore de la isla.

“No se podrá achacar a petulancia patriótica si un escritor cubano dice que la popular música bailable de Cuba ha tenido desde hace siglos una gran resonancia, así en el Nuevo Mundo como en el Viejo, pues tal hecho es innegable. Cuba tiene una musicalidad nacional genuina y de cosmopolitas valores”.

Fernando Ortiz, necesario para conocerse a sí mismo. Se puede considerar un maestro de las ciencias sociales de nuestro continente. Marcó huellas para la etnografía, la sociología, la antropología y la historia de América. Muchos de sus trabajos sin concluir sirvieron para futuros estudios, de sedimento necesario para más profundas indagaciones.

6- Graciela Pogoloti destacada autora radicada en cuba donde desarrolla la mayor parte de su obra.

7- La identidad como concepto ha sido abordado por diferentes autores, en la actualidad han proliferado mucho los estudios respecto a esta temática existiendo una gran variedad de conceptos que aunque no son citados tienen cierta relación en cuanto a los términos utilizados.

8- “La fiesta popular tradicional es parte de la memoria histórica de la comunidad, constituye un símbolo de su identidad. Trasmite formas de organización, estructuras sociales y comunitarias. Ejerce, además, una función cohesionadora, al viabilizar iniciativas colectivas. También estimula la creación y activa la participación de los más jóvenes, su apropiación de símbolos y valores aceptados por la comunidad. Eso resulta indispensable. La tradición que no pasa a la nueva generación, muere”.

“El carnaval tiene que conservar sus raíces y a la par incorporar elementos contemporáneos.”(Virtudes Feliu Herrera,2002)

Para citar este artículo puede utilizar el siguiente formato:
López Ramos, Belkis Milagros y Alarcón Ramos, Mireya: "Las danzas populares tradicionales jobabenses: la Conga Cuba Libre" en Revista Caribeña de Ciencias Sociales, abril 2014, en http://caribeña.eumed.net/conga-cuba-libre/

Revista Caribeña de Ciencias Sociales es una revista académica, editada y mantenida por el Grupo eumednet de la Universidad de Málaga.