GESTIÓN DE NUEVOS CULTIVARES DE FRIJOL COMÚN EN LAS CONDICIONES DE LA UBPC “SANTA MARIA 4”

Resumen

Esta investigación se real izó en la UBPC Santa Maria 4 perteneciente a la UEB Antonio Guiteras del municipio Puerto padre, provincia Las Tunas, en el período comprendido entre el 28 de noviembre de 2012 hasta el 16 de febrero de 2013, con el objetivo de evaluar el comportamiento agroproductivo de siete cultivares de frijol común (Phaseolus vulgaris, L. ), en un suelo Pardo sialítico mullido carbonatado con vista a incrementar la biodiversidad y elevar el rendimiento agrícola de este cultivo. Los cultivares evaluados fueron (Velazco Largo, Colorado E-120, frijol Rayado, Rojo E-114, Frijol Crema Japones, Rojo E-130, frijol Blanco Español), se utilizó un diseño de bloques al azar con cuatro réplicas, la fitotecnia aplicada fue la tradicional establecida para este cultivo, los aspectos evaluados fueron los siguientes, altura de las plantas, número de hojas, grosor del tallo, altura de la primera vaina, granos por vainas, peso de 100 granos, rendimiento agrícola, incidencia de las principales plagas y valoración económica de la producción. El cultivar que obtuvo mayor rendimiento fue el Velazco Largo y los de menor el Rojo E-114 y el Rayado, los valores obtenidos permiten asegurar que desde el punto de vista económico es factible la realización de estas siembras, pues se pueden obtener incrementos en el ingreso por ventas de $ 6242.90 – 20108.85 pesos por hectárea. En el experimento las condiciones edafoclimáticas fueron favorables en todo el ciclo del cultivo, no se registraron altos niveles de infestación de plagas y enfermedades.

Palabras claves: Frijol, cultivares, rendimiento, edafoclimáticas, plagas y enfermedades

Abstract
This investigation you real it hoisted in the UBPC Santa María 4 belonging to the UEB Antonio Guiteras of the municipality Port Father, county The Tunas, in the period understood among November 28 2012 up to February of 2013, 16 with the objective of evaluating the behavior agroproductivo of seven cultivares of common bean (Phaseolus vulgaris, L.), in a floor Brown fluffed sialítico carbonated with view to increase the biodiversity and to elevate the agricultural yield of this cultivation. The evaluated cultivares was (Long Velazco, Colorado E-120, Lined, Red bean E-114, Japanese, Red Cream Bean E-130, Spanish White bean), a design of blocks was used at random with four replicas, the applied fitotecnia was the traditional one established for this cultivation, the evaluated aspects were the following ones, height of the plants, number of leaves, grosor of the shaft, height of the first sheath, grains for sheaths, weight of 100 grains, agricultural yield, incidence of the main plagues and economic valuation of the production. Cultivating that he/she obtained bigger yield it was the Long Velazco and those of smaller the Red one E-114 and the Lined one, the obtained values allow to assure that from the economic point of view it is feasible the realization of these siembras, because increments can be obtained in the entrance by sales of $6242.90 – 20108.85 pesos for hectare. In the experiment the conditions edafoclimáticas was favorable in the whole cycle of the cultivation, they didn’t register high levels of infestación of plagues and illnesses.

Key words: Bean, cultivares, yield, edafoclimáticas, plagues and illnesses

I. Introducción

La creciente demanda alimentaria de la especie humana, es un tema de especial interés en todo el mundo, y en la búsqueda de alternativas sostenibles, se encuentran inmersos innumerables investigadores. El fríjol común (Phaseolus vulgaris, L.) es un cultivo de gran importancia para la alimentación humana por el elevado contenido de nutrientes que posee. Es un componente esencial de la dieta, ya que es una fuente importante de proteína. Se consume como vaina fresca o tierna y también sus granos secos, presentan un elevado contenido de proteína (Socorro y  Martín, 1998).

Según Conrado (2006) citado por Garrido (2009), el frijol común (Phaseolus vulgaris) constituye la leguminosa que ha sido objeto de más estudios en América Latina, por ser la fuente principal de proteína, así como por formar parte importante de los hábitos alimentarios de la población

El fríjol común (Phaseolus vulgaris L.) constituye dentro de las leguminosas alimenticias, la especie más importante para el consumo humano y la principal fuente de proteína, de origen vegetal, para más de 5.3 billones de personas en América Latina, África, el Caribe y Asia. (Vance et al., 1995). Sus granos son productos agrícolas de gran importancia para la alimentación animal y humana, ya que son fuentes portadoras de energía a través de su contenido de carbohidratos y grasas. Además aportan minerales y vitaminas necesarias para la nutrición.

Los rendimientos mundiales se comportan en 1.4 t.ha-1, logrando buenos rendimientos Puerto Rico, Alemania, Libia y Grecia, siendo los mayores productores Brasil y EE.UU (Hernández, 1997), mientras que en nuestro país solo se alcanza menos de 1 t.ha-1 como promedio, y se invierten anualmente más de 32 800 000 dólares en la compra de alrededor de 140 000 t de granos. Sin embargo, la producción total nacional no satisface las demandas de la población, por lo que aún en los momentos actuales existe la necesidad de importar miles de toneladas anuales (Chailloux, et  al., 1996)

En Cuba el fríjol constituye un alimento de alta demanda popular, es por ello que se siembran aproximadamente más de 45 000 ha/año. Sin embargo la producción no supera las 10 000 toneladas. En la actualidad se realiza un duro y serio trabajo con el fin de aumentar la producción de alimentos y satisfacer las necesidades cada vez más crecientes de la población, marco en el cual los agricultores cubanos han impulsado la introducción de prácticas agroecológicas  y sostenibles como: el empleo de abonos orgánicos, a fin de potenciar el  rendimiento de los cultivos, tarea que adquiere  particular prioridad en momentos en que la crisis económica mundial provoca la escasez y encarecimiento de los alimentos (MINAGRI, 2000).

La agricultura siempre ha ocupado un papel clave en el país y sigue siendo la espina dorsal de la golpeada economía cubana. Una de las consecuencias de la crisis económica es que la producción agrícola del país se está alejando del modelo basado en el monocultivo y la industrialización, orientado a la exportación azucarera y dependiente de altos insumos importados. Por necesidad, muchos de los agricultores cubanos privados o asociados en cooperativas se acercan a sistemas de producción diversificados y de bajos insumos, orientados a los mercados locales. Otra consecuencia de la crisis es el rápido deterioro de los sistemas convencionales y centralizados de producción, mejoramiento y distribución de semillas (Vernooy et al., 2006), citado por Leyva, (2009).

En los sistemas de producción del mundo en general, y de Cuba en particular, existe un problema, la baja diversidad de variedades dentro de las especies cultivadas. El caso específico del fríjol común, aunque se dispone de un grupo bastante amplio de variedades comerciales a nivel de país, 34 según la lista oficial de variedades comerciales del Ministerio de Agricultura, (MINAGRI, 2010), el acceso de los productores, principalmente aquellos pertenecientes a organizaciones productivas de mayor tamaño como las Cooperativas de Producción Agropecuaria (CPA), Unidades Básicas de Producción Cooperativa (UBPC), y Granjas Estatales, que tienen una alta dependencia del sector formal de Semillas, por diversos motivos, es limitado.

La provincia Las Tunas ha obtenido bajos niveles de producción del cultivo del frijol, y debido a ello, un gran número de investigadores se han interesado en contribuir a la búsqueda de soluciones. Un ejemplo de ello lo constituye el programa para fortalecer la innovación agropecuaria local que ha prestado especial atención al fitomejoramiento. En el municipio Puerto Padre, el rendimiento histórico del frijol se encuentra por debajo de  la media nacional, y no cuenta con una amplia diversidad de cultivares, siendo Japonés y Bat-304, los que se cultivan, este último a mayor escala por presentar mejor adaptación a las condiciones del territorio (García, 2009).

Por lo que en vista de esto y para darle cumplimiento al lineamiento número 193 de la Política  Económica y Social del Partido y la Revolución, (PCC; 2011), que  plantea ” Asegurar el cumplimiento de los programas de producción de arroz, frijol, maíz, soya y otros granos que garanticen el incremento productivo, para contribuir a la reducción gradual de las importaciones de estos productos.   Teniendo en cuenta todo lo expuesto se identificó como: 

Problema científico: Insuficiente diversidad de cultivares de frijol existentes en las   áreas productivas de la UBPC ¨ Santa María 4 ¨ en el municipio Puerto Padre que limita los rendimientos del cultivo. 

Objetivo general: Evaluar el comportamiento agroproductivo de siete cultivares de frijol   en áreas de la UBPC ¨ Santa María 4 ¨, en un suelo Pardo sialítico mullido  carbonatado con vista a aumentar los rendimientos agrícolas y la biodiversidad. 

Hipótesis: Si se seleccionan los cultivares de frijol (Phaseolus vulgaris L.) de mejor comportamiento agroproductivo en áreas de la UBPC ¨ Santa María 4 ¨, se pudieran aumentar los rendimientos en el cultivo y la diversidad biológica del mismo. 

Objetivos específicos:

1. Determinar el rendimiento agrícola y sus componentes.

2. Determinar los indicadores morfológicos.

3. Realizar una valoración económica de la producción.

III. MATERIALES Y MÉTODOS

El experimento se realizó en áreas de la UBPC  ” Santa María 4 ” en el municipio de Puerto Padre  en la provincia Las Tunas, en el período comprendido entre el 28 de noviembre  de 2012 hasta el 28 de febrero de  2013, en condiciones de campo, evaluándose siete  cultivares; los que constituyen  los tratamientos objeto de la investigación (tabla 1).

             Tabla 1. Cultivares objeto de Estudio

No   Cultivares 
1 Velazco Largo
2 Colorado E-120
3 Rayado
4 Rojo E-114
5 Crema Japones
6 Rojo E-130
7 Blanco Español

3.1 Montaje del experimento

Para el montaje del experimento se realizó un diseño de bloques al azar con 7 tratamientos (cultivares) y 4 réplicas,  en parcelas de 4 m de largo por 3 m de ancho con una distancia entre réplicas de 1 m.

El cultivo se desarrolló en un suelo Pardo sialítico mullido carbonatado según (Hernández  et al., 2001),  según la clasificación genética de los suelos, sus características principales se exponen a continuación.

Durante la etapa experimental se tuvo en cuenta el comportamiento de las principales variables climáticas, las que se muestran en la tabla 3. Los datos fueron tomados de  la estación meteorológica de Puerto Padre.        

Tabla 3. Comportamiento de las variantes climáticas del período

Variable / meses  

Noviembre

12

Diciembre

12

Enero

13

Febrero

13

Temperatura o C

25.7

25.2

23.5

24.5

Precipitaciones (mm)

39.0

45.5

52.0

35.0

Humedad relativa %

76.2

75.4

73.3

74.8

Se emplearon semillas procedentes del  Instituto Nacional de Ciencias Agrícolas (INCA), con un 98 % de germinación.

Durante el ciclo vegetativo a las plantas se le realizaron las siguientes observaciones:

1       Altura de las plantas (cm). Se realizó a los 15, 30, 45 y 60 días después de la germinación para lo cual se utilizó  una cinta métrica.

2       Número de hojas. Se realizó a  los 15, 30, 45 y 60  días después de la germinación.

3       Grosor del tallo (mm). Se realizó a  los 15, 30, 45 y 60 días después de la germinación para lo cual se utilizó un pie de rey.

4       Altura de la primera vaina (cm).Se realizó a los 60 días después de la germinación por lo que se utilizó una cinta métrica.

5       Número de vainas por plantas. Se realizó a  los 45 y 60  días después de la germinación.

6       Granos por  vaina, se realizara  a los 60 días después de la germinación

7       Peso de 100 granos (g). Se utilizara una balanza analítica.

8       Rendimiento por hectárea, t.ha-1 Para su evaluación se tendrá  en cuenta el rendimiento obtenido en cada parcela, y  posteriormente se transformaron estos datos a rendimientos en toneladas por hectárea. 

3.2 Fitotecnia aplicada: Según lo establecido por el instructivo técnico del  cultivo. (MINAGRIC, 2008)

Preparación de suelo: Las labores de preparación de suelo se hicieron por el método tradicional, empleando una yunta de bueyes con un arado de vertedera.

Siembra: Se realizó el 28 de noviembre del  2012 de forma manual a una profundidad de 4 cm y la distancia entre surcos de 0.70 m y. 0.1 m entre plantas.

Riego: En este sentido en las condiciones de humedad para los cultivares evaluados se le aplicó un riego de supervivencia en el momento de la siembra,  con la técnica de riego por aspersión.

Fertilización: No se aplicó ningún fertilizante

Control de plantas no objeto del cultivo: Se realizó con azada cada 15 días.

Control de plagas y enfermedades: Se aplicó Tamarón mezclado con Zined a los 35 días de la germinación, al observarse síntomas ligeros del ataque de insectos y suponiéndose que la roya debía aparecer en la etapa final del ciclo del cultivo.

Cosecha: La cosecha se realizara de forma manual,  en la fase de madurez y expuso al sol para lograr así un buen secado del grano.

3.3 Método de análisis empleado para evaluar las mediciones

Las evaluaciones fueron procesadas por un análisis de varianza. Todos los datos obtenidos producto de las mediciones fueron sometidos al análisis de varianza y las medias se compararon utilizando la prueba de Tukey para el 0.05 % de significación, mediante el paquete estadístico Estadística.

3.4 Análisis económico

Para realizar el análisis económico se tuvo en cuenta la escala especial agrícola para las Unidades Básicas de Producción Cooperativa, los cálculos se hicieron  a partir del  costo  necesario para establecer una hectárea de frijol en las condiciones adoptadas por la mayoría del campesinado en estas zonas. Las labores de preparación de suelo, cultivo y cosecha fueron las descritas en el trabajo.

El análisis económico efectuado se hizo en base a la producción obtenida en t.ha-1, para cada uno de los cultivares, evaluándose los siguientes indicadores económicos. 

VP= Rto x Vp

Donde: VP: Valor de la Producción .

Rto:Rendimiento agrícola en t.ha-1.      

Vp: Valor de una tonelada del producto.

Gn= VP – Gt

Donde:  Gt: Gastos totales

C/P= VP / Gt

Donde:

C/P: Costo por peso  para una hectárea de frijol.

IV- RESULTADOS Y DISCUSIÓN.

En la tabla 7 se muestran los resultados de la altura de las plantas, desde los 15 días ya se observan diferencias significativas entre los cultivares, lo que corrobora lo planteado por Socorro y Martín (1995), que expresan que la planta de fríjol presenta una altura variable entre (20 y 60cm), los resultados obtenidos en este indicador coinciden  lo planteado por estos autores, los mayores valores lo obtuvo el Rojo E-130 y los menores el Velazco Largo.

            Tabla 7.  Altura de las plantas de frijol.

  

Altura de las plantas de frijol (cm).

15 días

30días

45días

60días

Velazco Largo

11.27e

18.07c

25.05a

28.65a

Colorado E-120

9.70cd

14.87ab

36.30b

44.22b

Rayado

7.82a

13.97a

38.10bc

46.53c

Rojo E-114

10.42de

18.07c

39.72bc

48.31e

Crema Japones

9.12bc

16.02abc

39.22bc

47.41d

Rojo E-130

10.55de

17.92bc

43.82c

52.39g

Blanco Español

8.15ab

15.00abc

40.82bc

51.68f

CV (%)

4.94

7.98

7.40

0.59

ES

0.23

0.65

1.39

0.13

 En la tabla 8 se muestran los resultados del número de hojas por  plantas, a los   15 días no existen diferencias significativas entre los cultivares, lo que no  coincide con los resultados obtenidos por Pérez (2010), a partir de los 30 días ya se observan  diferencias significativas entre los cultivares, lo que corrobora lo obtenido por García (1992), Núñez y Foster(1996), los mayores valores los obtuvo el cultivar Blanco Español, y los menores el cultivar Velazco Largo. 

Tabla 8. Número de hojas por planta. 

  

Hojas por  plantas de frijol (u).

15 días

30días

45días

60días

Velazco Largo

2.52

8.67ab

15.30a

8.51a

Colorado E-120

2.50

10.05b

31.45b

11.80b

Rayado

2.15

7.70a

27.92cd

18.43e

Rojo E-114

2.55

9.25ab

25.67bc

15.38d

Crema Japones

2.45

7.77a

26.00bc

26.69f

Rojo E-130

2.52

9.65b

22.65b

13.47c

Blanco Español

2.60

9.72ab

30.22cd

31.36g

CV (%)

10.12

10.14

8.10

2.65

ES

0.12

0.45

1.03

0.23

 

En la tabla 9 se muestran los resultados del Grosor del Tallo, a los   15 días existían  diferencias significativas entre los cultivares, sin embargo a partir de los 30 días y hasta la culminación del ciclo vegetativo no  resultados similares fueron reportados por; (Kuruvadi y Aguilera, 1992; García et al., 1992; Ramírez y Serrano, 1992 y Cruz et al,. 1992). 

Tabla 9.  Grosor del tallo. 

  

Grosor de las plantas de frijol (mm).

15 días

30días

45días

60días

Velazco Largo

3.42c

4.50

5.50

5.42

Colorado E-120

3.15abc

4.25

5.80

5.70

Rayado

3.25bc

4.20

5.45

5.50

Rojo E-114

3.12abc

4.27

5.50

5.40

Crema Japones

3.02abc

4.27

6.12

6.12

Rojo E-130

2.85ab

4.10

5.17

5.12

Blanco Español

2.75a

4.40

5.75

5.75

CV (%)

6.80

6.02

12.13

11.20

ES

0.10

.012

0.34

0.31

 

En la tabla 10 se muestran los resultados de la altura de la primera vaina, se observa como no existen  diferencias significativas entre los cultivares, resultados similares fueron reportados por; (Kuruvadi y Aguilera, 1992; García et al., 1992; Ramírez y Serrano, 1992 y Cruz et al,. 1992). 

Tabla 10. Altura de la primera vaina

Tratamiento

Altura de la

primera

vaina(cm)

Velazco Largo

11.25

Colorado E-120

7.97

Rayado

9.00

Rojo E-114

9.35

Crema Japones

9.20

Rojo E-130

9.85

Blanco Español

9.52

CV (%)

13.99

ES

0.66

En la tabla 11 se muestran los resultados del número de vainas por plantas donde se observa que existieron diferencias significativas entre los cultivares, coincidiendo con los resultados obtenidos por (Ferrera, 2006; Rodríguez, 2006; Becker, 2009), los mayores valores los obtuvieron los cultivares Colorado E-120 y Rojo E-114, y los de menor el Rayado, el Blanco Español y  el Crema Japonés.  En cuanto al número de granos por vainas  se observa que existieron diferencias significativas entre los cultivares, coincidiendo con los resultados obtenidos por Becker (2009), los mayores valores los obtuvieron los cultivares Rayado y el Blanco Español, y los de menor y  el Velazco Largo y el Rojo E-114. En cuanto al peso de 100  se observa que existieron diferencias significativas entre los cultivares, coincidiendo con los resultados obtenidos por Ferrera (2006), los mayores valores los obtuvo el cultivar  Velazco Largo y los menores los cultivares Rojo E-114 y el Crema Japonés. En cuanto al rendimiento agrícola  100  se observa que existieron diferencias significativas entre los cultivares, coincidiendo con los resultados obtenidos por (Ferrera, 2006; Rodríguez, 2006; Becker, 2009), los mayores valores los obtuvo el cultivar  Velazco Largo y los menores los cultivares Rojo E-114 y el Rayado.  Resultados  similares fueron reportados por; (García et al., 1992; Ramírez y Serrano, 1992).

Tabla 11. Estructura de los rendimientos.

Tratamiento

Número de vainas

por plantas

Números de granos por vainas

Peso  de 100

Granos,  (g)

Rendimiento

t.ha-1

Velazco Largo

13.57bc

4.27a

38.00f

2.97f

Colorado E-120

16.85c

5.25b

15.00c

1.42b

Rayado

6.97 a

6.25c

18.00d

1.33ab

Rojo E-114

15.77bc

5.02ab

8.00a

1.24a

Crema Japones

8.90 a

5.27b

7.00a

1.81c

Rojo E-130

12.80b

5.30b

10.00b

2.73e

Blanco Español

7.00a

5.50bc

25.00e

2.52d

CV (%)

14.21

6.59

4.60

2.88

ES

03.83

0.17

0.39

0.02

 

 En la tabla 12 se muestran los resultados de la valoración económica, en todos los tratamientos evaluados existió ganancia, la cual fue mayor en el cultivar Velazco largo. La evaluación de los siete cultivares se realizaron bajo las mismas condiciones, por lo que el gasto de producción fue el mismo, coincidiendo con el que tradicionalmente se tiene en la UBPC. Teniendo en cuenta que se tomó el precio de venta de una tonelada de frijol a la Empresa de Acopio, los valores obtenidos permiten asegurar que desde el punto de vista económico es factible la realización de estas siembras, pues se pueden obtener incrementos en el ingreso por ventas de $ 6242.90 – 20108.85 pesos por hectárea.

 Tabla 12. Valoración económica.

INDICADORES

I

II

III

IV

V

VI

VII

Rendimiento,  t.ha-1

2.97

1.42

1.33

1.24

1.81

2.73

2.52

Gastos totales por ha

3695.70

3695.70 3695.70 3695.70 3695.70 3695.70 3695.70

Ganancia de realización

1Tn x 8015.00 ($)

23804.55

11381.30

10659.95

9938.60

14507.15

21880.95

20197.80

Ganancia neta por ha ($)

20108.85

7685.60

6964.25

6242.90

10811.45

18185.25

16502.10

Costo por peso($)

0.18

0.48

0.53

0.59

0.34

0.20

0.22

 

V. CONCLUSIONES 

1. El rendimiento fue superior estadísticamente en el cultivar Velazco Largo y los de menores resultados correspondieron  a los l cultivares Rayado y Rojo E-114.

2. De forma general se obtuvieron utilidades en todos los cultivares, siendo los mayores en el  Velazco Largo

VI. RECOMENDACIONES

Evaluar esto cultivares  en los próximos años y en otras condiciones edafoclimáticas del municipio Puerto Padre para tener mayor criterio de su comportamiento.

VII. REFERENCIAS BIBLIOGRAFICAS

  1. Acosta G., J. A., (1991). Mecanismos fenológicos de escape en frijol en
  1. Publicación Especial 4: 52 56. En: CIAT. Resúmenes sobre Frijol. 16(2): 14.
  2. Acosta, G.; Adams, W. (1992). Rasgos de la planta y estabilidad de rendimiento de cultivares de frijol en condiciones de estr és por sequía. En: CIAT. Resúmenes sobre frijol. 27 (1): 12.
  3. AEC (Anuario estadístico de Cuba), 2008. http://www.one.cu/aec2008.htm
  4. Águila A., E. 1995. Caracterización agronómica de variedades de frijol común (Phaseolus vulgaris L.). Tesis Ing. Agrónomo, Facultad de Ciencias Agropecuarias, Universidad Central de Las Villas, Santa Clara, 57p
  5. Aguilera C., D. M.; J. A. Acosta G. (1991). Estudio del sistema radical de 5 variedades de frijol bajo condiciones de invernadero. Publicación Especial. 4: 67 – 76. 1990. En: CIAT Resúmenes sobre Frijol. 16(2): 10.
  6. Amurrio, J.M.1999. Estudio de la infectividad y efectividad de la simbiosis Rhizobium leguminosarum – Pisum. Trabajo fin de carrera. Universidad de Santiago de Compostela.
  7. Álvarez, G.; Feijó, J. (1990). La humedad aprovechable residual del suelo y el rendimiento del frijol. Agrociencia. 1(4): 145 -160.
  8. Araya González, J. A. H. Sánchez A.; A. Lagunas T.; D. Mota S. (1996). Control de plagas de maíz y frijol almacenados mediante polv os minerales y vegetales. Agrociencia. 30(2): 223 – 231. 66
  9. Araya, C. M. 1996. Pathogenic and molecular variability an telia production of
  10. Uromyces appendiculatus isolates from the Andean and Middle American Centers of domestication of common bean. PH.D. Thesis. University of Nebraska -Lincolm, 159p.
  11. Araya, C. R. Rodríguez; J. C. Molina; F. T. Ramos (1995). Importancia, síntomas y manejo de las principales enfermedades del frijol (Phaseolus vulgaris L). Cali. CIAT. 69 p.
  12. Araya, R., Rodríguez, R., Molina, J. C., Ramos, F. T. (1995). Variedades mejoradas de frijol (Phaseolus vulgaris L.). Concepto, obtención y manejo. Ciat. Cali. Colombia. 65 p.
  13. Bernal, N. (1997). Variedades de Caña de Azúcar. Uso y manejo. Ciudad Habana p 1-5.
  14. Bernsten, R. & Mainville, D. (1999). Handmade projects of seed production. In Experience in the Handmade Production of Seed of Bean in Center America. Shop of Production and distribution of Seeds of Bean in Center America. Panamerican Agricultural school / Zamorano, Honduras, 101 p
  15. Bliss, F. A. 1993. Breeding common bean for improved bilogical nitrogen fixation Plant and Soil Euphytica 67: 65 – 70.
  16. Burin, M. E. (1991). Floración y patrón de floración en 2 cultivares de frijol en relación con la temperatura y la precipitación. Agronomía Sulriograndense. 24(2): 165 – 182. 1988. En: CIAT. Resúmenes sobre Frijol. 16(2) p.10.
  17. Burdman et al.; 2000) Breve reseña de los de experimentos en el campo con 67 biofertilizantes. La Habana:
  18. Camargo Lezama, M. F.; J. Vera G.; B. Domínguez R. (1997). Preferencia,
  19. mortalidad y fertilidad de Acanthoscelides obtectus (Say) en 6 líneas de frijol y la variedad Jamapa. Agrociencia. 31(3): 253 -257.
  20. Castro Ruz Raúl.2009 Discurso pronunciado por el General de Ejérc ito,
  21. Presidente de los Consejos de Estados y de Ministros, en la clausura del IV período ordinario de sesiones de la Asamblea Nacional del Poder Popular. Palacio de las Convenciones, 20/12/2009.
  22. 20. Castiñeiras, Leonor. (1992). Germoplasma de Phaseolus vu lgaris L. en Cuba: Colecta, caracterización y evaluación. Tesis de grado Dr. en Ciencias Agrícolas. INIFAT.
  23. 21. CIAT. 2001. Soluciones que cruzan fronteras. Frijol mejorado para África y
  24. América Latina En: http //www.ciat.cgiar.org/about_ciat/acerca/ frijol.htm.
  25. 22. CIAT. (1997). Cultivando Afinidades. Cuídate Mosca Blanca. Cali. Colombia. 23. CIAT. (1995). Guía de estudio. Profrijol. Cali Colombia. 78.
  26. 24. Cruz, I. (1992). Evaluación de dos criterios de evaluación en una población de frijol sujeto a irradiación con Co- 60. Chapingo 16(77): 14-17.
  27. 25. Chailloux, (2006). M.; Fernández.; Faure, B.; Caballero, R. (2000). roducción de frijol en Cuba. Situación actual y perspectiva inmediata. Agronomía Mesoamericana, vol.7, no.2, p.98-107.
  28. 26. Debouck, G.; Hidalgo, R. (1985). Morfología de la planta de frijol común. En: frijol: Investigación y producción. Cali. CIAT. p. 7 -43 68
  29. 27. Denis J.C. y M.W. Adams: A factor Analisys of plant Variables Acluted to Yield in Beans. I. morphological Traits, EN Crop Sc ience. Vol. V18, (1), 1978, New York, pp. 74-78.
  30. 28. Diouf, J. (1996). El estado mundial de la Agricultura y la Alimentación. Roma. FAO.
  31. 29. Duarte, C. (1990). Resistencia del Frijol a las condiciones de sobre – humedecimiento en un suelo Hidromórfico G ley Amarillo. Ciencia y Técnica de la Agricultura. Riego y Drenaje. 13 (2) 19 -25.
  32. 30. Duran, F. (1991). Identificación de algunos virus de la caraota (Phaseolus vulgaris L.) por métodos serológicos y plantas indicadoras en algunos cultivos en el estado Tachira. Revista Científica. UNET. Vol (3): 25 -36. 1991. En: CIAT.
  33. Resúmenes sobre Frijol. 16(2)8.
  34. 31. Dyer, J. M.; A. S. Razvi. (1992). Evaluación de riesgos del compost de desechos sólidos. En: CIAT. Resúmenes sobre frijol. vol 12 (1).
  35. 32. Edye, O. (1991). Formas tradicionales de mantener la fertilidad del suelo: CIAT. Resúmenes sobre frijol. 16 (1): 26.
  36. 33. Echemendía G., Ana Lidia. 2003. Caracterización y diagnóstico del virus del mosaico dorado amarillo del frijol (BGYMV) en Cuba. Tesis Doctor en Ciencias Agrícolas. Instituto de Investigaciones de Sanidad Vegetal. La Habana, 38p.
  37. 34. FAO. 2010. Estadísticas sobre los cultivos, los conceptos, las definiciones y las clasificaciones en http://www.fao.org/es/ess/rmcrops.asp. Fecha de consulta:
  38. Ferrera, 2006; Rodríguez, 2006) Producción de frijol en Cuba. Situación actual y perspectiva inmediata. Agronomía Mesoamericana, vol.7, no.2, p.98 -107.
  39. Fernández, F. (1985). Etapas de desarrollo en la planta de frijol. En: frijol: Investigación y producción. Cali. CIAT. P. 61 -78.
  40. Gallardo, A., L.; C. M. Paredes. (1991). Efecto de la frecuencia de riego sobre frijol. Agricultura Técnica. 50(4) 364 –378.
  41. García M. et al (2005). Aplicación del análisis multivariado en el estudio de la diversidad genética del frijol. Centro Agrícola. vol 19(2-3): 83 – 87.
  42. GEPTS, P. & DEBOUCK, D. 1991. Origin, domestication and evolution of common bean (Phaseolus vulgaris L.). In: van Schoonhoven, A. & Voysest, O. (Eds). Common Beans; Research for Crop Improvement. CIAT, Cali, Colombia. P.7-53.
  43. González, A. (1996). Riego en e l Este Tucumano. Estudio de su factibilidad agro – económica. Avance Agroindustrial. 16(64): 3.
  44. González Ávila, Mirtha; J. J. Castellanos Linares. (1984). Influencia de diferentes estadios del cultivo del frijol en el desarrollo de la roya. Academia de Ciencias de Cuba. no 19: 3 – 8.
  45. González Ávila, Mirtha. (1988). Enfermedades fungosas del fríjol en Cuba. La Habana. ed. Científico- Técnica.
  46. Gutiérrez, R. (1990). Guía para cultivar frijol en el norte de Zamora. Folleto Técnico 32. México. 1990.
  47. Henríquez G, R.; E. Prophete; C. Orellana. (1995). Manejo a gronómico del cultivo del frijol (Phaseolus vulgaris L.). Cali. CIAT. Colombia. 98 p.
  48. Hidalgo, R. (1991). Colección Mundial de Phaseolus del CIAT. Common beans 34: 163 -197. En: CIAT. Resúmenes sobre Frijol. vol 16(3) p 43.
  49. Infante, Digna. (1990). Uso de técnicas nucleares en la obtención de nuevas variedades de frijol. Tesis de grado (Dr. en Ciencias Agrícolas), ISACA.
  50. Irañeta, M.; R. Rodríguez. (1983). Agrotécnia del frijol en IV Curso Intensivo de Postgrado del frijol. La Habana. Minagri.
  51. Kohaschi Shibata, J. (1990). Aspectos morfofisiológicos del frijol (Phaseolus vulgaris L.) y su relación con el rendimiento. Chapingo. Montecillo. México.
  52. Kuruvadi, S.; Aguilera, D. M. (1992). Patrones del sistema radical en frijol común. En: CIAT. Resúmenes sobre frijol. 17 (1): 11. 71
  53. Kuruvadi, S.; Aguilera, D. M. (1994). Patrones del sistema radical en frijol común (P. vulgaris). Turrialba Vol. 40(4): 491-498.
  54. Li, P.H. /et al./ (1992). Uso del potencial de adaptación del Frijol a la temperatura como criterio de selección en ambientes cálidos. En: CIAT. Resúmenes sobre frijol. 17 (1).
  55. LEYVA, A (2009). Metodología para la aplicación de los principios de la Agricultura Sostenible. Sus resultados en el norte amazónico. INCA. XI Seminario científico La Habana, Nov: 17-20.: 215p.
  56. Martín, Lucy.; Moreno, Irene.; Varela, M. (2006) Agricultores creando sus variedades. INCA. MES. Cuba. p-29
  57. MINAGRI, 2000. Instructivo Técnico para la producción hortícola en organopónicos.
  58. MINAGRI.2010. Instructivo Técnico para el cultivo del frijol. Dirección de Cultivos Varios, MINAGRI, La Habana, 35p.
  59. Miklas, P. N; Kelly, J. D; Beebe, S. E y Blair, M. W. 2006. Common bean breeding
  60. Moran, F.; Barrales, J. (1990). Colectas de frijol, su comportamiento y floración en temporal. Chapingo vol. 16(71-72): 68 -72.
  61. Núñez-Barrios, A.; Foster, E.1996. Efecto del déficit hídrico sobre el crecimiento de hojas, tallos y vainas de frijol. Agricultura Tec. En México 22:99 -109

62. PCC, 2011.Lineamientos de la Política Económica y Social del Partido y la Revolución. p.28

  1. Pereira, P. A. A. (1990). Evidencias de domesticación y diseminación del frijol. Pesquisa Agropecuaria Brasileira. 25(2): 19 –23. 1990.
  2. RAAA. (1995). Uso de biofertilizantes en fríjol. Boletín 18. p. 12. Perú.
  3. Ramírez, C. J. A. (1985). El efecto de la aplicación de estiércol sobre algunas propiedades físicas y químicas del suelo y rendimiento del cultivo algodonero: Tesis eficiencia cintura. Instituto Tecnológico Degrap No-10. Torreón, Coah. México.
  4. Ramírez, H. A.y L. M. Serrano C. (1992). Selección de variables respuesta en fríjol (P. vulgaris). Chapingo vol. 16 (77): 22 – 25.
  5. Ríos,H.; et al. Farmer participation and access to agricultural biodiversity. Responses to plant breeding limitation in Cuba. En: CIP -UPWARD. 2003. Conservation and sustainable use of agricultural biodiversity: A source book. International Potato Center – Users´ perspectives with agricultural research and devepment, Los Baños, Laguna, Filipinas. P. 382-387.
  6. Ríos, B. M. J. (1992). Mejoramiento del frijol común (Phaseolus vulgaris L.). En: CIAT. Resúmenes sobre frijol. 17 (1): 15: 37.
  7. Rodríguez, F. G. y S. Kuruvadi. (1990). Aptitud combinatoria en fríjol común. Turrialba Vol. 40(3): 346 – 352.
  8. Rodríguez, M. O; Chaveco, O; Ortiz, R; Ponce, M; Ríos, H; Miranda, S; Días, G; Portelle, Y; Torres, R; Cedeño, L. 2006. Evaluación del comportamiento de líneas de XVI.
  9. Rojas Bolaños, J. R. (1990). Validación de un modelo de predicción para rendimiento de grano de fríjol. Agro ciencia. México. 1 (4): 8 -24.
  10. Samadi, A.; Sepaskhah, L. (1991). Efectos del riego por surcos alternos en el rendimiento y la eficiencia del uso del agua en frijol. Agriculture Research 3(2): 95 – 115. Irán.
  11. Shahutu, A. (1992). Resultados de la investigación sobre Fríjol en Ruanda. En: CIAT. Resúmenes sobre fríjol. 12 (1): 17.
  12. Schener, F. F. y H. R. Bartz. (1992). Abonamiento del Frijol con estiércol de Aves, Nitrógeno, Fósforo y Potasio. En: CIAT. Resúmenes sobre frijol 12 (1): 11.
  13. Socorro, M, Martín, W. (1998).Granos. Instituto Politecnico Nacional. México.318p.
  14. Troncoso V. Héctor, et al, (1997). Variación estacional del nitrógeno de la biomasa microbiana en un suelo bajo diferentes sistemas de manejo  Agricultura Técnica. vol 57(4):.243 – 249. 76
  15. Vélez, Miguel. (1991). Producción Animal y sostenibilidad. Ceiba vol 32 (2): 183 – 184.
  16. Vidal P. Ivan. (1997). Biomasa microbiana en un suelo sometido a diferente manejo de labranza y rotación. Agricultura Técnica. Vol. 57 (4): 272 – 280.
  17. Vieira, C. (1988). Perspectivas da cultura do Feijao e de outras leguminosas de graõ no pais e no mundo. P. 3.
  18. Write, Jeffrey W. (1985). Conceptos básicos de Fisiología del frijol. En: frijol: Investigación y producción. Cali. CIAT.
  19. Write, J.; Izquierdo, J. (1991). Frijol: fisiología del potencial de rendimiento y tolerancia al estrés. Cali. CIAT. P 2.
  20.  Zinmermamn, M.; de O, J. (1990). Cultivo do Feijoerio. Fatores que afetam  productividade. Agrociencia. vol II(4). Montecillo.
  21. Zinmermamn, M. J. de O. (1988). Cultivo do Feijoerio. Factores que afetam a productividade. Associaçâo Brasileira para Pesquisa da Potassa e do Fosfato. Piracicaba – SP.

 

Para citar este artículo puede utilizar el siguiente formato:
Avila Concepción, Juan Miguel,Díaz García, Astor Fabián y López Cruz, Rosarelis: "Gestión de nuevos cultivares de frijol común en las condiciones de la UBPC “Santa Maria 4”" en Revista Caribeña de Ciencias Sociales, noviembre 2013, en http://caribeña.eumed.net/cultivares-frijol/

Revista Caribeña de Ciencias Sociales es una revista académica, editada y mantenida por el Grupo eumednet de la Universidad de Málaga.