EL ECO-PARQUE INDUSTRIAL: UNA ALTERNATIVA PARA EL CRECIMIENTO SOSTENIBLE DE PAÍSES EN VÍAS DE DESARROLLO

Resumen
El panorama económico, social y ambiental no siempre es el más favorable para alcanzar un crecimiento industrial sostenible en los países en vías de desarrollo. En ocasiones, la distribución geográfica de las industrias no es la más indicada y se generan deficiencias en la adquisición de los materiales, el uso de la energía y el tratamiento de los residuos, lo que influye negativamente en la productividad y en el medio ambiente circundante. Los Eco-Parques Industriales se proponen como una estrategia para articular el trabajo conjunto de varias empresas de forma tal que se minimicen los impactos medioambientales del grupo y se obtengan mejores resultados económicos a largo plazo.

Palabras claves: Eco-Parque Industrial, desarrollo sostenible, medio ambiente.

Eco-Industrial Parks: One alternative for sustainable growth in Developing Countries

Abstract
The economic, social and environmental situation is not always the best for reaching sustainable growth in Developing Countries. Often, the geographic location of industrial plants is not the indicated and it generates problems for acquiring materials, using energy and treating wastes. Then, productivity and the surrounding environment are affected. This article proposes Eco-Industrial Parks as one strategy to articulate the collaboration of several industries in a way that minimize its environmental impacts and improves its economic results in a long term.

Keywords: Eco Industrial Park, sustainable development, environment.

Introducción

El desarrollo sostenible es “aquel que satisface las necesidades de la generación presente sin comprometer la capacidad de las generaciones futuras para satisfacer sus propias necesidades” (World Commision on Environmentand Development, 1987, citado por (Lozano, 2008)). Este concepto se ha visto amenazado por el crecimiento industrial, que ha ocasionado el deterioro, daño y agotamiento severo al ecosistema natural.

Un análisis global del problema del desarrollo sostenible requiere integrar sistemáticamente los procesos económicos, ambientales y sociales. Lo anterior requiere de estudio, desarrollo e instrumentos adecuados que les permita a las administraciones locales abordar los problemas de índole social, económica y ambiental demanera integral y de concientizar a la sociedad en la urgencia de una transformación del modelo de desarrollo. (Lirón, 2013)

En este sentido, los Eco-Parques Industriales (EPI), implementan conceptos de la ecología industrial que contribuyen a un crecimiento económico sostenible. Las primeras ideas de los Eco-Parques Industriales fueron descritas durante una presentación en la Conferencia de las Naciones Unidas sobre Medio Ambiente y Desarrollo, Rio de Janeiro 1992. Este concepto trata de imitar – en un contexto industrial – el intercambio y el flujo de sustancias que se produce entre los organismos en los ecosistemas naturales. (Fleig, 2000)

El trabajo coordinado de los EPI les permite obtener un beneficio colectivo mayor que la suma de beneficios individuales que podría alcanzar cada empresa optimizando únicamente su propio desempeño ambiental. Existen diferentes definiciones que describen los EPI y estructuras similares, distinguidas por el nivel de concentración geográfica, así como por los campos de cooperación y su complejidad. (Kurup & Stehlik, 2009)

Los Eco-Parques Industriales

Los Eco-Parques Industriales “son comuni­dades de negocios en los cuales las empresas coo­peran entre sí, compartiendo sus recursos (infor­mación, materiales, residuos, recursos humanos, energía y otros) para alcanzar una mejora económi­ca y social. A su vez se reducen los impactos sobre el medio ambiente y se obtiene de forma directa, un incremento en su competitividad, así como una reducción del consumo de recursos”. (Pérez & Meza, 2013)

Usualmente los Eco-Parques Industrial se asocia a las industrias situadas en la misma ubicación geográfica. Sin embargo,  las principales diferencias entre los Eco-Parques Industriales y los usuales parques industriales, radican en la estrecha cooperación e intercambio entre: las empresas, la administración del parque y la dirección local/regional, así como en los esfuerzos comunes que ellos realizan para que las actividades industriales sean, a lo sumo, sustentables en términos económicos, ecológicos y sociales. Dentro de ellos podemos encontrar diversas clasificaciones:

 

Eco-Parque Industrial Virtual

… región en la cual las industrias no están necesariamente localizadas en el mismo lugar, pero están vinculadas por el intercambio de desechos y la colaboración a diferentes niveles”. (Côté & Cohen-Rosenthal, 1998)

Red de Intercambio de Subproductos

Es una comunidad o red de empresas y otras organizaciones en una región que elige interactuar a través del intercambio y el uso de subproductos y/o energía de forma tal que se reduzca las necesidades de recursos de entrada y la contaminación generada. (Côté & Cohen-Rosenthal, 1998)

Ecosistema Industrial

Es un sistema en el cual es optimizado el consumo de energía y materiales, es minimizada la generación de desechos y los efluentes de un proceso sirven de materia prima a otro. (Fleig, 2000)

Simbiosis Industrial

En la Simbiosis Industrial se observa una relación de alta interdependencia entre empresas que intercambian materiales y energía de forma mutuamente ventajosa contribuyendo cada una al bienestar de la otra. (Jacobsen, 2006).

Algunos autores usan los términos “Simbiosis Industrial”, “Ecosistema Industrial”, “Red de Intercambio de Subproductos” y “Parque Eco – Industrial” como sinónimos. Sin embargo,  los términos “Ecosistema Industrial” y “Simbiosis industrial”, así como “Red Eco- Industrial” son usados usualmente para agrupar numerosas estructuras de cooperación a elevados niveles como nacional e incluso global.

Uno de los ejemplos más representativos de la ecología industrial es el caso de la ciudad de Kalundborg en Dinamarca, su proceso innovador consistió en controlar las complejas actividades industriales, para lo cual definió una jerarquía organizacional similar a una cadena alimenticia y configuró la ciudad compuesta por relaciones orgánicas, en las que interactúan una gran variedad de especies, con los recursos materiales disponibles, es decir, se interrelacionan un ecosistema social y natural. La interdependencia le permitió a la ciudad autorganizarse y autorregularse, como también definir una estructura capaz de adaptarse, resistente a cambios sociales, económicos y ambientales. La jerarquización de los sectores productivos contribuyó a la rentabilidad y a las disminución de la carga de desechos materiales en el agua, el suelo y en el aire. (Rojas & Moreno, 2012)

Eco-Parques Industriales en países en vías de desarrollo

Ocasionalmente, en países en vías de desarrollo, coexisten varias industrias de mediano tamaño en parques industriales, para las cuales se les dificulta la gestión ambiental debido a la falta de personal, de información y de recursos financieros. El concepto integrador de los EPI puede ayudar a estas empresas a romper estas barreras una vez se tengan los conocimientos y el financiamiento. Los EPI les pueden ofrecer además una gran oportunidad para mejorar la eficiencia en el intercambio de información en el contexto de la cooperación. (Lujan, 2003)

No obstante, una de las precondiciones elementales para el éxito de un proyecto de EPI es la oportunidad de presentarle a las empresas participantes ventajas competitivas en relación a la eficiencia, a la disminución de los costos e incremento del valor creado durante los procesos productivos. (Kurup & Stehlik, 2009)

En contextos donde: el agua y la energía son altamente subsidiados, las materias primas son más baratas que sus respectivos materiales reciclados, la disposición de los residuos y la contaminación del aire no genera costos y donde además no existe presión por parte de la comunidad o los consumidores sobre el desempeño ambiental; puede tornarse difícil convencer a una empresa para que se incorporare a un EPI. Sin embargo, a nivel mundial está creciendo el interés por elevar el desempeño ambiental de las empresas a causa del continuo deterioro del medio ambiente, lo que influye favorablemente en el mejoramiento de las condiciones generales necesarias para implantar EPI en países en desarrollo. (Kurup & Stehlik, 2009)

En muchos de estos países la legislación ambiental es bastante progresista, pero su implementación es deficiente. Las condiciones para mejorar el desempeño ambiental en países de Europa del Este, parece ser especialmente favorable, ya que la Unión Europea está insistiendo en su medio ambiente y se está asimilando su legislación ambiental. Este motivo es favorable a la aplicación de estrategias de ecología industrial y los conceptos de EPI. (Ashton, 2009)

A pesar de que la estrategia de los EPI se encuentra mayormente difundida en los países industrializados como Estados Unidos, Canadá, Reino Unido, Alemania, Dinamarca, Holanda y Japón entre otros, varios países en vías de desarrollo o recién industrializados, han implantado EPI y han obtenido resultados favorables, entre ellos: China, Brasil, Egipto, Fiji, India, Namibia, Zimbawe, Indonesia y Tailandia. La transferencia de los conceptos de EPI a los países en vías de desarrollo y recién industrializados es posible en una escala  mucho mayor en el futuro. (Pereira, 2013)

Estrategias para diseñar un  Eco–Parque Industrial

Una estrategia esencial para  desarrollar EPI es integrarlos en los sistemas naturales para minimizar los impactos ambientales locales. (Costa & Ferrão, 2010)

Los sistemas de energía  deben maximizar la eficiencia energética, facilitar el diseño, la rehabilitación, la generación conjunta de energía, el uso de la energía en cascada, etc. También se pueden alcanzar mayores niveles de eficiencia mediante flujos de energía inter-plantas y el uso de  fuentes renovables. (Isenmann, 2010)

La gestión de los flujos de materiales y de los desechos debe contemplar a todas las empresas involucradas. Se debe enfatizar en la prevención de la contaminación, especialmente con sustancias tóxicas, asegurar el máximo re-uso y el reciclaje de materiales entre las empresas, reducir los riesgos de los materiales tóxicos mediante el tratamiento de desechos y vincular las empresas del EPI con la región vecina mediante el intercambio de recursos y redes de reciclaje. El objetivo ideal es obtener sistemas de ciclo cerrado en cuanto al uso y re-uso los recursos materiales. (Costa & Ferrão, 2010)

La conservación del agua y la reducción de la contaminación se puede alcanzar diseñando flujos de agua y estrategias similares a las descritas para la energía y los materiales.

Además de los servicios básicos de gestión de los parques industriales la administración de un EPI debe mantener la convergencia de las empresas necesarias para el mejor uso de sus subproductos, dar soporte para la mejora ambiental de las empresas individuales y al parque en su conjunto, así como operar un sistema de información que soporte la comunicación entre empresas y  le informe a sus miembros sobre las condiciones ambientales locales. (Isenmann, 2010)

Otra estrategia importante es la creación de nuevas construcciones o la rehabilitación de las existentes siguiendo las mejores prácticas ambientales en la selección de los materiales y las tecnologías de construcción, incluyendo el reciclaje y re-uso de materiales, considerando las implicaciones del ciclo de vida ambiental de los mismos. (Fleig, 2000)

Algunas posibilidades de reutilización de subproductos y energía. Retos tecnológicos.

Para ser considerados sustentables los procesos industriales, deben poseer  etapas que potencien el aprovechamiento de los materiales y la energía durante la producción y a su vez minimicen o eliminen la presencia de residuos y desechos que puedan contribuir a la contaminación ambiental y a sus efectos. (Agudelo Guinand, 2014)

En los EPI, el objetivo no es solo realizar producciones más limpias si no también lograr la cooperación entre plantas industriales, compartiendo recursos, para lograr aprovechar y reutilizar todo lo que sea posible. (Pérez & Meza, 2013)

La recuperación de subproductos y energía requiere de tecnología disponible, confiable y asequible, capaz de transformar estos componentes para su uso con un saldo beneficioso para el medio ambiente. (Costa, Massard, & Agarwal, 2010) A continuación se mencionan algunas posibilidades de aprovechamiento de residuos industriales.

Las cenizas provenientes de la combustión del carbón pueden usarse como aditivo del cemento, ofreciéndole cualidades favorables y en la producción de materiales de construcción como ladrillos de propiedades superiores a los convencionales. También pueden usarse en la reducción de nitratos, amonio, y fosfatos, como agente de neutralización de ácidos en la agricultura y en el tratamiento de desechos. (Kurup & Stehlik, 2009)

Los residuos de bauxita contienen una mezcla de sílice, aluminio, hierro, calcio y óxidos e hidróxidos de titanio que pueden emplearse en diversas áreas: como material sustituto en la producción de cerámicas, como aditivo en suelos arenosos, para reducir el fósforo en corrientes de agua y disminuir la eutrofización. Además  son útiles  como componente especial del cemento y agente principal en la neutralización de ácidos y metales pesados. (Kurup & Stehlik, 2009)

Los desperdicios de carbón son una fuente potencial de combustibles, pero deben ser tratados con la tecnología adecuada antes de ser usados por los daños ambientales que pueden ocasionar.

La chatarra es otra fuente de recursos muy utilizada, pero sería importante utilizar tecnologías que permitan su clasificación automática para obtener mejores resultados que con la separación manual.

Otros materiales ampliamente reciclados son el papel y el plástico

El uso racional del agua y su reutilización es un factor primordial para el desarrollo industrial en la actualidad, particularmente en áreas de intensa actividad industrial, donde se pueden implementar estrategias para reincorporar a los procesos productivos aguas tratadas, recicladas e incluso aguas de mar desalinizadas. En la industria de minerales, la minería y en otras actividades se aplican estas técnicas.

Los subproductos con propiedades ácidas o alcalinas se pueden recuperar para su uso posterior, en este caso es la mejor solución financiera y ambiental por los elevados costos de su eliminación. El hidróxido de sodio, por ejemplo es ampliamente usado en la industria química.

La quema de aceites y solventes residuales aportan grandes cantidades de energía, pero su empleo está condicionado al estricto control y monitoreo de los procesos  para garantizar que las emisiones de sustancias halogenadas y aromáticas al aire disminuyan hasta los niveles permisibles. (Jacobsen, 2006)

De las emisiones de gases provenientes de la industria se podrían obtener sustancias valiosas para otras producciones, pero para ello se necesitan tecnologías costo-efectivas. Desarrollar tecnologías en este sentido constituye un gran reto pues las tecnologías actuales son altamente costosas, y sería una gran contribución la separación de sustancias como el dióxido de carbono, el dióxido de azufre y los óxidos de nitrógeno de las emisiones de las industrias pues son causantes de problemas ambientales como las lluvias ácidas, el calentamiento global y el smog. (Ashton, 2009)

 

El calor residual de procesos industriales es fuente de energía que al ser capturada podría ser reutilizado en el mismo proceso que lo originó o en otros que necesitarían electricidad o combustibles fósiles. El calor también puede aprovecharse en la desalinización de aguas cercanas y en la destilación. El proceso de capturar el calor requiere de tecnología y equipamientos costosos por lo que resulta conveniente para nuevas industrias considerarlo desde el diseño inicial para no incurrir en costos adicionales. (Jacobsen, 2006)

Obstáculos en la implementación de EPI en países en vías desarrollo

A pesar de que el entusiasmo por los Eco-Parques Industriales puede ser alto por los resultados que se obtienen una vez implantados, existen dificultades asociadas a su implementación.

El primer obstáculo es la desconfianza que se genera entre las empresas que conforman el EPI por el temor que existe a los acuerdos y compromisos que se toman. Generalmente existe duda sobre compartir información que puede ser confidencial para una empresa, lo que exige complicados contratos de confidencialidad.  Otro dificultad importante es el miedo a la interdependencia  que se crea entre las empresas, para los que debe considerarse que el EPI debería estar basado en varias empresas muy bien establecidas en la región, con una dependencia no solo al interior del parque, sino también en la comunidad externa, estableciendo relaciones contractuales para enfrentar cualquier eventualidad. En muchos casos también puede ser necesario cambiar en alguna medida las estructuras y los procesos de las empresas, de manera que puedan responder adecuadamente a los requerimientos de los intercambios de residuos, productos e información que son necesarios para la implantación de un EPI. (Lujan, 2003)

Cuando se discute sobre Eco-Parques Industriales también se corre el riesgo de exagerar las demandas en términos de ventajas ambientales y elaborar una “lista de deseos” que luego no es posible materializar por sus costos económicos. (Fleig, 2000)

Además, la planeación e implementación de un nuevo EPI puede incurrir en costos superiores de desarrollo, debido a estándares superiores y en consecuencia los periodos de recuperación de la inversión pueden extenderse en relación a los de los parques tradicionales.

Muchos países en desarrollo se caracterizan por un amplio “sector informal” con millones de pequeñas empresas en lugar de grandes fábricas como se ven en los países industrializados. “El consumo colectivo de materiales (y sus resultantes problemas de contaminación y desechos) en este ‘sector informal’ es frecuentemente superior al del sector formal”. (Fleig, 2000) Por tanto, será necesario considerar este sector si se pretende implantar un EPI.

Otro problema radica en que en muchos casos se requiere de la introducción de nuevas tecnologías con sus correspondientes costos de inversión, para mejorar el desempeño ambiental y los beneficios se  perciben a largo  plazo. La ausencia de capital de inversión puede frenar la participación de pequeñas y medianas empresas en este tipo de proyectos. Cuando se quieren transferir EPI a diferentes regiones del mundo es de crucial importancia, además de analizar los aspectos legales, revisar detalladamente las condiciones socio-culturales y la situación del mercado, pues en algunos casos se ha fracasado al transferir estos proyectos a otras áreas. (Smits, 2007)

Conclusiones

Una vez analizados los escenarios productivos que pueden presentarse en los países en vías de desarrollo y las oportunidades que ofrecen los Eco-Parques Industriales, se sugiere esta estrategia como una opción para dirigir un desarrollo industrial sostenible a largo plazo para dichas economías, una vez que se cuente con el respaldo financiero y los conocimientos necesarios para su adecuado diseño e implementación. De esta forma se logra incrementar sustancialmente la productividad y producir limpiamente, bajo parámetros competitivos, al centralizar nuevas tecnologías, nuevas técnicas de gestión y nuevas estrategias comerciales que fortalecen el sector productivo y resultan amigables al medio ambiente.

Referencias bibliográficas

Agudelo Guinand, M. I. (2014). Aplicaciones de ecología industrial en la gestión integral de residuos peligrosos. Tesis de Máster Universitat Politécnica de Catalunya.

Ashton, W. S. (2009). The Structure, Function, and Evolution of a Regional Industrial Ecosystem. Journal of Industrial Ecology, 228-246.

Costa, I., & Ferrão, P. (2010). A case study of industrial symbiosis development using a middle-out approach. Journal of Cleaner Production, 984-992.

Costa, I., Massard, G., & Agarwal, A. (2010). Waste management policies for industrial symbiosis development: case studies in European countries. Journal of Cleaner Production, 18(8), 815-822.

Côté, R., & Cohen-Rosenthal, E. (1998). Designing eco-industrial parks: a synthesis of some experiences. Journal of Cleaner Production.

Fleig, A.-K. (2000). ECO-Industrial Parks A Strategy towards Industrial Ecology in Developing and Newly Industrialised Countries.

Isenmann, R. (2010). ICT for Environmental Sustainability. ICT-Ensure.

Jacobsen, N. B. (2006). Industrial Symbiosis in Kalundborg, Denmark. A Quantitative Assessment of Economic and Environmental Aspects. Journal of Industrial Ecology.

Kurup, B., & Stehlik, D. (2009). Towards a model to assess the sustainability implications of industrial symbiosis in eco-industrial parks. Progress in industrial ecology – An International Journal. Vol 6. No. 2.

Lirón, V. O. (2013). El impacto del Parque Natural del Hondo en el desarrollo local de Catral (Alicante). GeoGraphos:Revista Digital para Estudiantes de Geografía y Ciencias Sociales, 4(53), 499-530.

Lozano, S. (2008). Revista internacional de sostenibilidad,tecnología y humanismo.

Lujan, M. (2003). Eco-Industriales, una Opción de Desarrollo Sostenible para el Sector Productivo Regional.Cochabamba.

Pereira, D. (2013). ECOPARQUES EMPRESARIAIS E VANTAGEM COMPETITIVA: UM ESTUDO SOBRE O POLO VERDE TECNOLÓGICO DO RIO DE JANEIRO. SÃO PAULO: FUNDAÇÃO GETULIO VARGAS. ESCOLA DE ADMINISTRAÇÃO DE EMPRESAS DE SÃO PAULO.

Pérez, J. L., & Meza, V. S. (2013). Los procesos industriales sostenibles y su contribución en la prevención de problemas ambientales. Industrial Data, 108-117.

Rojas, J. H., & Moreno, C. P. (2012). Ecología industrial y desarrollo humano integral sustentable. Dinámica social, ambiental y económica. Gestión & Sociedad, 5(1), 147-161.

Smits, G.-J. (2007). Online sustainability research 2007. Jungle Rating/Internet Consultants.

Para citar este artículo puede utilizar el siguiente formato:
Vega Calcines, Anabel y Medel González, Frank: "El Eco-Parque Industrial: una alternativa para el crecimiento sostenible de países en vías de desarrollo" en Revista Caribeña de Ciencias Sociales, mayo 2014, en http://caribeña.eumed.net/eco-parque-industrial/

Revista Caribeña de Ciencias Sociales es una revista académica, editada y mantenida por el Grupo eumednet de la Universidad de Málaga.