LA FAMILIA ESPIRITUANA DESDE LAS REPRESENTACIONES SOCIALES

RESUMEN.
La crisis económica que ha venido atravesando Cuba desde hace más de dos décadas, ha confluido con la crisis económica mundial, y ha enfrentado a la familia con disímiles problemas económicos y de reestructuración. Estos han generado otros en el orden psicológico y familiar que han alcanzado proporciones sociales. Sin embargo, no en todas las familias cubanas se registran iguales tendencias, y no todas han modificado sus formas de “hacer y crecer en familia”. Esta investigación se acerca a las representaciones sociales sobre la familia, en los marcos de la Municipalidad de Sancti Spíritus, para identificar cuáles mecanismos de ajuste ante la crisis han desarrollado aquellas familias que lograron mantener el cumplimiento de sus funciones biológica, económica, cultural y afectiva o espiritual. Cómo lograron esas familias cumplir con la macrofunción educativa, y mantener su patrimonio inmaterial familiar (y comunitario) a pesar de todas las dificultades. Los resultados apuntan hacia los valores sociales relacionados con la vida cotidiana de la familia, mientras son menos reconocidos los relacionados con las funciones y con la aceptación social de la familia. Se aprecia una posición autocritica y consciente del patrón positivo. También se determinaron cuales familias resultan ser socialmente relevantes desde las representaciones sociales.
Palabras clave: familia, representaciones sociales.

ABSTRACT.
The economic crisis has come crossing Cuba for more than two decades, it has converged with the world economic crisis, and it has faced to the family with dissimilar economic problems and of restructuring. These have generated others in the psychological and family order that they have reached social proportions. However, not in all the Cuban families they register same tendencies, and not all have modified their forms of “to make and to grow in family”. This investigation comes closer to the social representations on the family, in the marks of the Municipality of Sancti Spíritus, to identify which adjustment mechanisms before the crisis they have developed those families that were able to maintain the execution of its biological, economic, cultural and affective or spiritual functions. How they achieved those families to fulfill the educational function, and to maintain their family immaterial patrimony (and community) in spite of all the difficulties. The results point toward the social values related with the daily life of the family, while they are less grateful those related with the functions and with the social acceptance of the family. A self-critical position is appreciated and aware of the positive pattern. They were also determined which families are to be socially outstanding from the social representations.
Key words: family, social representations.

INTRODUCCION.

La generación de  políticas vinculadas al desarrollo social manifiesta un creciente interés por parte de las organizaciones y organismos internacionales. Uno de los temas prioritarios es el de la familia como centro de las atenciones, por ser ella la principal responsable de la reproducción humana así como de la crianza y protección de los niños y jóvenes y por estar permanentemente amenazada por la globalización y los problemas contemporáneos del desarrollo humano.

En el caso de Cuba, se conoce que el medio social no es ajeno a los problemas económicos y de interacción familiar que pueden generar conflictos severos en los hogares y en la crianza de los niños. Sin embargo, a pesar de la profunda crisis económica de los últimos años, la familia cubana se ve menos afectada que la de otros países latinoamericanos en cuanto a seguridad social y al impacto de las tendencias neoliberales, la tecnología y la pérdida de valores.

A pesar de ello, y según apunta Arés Muzio (2002-2007), en  nuestras familias se manifiestan, de manera singular, los impactos de las políticas sociales de educación, salud y seguridad social; es por ello que en la familia cubana se observan niveles de funcionamiento típicos y múltiples incongruencias que van desde contradicciones no resueltas, hasta vulnerabilidad de salud por riesgos socioambientales.

Es conocido que la crisis económica que ha venido atravesando Cuba desde hace más de dos décadas y que ha confluido con la crisis económica mundial, ha enfrentado a la familia con disímiles problemas económicos y de reestructuración. Estos han generado otros en el orden psicológico y familiar que han alcanzado proporciones sociales.

Sin embargo, no en todas las familias cubanas se registran iguales tendencias, y no todas han modificado sus formas de “hacer y crecer en familia”.

Resulta importante entonces identificar cuáles mecanismos de ajuste ante la crisis han desarrollado aquellas familias que lograron mantener el cumplimiento de sus funciones biológica, económica, cultural y afectiva o espiritual. Cómo lograron esas familias cumplir con la macrofunción educativa, y mantener su patrimonio inmaterial familiar (y comunitario) a pesar de todas las dificultades.

Sancti Spíritus es una provincia cubana que posee características particulares por su historia, cultura y desarrollo económico. Desde las estructuras del gobierno local, resulta una aspiración que familia espirituana llegue a ser una base sólida del desarrollo humano local, con el propósito de lograr un entorno patrimonial y económico estable y bien estructurado; sin embargo, este objetivo debe pasar, necesariamente, por un proceso de desarrollo que requiere previamente de investigación, asesoría, y resolución de problemas al seno de las familias, pues la materialización de aspectos macroeconómicos y sociales pasa, necesariamente, por la actividad de los seres humanos que los construyen.

La autora coincide con Arés Muzio (2007), cuando considera que desde el punto de vista teórico se hace imprescindible operar con la concepción de familia como grupo humano, lo cual significa aceptar, no sólo desde lo declarativo, sino desde un punto de vista metodológico y práctico, un abordaje que utilice al grupo  familiar como unidad de análisis.

Es por ello que los estudios de familia carecen de técnicas de  evaluaciones grupales y generalmente utilizan el método de informantes claves de la familia, así como tampoco existen muchas evidencias científicas desde una mirada social, que permita ampliar el espectro en el estudio de este grupo humano. (Ares, 2009)

Para un abordaje integral de la familia se hace necesario entender la interrelación dialéctica entre lo intrasubjetivo, lo intersubjetivo y lo suprasubjetivo, concibiendo este último aspecto como la visión o representación que tiene el ente social acerca de la familia, entendiendo esta como unidad de análisis y no  una suma de miembros aislados.

La Teoría de las representaciones sociales, puede resultar oportuna en el camino de hacer inteligibles la subjetividad individual y social en el estudio de la familia, más aun en una realidad donde pluralidad y singularidad se integran en una dinámica continua y particular que demanda análisis, comprensión e intervención; en pos del progreso social.

Esta teoría trata de explicar el comportamiento, no mediante mecanismos de respuesta individual, sino por creencias de origen social, compartidas por los grupos; estableciendo relaciones de interacción e interdependencia entre la estructura social y cultural y los aspectos mentales, lo que rebasa el concepto de actitud, que solo captaba la expresión subjetiva de los cambios sociales.

Al considerar que las representaciones sociales son explicaciones del sentido común, se explicita una distinción entre ambos fenómenos, al tiempo que se fundamenta su mayor dinamismo y fluidez con la intensidad  y ritmo vertiginoso de los procesos sociales en general y de la movilidad social en específico, del desarrollo de la ciencia y de las interacciones comunicativas, típicos de la modernidad.

Problema científico: ¿Qué características tiene  la familia espirituana desde las representaciones sociales?

Objetivo: Explorar las características de la familia espirituana desde las representaciones sociales.

DESARROLLO

El concepto de representación social fue propuesto por Serge Moscovici en 1961, quien se nutrió para su desarrollo de otras escuelas, entre ellas la Psicología Evolutiva  de Jean Piaget, y la obra de Sigmund Freud. (Moscovici, 1979)

Los presupuestos de Moscovici  (1961) son, junto a los trabajos de Henry Tajfel, sobre relaciones intergrupales e identidad social y de Willen Doise, sobre condiciones sociales del desarrollo cognitivo; los principales responsables de una vertiente de la Psicología Social europea, que en la búsqueda de una identidad académica propia se ha erigido en alternativa de la practicada en los Estados Unidos.

La propuesta de Moscovici (1979) resumía años de estudios teóricos y empíricos, tras los cuales funcionaba un propósito básico: …”redefinir los problemas y conceptos de la Psicología Social…” (Moscovici, 1976). Hecho  que permitió comprender la esencia del pensamiento social desde otra perspectiva.

Los postulados Moscovicianos tomaron una dirección diferente a la del hegemónico paradigma norteamericano y, aunque poseen coincidencias, también tienen diferencias significativas. (Alvaro. J L, 1992).

Varias corrientes y escuelas en Psicología y otras Ciencias Sociales son reconocidas en vínculo estrecho con la Teoría de las representaciones sociales. Las valoraciones sobre los contenidos y magnitud de la influencia tienen matices diversos y a veces contrapuestos. (Alvaro. J L, 1992).

No obstante, existe consenso en reconocer que la evolución de la Psicología Social ha transcurrido por etapas asociadas a tres conceptos precisos, estos son el concepto de actitudes, el concepto de cogniciones sociales y el de representaciones sociales, que han dejado profundas huellas en el devenir histórico de la disciplina en general. (Alvaro. J L, 1992).

Sin embargo, la complejidad del fenómeno que describe, hace difícil definir el concepto, sobre lo cual Moscovici y muchos de sus seguidores han elaborado múltiples teorías y valoraciones.

Aun así, del estudio de muchos teóricos de las representaciones sociales se puede concluir que las mismas constituyen una formación subjetiva multifacética y polimorfa, donde fenómenos de la cultura, la ideología y la pertenencia socio estructural dejan su impronta; al tiempo que elementos afectivos, cognitivos, simbólicos y valorativos participan en su configuración. (Candia. J A, 1998)

La profusión de nociones sobre las representaciones sociales, permite determinar que no son excluyentes ni contradictorias entre sí, sino que se complementan, aun cuando hacen énfasis en aspectos diferentes, que pueden observarse en el fenómeno representacional. (Candia. J A, 1998)

Desde mediados de los 90 del siglo pasado, la Teoría de las representaciones sociales comenzó a ganar espacios en el quehacer académico de la Psicología Social cubana. No son muchos los estudios empíricos realizados, y se vinculan principalmente al área de la Salud/Enfermedad, privilegiándose además la perspectiva de género. Se ha estudiado el SIDA, el alcoholismo, el cáncer, así como los roles paterno y de género y otros objetos como el trabajo, la emigración y la raza, quedando al margen el estudio de la familia, como objeto y sujeto social y como grupo humano de vital importancia. (Guerra, G. y  Trejo, Z. 1996)

Por otra parte la Teoría de las representaciones sociales no ha privilegiado ningún método o técnica de investigación. La diversidad de encuadres teóricos ha determinado la adopción de distintos métodos y  técnicas; sin que ello signifique, necesariamente, un eclecticismo teórico-metodológico.

Si se parte de presupuestos compatibles, que abordan el fenómeno desde perspectivas o aristas distintas, es posible articular técnicas y métodos, que igualmente permitan un acercamiento más profundo y multidimensional, concibiendo a las representaciones sociales como producto intersubjetivo, de carácter substancial, resultado de la construcción y creación de los actores sociales interactuantes. Es posible entonces que las vías de acceso para su conocimiento se encuentren en el campo de la comunicación y la interpretación. (Jodelet. D, 1989)

En líneas generales  para el estudio de las representaciones sociales se ha apelado a las prácticas discursivas que los sujetos producen ante procedimientos estructurados o estandarizados como, cuestionarios, escalas, o mediante el método del experimento. También se han usado técnicas con poco o ningún grado de estructuración, como el análisis de contenido, las entrevistas en profundidad, la asociación libre de palabras y otras.

Por su parte el análisis de los datos obtenidos por una u otra vía, ha sido indistintamente desarrollado desde la perspectiva cuantitativa o cualitativa. (Spink, J.M, 1994)

No debemos olvidar un importante precepto teórico general: toda representación es siempre de algo (el objeto) y de alguien (el sujeto, la población o grupo social). De modo tal que no es posible estudiar a uno y desconocer al otro, son los extremos imaginarios de un binomio con los que debemos operar simultáneamente.

METODOLOGIA.

Existen diferentes modelos para el abordaje psicosocial de la realidad, pero desde nuestra perspectiva se prefiere una metodología multiniveles, con la cual intentamos resolver la dicotomía cuali/cuantitativa, al integrar ambos métodos de manera natural, al tiempo que se ubica al enfoque psicosocial como eje del análisis.

El estudio integrado de fenómenos complejos y dinámicos como familia y realidad social, desde una perspectiva psicosocial, utilizando métodos cuantitativos tanto como cualitativos, permite producir un conocimiento válido para la comprensión de la subjetividad humana.

Procedimiento y técnicas

Esta es la primera etapa del estudio y consiste en la exploración de las representaciones sociales sobre la familia espirituana. Los datos se obtienen por medio de una encuesta.

La consigna de investigación es la misma para todo el trabajo, dicha de forma verbal siempre antes de comenzar cada sesión de aplicación de las técnicas e instrumentos y dice: Este es un estudio de la Universidad de Sancti Spiritus, sobre cuestiones familiares. Su colaboración es de gran importancia. La información que brinde será completamente anónima y confidencial. Si lo desea, por favor participe. Muchas gracias.

Esta encuesta se responde individualmente y puede ser aplicada por el investigador o un colaborador, sin que medie un período previo de entrenamiento para su aplicación. Como datos generales se piden: edad, sexo, escolaridad, profesión, Consejo Popular donde reside el informante, además se solicita responder con una palabra el significado que tiene para el encuestado tres frases relacionadas con la familia:

La vida cotidiana en familia es: __________

La familia espirituana es: ________________

Una familia espirituana socialmente relevante: ____________

Aplica para el desarrollo de la técnica anterior la asociación libre de palabras. Esta técnica fue desarrollada inicialmente desde la concepción psicoanalítica. Su creador, A. Jung, la utilizó para acceder a los complejos inconscientes de los pacientes. Posteriormente, rebasó los límites del psicoanálisis y ha tenido amplio uso tanto en las investigaciones psicológicas y en la práctica clínica, como en el estudio de las representaciones sociales, desarrollado por S. Moscovici, D. Jodelet y otros. En este caso,  tiene como objetivos la posibilidad de ver diferencias en la connotación social de la vida cotidiana familiar, lo que es una familia espirituana y la posibilidad de aparición del papel destacado otorgado a algunas familias espirituanas. Luego de recoger la información que brindan los sujetos de investigación, se realiza el análisis de contenido en cuanto a las asociaciones en cada caso, las palabras que se repiten y de las diferentes categorías según las palabras evocadas.

Posteriormente se completa la encuesta con la pregunta siguiente:

Mencione a tres familias espirituanas relevantes.

Se cierra la encuesta con la pregunta:

Se pudiera considerar a su familia como socialmente relevante? Explique su respuesta con tres palabras.

Con esta última pregunta también se pone en práctica la asociación libre de palabras de A. Jung.

Proceso de selección de la población estudiada

La población estudiada se seleccionó respetando la dialéctica de lo cuantitativo referencial integrado a lo cualitativo y en función de la propia complejidad del fenómeno en estudio.

Para realizar este estudio se utilizó la técnica de selección Bola de nieve, con un referente de diseño no probabilístico, por cuotas, tomando como población total la zona de residencia Sancti Spíritus.

En la primera etapa de la investigación, donde se aplica la encuesta,  el criterio que define la variable para la selección de los sujetos es la de pertenecer a una familia espirituana.

Lugar de residencia Personas del estudio Porcentaje
CP Banao 18 18.8
CP Parque 20 20.2
CP Guayos/Cabaiguan 20 20.2
CP Colon 20 20.2
CP Olivos 21 21.2
Total 99 100

 

 

Características sociodemográficas de los informantes

Indicadores CP Banao CP Parque CP Guayos/Cabaiguan CP Colon CP Olivos Total
Sexo F 16 13 13 12 11 65
M 2 8 7 8 9 34
Nivel escolar Universitario 11 7 13 11 10 52
Preuniversitario/ técnico 6 9 7 5 6 33
Secundaria 1 - - - - 1
Primaria - 4 - 4 5 13
Primaria s/terminar - - - - - 0
Grupo etario 12-19 años - 3 - - 3
20-30 8 4 6 - 5 23
30-60 9 11 11 16 12 59
60 y + 1 6 - 4 3 14
Profesion Profesionales 4 7 2 10 8 31
Técnicos 6 1 5 - 4 16
Obreros 3 2 10 - 2 17
Desvinculados - 4 - 2 2 8
Cuentapropistas - 2 - 4 2 8
Campesinos 2 - 2 - - 4
Amas de casa 2 - 1 - - 3
Jubilados 1 5 - 4 2 12

 

Categorías de análisis.

Se consideran cuatro tipos de conceptos, para agrupar las respuestas de los informantes, estos son:

Conceptos relacionados con los valores sociales (trabajadores, honestos, solidarios, estudiosos, responsables y revolucionarios)

Conceptos relacionados con las funciones de la familia (unidos, tradicionales, familiares, interesados, afectivos, buena crianza, seguridad, sacrificio, amor, amistad, seriedad)

Conceptos relacionados con la aceptación social de la familia (popularidad, normalidad, utilidad)

Conceptos negativos relacionados con la no relevancia de la propia familia (pobreza, malas relaciones intrafamiliares, no trascendencia)

Esta clasificación de los conceptos utilizados por los informantes se utiliza para agrupar los datos relativos a la vida cotidiana de la familia, las características de la familia espirituana y el autoconcepto de relevancia familiar.

Las familias espirituanas socialmente relevantes se agrupan según frecuencia de respuestas en las tres mayores frecuencias emitidas por los informantes en cada Consejo Popular.

ANÁLISIS DE LOS RESULTADOS.

Acerca de los datos relativos a la vida cotidiana de la familia:

Se aprecia como los conceptos relacionados con los valores sociales, solo son reconocidos en 15 casos, mientras que en 82 respuestas se expresan conceptos relacionados con las funciones de la familia y en 30 respuestas se emiten conceptos relacionados con la aceptación social de la familia.

En este sentido existe un reconocimiento desde la representación social de la importancia de las funciones familiares en la vida cotidiana familiar, aun cuando en el instrumento no se les pregunto sobre este elemento en particular, lo que demuestra el alto nivel de conciencia acerca de la realidad del cumplimiento de estas funciones en la cotidianidad de vida de la familia espirituana. Lo mismo sucede con la formación de valores, aunque este número resulta inferior al del reconocimiento social, demostrando la importancia de este aspecto para la población en la provincia.

Sobre los datos relativos a las características de la familia espirituana, destacan los conceptos relacionados con los valores sociales en 81 respuestas, mientras que los relacionados con las funciones de la familia obtuvieron 53 y solo 25 se refirieron a los relacionados con la aceptación social de la familia.

Por otra parte, acerca de los datos relativos al auto concepto de relevancia familiar, sigue estando en mayoría de respuestas los conceptos relacionados con los valores sociales en 66 de los encuestados, mientras que los relacionados con las funciones de la familia solo se expresan en 12 y se les concede mayor importancia a los conceptos relacionados con la aceptación social de la familia en 33 respuestas.

Vale destacar que en 47 casos de los 99 explorados, se obtuvieron conceptos negativos relacionados con la no relevancia de la propia familia, lo que deja entrever una posición autocritica y por tanto consciente del patrón positivo, acerca de la propia familia del encuestado.

Las familias que se consideran socialmente más relevantes son:

Gourriel (deportistas) 75 respuestas

Sanchez y Valdivia (relativas a conceptos históricos) 40 respuestas

Ornia (médicos) 33 respuestas

CONCLUSIONES.

La familia espirituana vista desde las representaciones sociales se concreta en:

  1. Los conceptos relacionados con las funciones y con la aceptación social de la familia, prevalecen sobre los valores sociales relacionados con la vida cotidiana de la familia.
  2. Entre las características de la familia espirituana destacan los conceptos relacionados con los valores sociales, mientras que son menos reconocidos los relacionados con las funciones y con la aceptación social de la familia.
  3. En cuanto al autoconcepto de relevancia de las familias espirituanas, destacan los valores sociales. Se aprecia una posición autocritica y consciente del patrón positivo.
  4. Las familias socialmente relevantes entre la población espirituana son: familia Gourriel, familia Sánchez-Valdivia y familia Ornia.

 BIBLIOGRAFIA

Ares Muzio P. (2002). Psicología de la familia. Una aproximación a su estudio.La Habana: Facultad de Psicología. U H.

Anuario Demográfico de Cuba 2012. La Habana: ONE.

Alvaro. J L. (1992). Notas críticas para un análisis de la teoría de las representaciones sociales. Trabajo para la oposición a Profesor Titular. Facultad de Ciencias Políticas y Sociología, Departamento de Psicología Social. España Universidad Complutense de Madrid. Disponible formato htm. http://www.iin.oea.org/conferencia_ana_ceruti.htm

Candia. J A. (1998) La representación social del trabajo en un grupo de trabajadores cubanos. Trabajo de Diploma. La Habana: Facultad de Psicología, Universidad de la Habana.

Carugati. G. y  Palmonari (1991) A propósito de las representaciones sociales. En: Revista Arthropos #124 Sept.

Castellón Castillo, S. et al (2012) Estudios sobre la familia cubana. Apuntes y propósitos. Disponible formato htm. http://www.eae.com

Durán Gondar A, Valdés Jiménez Y, Chávez Negrín E, Alfonso González.T. (2001). Familia  y cambios socioeconómicos  a las puertas del nuevo milenio.La Habana: Departamento de Estudios sobre Familia. Centro de Investigaciones Psicológicas y Sociológicas. Ministerio de Ciencia, Tecnología y Medio Ambiente.

Doise, W. (1991) Las representaciones sociales: presentación de un campo de investigación. Anthropos, 27.

González Villarrubia P.I. Semblanza de la familia. Rev. Cub. Med. Gen. Integr. 2000;16(1): Pág. 80-8

Guerra, G. y  Trejo, Z. (1996) El SIDA en Cuba: una aproximación desde la teoría de las representaciones sociales. Trabajo de Diploma.  La Habana: Facultad de Psicología, Universidad de la Habana.

González Rey. F. (1997) Epistemología cualitativa y subjetividad. La Habana: Edit. Pueblo y Educación.

Ibañez, T  (1996) Teoría de las representaciones sociales. En: Fluctuaciones conceptuales e torno a la Postmodernidad. Caracas, Universidad Central de Venezuela.

Jodelet. D. (1989) La representación social: Fenómenos, conceptos y  teoría. En: Moscovici. S. “Psicología Social II” Barcelona, España: Ediciones  Paidós.

Moscovici, S. (1979) El Psicoanálisis, su  imagen y su público. Buenos Aires, Argentina: Edit. Huemul.

Reigota, M. (1995) Meio ambiente e representacao social. Sao Paulo, Brasil: Editora Cortez.

Spink, J.M. (1994) Revelando teorías implícitas. Una metodología de análisis de las representaciones sociales. Sao Paulo, Brasil: Edit. Voces Ltda.

Para citar este artículo puede utilizar el siguiente formato:
Castellón Castillo, Sonia M.: "La familia espirituana desde las representaciones sociales" en Revista Caribeña de Ciencias Sociales, febrero 2014, en http://caribeña.eumed.net/familia-espirituana/

Revista Caribeña de Ciencias Sociales es una revista académica, editada y mantenida por el Grupo eumednet de la Universidad de Málaga.