GNU/LINUX: ALTERNATIVA AL SOFTWARE PROPIETARIO

Resumen
El software libre es un movimiento imparable, que se basa en compartir y en la cooperación en vez de la competencia salvaje. La experiencia ha demostrado además que esta metodología no solo es preferible éticamente, sino que además produce mejores programas desde un punto de vista técnico.

Palabras Claves: software libre, software, informática, Linux, GNU, computación, sistema operativo, software propietario

Introducción.

El software de la computadora puede dividirse a grandes rasgos en programas del sistema que controlan la operación del equipo y programas de aplicación que realizan las tareas que el usuario desea. El programa del  sistema más importante es el Sistema Operativo (SO), que controla todos los recursos de la computadora y ofrece la base (llamados al sistema) sobre la cual se escriben los programas de aplicación.

Una computadora está formada por al menos un procesador, memoria y dispositivos de entrada salida. Es un sistema complejo y si hubiera que escribir programas que supieran manejar directamente todos los dispositivos la tarea sería prácticamente imposible. Para resolver este problema se pone una capa de software que se encarga de administrar todas las partes del sistema y presenta a los programas de aplicación una máquina virtual más fácil de entender.

Esta capa es el SO, en este trabajo nos proponemos realizar un análisis  del por qué utilizar y programar en un SO, el Linux, uno de los SO cuyo número de usuarios crece más rápidamente en el ambiente informático.

Aunque Linus Torvals jamás lo imaginó, Linux se convirtió rápidamente en una herramienta general para la computación. La gente dejó de ver a Linux como un juguete, y lo empezó a tomar en serio. Hoy existen MILES de aplicaciones que corren bajo Linux, desde suites de oficina hasta videojuegos 3d. Cientos de GULs (Grupos de Usuarios de Linux) en todo el mundo discuten sobre maneras como mejorar a Linux. Incontables números de sitios web, sitios de discusión, revistas, etc., hablan sobre Linux hoy en día.

Desarrollo

Richard Matthew Stallman, del Laboratorio de Inteligencia Artificial del MIT (Massachusetts Institute of Technology), luchó durante varios años contra la disolución de su comunidad, pero finalmente se quedó solo. Entonces se planteó crear una nueva comunidad, en la que compartir y ayudar a los demás no fuera ilegal. Para ello decidió escribir un nuevo sistema operativo completo, compatible con Unix (un potente sistema) pero libre para todos. Bautizó a su proyecto como GNU (GNU is Not Unix).

En 1985 publicó el “Manifiesto GNU”, que define y explica sus objetivos y motivaciones, y poco tiempo después fundó la organización sin ánimo de lucro Free Software Foundation (Fundación para el Software Libre: http://www.fsf.org) para coordinar el proyecto, al que poco a poco se iba uniendo más gente.

La influencia de Stallman ha sido esencial para establecer el marco de referencia moral, política y legal del movimiento del software libre como alternativa al desarrollo y distribución de software privativo. Un mérito tan importante o más que sus impresionantes logros como programador fue el inventar el concepto de copyleft (izquierdos de autor), que implementó en la Licencia Pública General de GNU (conocida generalmente como la “GPL”)

En 1991, el estudiante finlandés Linus Benedict Torvals decidió aplicar lo aprendido y escribir un nuevo núcleo que superase las limitaciones de Minix. Lo hizo por mera diversión, y aprovechando las herramientas del proyecto GNU.

Sin embargo, la verdadera genialidad de Linus fue que, aunque en principio no pasaba de ser un entretenimiento privado, decidió enviar un mensaje a Internet informando de su proyecto (que se llamó Linux), poniéndolo a disposición de quien quisiera jugar con él, y solicitando la ayuda de todo el que quisiera colaborar.

Lo revolucionario de Linux no está en su diseño (que no es especialmente innovador) ni en su filosofía (que la Free Software Foundation llevaba años predicando), sino en su metodología. Efectivamente, hasta entonces el software se escribía en grupos cerrados y de carácter vertical, mientras que Linux inauguró un nuevo modelo, distribuido y muy abierto, en el que cualquiera podía participar. A estos métodos tan diferentes se les ha denominado modelo catedral y modelo bazar, respectivamente.

La combinación (o suma) del software GNU y del kernel  Linux, es el que nos ha traído a los actuales sistemas GNU/Linux. Actualmente, los movimientos Open Source, desde diferentes organizaciones (como FSF) y empresas como las que generan las diferentes distribuciones Linux (Red Hat, Mandrake, SuSe…), pasando por grandes empresas como HP, IBM o Sun que proporcionan apoyo, han dado un empujón muy grande a los sistemas GNU/Linux hasta situarlos al nivel de poder competir, y superar, muchas de las soluciones propietarias cerradas existentes.

Entonces nos surgen algunas dudas: ¿Es el Software Libre gratis? ¿Si es gratis es de peor calidad y menos confiable? ¿Si no es gratis por qué es libre?

En la actualidad se ha oído hablar de Linux y se sabe que es una alternativa a Windows, gratuita y “libre de virus”. A bastantes les suena también la expresión “software libre”, pero todavía no saben muy bien de qué se trata. Sin embargo, el software libre es tan antiguo como las propias computadoras, y sus raíces son todavía más profundas, pues se hunden en una tradición secular entre los hombres de ciencia: la de compartir los logros de cada uno con el resto de sus colegas.

Gracias a estas características las aplicaciones de software libre pueden ser configuradas, mejoradas y utilizadas sin tener que pagar derechos de autor por ello.  En la práctica eso significa que por el código del programa no se debe pagar, aunque si se puede pagar por servicios derivados, como por ejemplo la instalación, configuración, soporte de apoyo al funcionamiento, así como auditoría, formación de personal e incluso por realizarle mejoras a la aplicación.

Un estudio detallado de la disponibilidad de aplicaciones informáticas libres demuestra que en la mayoría de los casos ofrece la misma e incluso hasta mejor calidad, confiabilidad y posibilidad que el software propietario de código fuente cerrada. Es así que en determinados campos, como los navegadores y los programas para las comunicaciones le ganan ampliamente la batalla al software propietario o software no libre.

Es un hecho comprobado que las ventajas del Software Libre son elevadas, pero conspira contra estas aplicaciones el desconocimiento y la falta de confianza que existen en muchas entidades que se resisten a su utilización. Algunas de las ventajas más relevantes de este tipo de software son:

En primer lugar es mucho más económico desde diferentes puntos de vista: el muy bajo o incluso nulo el costo de los productos informáticos libres permiten proporcionar una amplia gama de servicios y ampliar sus infraestructuras sin que se vean mermadas las posibilidades de desarrollo por no poder hacer frente al pago de grandes cantidades en licencias. Un problema que, en el caso particular de países del tercer mundo con problemas económicos, hasta el momento no resulta relevante pero que en un futuro puede constituir un obstáculo al desarrollo empresarial.

Si se realiza el análisis de la tecnología actual y las necesidades tecnológicas de las entidades típicas, se verá que el contar con el acceso ciento por ciento al código fuente de los programas proporciona la incuestionable ventaja de ajustar las aplicaciones concretas a las necesidades de cualquier persona, empresa o entidades gubernamentales.

En este sentido son numerosos los ejemplos en los cuales se manifiestan las ventajas del Software Libre, al poder adecuar programas ya existentes mediante adaptaciones personalizadas, que funcionan entonces como un “traje a la medida”, despojándolas de todo los elementos no esenciales que en muchas ocasiones son la causa de errores y de una innecesaria prolongación de la curva de aprendizaje para poder comenzar a utilizar las aplicaciones.

El Software Libre al no depender exclusivamente de una empresa que no cede los códigos fuente, que permite que cualquier empresa pueda proporcionar los servicios de soporte sobre una aplicación, de esta manera en caso de ocurrir la desaparición de un proveedor, el programa siempre podrá ser mantenido por otra empresa .

La cultura de colaboración que impera en el campo del Software Libre sigue el modelo científico de desarrollo y puede generar resultados ciertamente brillantes, gracias a la creación colectiva. El desarrollo de Software Libre se basa en un trabajo cooperativo entre personas y empresa comunicadas por Internet que deciden unir sus conocimientos por un objetivo común. Este modelo en el campo de la informática es similar al modelo científico tradicional, en el que la innovación y el conocimiento pertenecen a la humanidad, no a una empresa concreta.

Tal y como descubren a diario quienes comienzan a dar los primeros pasos en el empleo de aplicaciones informáticas de Software Libre, salta a la vista como los requisitos de velocidad de los microprocesadores y los de memoria de acceso aleatorio (RAM) , resultan ser mucho menores que los que necesitan las aplicaciones comerciales de código fuente cerrado. Como resultado de esta innegable ventaja, es posible continuar utilizando computadoras consideradas como obsoletas debido a los cambios de sistemas operativos cada vez más hambrientos de recursos. Así se abre un camino no sólo al ahorro sino también a la protección al medio ambiente, pues el proceso de disposición final de los equipos informáticos resulta cada vez más complejo y costoso debido a que sus elementos son altamente contaminantes.

El acceso al código fuente libremente disponible permite el desarrollo de nuevos productos informáticos sin necesidad de arrancar desde cero, lo que ahorra muchísimo tiempo y reduce el costo del proceso creativo.

Las licencias de Software Libre existentes permiten la instalación del software tantas veces y en tantas máquinas como sea necesario, a diferencia de las restricciones impuestas por las grandes corporaciones que venden software propietario y de código fuente cerrado en un ambiente de secretismo tecnológico para el cual se valen de un aparato de persecución y terror destinado a evitar las violaciones de los abusivos contratos.

La compatibilidad a largo plazo es una ventaja significativa del Software Libre, pues siempre se puede contar con el respaldo a los productos existentes, en contraste con el interés de hacer obsoleto los software propietarios a fin de retirarles el soporte y por lo tanto literalmente obligar a la adquisición de las nuevas versiones, algo muy evidente en el caso de los sistemas operativos WINDOWS de la Microsoft Corporation.

Los formatos estándar permiten lograr una interoperatividad mucho más alta entre sistemas, evitándose así las incompatibilidades. Los estándares de facto son válidos en ocasiones para lograr una alta interoperatividad, pero esto implica el pago de royalties a terceros.

De aceptación universal hoy en día es el hecho que los sistemas GNU/Linux cuentan con una mayor estabilidad de trabajo, no siendo necesario reiniciar el computador con frecuencia, pudiendo funcionar de forma continuada un gran número de horas. Así mismo, la seguridad en sistemas operativos GNU/Linux es mucho más alta que en otro tipo de sistemas, desde el control de usuarios y la ejecución selectiva de aplicaciones hasta la ausencia casi total de problemas de virus que ralentizan los equipos o los continuos agujeros de seguridad.

El funcionamiento e interés conjunto de la comunidad ha demostrado solucionar más rápidamente los fallos de seguridad en el Software Libre, algo que en el software propietario es más difícil y costoso, haciéndolo de hecho casi imposible en la práctica. Es bien sabido que cuando se notifica a las empresas propietarias del software, éstas niegan inicialmente la existencia de dichos fallos por cuestiones de imagen y cuando finalmente admiten la existencia de esos bugs o fallas, tardan meses y hasta años para proporcionar a sus clientes los vitalmente necesarios los parches de seguridad.

 ¿Por qué Linux está construido bajo UNIX?

  • ·UNIX tiene una larga historia como Sistema Operativo.
  • · El diseño básico de UNIX es elegante, documentado ampliamente, y utilizado.
  • · Hay mucho software disponible para UNIX.
  • · Linus conocía bastante UNIX
  • ·El proyecto GNU proveyó muchas herramientas libres compatibles con UNIX ya disponibles, las cuales ayudaron de manera decisiva al desarrollo y consolidación de Linux. 

Características de Linux:

Verdadero Multitasking

Todas las aplicaciones de Linux son orientadas a Multitarea. El SO maneja los recursos disponibles.  Ninguna aplicación puede sobre consumir recursos  a menos que el sysadmin la defina como de prioridad alta. Esto lleva a un mejor desempeño.

Todas las aplicaciones bajo Linux tienen asignado un espacio de memoria privado. Esto significa que una aplicación mal escrita no puede interferir de ninguna manera con ningún aspecto del kernel. Si una aplicación trata de accesar un espacio de memoria que no le pertenece, es detenida inmediatamente por el SO, sin que afecte la operación del mismo.

UNIX fue diseñado teniendo en mente que sería utilizado por varias personas al mismo tiempo. Diferentes personas pueden logearse al sistema y correr cualquier programa. Las aplicaciones de UNIX se escriben con la idea de que muchos usuarios las usarán. Diferente gente puede usar la misma aplicación al mismo tiempo, si así lo desean. 

Sistema de Archivos Poderoso

Linux normalmente  usa su propio sistema de archivos de alto desempeño, el cual utiliza el espacio en disco mucho más eficientemente, optimiza el disco para que sea veloz para la lectura y escritura, y automáticamente previene fragmentación. El sistema de archivos de Linux literalmente no necesita de ningún defragmentador, aunque hay algunos disponibles. También se da cuenta cuando los programas comenten errores al escribir a disco y los previene y repara automáticamente, así que usualmente no hay necesidad de utilizar un chequeador de disco, a menos que veas que si existe un problema.

Inicialmente, el software libre estaba escrito por y para informáticos. La mayoría de los programas se usaban desde la línea de órdenes y los entornos gráficos eran francamente espartanos. Sin embargo, esto hace ya años que empezó a cambiar, y hoy en día hay magníficos entornos de escritorio como KDE y GNOME, y programas para llevar a cabo todas las tareas corrientes: procesadores de textos, hojas de cálculo, grabación de CD, visualización de DVD, escucha de MP3 y Ogg, fotografía digital, etc.

También hay programas libres para Windows. Sobre esta cuestión hay un debate abierto en la comunidad: unos piensan que crear software libre para Windows es contraproducente, argumentando que disponer de software libre para Windows reduce los alicientes de cambiar de sistema operativo, mientras que otros afirman que esto les permitirá saborear el software libre fácilmente y les motivará a dar el salto.

Un obstáculo con el que podemos tropezar en esta empresa es el problema de los formatos de ficheros. En el mundo del software privativo, cada programa usa un formato propio no documentado, con lo que un programa, como un procesador de textos, no entiende y tiene problemas para abrir un documento creado por otro programa. Los fabricantes persiguen con esto atrapar al usuario en su programa, impedir que pueda migrar a otro programa de la competencia. En cambio, en el mundo del software libre se presta gran atención al uso de estándares, y todos los formatos están bien documentados.

Afortunadamente, la mayoría de los programas pueden también guardar en formatos abiertos (si bien no lo hacen por omisión) y es probable que al principio tengamos que “educar” a nuestros usuarios, y pedirles que utilicen estos formatos.

Conclusiones

En los últimos años, el software libre ha ensanchado sus horizontes y proporciona ahora programas de excelente calidad que satisfacen las necesidades de la mayoría de los usuarios. Estas nuevas libertades que les da este software les abren un nuevo campo en el que jugar y aprender, con lo que acaba convirtiéndose en una pasión. En cualquier caso, y aunque solo sea como curiosidad, es un mundo que merece la pena explorar. 

Para citar este artículo puede utilizar el siguiente formato:
Rodríguez Aguilera, Yandry: "GNU/LINUX: alternativa al software propietario" en Revista Caribeña de Ciencias Sociales, marzo 2013, en http://caribeña.eumed.net/gnu-linux-alternativa-software-propietario/

Revista Caribeña de Ciencias Sociales es una revista académica, editada y mantenida por el Grupo eumednet de la Universidad de Málaga.