GOBERNABILIDAD URBANA EN REPÚBLICA DOMINICANA: CASO CIUDAD DE SANTIAGO

RESUMEN
La aplicación de los principios de marketing en la gestión de la ciudad ha quedado normalmente reducida a la utilización de las herramientas de comunicación para tratar de difundir la imagen de la ciudad entre los diferentes públicos a los que se desea atraer. Al mismo tiempo, el desarrollo de las ciudades se ha basado habitualmente en la dotación de infraestructuras y edificios singulares, mediante procesos de planificación estratégica relativamente opacos de cara a la población. Desde una visión de marketing, se puede considerar imprescindible basar el desarrollo de las ciudades en la participación activa de la ciudadanía, así como en la potenciación de los aspectos tangibles e intangibles. En el caso de la ciudad de Santiago, el plan estratégico de Santiago, que se ha desarrollado en la última década se centró en los tangibles, mientras que el nuevo plan pone un especial énfasis en los aspectos intangibles y en la participación del ciudadano local.

PALABRAS CLAVES
Gobernabilidad, atractivos, servicios, imagen, diseño.

ABSTRACT
The application of marketing principles in the management of the city has been typically limited to the use of communication tools to try to spread the image of the city between the different audiences that you want to attract. At the same time, the development of cities is usually based on the existing infrastructure and unique buildings, through relatively opaque processes of strategic planning in the face of population. From a marketing vision, can be considered essential to base the development of cities in the active participation of citizens, as well as the enhancement of the tangible and intangible aspects. In the case of the city of Santiago, Santiago’s strategic plan, which was developed in the last decade focused on tangible, while the new plan places special emphasis on the intangible aspects and the involvement of local citizen.

KEYWORDS
Governance, attractions, services, image, design.

INTRODUCCIÓN

Según Philip Kotler, et al. (1994), plantea,  el error que cometen muchos promotores de ciudades, es creer que vender la buena imagen de una ciudad significa únicamente promoverla. El error se encuentra, en confundir el marketing como un instrumento de elaboración de la imagen, mediante el uso una de sus funciones, la comunicación.

 

Sin embargo, ésta es una de las tareas menos importantes cuando se aplica la orientación al mercado en realidad, solo ayuda a los posibles interesados en la ciudad (ya sea por turismo, residencia o inversión) a descubrir con anticipo las características de ella que le interesan. Los encargados de gestionar una ciudad (alcalde y su equipo de tarea) deben adoptar la orientación al mercado al momento de desarrollar los procesos de regeneración urbana en un contexto como el actual, caracterizado por el fenómeno de la globalización, la internacionalización de las relaciones entre ciudades (GORDON, 1999). El adoptar la orientación al mercado en la gestión de la ciudad, representa diseñar la ciudad para satisfacer las necesidades de sus habitantes, por tanto, tendrá éxito si sus ciudadanos y sus inversionistas se muestran satisfechos con sus comunidades, al mismo tiempo que se atienden correctamente las expectativas de los turistas e inversionistas (GOLD y WARD 1994).

 

Desde sus inicios, los planes estratégicos de las ciudades se han basado en la potenciación de los elementos tangibles de la ciudad, como elementos básicos sobre los que es posible desarrollar todo tipo de actividades humanas. Sin embargo, en la última década y en los países desarrollados, empieza a cobrar importancia la gestión de los elementos intangibles en la búsqueda de una mayor calidad de vida de sus habitantes. Se puede afirmar que todo proceso de planeación estratégica de una ciudad debe recoger de manera explícita los elementos tangibles e  intangibles.

 

En esta área se han registrado avances de importancia que es significativo destacar, aunque permanecen algunos  elementos que dificultan un buen desenvolvimiento de las instituciones. Entre los pasos positivos que se han dado, se  pueden citar la creciente tendencia de las instituciones del sector público hacia la modernización y eficientización de  su gestión,  hacia un modelo orientado a la ciudadanía A.M.S  (2008).     .

 

Involucramiento de los Actores

El nivel de involucramiento de los actores en la vida municipal y la gestión gubernamental, y aspecto  clave para lograr una mayor gobernabilidad. El Diagnóstico  sobre Santiago 2002 reveló la existencia de más de 500 organizaciones, de  las cuales 400 estaban catalogadas como Juntas de Vecinos y Organizaciones Populares.

 

Estas organizaciones trabajan en diversos aspectos de interés para la comunidad y se han desarrollado relevantes proyectos  de trascendencia. Sin embargo, las debilidades organizacionales y operativas de muchas de estas organizaciones, la  falta de visión común de desarrollo en los subsectores de la   sociedad civil y la dispersión en el abordaje de los problemas,  con la duplicidad de esfuerzos que ello conlleva, no han permitido que su accionar sea trascendente y se convierta en un verdadero instrumento para el desarrollo local.

 

Gestión de los elementos tangibles de una ciudad  (KOTLER, P. et al., 1994): indica que las principales vías de mejora que puede emprender los gestores (equipos de mando) de una ciudad para mejorar el nivel de vida y para atraer el turismo y las inversiones pasan por un mismo proceso que consta de cuatro etapas:

 

1-     La ciudad requiere un diseño que aumente su atractivo y desarrolle de la manera más completa sus capacidades y valores estéticos.

2-     La ciudad debe desarrollar y mantener una infraestructura básica que permita la movilidad de las personas y de las mercancías, de manera compatible con el medioambiente.

3-     La ciudad debe proporcionar servicios de calidad que satisfagan las necesidades de las empresas y de las personas.

4-     La ciudad necesita una serie de atractivos para los propios residentes y para los turistas.

 

El crecimiento y desarrollo  de las ciudades se ha debido por lo general  a las apariciones de nuevas tecnologías, a los cambios económicos y al desarrollo externo, no a esquemas de actuaciones previamente debatidas y aceptadas. Por esa razón, el desarrollo y crecimiento de las ciudades producen muchos inconvenientes y problemas genéricos: deterioro del centro de la ciudad, aumento del crimen, pérdida de empleo y  problemas de tráfico, lo que no puede ser ignorado. Las diferentes soluciones a estos problemas a menudo han partido de las escuelas de planificación urbana que surgieron con este objetivo (LeCORBUSIER, 1987).

 

Diseño Urbano

El diseño arquitectónico y urbano otorga información sobre el carácter de una ciudad y define cómo éste, es transmitido de generación en generación, ya que refleja la forma en que los valores y la toma de decisiones se conjugan en asuntos que trascienden en el desarrollo de la misma ciudad.

 

En un porcentaje alto, las ciudades del país no han gozados del privilegio de contar con planes estratégicos liderados por profesionales (grupos de interés) con capacidad de vislumbrar lo que depararía el futuro. El crecimiento de la ciudad se ha debido a los cambios económicos, a la aparición de nuevas tecnologías y al crecimiento externo, no a una planeación estratégica previamente debatida y aceptada. Por esa razón, el crecimiento de la ciudad produce problemas múltiples: aumento del crimen, deterioro del centro histórico de la ciudad, problemas de tráfico y pérdida de empleo, lo que no puede ser desconocido. Se puede afirmar, que en ocasiones, la búsqueda de soluciones creativas ha llevado también a la generación de nuevas dificultades.

 

El experto estadounidense Greene (1992) establece que se deben tener presente cuatro principios básicos en el diseño de las comunidades que conforman a una ciudad:

 

Orden: se debe tener la certeza que los usuarios puedan orientarse en el entorno y comprenderlo.

Atractivo: que el diseño sea satisfactorio para los usuarios a lo largo del tiempo.

Función: quiere indicar que el diseño trabaje de manera efectiva a favor de la conveniencia y confort de todos los usuarios de la ciudad.

Identidad: que la ciudad posea una imagen visual que refleje características únicas y especiales.

 

Este especialista expresa, que estos cuatro principios son completos y descriptivos como para poder utilizarlos en la valuación de los proyectos de diseño urbano que se le presenten a una ciudad.

 

Infraestructuras

Una ciudad con buenas infraestructuras no necesariamente garantizan el éxito en el crecimiento, pero su ausencia supone un grave inconveniente. Para mantener y conservar la calidad de vida de los ciudadanos y apoyar la productividad económica, una ciudad requiere unas infraestructuras bien conservadas.

 

Una buena dotación de infraestructuras, requiere en primer lugar el estudio de las necesidades de la ciudad, a corto, mediano y largo plazo. No hacerlo puede suponer considerables, pérdidas económicas para ella, debido a la reducción de la actividad económica.

 

En segundo lugar, el control de las infraestructuras, lo que involucra lograr una adecuación de las inversiones a las necesidades existentes de la ciudad en función de los recursos disponibles. En este mismo orden, se trata de implantar un sistema de prioridades al momento de mejorar las infraestructuras, de forma que se logre mejorar el rendimiento total del sistema urbano desde el punto de vista medioambiental y económico. McDOWELL (1992) precisa que lo más probable es que en el futuro cercano se dedicarán más recursos y  esfuerzos a mantener y  maximizar la rentabilizar de las instalaciones ya disponibles, con bajos costos, procurando que se acoplen  de manera cómoda en el ambiente natural y siendo más  innovador en la satisfacción de los deseos y  necesidades de la ciudad.

 

Un elemento distintivo, que está cobrando mucha importancia en las últimas décadas, y que está muy relacionado con el diseño urbano y las infraestructuras es el concepto de “desarrollo sostenible”, que se refiere al estudio de las condiciones en las que debe producirse el desarrollo tecnológico y económico de la ciudad.

 

De acuerdo a la visión futura del medio ambiente en la ciudad de Santiago, la realización de un plan estratégico debe anhelar los siguientes elementos:

1-     Control de la calidad del aire y agua, así como gestión eficaz de la política de residuos.

2-     Cooperación entre los actores implicados en la búsqueda de los mecanismos necesarios para la reconversión medioambiental del sector industria.

3-     Poner en práctica y control de la legislación vigente.

4-     Reconversión de las zonas degradadas para usos urbanos.

5-     Establecimiento de empresas de servicios a industrias especializadas en medio ambiente, con buen posicionamiento competitivo en el mercado dominicano.

 

 

Caracterización del tipo de construcción en Santiago

En el municipio de Santiago, según estudios y afirmaciones del Colegio Dominicano de Ingenieros y Arquitectos (CODIA), la Asociación de Promotores y Constructores de Viviendas del Cibao (APROCOPROVICI) y el Clúster de la Construcción, el sector presenta las siguientes características:

• Construcción de unidades residenciales, fundamentalmente de tres (3) categorías: económicas, medias y suntuosas.

• Construcción de naves industriales y comerciales: En esta área se experimenta cierto auge, sobre todo en la utilización de estructuras metálicas.

• Sector Turístico: Se han levantado algunas infraestructuras hoteleras, restaurantes, plazas comerciales, tiendas y supermercados. • Sector Público: Se concrenta en la construcción o reconstrucción de calles, avenidas, escuelas, hospitales e instalaciones deportivas, entre otras. No se registra una significativa inversión en agua y saneamiento básico en los pasados diez  años.

Las inversiones del sector público, desde hace varios períodos gubernamentales exhiben en Santiago un marcado  rezago. La inversión del gobierno central en el periodo 2004-2008, según la Memoria de la Gobernación Provincial promedió unos 1,071 millones de pesos/año.

En el año 2010, el Presupuesto General de la Nación, nueva vez reincidió en marginar la ciudad, el municipio y la provincia Santiago, al destinar para obras de construcción apenas RD $4,836 millones, que del total de RD $378,900 millones de pesos del presupuesto aprobado, representa apenas el 1.27% de ese presupuesto y el 0.26% del Producto Bruto Interno (PBI). Esta inversión no asegura una mejora sostenible de la calidad de vida, en la dotación de mejora de infraestructura para la provisión de los servicios sociales, así como de la habitabilidad, el medio ambiente, y el desarrollo económico local.

Conquistar la regeneración medioambiental en el área metropolitana de Santiago puede simbolizar un factor crítico de renovación de la imagen de la urbe, permitiendo a la ciudad de Santiago ganar posiciones de primacías sobre las demás ciudades de la República Dominicana.

 

Servicios básicos

Una oferta deficitaria de servicios básicos, como la educación, seguridad, y sanidad, presume una desventaja importante para la ciudad, mientras que algunos servicios públicos de calidad pueden ser utilizados como ventaja competitiva, Corporación del Acueducto y Alcantarillado de Santiago (CORAASAN). Cuando una ciudad posee una reputación de alta criminalidad y bajas tasas de educación las posibilidades de atraer actividad comercial disminuyen mucho. En la actualidad sucede que los inversionistas son atraídos hacia los lugares que ofrecen servicios de calidad y donde la educación y formación de los ciudadanos otorgue un valor añadido de productividad y calidad.

 

Hay funciones  en las cuales el gobierno no ha  podido dar respuesta satisfactoria  a las necesidades de la sociedad  y que constituyen una constante  preocupación ciudadana. El  caso de la seguridad ciudadana  ya ha sido mencionado, y como  ése, está también el transporte  urbano, el ordenamiento  territorial y el ruido.

 

El ordenamiento del transporte urbano es deficiente y presenta mucha inconformidad por parte de la comunidad; a  esos efectos se ha creado el Consejo de Tránsito y Transporte, que agrupa varias instituciones relacionadas al tema y que  se espera venga a solucionar no sólo el problema en sí de lo que tiene que ver con esos renglones, sino que además sirve  como modelo de colaboración inter-institucional y trabajo con visión común, que es precisamente, como se menciona,  uno de los aspectos neurálgicos en el desarrollo de la Gobernabilidad en Santiago.

 

Encuesta de Satisfacción de los Residentes de la Ciudad de Santiago

Como se puede observar en el cuadro anterior, el nivel de satisfacción de los  residentes encuestados refleja un amplio  espacio para mejora en varios de los servicios públicos sobre los que se les preguntó  Como se puede apreciar, los servicios que recibieron la mayor valoración negativa (nada satisfecho y no muy satisfecho)  por parte de los encuestados, fueron energía eléctrica (61.2%) y la labor de justicia de los fiscales (60.4%), seguidos bien  de cerca de los servicios de alcantarillado para el drenaje del agua de lluvia (57.4%) y los servicios de salud en centros y  hospitales de su barrio (56.6%). También los s municipales y la pavimentación de calles y avenidas recibieron valoraciones  negativas considerables (53.0% y 51.0%, respectivamente)

 

Por el contrario, según la percepción de la muestra utilizada para la encuesta, la recolección de basura, los servicios de  agua potable y la educación en las escuelas públicas parecen satisfacer adecuadamente las expectativas, con una  valoración positiva (Satisfecho y Muy satisfecho) de 74.4%, 69.8% y 68.6% respectivamente

 

Atractivos

Los atractivos turísticos de la ciudad se identifican con los edificios, monumentos y eventos (patrimonio natural y cultural) que suscitan interés y agradan a los ciudadanos, residentes potenciales, turistas y empresas en general. No todas las ciudades tienen las mismas posibilidades a la hora de ofrecer determinados atractivos. Estas circunstancias, indican a los equipos de mando de la alcaldía de la ciudad, que deberán estudiar su situación presente y definir sus metas y estrategias, para determinar cuál podría ser el camino a adoptar al momento de potenciar sus atractivos turísticos hacia los diferentes públicos objetivos DZIEMBOWSKA-KOWALSKA y FUNCK (1999).

 

Imagen de la ciudad

La ciudad compite entre sí por atraer residentes, turistas e inversionistas. En esta competencia, cobra un especial significado la imagen de la ciudad. “Una ciudad sin imagen es, también para el sentido común, una increíble paradoja puesto que es a través de la imagen que la ciudad vive y encuentra a las personas”, y se puede afirmar que ” AMENDOLA (2000),  es la imagen que lleva al viajero a elegir un itinerario más que otro, que lleva a las personas de negocios a invertir en Santiago, Santo domingo u otra ciudad, y sobre todo las más importantes, tendrá una imagen consolidada”.

 

La imagen de la ciudad debe ser construida teniendo en consideración la estrategia de crecimiento elegida, y ha ser comunicada de manera coherente tanto a los propios residentes como en el exterior de la ciudad. También debe cumplir los siguientes requisitos: creíble, simple, atractiva y distintiva, ser válida y cercana a la realidad.

 

Uno de los principales problemas a la que se enfrentan los gestores de una ciudad, es que poseen una imagen negativa, la cual puede haberse creado debido a los siguientes problemas: inseguridad de los ciudadanos, incremento de la delincuencia, noticias negativas sobre la ciudad, contaminación por falta de gestión y desastres naturales ocurridos durante la última década.

 

Los gestores de una ciudad no pueden ser indiferentes a su imagen y a las implicaciones que ella conlleva. Los ciudadanos y los responsables de la gestión urbana “deben sentirse satisfechos con la imagen de la ciudad”. En otro orden, dado que la imagen resume lo más importante de la ciudad, es el canal adecuado para promocionarla a los propios ciudadanos, atraer visitantes y captar actividades empresariales.

 

Contaminación Visual (Paisajística)

Como resultado de la dinámica desordenada de la competencia institucional, cívica, política y comercial, acontece la creciente contaminación visual del espacio municipal. En el trabajo sobre el paisaje urbano de Santiago especialmente ordenado por el CDES-PES, Russell y Benoit identifican los elementos más significativos de agresión visual. Considerando criterios como visibilidad, calidad visual y fragilidad paisajística, se caracteriza la agresión al paisaje de la siguiente forma:

• La visibilidad se refiere al área que puede observarse desde un punto o zona determinada, es lo que se llama cuenca visual.

• La fragilidad del paisaje es la capacidad del mismo para absorber los cambios que se produzcan en él.

• La calidad paisajística tiene tres componentes: i) las características intrínsecas del lugar, la calidad visual del entorno inmediato y la calidad del fondo escénico, es decir el fondo visual de cada espacio.

 

La imagen concentra la visión de cómo se quiere sea la ciudad, aspecto éste que se puede considerar de importancia en el proceso de planeación estratégica de esta ciudad, dado que la visión es empleada en las fases iníciales del proceso y sirve para indicar el sentido y la dirección que deben seguir el resto de decisiones estratégicas Acosta (2011). La visión indica dónde se quiere llegar, qué es lo que se quiere conseguir con la ciudad, es el elemento básico que sirve de guía para todo el proceso de planeación estratégica.

 

Al final, se puede afirmar que se debe tener una visión clara del largo plazo de la ciudad de    Santiago. Sabiendo que la visión marca la dirección y sirve de referencia para el resto del proceso de planeación estratégica Acosta (2011). También, sirve de estímulo si es capaz de esperanzar a toda la sociedad. Además, se deben diseñar planes de actuación flexibles, que permitan realizar los ajustes de lugar ante las situaciones cambiantes.

 

CONCLUSIONES

 

La manera como  la ciudad Santiago ha ido creciendo y los ejes geográficos que han experimentado mayor crecimiento,  debe ser un aspecto a ser tomado en consideración  por las autoridades del gobierno local,  en el diseño de sus programas de mejora de  gestión, para que así puedan atenderse las necesidades de la ciudadanía de una forma más efectiva.

 

Los informes producidos por el gobierno local deben mejorar en términos de la estructura que poseen y la  información que ofrecen, de forma que permitan realizar evaluaciones objetivas sobre la efectividad de las  acciones ejecutadas.

 

Para mejorar la gobernabilidad en Santiago, hay un arduo trabajo que hacer en cuanto a educación ciudadana  e involucramiento de la ciudadanía, ya que son elementos indispensables para la generación de consensos y de  los espacios donde éstos deben producirse.

 

La gobernabilidad en Santiago no avanza al mismo ritmo que la gobernanza: se han producido  logros significativos en el ámbito del marco regulatorio, pero aspectos centrales a la gobernabilidad como los ya  mencionados, involucramiento de la ciudadanía, coordinación inter-institucional, representatividad, capacidad  de gestión y rendición de cuentas, entre otros ,presentan amplias oportunidades de mejora que deben ser  implementadas a través de proyectos que conjuguen la participación de las instancias gubernamentales, el  empresariado y la sociedad civil, desde espacios donde, como apunta la propia definición de gobernabilidad  adoptada por los gestores de la ciudad..

 

Además, se ha de tener una visión clara del futuro de la ciudad. La visión marca el rumbo y sirve de referencia para el resto del proceso de planificación estratégica. Además, sirve de estímulo si es capaz de ilusionar al conjunto de la sociedad.

 

Así mismo, es necesario fomentar la participación de la sociedad civil. Consideramos que su implicación en estas materias es imprescindible, dado su mayor conocimiento de la realidad cotidiana al estar en contacto directo con los diferentes problemas a los que se enfrentan en su relación diaria con la ciudad y con sus habitantes.

 

Finalmente, se deben diseñar planes de actuación flexibles ante las situaciones  de un mundo cambiante. También, se debe estimular las relaciones entre los ciudadanos, las administraciones y el sector empresarial. El resultado de este diálogo a tres partes es una mayor cohesión interna, lo que facilita enormemente la búsqueda de un objetivo común y la colaboración entre todos los niveles de la sociedad.

 

BIBLIOGRAFÍA

 

ACOSTA, J. (2011): Gobernabilidad Urbana en República Dominicana, disponible:  http://www.gestiopolis.com/ administracion -estrategia- 2/gobernabilidad- urbana-republica-dominicana-administracion-estrategias-marketing-desarrollo-ciudad.htm

AMENDOLA, G. (2000): La ciudad postmoderna. Celeste Ediciones, Madrid. Asociación Bilbao Metrópoli 30 (1996): Plan Estratégico para la Revitalización del Bilbao Metropolitano. Bilbao.

 

Ayuntamiento del Municipio de Santiago de los Caballeros (2008): Compendio de Resoluciones Municipales. Serie de Ordenanzas y Normas Municipales No. 3. Santiago de los Caballeros, República Dominicana.

 

DZIEMBOWSKA-KOWALSKA, J. y FUNCK, R.H. (1999): “Cultural activities: source of competitiveness and prosperity in urban regions”. Urban Studies, vol. 36, nº 8.

 

GOLD, J. R. y WARD, S.V. (eds.) (1994): Place promotion. The use of publicity and marketing to sell towns.

 

GORDON, I. (1999): “Internationalisation and urban competition”. Urban Studies, vol. 36, nº 5-6.

 

GREENE, S. (1992): “Cityshape: communicating and evaluating community design”. Journal of American Planning Association, vol. 58, nº 2.

 

KOTLER, P., HAIDER, D. y REIN, I. (1994): Mercadotecnia de localidades. Diana, México.

 

LeCORBUSIER (1987): The city of tomorrow and its planning. Dover Publications.

McDOWELL, B. (1992): “Public works of tomorrow”. Intergovernmental Perspective.

Para citar este artículo puede utilizar el siguiente formato:
Acosta Guzmán, José: "Gobernabilidad urbana en República Dominicana: caso ciudad de Santiago" en Revista Caribeña de Ciencias Sociales, marzo 2015, en http://caribeña.eumed.net/gobernabilidad-urbana/

Revista Caribeña de Ciencias Sociales es una revista académica, editada y mantenida por el Grupo eumednet de la Universidad de Málaga.