EVALUACIÓN DEL RESIDUO SÓLIDO DEL HUMUS DE LOMBRIZ LIXIVIADO EN CONDICIONES DE MACETA UTILIZANDO MAÍZ (ZEA MAYS) COMO PLANTA INDICADORA

RESUMEN
Se realizó una investigación para evaluar el efecto del residuo sólido de humus de lombriz lixiviado en condiciones de macetas con maíz (Zea mays) como planta indicadora sobre un suelo Ferralítico Rojo Típico en la región montañosa de Topes de Collantes. Se empleó un diseño de block al azar con tres tratamientos:1) testigo sin fertilización orgánica 2) 10 t/ha de residuo sólido de humus lixiviado 3) 10 t/ha de humus de lombriz sin lixiviar. Cada variante se replicó 4 veces. Se midió la altura, peso fresco y seco de las plantas y se calculó la Tasa Absoluta de Crecimiento (TAC) semanalmente. En la última medición se determinó el volumen de raíces. El tratamiento con humus sin lixiviar fue superior al del residuo sólido del humus lixiviado y este, superior al testigo en todas las características morfo fisiológicas evaluadas. La velocidad de crecimiento fue superior en la variante de humus sin lixiviar que creció a razón de 3.9 cm/ días vs 3.5 el residuo sólido de humus y 1.85 el testigo a la edad de 28 a 35 días. La mayor (TAC) se encontró entre los 21 y 28 días con una tasa de 2.5 g/días de M.S para el humus sin lixiviar; 1.65 para el residuo sólido y 1.2 el testigo). Se recomienda la utilización del residuo sólido del humus lixiviado en la fertilización orgánica de cultivos agrícolas e investigar en condiciones de campo diferentes dosis de este abono orgánico.
Palabras clave: Suelo Ferralítico Rojo, volumen de raíces, humus lixiviado, TAC

1.0. INTRODUCCIÓN

El uso y abuso en la aplicación de agroquímicos han empobrecido biológicamente al suelo, por cuyo motivo el tan publicitario incremento de los rendimientos productivos que se pretendía conseguir con la aplicación del paquete tecnológico generado por la ” Revolución Verde” se ha convertido en un negocio ruinoso a mediano plazo, ya que el suelo gradualmente va perdiendo su fertilidad y por ende su capacidad productiva (Suquilanda, 1995).

Con seguridad el problema más complejo y de mayor incidencia en el ser humano y que debe afrontar a corto plazo la humanidad, es el restablecimiento del equilibrio ecológico y su posterior mantenimiento. Todo esto dentro de un marco de progreso basado en un auténtico desarrollo sustentable que no comprometa al futuro (Arteaga, 2009).

En la actualidad la  fertilización química se ha reducido considerablemente, por lo costoso que resulta en el mercado mundial  además, por la tendencia actual de reducir la quimización en la agricultura, y con ello la contaminación ambiental  (Almaguer y Brunet, 1999).Una de las vías más utilizadas a tal efecto, es el uso de abonos orgánicos que pueden sustituir parcial o totalmente la fertilización mineral. De las fuentes orgánicas con más perspectivas de utilización es la obtenida a partir de la transformación de los residuales sólidos orgánicos por medio de la lombriz de tierra, o sea el humus de lombriz. Esta técnica permite aprovechar toda la materia orgánica de las basuras urbanas, estiércol animal, residuos orgánicos industriales y lodos de las plantas de tratamientos residuales, obteniéndose finalmente un abono orgánico conocido con el nombre de “Humus” o “Casting” de gran demanda en el mercado mundial.

El efecto  del humus de lombriz sobre los rendimientos de los cultivos ha sido un tema muy debatido en los últimos tiempos, al informarse resultados positivos con el empleo de este abono, así se ha reportado Céspedes et al. (1992) que la aplicación del humus de lombriz produjo rendimientos similares a los obtenidos cuando se aplicó la dosis óptima de NPK en el cultivo del ajo, en un suelo Aluvial. Sin embargo el empleo de este abono orgánico tienen como fundamental desventaja el enorme volumen de material que hay que transportar para lograr sus aplicaciones, por lo que ha constituido objeto de investigación la utilización de aspersiones foliares del humus líquido con lo que se reduce en gran medida los volúmenes  a transportar de este abono. Este humus líquido se obtiene  tratando este material orgánico  con agua, separando la solución enriquecida por diferentes vías como decantación, lixiviación o té de humus (Almaguer et.al, 2012). de la parte sólida. Este residuo sólido, normalmente es subutilizado, por lo que la problemática que se aborda en la presente investigación es demostrar que estos residuos sólidos pueden ser utilizados en la agricultura aunque no con la misma efectividad que el humus sin lixiviar y de esta forma se elimina un posible foco contaminante y se benefician los cultivos agrícolas que reciben el mismo.

2.0. MATERIALES Y MÉTODOS

La investigación se realizó en áreas de la localidad de Topes de Collantes, enclavado en el macizo Guamuhaya, municipio Trinidad Provincia Sancti Spiritus, en condiciones de macetas

El área se encuentra ubicada a 780 m.s.n.m, con características climáticas promedio de 21.5 0C de temperatura; humedad relativa del 80%; precipitaciones medias anuales de 2000 mm y una luminosidad del 65%.

El suelo empleado fue Ferralítico Rojo  con un pH (KCL) 5.17; 4, 91mg/100gss de P2O5; 3.42 mg/100gss de K2 0 y 0.99% de MO.

La planta indicadora utilizada fue  maíz híbrido HT 66

Para el montaje del experimento se preparó el área y se procedió al llenado de las bolsas, formando canteros de 20 por cada tratamiento para un total de 60. Se utilizaron bolsas de polietileno con capacidad de 5 kg y se llenaron con suelo mullido trasladándose hacia los canteros debidamente delimitados por estaquillas y alambre liso. Después del encanteramiento se aplicó el humus de lombriz y el residuo sólido del humus lixiviado según  los tratamientos, incorporándolos a la masa de suelo. Los tratamientos o variables independientes evaluadas fueron las siguientes:

1-     Testigo ( suelo solo)

2-     10  t/ha de residuo Sólido de humus de lombriz después de lixiviado en base a materia seca

3-     10 t/ha de Humus de lombriz sin lixiviar en base a materia seca

Una vez aplicado los abonos orgánicos de acuerdo a los tratamientos, se sembraron las semillas certificadas de maíz hibrido HT 66,

Las dosis de humus y de residuo de humus empleadas fueron de  10 t/ha, equivalentes 35 g por macetas en base al 60% de materia seca. Las características químicas del humus de lombriz utilizado aparece en la tabla.1. y los métodos utilizados en la tabla.2.

A partir de la germinación se determinó la altura y el peso fresco de 4 plantas por tratamientos cada 7 días hasta los 42 días de edad, las plantas a las  que se les midió el peso fresco se enviaron al laboratorio para determinarle el peso seco por gravimetría. En la última medición de altura se calculó el volumen de raíces. Para realizar este cálculo  se utilizó la metodología de Cobas (2002), basada en el desplazamiento del líquido

Con el peso seco determinado cada 7 días  se determinó la Tasa Absoluta de Crecimiento( TAC) de las plantas de maíz a las edades de 7, 14, 21, 28, 35 y 42 días, según la metodología de Vázquez y Torres (2006)

El diseño empleado fue un block al azar con los tratamientos mencionados anteriormente con cuatro repeticiones para cada uno de estos. La evaluación estadística de los resultados se realizó analysis de varianza clasificación doble, comparando las medias mediante la prueba de rango múltiple de Duncan para el 99 %. Se utilizó el paquete estadístico Stat Graphic plus.5.0

3.0.  RESULTADOS Y DISCUSIÓN

En la tabla 3 muestra la influencia de las diferentes variables evaluadas sobre los atributos morfofisiológicos evaluados, apreciándose que las plantas que recibieron los abonos orgánicos fueron superiores al testigo en todos los indicadores medidos. Debe destacarse que el humus de lombriz fue la variable de mejor comportamiento, que superó tanto al testigo como al residuo sólido del humus lixiviado en dichos indicadores. El efecto benéfico del humus de lombriz sobre el desarrollo de los cultivos agrícola es un hecho ampliamente demostrado por resultados investigativos en los últimos años; así,  Almaguer y Brunet (1999)  se encontró, que aplicando 6 t/ha de este abono en yuca se  obtuvieron rendimientos similares  a los obtenidos con la fertilización mineral (9) . Sin embargo, los resultados mostraron que el residuo sólido del humus lixiviado, en menor cuantía que el material original (humus sin lixiviar) fue también superior al tratamiento donde no se aplicó  ningún abono orgánico, lo que demuestra que este residuo podría utilizarse en la fertilización orgánica de los cultivos agrícolas aunque con resultados inferiores a cuando se aplica el humus sin lixiviar. Estos resultados son lógicos, considerando que en el proceso de obtención del humus líquido, la lixiviación empobrece nutricionalmente al humus utilizado en este proceso. No obstante el efecto positivo de este residuo orgánico sobre los parámetros evaluados quedó demostrado y es justificado por la mejoría que experimentan las características  microbiológicas  del suelo cuando recibe algún material orgánico. En tal sentido Almaguer et al (2009) encontraron  un aumento sustancial de las poblaciones microbianas cuando utilizaron sustratos orgánicos en viveros forestales y de plantas ornamentales respectivamente

Para tener una evidencia más clara sobre el efecto de los tratamientos se realizó una dinámica de crecimiento lo cual se muestra en la Figura.1.donde puede apreciarse que durante los 42 días que duró el experimento, la velocidad de crecimiento de las plantas fue superior en orden descendente, primero donde se aplicó el humus sin lixiviar, después las que recibieron residuo sólido del humus lixiviado y por último en el testigo. Estos resultados corroboran todo lo discutido anteriormente acerca del efecto positivo de estos materiales orgánicos sobre el desarrollo de las plantas, evidenciándose que a los 7 días de edad todas las plantas incluyendo al testigo tenían una altura aproximada de 10 cm. Sin embargo, a los 42 días, las que recibieron el humus sin lixiviar tenían más de 100 cm de altura contra 80 en el tratamiento con el residuo sólido de humus lixiviado y 60 el testigo. Además del efecto de los tratamientos, se observó que la edad de las plantas tuvo un marcado efecto sobre la velocidad de crecimiento pues como se muestra en la Figura.2. La “llamarada” de crecimiento ocurre entre los 28 y 35 días de edad en las tres variables evaluadas, sobresaliendo la variante de humus sin lixiviar que creció 3.9 cm/días esa etapa, seguido por el residuo sólido de humus lixiviado con 3.5 y luego el testigo con solo 1.85 cm/días.

Según Vázquez y Torres (2006) el incremento de la materia seca del vegetal depende del balance entre la fotosíntesis y la respiración. Estos mismos autores aseguran que el crecimiento puede ser medido a través del incremento de peso seco en un intervalo de tiempo determinado, a lo cual se denomina tasa absoluta de crecimiento (TAC) y es uno de los índices que refleja la eficiencia fotosintética del vegetal. En la figura 2. Se presenta el efecto las variables evaluadas sobre la TAC a diferentes edades del maíz, apreciándose que el tratamiento de mayor TAC fue la del humus sin lixiviar con 2.5 g de M.S/ días, siguiéndole el residuo de humus lixiviado con 1.7 g / días y el testigo con 1.2 g / días en la edad entre 21 y 28 días que fue en la fase de mayor producción de materia seca por la planta; antes y posterior a esa edad la TAC fue menor. El aumento de peso seco tuvo un comportamiento similar a la velocidad de crecimiento, coincidiendo que la mayor producción de materia seca se encontró entre 21 y 28 días, fase que corresponde al cambio vegetativo al reproductivo, resultados que coinciden con Almaguer (2000) que encontró que la mayor TAC del maíz en condiciones de campo ocurrió a la edad de 30 días independientemente de la fertilización utilizada.

4.0. CONCLUSIONES

  • El humus de lombriz sin lixiviar fue la mejor variante de las evaluadas en  los atributos morfofisiológicos  seguido por el residuo  Sólido de humus lixiviado. Ambos fueron superiores a la variante sin fertilizar.
  • La mayor tasa absoluta de crecimiento ocurrió en la fase  entre 21 y 28 días de edad, destacándose el tratamiento de humus sin lixiviar con 2.4 g/ días de materia seca, seguido por el residuo del humus lixiviado con 1.7 g/ días y luego el testigo con 1.2 g/ días.
  • La mayor velocidad de crecimiento ocurrió, en el tratamiento con humus sin lixiviar con 3.9 cm/ días,  seguido por el residuo de humus sólido con3.5 cm/ días y por último el testigo con1.2 cm/ días en la etapa de 28 a 35 días
  • Se recomienda utilizar el residuo sólido de humus de lombriz lixiviado  en la fertilización orgánica de cultivos agrícolas en condiciones de campo, .como una alternativa más de utilización de este abono y de reducir la contaminación ambiental
    • Se recomienda evaluar diferentes dosis del residuo sólido del humus de lombriz lixiviado en condiciones de campo.

7.0. BIBLOGRAFÍA

Almaguer, J. y Brunet Elisa. (1999). Efecto del humus de lombriz   combinado con la fertilización mineral y    su residualidad en el cultivo de la yuca. Centro Agrícola. UCLV. (4): 26. 15-18.

Almaguer J, Y., Ortiz;  R., Nicot  y A., Reyes (2009). Características        microbiológicas de sustratos  obtenidos a partir de cachaza y el residuo del beneficio del café en un suelo Ferralítico Rojo Típico. Centro Agrícola 36(2):26- 31

Almaguer, J.; V. Reyes; A. Reyes y O. Villa. (2012) Evaluación del efecto del humus lí quido obtenido por tres métodos, en condiciones de maceta y de campo, utilizando maíz (Zea mays.l.) y remolacha azucarera (Betta vulgaris, l) respectivamente. Rev. DELOS. 5(15): 1-6. Alojada en: http://www.eumed.net/rev/delos/15/llhp.html

Arteaga F (2009) Evaluación de diferentes sustratos orgánicos en viveros de plantas ornamentales. Trabajo de Diploma. Facultad de Ciencias      Agropecuarias de Montaña del Escambray. Universidad de Sancti Spiritus. Cuba.     36.p

Céspedes N, Caballero, R. y  Gandarilla, J. (1992).  Influencia del humus de  lombriz de tierra sobre los rendimientos del cultivo del ajo en un suelo Aluvial. En el V Seminario Científico  Técnico  Estación Experimental Escambray.  Resúmenes,  CienfuegosCuba

Cobas. M. (2001). Caracterización de los atributos de la calidad de la planta de Hibicus elatus Sw cultivada en tubotes. Tesis en opción al grado científico de Doctor en Ciencias Forestales. Universidad de Pinar de Río. Facultad de Agronomía y Forestal. Departamento Forestal. Cuba. P. 109

MINAGRI (1987). Suelo. Análisis Químico. NRAG -878. Cuba. 19.p

MINAGRI (1988). Suelo. Análisis Químico.NRAG-892.Cuba.  23p

MINAGRI (1989). Tejido Vegetal. Análisis Foliar. NRAG. Cuba.  27. P

Ríos. C; P. Muñoz; M. Zaldivar y T.Rukis (1982). Métodos para realizar el análisis Zootécnico de los alimentos en los laboratorios agroquímicos, 34.p

Suquilanda, M (1995). Fertilización Orgánica. Manual Técnico Quito – Ecuador. Ediciones UPS. FUNDAGRO.

Para citar este artículo puede utilizar el siguiente formato:
Almaguer López, Juan y Díaz Milanés, Deuris: "Evaluación del residuo sólido del Humus de Lombriz Lixiviado en condiciones de maceta utilizando maíz (Zea Mays) como planta indicadora" en Revista Caribeña de Ciencias Sociales, octubre 2013, en http://caribeña.eumed.net/humus-lombriz-lixiviado/

Revista Caribeña de Ciencias Sociales es una revista académica, editada y mantenida por el Grupo eumednet de la Universidad de Málaga.