INVESTIGACIÓN CUALITATIVA. CARACTERÍSTICAS Y RECURSOS

Resumen
En la actualidad han incrementado los estudios de tipo cualitativo, cobrando importancia las investigaciones cuyo centro de atención son las subjetividades de los sujetos en su vida cotidiana. La variedad de estos ha enriquecido su desarrollo y consolidación. En el presente trabajo exponemos un breve recorrido histórico de la investigación cualitativa, su concepto a partir de la convergencia de diversos autores, así como las características que la distinguen de los estudios cuantitativos. Abordamos el papel del investigador quien se encuentra presente con sus propias vivencias y experiencias. Posteriormente identificamos los principales paradigmas existentes debido a la complejidad de la sociedad actual, así como los referentes teóricos que fundamentan la importancia de la subjetividad en este tipo de estudios. Continuamos con los distintos métodos y técnicas de los cuales el investigador puede disponer y abordamos el tema de la validez. No dejamos de lado la crítica a los estudios cualitativos. Exponemos los aspectos presentes en los diseños cualitativos para finalizar con las conclusiones.
Palabras clave: Investigación cualitativa, subjetividad, métodos cualitativos, técnicas cualitativas, investigador.
QUALITATIVE RESEARCH
CHARACTERISTICS AND RESOURCES
Abstract
Nowadays, qualitative kind studies have been increased, raising the importance of the research which main target is the subject’s subjectivities in their daily life. The diversity of these has enriched its development and consolidation. On this paper we expose a short historic journey of the qualitative research, its concept from the convergence of several authors, just as the features that distinguish it from the qualitative studies. We board the researcher’s role that is present in with its own experiences. After this, the main existing paradigms are identified due to the complex of today’s society, as well as the theory references that support the importance of the subjectivity of this kind of studies. We next continue with the different methods and techniques, from which the researcher can dispose, and board the validity topic. The critic to the qualitative research is never set aside. The aspects presented in qualitative designs are exposed in order to finalize with conclusions.

Keywords: Qualitative research, subjectivity, qualitative methods, qualitative techniques, researcher.

1. INTRODUCCIÓN

La ciencia cuenta con cuerpos teóricos, métodos y técnicas para realizar investigaciones. Su empleo se realiza de acuerdo al estudio a realizar. Distinguimos dos tipos de investigaciones, la cuantitativa y la cualitativa. Su elección depende del objeto de estudio que interesa conocer. La primera, ha prevalecido tanto en las ciencias naturales como sociales. Se basa en los siguientes postulados. Neutralidad al estudiar hechos medibles y observables, por lo que el investigador debe mantenerse al margen sin influir en los resultados (Flick 2012). Objetividad y legitimidad de los conocimientos generados al aplicar rigurosamente el método científico, permitiendo así el avance de la ciencia (Montero, 1993; Vasilachis, 2009). Explicación causal de los fenómenos, se plantean hipótesis a partir de teorías para su comprobación y establecer leyes (Bisquerra, 2012), siguiendo por lo tanto, un camino hipotético-deductivo (Anguera, 1986). Empleo de variables para asignarles valores y realizar mediciones. Muestreos representativos basados en la estadística, generalizando los resultados. Las técnicas[i]  empleadas principalmente son encuestas, experimentos y pruebas estandarizadas, (Bisquerra, 2012). Lo puntos anteriores confirman la fiabilidad y reconocimiento general de estas investigaciones.

Estos principios no han estado ajenos al ámbito social. Por ejemplo, la antropología ha tenido en su desarrollo una visión evolucionista de las culturas explicándolas por etapas desde la barbarie hasta la civilización y en ciencias sociales se han realizado, por ejemplo, estudios demográficos a gran escala, (Anguera, 1986).

2. INVESTIGACIÓN CUALITATIVA

2.1 Breve desarrollo histórico

En su origen influyó la antropología a través de la etnografía realizada por estudiosos “solitarios” interesados en conocer la cultura de los pueblos (Montero, 1993; Tójar, 2006). Retomamos el camino seguido por la etnografía propuesto por Montero, (1993). Etnografía tradicional, realizada en Estados Unidos desde 1920 hasta 1960, caracterizada por la salida de los antropólogos a lugares lejanos durante largo tiempo para presentar las vivencias de los pueblos. Para Denzin y Lincon, (2012), con fines colonizadores y de dominación a los pueblos, considerándolos “el otro exótico, un individuo primitivo”. Nueva etnografía, a partir de 1970, amplía la visión de los estudios realizando análisis de ciencia, metodología y comunicación. Antropología cognoscitiva, basada en el estudio de la semántica lingüística, taxonomías, estudios de casos e historias de vida.

Por el otro, la sociología contribuyó con estudios realizados principalmente en Estados Unidos debido a sus características de urbanización y migración a finales del siglo XIX. Para el inicio del siguiente siglo, cobran importancia los estudios en los cuales el investigador acude directamente al campo para obtener datos con clara influencia de la antropología (Rodríguez y García, 1999; Sandín, 2003).

En el periodo de 1900 a 1920, los estudios cualitativos se emplean en psicología para conocer las características de los pueblos. Por su parte, la sociología alemana empleó la inducción con estudios de caso y la sociología norteamericana el método biográfico (Flick, 2012).

De 1910 a 1940, se realizan investigaciones de tipo humanista, con base en cartas, entrevistas, y biografías (Anguera, 1986). La Escuela de Chicago contribuye con estudios de observación participante sobre la vida en las ciudades así como con historias de vida de sus habitantes (Anguera, 1986; Taylor y Bodgan, 1986). Se emplea el enfoque interaccionista, para explicar la conformación de la realidad social a través de las relaciones establecidas por sus integrantes, (Tójar, 2006).

En las siguientes décadas, de 1940 a 1960, se cuestiona que los estudios cualitativos no permiten la comprobación de hipótesis ni de teorías, volviendo a predominar los estudios cuantitativos privilegiando los métodos estadísticos (Anguera, 1986). En psicología experimental el conductismo y en sociología predomina el funcionalismo de Parson, Merton y Lazarsfeld, (Bolívar, Domingo y Fernández, 2001).

Posteriormente, de 1960 a 1970 se critica su fuerte influencia en las ciencias sociales, otorgándole un carácter de subordinación y no científico (Denzin y Lincon, 2012; Flick, 2012). Sin embargo, en este periodo, el avance tecnológico permitió el manejo de datos cualitativos (Anguera, 1986). El empleo del “magnetófono”, contribuye a que los sujetos vuelvan a ser centro de atención. En Francia se generan críticas a los estudios basados en las estructuras como el marxismo y el estructuralismo, por no poder acercarse a los sujetos en las acciones de su vida cotidiana, Bolívar, et. al., (2001), lo expresa así

“la caída de las grandes teorías, con sus correspondientes metarrelatos, de gran ambición explicativa, dan lugar a los relatos individuales; las amplias encuestas sociológicas, empiezan a verse complementadas por las entrevistas”, (Bolívar, et. al., p. 80, 2001).

Para la década de 1980, se da un giro a temas lingüísticos como parte de las investigaciones. En antropología se basan en relatos y textos para estudiar a las culturas estando su trabajo relacionado con la literatura. (Bolívar, et. al., 2001). Para los años noventa se realizan estudios a través de diversas disciplinas debido al interés en la variedad de temas sociales (Rodríguez y García, 1999).

En la actualidad la investigación cualitativa sigue desarrollándose y enriqueciéndose. (Anguera, 2008). Es empleada no sólo en antropología, ciencias sociales o psicología. Existen trabajos en educación, psicología social, relaciones humanas, justicia, organizaciones, comunicaciones incluso en medicina, enfermería y trabajo social, (Anguera,1986, 1999; Denzin y Lincon, 2012). Se realizan gran cantidad de estudios sobre minorías sociales y estudios locales contribuyendo a su auge y consolidación, (Denzin y Lincon, 2012; Flick, 2012).

2.2 Conceptualización y características

Los estudios cualitativos permiten comprender las subjetividades de los individuos en su contexto cotidiano o laboral. En este sentido, es “la investigación que produce datos descriptivos: las propias palabras de las personas, habladas o escritas, y la conducta observable.” (Taylor y Bodgan, 1986:20). De esta manera, busca ser una alternativa a las explicaciones positivistas de la realidad, centrando su interés en las relaciones de los sujetos en su vida cotidiana, (Anguera, 1986; Montero, 1993).

Denzin y Lincon, (2012) la explican como

“una actividad situada, que ubica al observador en el mundo. Consiste en una serie de prácticas materiales e interpretativas que hacen visible el mundo y lo transforman, lo convierten en una serie de representaciones que incluyen las notas de campo, las entrevistas, las conversaciones, las fotografías, las grabaciones y las notas para el investigador. En este nivel, la investigación cualitativa implica un enfoque interpretativo y naturalista del mundo, lo cual significa que los investigadores cualitativos estudian las cosas en sus escenarios naturales, tratando de entender o interpretar los fenómenos en función de los significados que las personas les dan”, (Denzin y Lincon, 2012:48-49).

La investigación cualitativa busca comprender la realidad para intentar transformarla. El investigador tiene un papel preponderante. Recurre al entorno en que se desarrollan los fenómenos para realizar la investigación. Emplea como estrategias de obtención de información como “la observación, la entrevista, el análisis documental”. Los datos obtenidos con estas técnicas se plasman en textos para ser analizados, sin pretender la generalización de los resultados, (Bisquerra, 2012).

Otro concepto que citamos es el de Strauss y Corbin, (2002) quienes la entienden como

“cualquier tipo de investigación que produce hallazgos a los que no se llega por medio de procedimientos estadísticos u otros medios de cuantificación. Puede tratarse de investigaciones sobre la vida de la gente, las experiencias vividas, los comportamientos, emociones y sentimientos, así como el funcionamiento organizacional, los movimientos sociales, los fenómenos culturales y la interacción entre naciones” (Strauss y Corbin,2002:12).

A partir de estos conceptos, entendemos la investigación cualitativa como la comprensión del significado y sentido construido por los sujetos tanto de sus ideas, pensamientos y creencias así como de las acciones que realizan en los diferentes entornos de pertenencia. Implica un acercamiento del investigador a dichas subjetividades, para interpretar las descripciones que los individuos realizan de su ser y estar en el mundo.  Pasamos con las características que nos permite entender los aspectos centrales que la distinguen. Taylor y Bodgan, (1986) plantean las siguientes:

1. Es inductiva,  desarrolla conceptos a partir de los datos y no a la inversa, en que los datos permiten comprobar teorías.

2. Visión como un todo, estudiando a los sujetos temporalmente y en su contexto.

3. El investigador influye en la investigación aunque no sea su finalidad.

4. Es comprensiva del actuar de los sujetos y sus descripciones.

5. El investigador debe estar abierto a la información generada en la investigación.

6. Busca dar voz a todos los sujetos de la situación a investigar.

7. Es humanista su interés está centrado en las personas.

8. Es importante la validez con base en lo expresado por la gente y no a la confiabilidad y reproducibilidad.

9. Son importantes para investigarse todos los escenarios y personas.

10. Se equipara con un arte, ya que el investigador articula su propio su método.

De las características anteriores, en seguida nos centraremos en el papel del investigador. Ubica los fenómenos en un espacio físico y temporal determinado. Tiene la posibilidad de ampliar su visión mientras investiga.  La información obtenida las plasma en textos para ser analizados sin pretender plantear leyes o comprobar hipótesis. El empleo de métodos y técnicas cualitativos le permiten la inducción a partir de la comprensión de las descripciones realizadas por los sujetos con base al contexto de pertenencia, favoreciendo su análisis y generación de teoría. Están presentes sus propios significados cuando se relaciona con los sujetos, de esta manera el investigador se relaciona con el sujeto investigado en un plano de subjetividades.

El investigador también debe de contar con la flexibilidad necesaria para recurrir a diversas disciplinas, métodos y técnicas para que desde diferentes visiones pueda acercarse a su objeto de estudio. En palabras de Denzin y Lincon, (2012) es un “bricoleur” es decir, un ensamblador de diversos elementos para construir una obra, en este caso una investigación, a partir de los sujetos, contextos, técnicas, métodos, experiencia del investigador y las interpretaciones que realice. A lo largo de este texto emplearemos este término.

El análisis del investigador está presente en el proceso de investigación. Existe una relación directa entre los sujetos en su contexto y el investigador, quien permanentemente está analizando, en palabras de Flick (2012).

“Las reflexiones de los investigadores sobre sus acciones y observaciones en el campo, sus impresiones, accesos de irritación, sentimientos etc., se convierten en datos de propio derecho, formando parte de la interpretación, y documentación en diarios de investigación y protocolos”, (Flick, 2012:20).

Lo anterior establece una distancia con las investigaciones cuantitativas, las cuales plantean neutralidad y objetividad del investigador manteniendo al margen su subjetividad.

 

2.3 Validez

En la actualidad todavía existe oposición para considerar la investigación cualitativa como científica. Se le otorga el carácter exploratorio o subjetivo y no objetivo. Se le confiere el nivel de crítica y no de teoría. Se considera que opiniones y prejuicios no generen conocimiento porque no recurre a variables, no se basa en la causalidad, no realiza muestreos aleatorios para generar mediciones confiables. Se plantea que se escribe ficción en lugar de ciencia ya que la interpretación, los textos y las narraciones generados en este tipo de investigación no se reconocen como información relevante. Estas opiniones fundamentan el planteamiento positivista de “la existencia de una realidad estable, inmutable, susceptible de estudio bajo los métodos empíricos” (Denzin y Lincon, 2012:58).

Frente a estas críticas y en el centro del debate sobre la cientificidad de los métodos cualitativos, han surgido planteamientos alternativos para definir los criterios de validez científica del conocimiento (Anguera, 1986; Kvale, 2011; Vasilachis, 2009).

Al ser la comprensión e interpretación de sentido y significado, punto fundamental en las investigaciones cualitativas, la validez en estos estudios se logra si la información proporcionada por los sujetos referida a sus creencias, significados y a su actuar en un contexto, se mantiene y es respetada. Esta tarea es difícil de lograr ya que el investigador debe conservar lo expresado por los sujetos y no transformar el sentido de acuerdo a sus propias vivencias y experiencias. De esta manera, la comprensión debe ser integral a partir de la propia visión de los individuos, (Vasilachis, 2009)

Recurrimos a Anguera (1986) para presentar distintas formas de validez en los estudios cualitativos. La Validez semántica, referida al reconocimiento del contexto en la construcción de significaciones para lo cual se debe obtener la mayor cantidad de información posible acerca de éste para una correcta comprensión. Se debe detallar la forma en que se consiguió la información así como su interpretación. Es adecuado plantear la investigación como un camino de constante resolución de problemas y toma de decisiones. La Validez hermenéutica, al tratarse de situaciones a las que hay que dar sentido y significado, el investigador debe contar con ideas previas para estar en posibilidades de comprender las interpretaciones. La Validez pragmática, se debe explicar a los sujetos de la investigación los propósitos, alcance y riesgos del estudio sin mentirles.

En este sentido “la validez en ciencias sociales se refiere a la cuestión de si un método investiga lo que pretende investigar”, (Kvale, 2011:158).

De esta manera, en la medida en que se respete a los sujetos en los distintos momentos del proceso de investigación, se les informe de la finalidad del estudio, se respete su voz y se alcance el objetivo de la investigación, en ese sentido un estudio cualitativo será válido.

2.4 Recursos de la investigación cualitativa

A partir de la idea de bricolaje mencionada anteriormente, en las investigaciones cualitativas existen una gran variedad de enfoques, medios e instrumentos para realizarse, el investigador puede emplearlos en correspondencia con el objeto de estudio. A continuación exponemos distintos métodos y técnicas.

No existe un consenso para delimitar desde una sola mirada los métodos, como procedimiento a seguir desde determinada perspectiva. Flick (2012), ubica como métodos para la obtención de datos a la observación y las entrevistas. Es común plantear coinciden en plantear cómo métodos[ii] de la investigación cualitativa a la etnografía, fenomenología, etnometodología y teoría fundamentada. Se integran otros métodos como el estudio de caso[iii], el biográfico narrativo[iv], además del interaccionismo simbólico y la investigación-acción[v]. En este sentido, el concepto de método está relacionado con los enfoques y perspectivas para realizar investigación.

En cuanto a las técnicas para obtener información, Bolívar, (2001) las denomina, modo de recoger información, instrumentos o estrategias cualitativas para la recogida de datos y los ejemplifica, cuestionario biográfico, entrevista biográfica, autoinforme, observaciones, análisis de documentos, notas de campo, diarios, transcripción de entrevistas, observaciones, relatos, cartas, escritos autobiográficos, carpetas de aprendizaje o portafolios y otros documentos personales. Por su parte para Bisquerra, (2012) son, observación participante, entrevista, grupos de discusión, documentos personales, historias de vida, análisis documental, sistemas de registro de información, notas de campo. Tójar (2006) señala a los diarios, documentos, observación participante, entrevista, técnicas biográfico-narrativas, técnicas visuales, grupos de discusión, técnicas participativas.

Es posible emplear diversos métodos provenientes de diversas disciplinas de acuerdo a la investigación a realizar. Podemos concluir que los métodos corresponden a la forma en que se realizará la investigación y las técnicas, instrumentos y estrategias son los recursos que posibilitan la obtención de información, los cuales deben estar en correspondencia con el objeto de estudio y el paradigma de investigación.

2.5 El concepto de paradigma

Dentro de los estudios cualitativos existen diversas concepciones tanto del mundo como de la forma de realizar las investigaciones. Para comprender estos elementos recurrimos al concepto de paradigma.

Tiene diferentes acepciones, presentamos la de tres autores. Para Kuhn (1975), se refiere a la manera de generar conocimiento por los miembros de una comunidad científica. Así mismo, Guba y Lincon (2012) explican que son los principios que conllevan una visión del mundo para orientar su conocimiento. Por último los paradigmas “implican sistemas filosóficos globales, cada uno con sus propias ontologías, epistemologías y metodologías [...] representan sistemas de creencias que nuclean a quienes los emplean en torno de determinadas visiones del mundo” Denzin y Lincoln (2012:54).

En cuanto a los paradigmas, como enfoque para realizar los estudios, hay diferencia en su planteamiento por parte de los autores. Denzin y Lincoln, (2012), abarcan un campo más amplio de estudios en la actualidad. Positivista y pospositivista, buscan validez a través de la evidencia. Constructivista, se realizan estudios de interpretación. Feminista, con base en la crítica a aspectos de género. Étnico, estudio crítico e histórico de las razas. Marxista, económico e histórico. Estudios culturales, acciones culturales. Teoría queer, análisis histórico y critico de las sexualidades.

La propuesta de paradigmas en Vasilachis, (2009), a partir de los cuales se pueden realizar estudios en las ciencias sociales, son el materialista-histórico, el positivista, y el interpretativo. De estos tres enfoques, el último se basa en los siguientes supuestos básicos

a) la resistencia a la “naturalización” del mundo social; b) la relevancia del concepto de mundo de la vida; c) el paso de la observación a la comprensión y del punto de vista externo al punto de vista interno, y d) la doble hermenéutica. Tales supuestos se vinculan, específicamente, con la consideración del lenguaje como un recurso y como una creación, como una forma de reproducción y de producción del mundo social (Vasilachis, 2009:5).

Existe coincidencia entre los autores antes expuestos al platear los paradigmas interpretativo y positivista, sin olvidar, que Denzin y Lincoln (2012) se refieren a una subdivisión del paradigma interpretativo. En el siguiente cuadro presentamos la propuesta de estos dos autores:

Denzin y Lincoln, (2012)

Integración del paradigma interpretativo

Vasilachis, (2009)

Tres paradigmas para realizar estudios en ciencias sociales

1. Positivista y pospositivista2. Constructivista

3. Feminista

4. Étnico

5. Marxista

6. Estudios culturales

7. Teoría queer

1. Materialista-histórico2. Positivista

3. Interpretativo

Elaboración propia con base en Denzin y Lincoln, (2012), Vasilachis, (2009).

Concluimos que los paradigmas se conforman de principios y formas de entender la realidad, así como de los fundamentos filosóficos, epistemológicos y metodológicos compartidos por los científicos en determinada área del conocimiento como base para estudiar los fenómenos de dicha realidad.

Los paradigmas de los estudios cualitativos posibilitan comprender las subjetividades de los individuos, nos detendremos para exponer en el siguiente apartado los elementos para la construcción dicha subjetividad. Para realizarlo expondremos los planteamientos de Alfred Shutz en un primer momento y posteriormente los de Berger y Luckmann.

2.6 Referentes teóricos para el estudio de la subjetividad

2.6.1 Shutz y la subjetividad

Para este autor, cobran importancia una variedad de elementos de la subjetividad de las personas. Los actos realizados por los individuos y por quienes lo rodean, entre los cuales se debe distinguir

el significado de mi propia acción y el significado de la acción de otro, entre mi propia vivencia y la de otro, entre mi comprensión de mi mismo y la que tengo de otra persona [...] la relación única y fundamental que existe entre el mí mismo y el yo de otro. (Shutz, 1972:37-38).

El mundo social, en donde se desenvuelve el individuo, está permeado por el sentido común. El sujeto establece relaciones “con otros y para otros” (p.39), permeadas por un acto de “comprensión” mutuo entre las personas influidas por el tiempo. De esta manera, comparte relación temporal actual con los “contemporáneos”, con quienes le anteceden, “predecesores” y quienes lo continuarán, “sucesores”.

Lo anterior se da a través del entendimiento de significados. Éstos incluyen “el significado para mí” y el “significado para el otro” y las interpretaciones se refieren a la comprensión de los actos de los otros y la “autointerpretación” o entendimiento propio. Estos elementos  también permean al científico social quien, al realizar estudios sobre la sociedad, debe darse a la tarea de interpretar esos significados de forma sistemática y no a través del sentido común como lo hacen los individuos en el mundo social.

El conocimiento, ya sea en el plano de la vida diaria o en el nivel científico, conlleva “construcciones” definidas como los “conjuntos de abstracciones, generalizaciones, formalizaciones e idealizaciones propias del nivel respectivo de organización del pensamiento” (Shutz, 1974:36). De esta manera los sucesos del mundo social a diferencia de los que ocurren en el mundo natural implican una construcción por medio del actuar de sus integrantes.

Otro concepto importante de Schütz es la “situación biográfica determinada”, depende del contexto, tiempo, espacio, así como del lugar ocupado en la sociedad y hace que un objeto o suceso pueda tener significados diferentes para las personas, en lugares y épocas distintos.

La forma en que se genera el conocimiento, es social. Una mínima parte de saber se da de manera individual “en su mayor parte es de origen social, me ha sido transmitido por mis amigos, padres, maestros, y los maestros de mis maestros” (p.44). Se transmite por medio de las “tipificaciones”, las cuales permiten identificar las características similares de objetos, sucesos, situaciones y hechos y enmarcarlas en un concepto abarcador o imprimirles particularidad de acuerdo a los “tipos” que el individuo ha conformado en sociedad.

Shutz plantea el conocimiento de la “singularidad individual” de los asociados o contemporáneos porque

el Otro aparece, a lo sumo, como un sí mismo parcial, forma parte incluso de la pura relación Nosotros sólo una parte de su personalidad [...]. Cuando construyo el Otro como un sí mismo parcial, como el que desempeña roles o funciones típicos, el corolario es el proceso de autotipificación que se produce si yo entro en relación con él. Yo no estoy implicado en tal relación con mi personalidad total, sino solo con algunas capas de ella. Al definir el rol del Otro, yo mismo asumo un rol. Al tipificar la conducta, estoy tipificando mi propia conducta, que se interrelaciona con la suya, transformándome en pasajero, consumidor, contribuyente, lector, etc. (Shutz, 1974:48).

De esta manera la interrelación del individuo con los otros tiene un componente recíproco de asignación de características, opiniones e interpretaciones del mundo social, en un tiempo y espacio determinado.

2.6.2 Berger y Luckmann y la vida cotidiana

Estos autores exponen conceptos se encuentran relacionados con los planteamientos de Schutz, retomamos los principales.

La realidad no es una sola, la que destaca en importancia porque es donde el hombre piensa y actúa es en la realidad de la vida cotidiana; Berger y Luckmann (1994) la llaman “la realidad por excelencia” o “suprema realidad”, es ésta la que para nuestros fines intentaremos acercarnos a estudiar.

La “vida cotidiana“[vi] es entendida como la explicación que hace el hombre de todo aquello con lo que se relaciona, es decir, su mundo. Le da un significado subjetivo y lo presenta de una manera ordenada. Cuando se estudia la vida cotidiana (labor de los sociólogos) se deben cumplir ciertas características. Darla por sentada y creerla ya que de esta forma los hombres piensan, explican y actúan en este mundo. Por lo tanto es necesario abordarla desde un “análisis fenomenológico, método puramente “descriptivo” y, como tal, “empírico” (Berger y Luckmann, 1994:37). Con el empleo de este método no se busca llegar al origen de las explicaciones de ese mundo de la vida cotidiana, interesa conocer son las subjetividades que los hombres hacen de ese mundo, siendo el sentido común el medio por excelencia mediante el cual los hombres aprenden y actúan.

Para los sujetos, el mundo de la vida cotidiana, se les presenta con diversas características. Está ordenado, al estar todo dispuesto de antemano. Es independiente de ellos, se encuentren ellos o no en ese mundo. Tiene objetividad a través de los elementos que lo constituyen (relaciones, sentidos, acciones). Se ubica en el espacio y el tiempo. El lenguaje es el elemento fundamental que permite otorgarle a la realidad esas particularidades

Existirán diferentes niveles de acercamiento y separación del hombre. Estará lo más cercano que correspondería al “mundo en el que (se) actúa” como puede ser “el mundo del trabajo”, en éste, la conciencia está determinada por fines “pragmáticos”, por lo que hace, lo que hizo o lo que hará.

La realidad de la vida cotidiana se organiza alrededor del ‘aquí’ de mi cuerpo y el ‘ahora’ de mi presente. Este ‘aquí y ahora’ es el foco de la atención que presto a la realidad de la vida cotidiana [...] abarca fenómenos que no están presentes ‘aquí y ahora’ (Berger y Luckmann, 1994:39).

Otro aspecto a tomar en cuenta es la “intersubjetividad” de la vida cotidiana, implica la relación con “los otros”. Quienes comparten de la misma manera los diferentes elementos antes expuestos de la misma manera.

Lo eventos ocurridos de manera habitual en la vida cotidiana, se le denomina “rutina” y lo que se escapa de este modo, son los “problemas”. Estos deben superarse con las herramientas proporcionadas por la propia realidad de la vida cotidiana para estar en posibilidad de convertirlos en “rutinas” y continuar con el desarrollo de la realidad cotidiana, hasta que se presenten nuevos problemas.

Las “zonas limitadas de significado”, son pequeños espacios supeditados e inmersos en el mundo de la vida cotidiana en donde ocurren acciones cuyo significado sólo cobra sentido ahí.

El tiempo permite establecer y mantener en orden la vida cotidiana

describo el tiempo en la realidad cotidiana es continuo y limitado. Toda mi existencia en este mundo está ordenada continuamente por su tiempo, está verdaderamente envuelta en él. Mi propia vida es un episodio en el curso externamente artificial del tiempo. Existía antes de que yo naciera y seguirá existiendo después que yo muera [...] De igual manera, la misma estructura temporal proporciona la historicidad que determina mi situación en el mundo de la vida cotidiana. Nací en una determinada fecha, ingresé en la escuela en otra, empecé a trabajar en mi profesión en otra, etc. (Berger y Luckmann, 1994:45-46).

La “situación cara a cara” es producto de la interacción social que predomina y permea a la vida cotidiana. Todo lo planteado por los autores se da en la relación “cara a cara” con “el otro”. En ella se entrecruzan las diferentes espacialidades del -aquí- y temporalidades del -ahora-, en el intercambio de subjetividades que se acoplan a medida que se da el encuentro[vii]. En esa situación los sujetos recurren a “esquemas tipificadores” por medio de los cuales caracterizan y tratan a los otros y a la inversa. Estos esquemas serán modificados cuando exista una nueva relación o se modifique la anterior. La “situación cara a cara” se caracteriza por ser un encuentro inmediato y directo con quien se interactúa. Pero también existen los “contemporáneos” que existen en el mismo tiempo pero con los cuales la relación deja de ser inmediata y directa. También como parte de la vida cotidiana, pero con características de “anonimato”, es decir hablar de manera general sin referirse a alguien en particular, en esta situación se encuentran los “antecesores” y los “sucesores” de ambos se suele hacer referencia constante en los encuentros cara a cara.

Otro elemento importante es el lenguaje, permite trascender “la situación cara a cara”, porque no sólo genera encuentros en el “aquí y ahora”, posibilita relacionarse con los antecesores y sucesores. También es “pragmático” y “coercitivo”, al tener un fin y reglas delimitadas. Objetiviza el “anonimato” y la “tipificación”, a través de categorías empleadas de acuerdo a la situación particular vivida. Permite entrelazar el pasado, el presente y el futuro aunque no sean acciones que se estén dando en ese preciso momento sino a través de relatos.

Por último, el hombre a diferencia de los animales, se va creando y termina de desarrollarse en contacto con el medio ambiente físico pero también en relación con el mundo cultural y social. En este contexto el hombre se desarrolla físicamente y la parte interna su “yo humano” que se irá integrando como una “identidad reconocible subjetiva y objetivamente” (p. 70). La identidad se construye socialmente. La sociedad, conformada por los diferentes individuos se verá influida por sus identidades. Lo que ocurra en una época y en un espacio en una sociedad estará reflejado en el tipo de identidades que se generan.

Para estos autores, los sujetos desarrollan su actuar en el mundo social, integrado por las vivencias de los individuos realizadas a través del sentido común. Es tarea del investigador sistematizar esa forma y otorgarle un orden. Es decir entender la forma en que los sujetos construyen los significados y se mueven en ese mundo social.

2.7 Diseño de una investigación cualitativa

De acuerdo con Denzin y Lincoln, (2011:85-86), un diseño de estudio de tipo cualitativo debe considerar los aspectos que a continuación enlistamos

1. El investigador, quien con sus subjetividades y biografía personal realiza los estudios.

2. Paradigmas y perspectivas teóricas a partir de las cuales se realizará el estudio.

3. Estrategias de investigación, que se emplearán: estudio de casos, etnografía con observación participante, feneomenología, teoría fundamentada, métodos biográficos con historias de vida o investigación acción.

4. Métodos de recolección y análisis de datos, por ejemplo: entrevista, observación, documentos, registros, métodos visuales, método de manejo de datos, análisis asistido por computadora, análisis textual, etnografía aplicada.

5. El arte, la práctica, y la política de la interpretación y la evaluación, ya que se construye sentido a partir de los diversos textos generados durante la investigación y son interpretados según el grupo – comunidad– en que sean evaluados de acuerdo a sus criterios.

3. CONCLUSIÓN

El recorrido presentado muestra la riqueza en historia, métodos y técnicas de la investigación cualitativa. Los conocimientos generados por ésta y también la variedad de disciplinas que la emplean y hacen aportes, reflejan el lugar que en la actualidad tienen los estudios cualitativos. Si bien aún existen resistencias para otorgarle el carácter de científico, son innegables sus aportaciones y  estudios los cuales han permitido conocer esas voces individuales y particulares de los sujetos que conforman los distintos conglomerados sociales y que sin su entendimiento no podríamos comprender el funcionamiento de la sociedad. De esta manera, la investigación cualitativa permite reconocer el papel del investigador quien sin negar sus propias subjetividades está presente a lo largo del proceso de investigación ya que debe decidir, encauzar y comprender la información generada en el estudio. También contribuye a que la voz de los sujetos sea expresada libremente para que con su interpretación contribuya al avance de la ciencia.

BIBLIOGRAFÍA

Anguera, M. (1986) “La investigación cualitativa”. Revista Educar, 10. Disponible en http://www.raco.cat/index.php/Educar/article/download/42171/94904. Fecha de consulta 15/05/2013.

_________, (1999) “Hacia una evaluación de la actividad cotidiana y su contexto: ¿presente o futuro para la metodología?”. Disponible en http://www.universidad-de-la-calle.com/Anguera2.html Fecha de consulta 18/05/2013.

_________, (2008) “Evaluación de programas desde la metodología Cualitativa”. Revista Acción Psicológica, vol. 5, n. o 2. Disponible en http://e-spacio.uned.es/fez/eserv.php?pid=bibliuned:AccionPsicologica2008-2-0005&dsID=Documento.pdf Fecha de consulta 16/05/2013.

Berger, P. y Luckmann, T. (1994) La construcción social de la realidad. Argentina: Amorrortu.

Bisquerra, R. (2012) Metodología de la investigación educativa. España: La Muralla.

Bolívar, A., Domingo, J., y Fernández, M. (2001) La investigación biográfico-narrativa en educación. Enfoque y metodología. España: La Muralla.

_________, Fernández, M. y Molina, E. (2005) “Investigar la identidad profesional del profesorado: Una triangulación secuencial”. Revista Forum: Qualitative Social Research. Volume 6, No. 1, Art. 12, Disponible en http://www.qualitative-research.net/index.php/fqs/article/viewArticle/516/1116. Fecha de consulta 14/05/2013.

Denzin, N. y Lincoln, Y. (2011) “Introducción general”, en: Norman Denzin y Yvonna Lincoln (comps.), Manual de investigación cualitativa. Volúmen I, El campo de la investigación cualitativa. España: Gedisa. pp. 43-101.

_________, (2012) “Introducción al volúmen II”, en: Norman Denzin y Yvonna Lincoln (comps.), Manual de investigación cualitativa. Volúmen II, Paradigmas y perspectivas en disputa. España: Gedisa. pp. 27-37.

Flick, U. (2012) Introducción a la investigación cualitativa. España: Morata.

Guba y Lincon (2012) “Controversias paradigmáticas”, en: Norman Denzin y Yvonna Lincoln (comps.), Manual de investigación cualitativa. Volúmen II, Paradigmas y perspectivas en disputa. España: Gedisa. pp. 38-78.

Kvale, S. (2011) Las entrevistas en investigación cualitativa. España: Morata.

Kuhn, T. (1975): La Estructura de las Revoluciones Científicas. México: Fondo de Cultura Económica.

Montero, M. (1993) “Corrientes, enfoques e influencias de la investigación cualitativa para latinoamérica”. Portal educativo de las Américas Colección: La Educación, Número: (116) III http://www.educoas.org/portal/bdigital/contenido/laeduca/laeduca_116/articulo1/index.aspx

Rodríguez, G., Gil, J. y García, E. (1999) Metodología de la investigación cualitativa. España: Ediciones Aljibe. 

Sandín, M. (2003) Investigación cualitativa en educación. España: Mc Graw Hill. 

Shutz, A. (1972) Fenomenología del mundo social. Argentina: Paidós.

_________, (1974) El problema de la realidad social. Argentina: Amorrortu.

Strauss, A. y Corbin, J. (2002 [1998]) Bases de la investigación cualitativa. Colombia: Editorial Universidad de Antioquía.

Taylor, S. y BODGAN, R. (1986) Introducción a los métodos cualitativos de investigación. Argentina: Paidós.

Tójar, J. (2006) Investigación cualitativa. Comprender y actuar. España: Morata.

Vasilachis, I. (2009) “Los fundamentos ontológicos y epistemológicos de la investigación cualitativa”. Revista Forum: Qualitative Social Research. Volumen 10, No. 2, Art. 30, Disponible en http://www.qualitative-research.net/index.php/fqs/article/view/1299/2778. Fecha de consulta 14/05/2013.

Notas


[i] El autor hace referencia a las técnicas empleadas en investigación educativa.

[ii] Bisquerra, (2012); Rodríguez, (1999); Tójar (2006).

[iii] Bisquerra, (2012); Tójar, (2006).

[iv] Bisquerra, 2012; Bolívar, 2001 y 2005; Rodríguez, 1999.

[v] Tójar (2006).

[vi] “mundo cotidiano” lo nombra Kvale (2012).

[vii] Tanto los planteamientos de Shutz como de Berger y Lukcmahn, no sólo están presentes en las relaciones que establecen los sujetos en la vida cotidiana, sino que permean también el trabajo de investigación científica, por ejemplo, las entrevistas y su posterior análisis e interpretación, así como la presentación y exposición de los resultados.

Para citar este artículo puede utilizar el siguiente formato:
Balderas Gutiérrez, Ivonne: "Investigación cualitativa. Características y recursos" en Revista Caribeña de Ciencias Sociales, agosto 2013, en http://caribeña.eumed.net/investigacion-cualitativa/

Revista Caribeña de Ciencias Sociales es una revista académica, editada y mantenida por el Grupo eumednet de la Universidad de Málaga.