LOGÍSTICA: EVOLUCIÓN HISTÓRICA Y RELEVANCIA EN EL CONTEXTO ACTUAL CUBANO

Resumen
La logística se ha desarrollado a través del tiempo y actualmente ha adquirido mayor importancia por su papel decisivo en el proceso de creación de los productos y/o servicios y en la satisfacción de los clientes.
Es por esto que, el presente trabajo tiene como objetivo, mostrar la evolución histórica de la logística a través de definiciones de diversos autores, destacando los elementos fundamentales que caracterizan cada una de las etapas del desarrollo de la logística.
Además se resalta la importancia que tiene la logística en el contexto actual cubano, como fuente para lograr la eficiencia y la competitividad necesarias en las organizaciones.
Se concluye que la logística es un sistema que integra todos los procesos empresariales (aprovisionamiento, producción, almacenamiento, distribución y comercialización), gestionados eficaz y eficientemente por el personal, a través de los flujos informativo, material, financiero y de retorno, en estrecha relación con los proveedores y los clientes.
Abstract
The logistics has been developed through the time and at the moment it has acquired bigger importance for its decisive paper in the process of creation of the products or services and in the satisfaction of the clients.
It is for this reason that, the present work has as objective, to show the historical evolution of the logistics through diverse authors’ definitions, the fundamental elements that characterize each one of the stages of the development of the logistics highlighting.
The importance is also stood out that has the logistics in the Cuban current context, as source to achieve the efficiency and the necessary competitiveness in the organizations.
It concludes that the logistics is a system that integrates all the managerial processes (provisioning, production, storage, distribution and commercialization), negotiated effective and efficiently for the personnel, through the informative flows, material, financial and of return, in narrow relationship with the suppliers and the clients.

 

Conceptualización histórica de la logística

El surgimiento de la logística se remonta a la época antigua de la civilización occidental entre los años 500 y 430 antes de nuestra era (a.n.e). En esos tiempos los griegos recurrían al término logística para definir el tipo de razonamiento que empleaba símbolos matemáticos y números. Por otra parte en Atenas se llamaban logísticos a los funcionarios  que calculaban las necesidades del Estado y los romanos tenían siempre un logístico como administrador de los recursos materiales en sus ejércitos.

Después de la Segunda Guerra Mundial surge el interés de los negocios por el proceso logístico. En esta época y específicamente en el año 1945, en Francia se editó una de las primeras publicaciones sobre este tema, el libro de Bethel, Atwater, Smith y Stackman[1], donde se establece una analogía entre la logística militar y el abastecimiento técnico material y se empieza a relacionar la logística militar con la producción industrial. Es decir que se dieron los primeros  pasos en la aplicación de la logística en la vida civil, pues se reconoció que la misma podía ser empleada en la industria. Surgiendo así la logística industrial.

A partir de los años 50 comienza a utilizarse la logística como un subproducto que posibilitaba minimizar los costos de posesión de los inventarios, pasando luego a centrar su interés en la administración del  transporte, en la que su mayor preocupación era la de disminuir los costos en esta área.

Por otra parte, durante los años 60 hasta mediados de los años 70, el campo de la logística se amplió hacia la administración de la distribución física. En este sentido se va enriqueciendo el término de logística vinculándolo a la distribución física. Es decir que se refería solamente a funciones básicas de la distribución, conceptualizándose como: ‘’el movimiento de los materiales desde una fuente u origen hasta un destino o usuario’’[2].

A finales de los años 70 hasta la década de los 80 comienza el reconocimiento de los ahorros potenciales que podían obtener las organizaciones al integrar los elementos de la logística dentro de la empresa (aprovisionamiento, producción y distribución) y se logra un gran crecimiento en el área de la logística. En este caso Donald J. Bowersox (1979) consideró a la misma como: ‘’la aplicación del enfoque en sistema a la solución de los problemas de suministros y distribución de las empresas. ’’[3]

A partir de mediados de los 80 se comienza a considerar al cliente como parte importante dentro de la logística lo cual queda enunciado con la definición dada por el Council of Logistic Management en 1985: ‘’El proceso de planificar, implementar y controlar la eficiencia, el costo efectivo del flujo y almacenamiento de las materias primas, productos en proceso, productos terminados y la información relacionada desde el punto de origen al de consumo con el propósito de conformar los requerimientos del cliente. ‘’[4]

Por otra parte, Hervé y Dancel en 1987, ofrecen tres conceptos del término logística atendiendo a la visión técnica de esta función, la orientación hacia la distribución y el lado estratégico. En este caso consideran que:

- La logística es obtener la producción correcta, en el lugar correcto, en el momento correcto y en el menor costo total.

- La logística es proveer un nivel beneficioso en el servicio de distribución a los clientes, a través de una efectiva organización, planificación y control de las actividades de traslado y almacenamiento que facilitan un flujo de producción.

- La logística es un medio para soportar la meta general de la firma y lograr ventaja competitiva.

En estas definiciones resulta interesante el hecho de considerar a la logística como una forma de lograr ventaja competitiva, es decir que, se reconoce que la misma puede ser de gran ayuda para las empresas que deseen alcanzar la diferenciación en el mercado, ante los ojos del cliente y frente a otras empresas del sector.

Sin embargo, no es hasta los años 90, cuando el concepto de satisfacer las necesidades del cliente, como aspecto vital a tener en cuenta en la logística, comienza a desarrollarse. En este sentido, María Lilia Santos Norton, autora cubana, considera que: ‘’La logística es un enfoque que permite la gestión de una organización a partir del estudio del flujo material y el flujo informativo que a él se asocia, desde los suministradores hasta los clientes, partiendo de cinco funciones básicas que se desarrollan en las organizaciones: La gestión de aprovisionamiento, la gestión de los procesos, la distribución física, la planificación integrada y el aseguramiento de la calidad, considerando en el análisis de cada función los requerimientos que impone a la actividad la gestión de los recursos humanos y a su vez  los requerimientos que en la actualidad esta gestión impone a las organizaciones.’’[5]

También se dan muestras de que las personas deben jugar un rol fundamental en el proceso de servicio al cliente y la necesidad de cumplir con sus requerimientos, evidencia de esto lo constituye, además de la definición anterior, la ofrecida por Arístides Collazo, quien considera que la logística: ‘’En su papel funcional centra sus esfuerzos en la interrelación y optimización del flujo material y el flujo informacional, asociado a estos el hombre como ente ejecutor. ‘’[6]

A finales del siglo 20, se evidencian dos aspectos importantes relacionados con la logística, los cuales se plasman en las definiciones que se muestran a continuación.

En primer lugar, se pasa de la integración interna (sistema logístico) a la externa (cadena de suministro[7]). Aparece y se desarrolla el término de gestión de la cadena de suministro como una filosofía integradora para gestionar el flujo total dentro del canal de distribución, desde el primer proveedor de materias primas hasta el consumidor final, incluyendo el flujo de retorno. Muestra de esto lo constituye la definición dada por The Educational Society of Resource Management (APICS) en 1998, quien asocia la logística con la gestión de la cadena de suministro.  En este caso: ‘’Define a la Supply Chain Management (SCM) como la planeación, organización y control de las actividades de la cadena de suministro.’’[8]

Por otro lado, se comienza a tener una visión diferente acerca de la logística, pues esta no sólo va a considerar el flujo de materiales desde los suministradores hacia los clientes sino también de los clientes a los suministradores. O sea, se empieza a tener en cuenta, en las definiciones del término logística, el flujo material inverso o también conocido como flujo de retorno, a través de la manifestación en las definiciones de la necesidad de la conservación del medio ambiente. Evidencia de ello lo constituye la siguiente definición de Ana J. Urquiaga Rodríguez y  José A. Acevedo Suárez (1999): ‘’Es la acción del colectivo laboral dirigida a garantizar las actividades de diseño y dirección de los flujos materiales, informativo y financiero desde su fuente de origen hasta sus destinos finales que deben ejecutarse de forma racional y coordinada con el objetivo de proveer al cliente los productos y servicios en la cantidad, calidad, plazos y lugar demandados con elevada competitividad y garantizando la preservación del medio ambiente. ’’[9]

Sin embargo, Christopher (2000) resalta que la logística es capaz de crear valor para el cliente, aspecto que hasta este momento no había sido tratado por ningún otro autor en sus definiciones y considera a la logística como: ‘’Red de organizaciones asociadas a través de lazos hacia arriba (distribución) y hacia abajo (aprovisionamiento) en procesos que producen valor en forma de productos y servicios al cliente. ‘’[10]

En este sentido, Roberto Cespón Castro (2002) aborda en su definición que la logística no sólo va a contemplar en su gestión el procesamiento de materias primas, los productos terminados o los servicios sino también el tratamiento de productos de desechos, el cual constituye un elemento no abordado por otros autores en sus definiciones. En este caso define que la logística: ‘’Es el proceso de gestionar los flujos material e informativo de materias primas, inventario en proceso, productos acabados, servicios y residuales desde el suministrador hasta el cliente, transitando por las etapas de gestión de los aprovisionamientos, producción, distribución física y de los residuales. ’’ [11]

La mayoría de los autores citados en esta investigación han considerado a la logística como un proceso, un enfoque o un conjunto de actividades o elementos, sin embargo, Ruano y Hernández (2003) destacan que la logística es: ‘’Un sistema de gestión estratégica de los recursos humanos y de los flujos informativos, material, financieros y de retorno asociados al aprovisionamiento, producción, distribución, almacenaje y comercialización de las mercancías de los proveedores a los clientes con el propósito de satisfacer las necesidades de estos últimos con calidad y bajo costo como fuente para lograr ventajas competitivas en las organizaciones. ‘’ [12]

Es decir que abordan la logística desde un nuevo enfoque, considerándola como un sistema encargado de gestionar e integrar los diferentes procesos que se desarrollan en relación al suministro de mercancías desde que éstas son solicitadas y llegan al almacén, hasta su distribución y entrega al consumidor final en el marco de la empresa tanto para organizaciones productoras como comercializadoras.

Si se tiene en cuenta la idea planteada por Martin Christopher relacionada con que la logística le agrega valor a los procesos de la empresa y por ende a sus productos y/o servicios y al cliente, se puede afirmar que esta concepción se ha potenciado en estos últimos años, pues al referirse a la logística ya no se está hablando de cadenas de suministros sino de cadenas o redes de valor o sea actualmente la tendencia es enfocar los procesos productivos o de servicios hacia la prestación de un servicio óptimo al cliente. De esta manera, Ballou afirma que: “La logística trata sobre la creación de valor para los proveedores y clientes de la organización y para los accionistas de la misma. Este valor se expresa en tiempo y lugar. Las actividades logísticas deben adicionar valor en la medida en que los consumidores estén de acuerdo en pagar más por un producto o servicio que el costo de llevarlo a sus manos.”[13]

Por consiguiente, se puede afirmar que la logística es un proceso integral que está presente en toda organización y necesita ser dirigida eficientemente, y además de ello, busca anticipar los requerimientos de los clientes, adoptando y administrando estratégicamente los recursos necesarios para asegurar la distribución de bienes, información y servicios hasta el cliente final, de forma completa, oportuna y a un costo justo. De tal manera que el objetivo de agregar valor se cumpla.

A partir de esto se puede decir que la logística se ha convertido en un sistema de actividades funcionales basado en el trabajo conjunto de clientes, negocios minoristas, proveedores y fabricantes para disminuir o, si es posible, eliminar los costos que no agregan valor, mejorando la calidad, el cumplimiento de los pedidos, mayor velocidad e introducir nuevos productos y tecnologías así como propiciar que la mercancía se produzca y distribuya en las cantidades correctas, los lugares adecuados, el tiempo justo, con objeto de minimizar los costos del sistema satisfaciendo los requerimientos del nivel de servicio y garantizando la conservación del medio ambiente.

Relevancia de la logística en el contexto actual cubano  

El perfeccionamiento del sistema empresarial es una vía para propiciar un mejor uso de los recursos, sanear la situación económica, aplicar sistemas salariales y de estimulación, implantar nuevos mecanismos financieros tributarios e introducir los enfoques más modernos de la práctica internacional.

Con la introducción del perfeccionamiento empresarial las empresas tienen la posibilidad de desarrollar iniciativas con sentido de la creatividad, mayor participación de los trabajadores en las decisiones que se tomen en las entidades elevando la responsabilidad personal de los cuadros y del colectivo por los resultados que se puedan obtener.

El contexto actual de las empresas, caracterizado por la escasez de recursos materiales, requiere de las mismas la multiplicación de su eficiencia y efectividad como medio de suplir esta situación. En este caso, desempeña un papel primordial en las organizaciones el análisis de los procesos logísticos, con la finalidad de detectar dónde se encuentran las principales dificultades y solucionar los problemas críticos.

En el escenario específico cubano, la presencia de dos parámetros constantes tales como la escasez y en ocasiones, la ausencia de recursos materiales y financieros, ha sido una dificultad durante años y el escenario logístico está afectado además, por la incertidumbre de los mercados de compra y venta. Parece necesario entonces, reorganizar los esquemas de las empresas de nuestro país para operar en semejantes entornos e introducir estrategias que tiendan a garantizar que las mercancías estén disponibles cuándo y dónde los clientes estén listos para comprarlas en la cantidad y con la calidad concertada, al menor costo posible.

Por tales motivos, como parte del perfeccionamiento empresarial, las empresas de todo el país tienen como objetivo principal elevar la eficiencia y la competitividad, tanto en las organizaciones de producción como de servicios, sobre la base de otorgarles las facultades que requieren para poder ejercer su actividad en medio de las difíciles y complejas condiciones, a través del proceso de perfeccionamiento de las mismas.  Por lo tanto se requiere del estudio profundo de cada entidad y del diseño en correspondencia con sus características y necesidades de lo que se requiera.

Precisamente como parte del proceso de Perfeccionamiento empresarial las empresas que aplican el Sistema de Dirección y Gestión deberán diseñar e implantar un sistema logístico que permita obtener el producto, en el tiempo oportuno, en el sitio apropiado, y al menor costo posible. Es decir que se requiere de una logística enfocada hacia el cliente orientada a satisfacer la demanda de los mismos. En este caso es esencial considerar que el cliente es la persona más importante para una organización, que en fin depende de él, por lo que se le debe lograr satisfacer en todas sus expectativas con el objetivo de elevar la competitividad de la empresa, aspecto presente en el Perfeccionamiento Empresarial, incrementando el nivel de servicio al cliente y disminuyendo los costos.

Por otra parte, está muy presente también la logística de almacenamiento, la cual constituye el conjunto de actividades que se realiza en los almacenes (simplificándose en la recepción, identificación, custodia y despacho de los productos), tiene como objetivo fundamental, la conservación de las mercancías durante el período que media entre su producción o la llegada al país procedente del exterior, y el consumo, sirviendo también de ‘’pulmón’’ a la economía.

Además, la logística de almacenamiento tiene en cuenta la explotación racional de las capacidades de almacenamiento mediante la modernización de las técnicas existentes y la elevación del grado de mecanización de los almacenes, por esta vía se obtienen la organización de los procesos de manipulación, almacenamiento y transporte, con una disminución de los costos, así como la reducción de los inventarios y la disminución de los costos de manipulación y almacenaje.

La logística de distribución es un aspecto al cual las empresas deberán prestarle especial atención pues a través de ella se puede controlar todo el proceso, lo que trae consigo una administración más eficiente de los recursos. Por lo que las organizaciones deberán diseñar la red del transporte y situar los almacenes dimensionados para gestionar la demanda mínima, media o máxima de artículos que producen o comercializan.

Teniendo en cuenta todo lo plasmado en el capítulo V del decreto Ley 281-2007 relacionado con el subsistema de organización de la producción de bienes y servicios del proceso de perfeccionamiento empresarial se puede llegar a la conclusión de que el sistema logístico a implantar en la empresa deberá garantizar la adquisición, el movimiento, el almacenamiento de productos y el control de inventarios, así como todo el flujo de información asociado a estas actividades, de forma tal que la rentabilidad presente y futura de la empresa sea maximizada en términos de costos y efectividad.

El proceso de perfeccionamiento empresarial por el cual están atravesando numerosas empresas cubanas, se integrará al Modelo Económico Cubano como resultado de la aplicación de los Lineamientos de la Política Económica y Social del Partido y la Revolución aprobados en el VI congreso del PCC en abril de 2011 pues ambos persiguen el propósito de lograr empresas más eficientes y competitivas.

En este caso, la gestión y perfeccionamiento de los sistemas logísticos constituye una vía indispensable para lograr que el sistema empresarial del país esté constituido por empresas eficientes, bien organizadas y eficaces, capaces de satisfacer los requerimientos de los clientes,  además de ello ser rentables.

Conclusiones

1. A partir de inicios del siglo XXI comienza a desarrollarse una nueva concepción del término logística, es decir que esta es vista a través de un enfoque diferente, el de cadena de valor, considerándola como un factor indispensable en la creación y entrega de valor al cliente.

2. La logística es un sistema que integra todos los procesos empresariales (aprovisionamiento, producción, almacenamiento, distribución y comercialización), gestionados eficaz y eficientemente por el personal, a través de los flujos informativo, material, financiero y de retorno, en estrecha relación con los proveedores y los clientes, con el objetivo de ofrecerle a estos últimos productos y/o servicios con valor agregado y lograr ventajas competitivas sostenibles garantizando la conservación del medio ambiente.

3. El proceso de perfeccionamiento empresarial cubano así como lo lineamientos de la política económica y social del PCC exigen de las empresas cubanas la adecuada gestión de sus sistemas logísticos como fuente para lograr la eficiencia y competitividad que requiere el entorno mundial actual.

Bibliografía

  1. Acevedo Suárez, José A.: ‘’El desarrollo empresarial en el marco de la actualización del Modelo Económico Cubano. ’’. Apuntes, Ediciones CUJAE, Octubre de 2011.
  2. Acevedo Suárez, José A. y Martha Gómez Acosta: ‘’Diagnóstico del estado del arte de la logística en Cuba’’. Folleto, LOGESPRO, ISJAE, Ciudad de La Habana, Cuba, 2003.
  3. Álvarez Puentes, Hilda Rosa: ‘’La logística y su influencia en el perfeccionamiento empresarial’’. Ponencia publicada en el Evento Nacional LogMark 2004, Pinar del Río, Cuba, 2004.
  4. Ballou, Ronald H.: ‘’Logística: Administración de la cadena de suministro’’. Quinta Edición. México, Prentice Hall, 2004.
  5. Ballou, Ronald H.: ‘’Logística empresarial, control y planificación’’. Editora Diez de Santos, Madrid, España, 1991.
  6. Bethel, L.L., Atwater, F.S., Smith, G.H. y Stackman, H.A.: ‘’Industrial organization and management’’. Editora McGraw-Hill, 2nd ed.. New York, 1950.
  7. Bowersox, D.J.: ‘’Towards total logistical management’’. Wentworth F. y Christopher M., (eds.): Managing International Distribution. Aldershot, 1979.
  8. Cespón Castro, Roberto y Auxiliadora, María. ‘’Administración de la cadena de suministro’’. Manual para estudiantes de la especialidad de Ingeniería Industrial. Universidad Tecnológica Centroamericana de Honduras. UNITEC. Tegucigalpa, 2003.
  9. Christopher, Martín. ‘’Logística: Aspectos Estratégicos’’. Limusa Noriega Editores. México, 2000.
  10. Collazo Pérez A.: ‘’Documentos sobre la Sociedad cubana de Logística como elemento de la fuerza de Cambio’’. Ciudad de La Habana, 1995.
  11. Comité Ejecutivo del Consejo de Ministros de la República de Cuba: ‘’Decreto No. 281 del 16/8/2007’’. Reglamento para la implantación y consolidación del sistema de dirección y gestión empresarial estatal.
  12. Franco Vásquez, Pablo César: ‘’Aproximación Teórica al Concepto Integral de Logística’’. Revista GESTIÓN & REGIÓN No.6. Colombia, Julio-Diciembre 2008.
  13. Gómez Acosta, Martha I.; Acevedo Suárez, José A.: ‘’La Logística Moderna y la competitividad empresarial’’. LOGESPRO, La Habana, 2011.
  14. Magee, J. F.: ‘’Industrial Logistics’’. Editora McGraw-Hill.  New York, 1968.
  15. PCC: VI Congreso del Partido Comunista de Cuba. ‘’Lineamientos de la Política Económica y Social del Partido y la Revolución’’. Cuba, 2011.
  16. Pérez Campaña, Marisol: ‘’Contribución al Control de Gestión en elementos de la cadena de suministro. Modelo y procedimientos para organizaciones comercializadoras’’. Tesis presentada para optar por el grado de Doctor en Ciencias Técnicas, Universidad de Holguín, Cuba, 2005.
  17. Ruano Ortega, Eligio R. y Hernández Rodríguez,  Norma R.: “Propuesta de modelo de gestión del sistema logístico de empresas comerciales: resultados de su implantación en la sucursal CIMEX Oriente  Sur”. Trabajo presentado y publicado en el Evento LogMark 2003, Santiago de Cuba,  ISBN: 959-207-201-9.
  18. Santos Norton, María Lilia: ‘’Gestión de abastecimiento’’. Material de Apoyo, Ciudad de La Habana, 1996.
  19. Torres Gemeil, Manuel y Mederos Cabrera, Beatriz: ‘’Fundamentos de la logística’’. Editado por Universidad de Pinar del Río ‘’Hermanos Saíz Montes de Oca’’ y Sociedad Cubana de Logística y Marketing de la ANEC, Pinar del Río, 2005.
  20. Vegas Santana, Alcides M., Domínguez Castañeda, Yoelquis y Cordobés Toirac, Alián: ‘’Consideraciones para el análisis y diseño de sistemas logísticos’’. 2009. http://www.gestiopolis.com/marketing/analisis-y-disenos-de-sistemas-logisticos.htm. Fecha de consulta: 1 de febrero de 2012.

 

 



[1] Bethel, L.L., Atwater, F.S., Smith, G.H. y Stackman, H.A.: ‘’Industrial organization and management’’. Editora McGraw-Hill, 2nd ed.. New York, 1950.

[2]Magee, J. F.: ‘’Industrial Logistics’’. Editora McGraw-Hill.  New York, 1968.

 

[3] Bowersox, D.J.: ‘’Towards total logistical management’’. Wentworth F. y Christopher M., (eds.): Managing International Distribution. Aldershot, 1979.

[4]Vegas Santana, Alcides M., Domínguez Castañeda, Yoelquis y Cordobés Toirac, Alián. Consideraciones para el análisis y diseño de sistemas logísticos. 2009. http://www.gestiopolis.com/marketing/analisis-y-disenos-de-sistemas-logisticos.htm. Fecha de consulta: 1 de febrero de 2012.

 

 

[5] Santos Norton, María Lilia: ‘’Gestión de Abastecimiento’’. Material Apoyo, Ciudad de la Habana. 1996.

[6] Collazo Pérez A.: ‘’Documentos sobre la Sociedad cubana de Logística como elemento de la fuerza de Cambio’’. Ciudad de La Habana, 1995.

[7] Una cadena de suministro es una red de instalaciones y medios de distribución que tiene por función la obtención de materiales, transformación de dichos materiales en productos intermedios y productos terminados y distribución de estos productos terminados a los consumidores.

 

[8] Pérez Campaña, Marisol: ‘’Contribución al Control de Gestión en elementos de la cadena de suministro. Modelo y procedimientos para organizaciones comercializadoras’’. Tesis presentada para optar por el grado de Doctor en Ciencias Técnicas, Universidad de Holguín, Cuba, 2005.

[9] Ibídem.

[10] Christopher, Martín. ‘’Logística: Aspectos Estratégicos’’. Limusa Noriega Editores. México, 2000.

 

[11] Cespón Castro, Roberto y Auxiliadora, María. ‘’Administración de la cadena de suministro’’. Manual para estudiantes de la especialidad de Ingeniería Industrial. Universidad Tecnológica Centroamericana de Honduras. UNITEC. Tegucigalpa, 2003.

[12] Ruano Ortega, Eligio R. y Hernández Rodríguez,  Norma R.: “Propuesta de modelo de gestión del sistema logístico de empresas comerciales: resultados de su implantación en la sucursal CIMEX Oriente  Sur”. Trabajo presentado y publicado en el Evento LogMark 2003, Santiago de Cuba,  ISBN: 959-207-201-9.

[13] Ballou, Ronald H.: ‘’Logística: Administración de la cadena de suministro’’. Quinta Edición. México, Prentice Hall, 2004.

Para citar este artículo puede utilizar el siguiente formato:
Valdés Ferrer, Damaris y Hernández Rodríguez, Norma R.: "Logística: evolución histórica y relevancia en el contexto actual cubano" en Revista Caribeña de Ciencias Sociales, noviembre 2013, en http://caribeña.eumed.net/logistica-evolucion/

Revista Caribeña de Ciencias Sociales es una revista académica, editada y mantenida por el Grupo eumednet de la Universidad de Málaga.