MODELO PARA LA FORMACIÓN DE HABILIDADES GERENCIALES DEL LICENCIADO EN ECONOMÍA EN LA UNIVERSIDAD CUBANA

RESUMEN:
En el presente trabajo se realizó un análisis del proceso de formación del Licenciado en Economía desde la apertura de esta carrera en el año 1962 en nuestro país y su situación en las condiciones actuales, se establecen las diferentes etapas por las cuales se ha transitado y se determinan las principales tendencias del mismo las cuales se establecieron utilizando el método histórico tendencial que ponen de manifiesto la importancia que tiene para estos profesionales la formación y desarrollo de habilidades gerenciales que le permita enfrentar el reto de la toma de decisiones para desempeñarse con éxito en las organizaciones contemporáneas y se devela la necesidad de accionar desde el trabajo multidisciplinar para garantizar una preparación en el egresado que responda a las exigencias del modelo del profesional actual. Se ofrecen alternativas y vías que pueden favorecer este proceso en la Universidad de Las Tunas.
Palabras clave: Formación, habilidades gerenciales, desempeño.
ABSTRACT:
Presently work was carried out an analysis of the process of formation of the Graduate in Economy from the opening of this career in the year 1962 in our country and its situation under the current conditions, the different stages settle down for which it has been trafficked and the main tendencies of the same one those are determined which settled down using the method historical tendencial that you/they show the importance that has for these professionals the formation and development of managerial abilities that it allows him/her to face the challenge of the taking of decisions to act with success in the contemporary organizations and you devela the necessity to work from the work multidisciplinar to guarantee a preparation in the egresado that he/she responds to the demands of the current professional’s pattern. They offer alternative and roads that can favor this process in the University of The Tunas.

Key Words: Formation, managerial abilities, acting.

INTRODUCCIÓN:

En las actuales condiciones en que vive la humanidad, la educación constituye uno de los medios disponibles para propiciar una forma más profunda y armoniosa de desarrollo humano. Cada miembro de la sociedad debe recibir la formación necesaria para poder contribuir desde sus posibilidades al desarrollo de la misma y para convertirse desde las influencias que ejerce la educación en el desarrollo de su personalidad, en un sujeto capaz de producir bienes materiales o espirituales útiles a la sociedad. Con el triunfo de la Revolución Cubana en 1959, se inicia una nueva etapa en la que se logran avances trascendentales en las esferas económica, política y social. El modelo educativo cubano en general, y en particular el sistema universitario, dan un vuelco radical a la concepción y desarrollo de sus procesos formativos.

El pensamiento revolucionario de los que entonces estaban llamados a transformar la sociedad, a través de la Reforma Universitaria en 1962, permitió que la Educación Superior cubana pasara a una etapa cualitativamente superior en su devenir histórico. Las universidades abren sus puertas a todos los miembros de la sociedad y los procesos educativos que dentro de ellas se generan comienzan a centrar su atención en el desarrollo integral de la personalidad del estudiante, se logra definir un modelo educativo universitario esencialmente científico, democrático y humanista, que prepara al hombre de manera armónica y en función de aportar lo mejor de sí, aspecto que continúa su perfeccionamiento en correspondencia con los tiempos actuales.

La concepción de un proceso de formación del profesional integral, en el cual el estudiante se forma desde lo curricular y lo extracurricular, donde la dimensión instructiva, educativa y la desarrolladora intervienen como procesos esenciales de manera indisoluble e interrelacionados dialécticamente y a través de los procesos sustantivos con el fin de lograr un desempeño eficiente y eficaz, que permita influir de manera activa y consciente en la solución de los problemas que se presentan en su radio de acción profesional, constituye una prioridad de la Educación Superior en Cuba.

El logro de la eficacia de las organizaciones constituye uno de los problemas globales más apremiantes del mundo actual, lo que se hace evidente en la situación que atraviesa el mundo de hoy caracterizado por las crisis que generan un gran desconcierto y una alta incertidumbre. El gobierno revolucionario centra sus esfuerzos en la formación de profesionales como vía para contrarrestar esta problemática con énfasis en la preparación de un profesional integral que responda a los adelantos de la ciencia y la técnica. La sociedad demanda de la universidad un profesional altamente competente y dotado de las herramientas necesarias para enfrentar el entorno actual y dar respuesta a su desarrollo. El Licenciado en Economía que se forma actualmente juega un papel decisivo y transformador en la sociedad pues tiene como objeto y centro de análisis “el proceso de construcción de las Relaciones Sociales de Producción Socialistas y la reproducción del sujeto social”. Modelo del Profesional del Licenciado en Economía. Plan “D” (2008:p.5)

El problema profesional fundamental de Licenciado en Economía se traduce en la solución continua del uso eficiente de los recursos para el proceso de desarrollo de la sociedad socialista, la investigación de los procesos económicos exige de este profesional el estudio de las condiciones en que las relaciones sociales de producción se verifican, y la constante retroalimentación entre teoría y práctica para tributar a la consolidación del referente teórico del proyecto socialista cubano lo que le exige a este profesional una solida formación de sus habilidades gerenciales para enfrentar con éxito el proceso de toma de decisiones y alcanzar un desempeño eficiente en las organizaciones.

La transformación y crecimiento de la economía cubana en los últimos años y en particular el desarrollo del proceso de perfeccionamiento empresarial que tiene como objetivo supremo, establecido en el Decreto Ley No. 187: Bases del proceso de perfeccionamiento empresarial (1998: p: 5), “garantizar el desarrollo de un sistema empresarial organizado, disciplinado, ético, participativo, eficaz y eficiente, que genere mayores aportes a la sociedad socialista y que todas las empresas se conviertan en organizaciones de alto reconocimiento social”, exige en la formación del profesional de la economía el conocimiento teórico que brindan las Ciencias Empresariales y sus particularidades en la construcción del socialismo.

Para los profesionales que se forman actualmente en nuestra sociedad el desarrollo de habilidades gerenciales constituye un elemento importante en su desempeño profesional, sin embargo, este aspecto adquiere una significación especial en la formación del Licenciado en Economía pues dentro de sus competencias profesionales ha de asumir roles directivos y ejercer funciones administrativas a diferentes niveles, o conformar equipos de trabajo que para lograr una eficiencia adecuada demandan de las mismas y para garantizar el cumplimiento del objetivo general del modelo de este profesional en la actualidad enfocado al proceso de toma de decisiones. A  través de la formación de habilidades gerenciales del Licenciado en Economía es posible lograr la integración de los diferentes subsistemas empresariales en función del conocimiento del proceso de dirección estratégico, corriente y operativo de las organizaciones y su vínculo con el proceso de planificación.

La formación del Licenciado en Economía iniciada en Cuba en el año 1962 ha estado matizada por una serie de transformaciones en  su devenir histórico procurando una adecuación de este proceso a las condiciones histórico concretas de nuestra realidad que crean la necesidad de estudiar los diferentes momentos del  perfeccionamiento del mismo que ha permitido definir etapas y tendencias que corroboran el papel de la formación de las habilidades gerenciales de estos profesionales en las condiciones actuales para su desempeño profesional y la necesidad de asumir una postura transformadora para dar respuesta a esta situación.

El presente trabajo tiene como objetivo realizar un análisis del proceso de formación del Licenciado en Economía en las condiciones actuales y las diferentes etapas por las cuales se ha transitado desde la apertura de esta carrera identificando las principales tendencias del mismo y se ofrecen valoraciones y juicios que pueden contribuir a garantizar una formación gerencial en este profesional que responda a las exigencias del modelo actual para favorecer un desempeño adecuado de los estudiantes y egresados en sus prácticas laborales y como profesionales en las organizaciones contemporáneas.

La formación de las habilidades gerenciales de estos profesionales le permite al Licenciado en Economía profundizar en el análisis, diseño, control y evaluación de las decisiones empresariales en los procesos de dirección, aprovisionamiento, operaciones, comercialización, financieros y de recursos humanos; teniendo en cuenta sus particularidades para el sistema empresarial cubano, este propósito se logra con un proceso de formación organizado, consciente y adecuadamente estructurado con un modelo pedagógico caracterizado por su flexibilidad, con actividades presenciales sistemáticas; la vinculación con la práctica social, el proceso investigativo y extensionista; pero sobre todo, centrado en el estudiante para que este sea capaz de asumir de modo activo su propio proceso de formación.

DESARROLLO:

 

Tendencias históricas del proceso de formación del Licenciado en Economía, con énfasis en la formación de las habilidades gerenciales.

La economía es una ciencia social y empírica que se ocupa de estudiar cómo se administran los recursos escasos susceptibles de usos alternativos para la satisfacción de unas necesidades humanas que son ilimitadas, utiliza para ello unos instrumentos de análisis con la intención de explicar y predecir los fenómenos observados que acontecen en la actividad económica. Gómez, R. (2008). Los primeros intentos de estudio de la carrera de Economía en nuestro país datan de mediados del siglo XX pero no es hasta 1962, posterior al triunfo revolucionario, que se inicia oficialmente con un desarrollo ascendente hasta nuestros días marcado por un profundo proceso de transformaciones.

Al triunfo de la Revolución, en 1959, en la Universidad de La Habana (UH), reconocida como la primera institución de educación superior en nuestro país, fundada el 5 de enero de 1728 por la orden de los Padres Dominicos y única facultada para conferir grados académicos, no existía la Licenciatura en Economía. La carrera más cercana a este perfil era la de Contador Público, que se había iniciado en 1927, sobre la que existía una tradición reconocida internacionalmente. Al concluirla, con dos años posteriores de estudio, se podía obtener el título de Doctor en Ciencias Comerciales.

 

Los fundamentos sobre la ausencia de los estudios de esta carrera en Cuba y su retraso de varios años con respecto a otros países latinoamericanos, los expuso Rodríguez, C. R. (1962) destacado intelectual y dirigente político cubano que fue el primer director de la Escuela de Economía de la Universidad de la Habana (UH) al plantear: “…porque entre los países semi colonizados de América Latina, Cuba figuraba al nivel de los más dominados por el imperialismo. Lo que hemos dicho sobre la debilidad de la burguesía nacional cubana y su imposibilidad de crear una economía industrial, hizo que el único especialista que necesitaran los ricos cubanos fuese el contador público, que sustituía, en las condiciones de retraso cubanas, al economista que otras burguesías han fomentado para su utilización más provechosa…”.

 

Sobre la necesidad que tenía el país de formar economistas para acometer las tareas que demandaba el desarrollo económico y social, en las nuevas condiciones creadas con el triunfo de la Revolución, el Comandante Ernesto Che Guevara, a una pregunta que le hicieron sobre si debía existir una Escuela de Economía en la Universidad de La Habana, en una conferencia que impartió en marzo de 1960, expresó lo siguiente: “…para contestar eso no hay nada más que hacer un análisis de los economistas que trabajan en este momento en los órganos de planificación del Estado: la respuesta surge inmediatamente y casi agresivamente. Cuando nosotros no tenemos sino chilenos, mejicanos, argentinos, venezolanos, peruanos, o cualquier otro de los compatriotas de América como asesores económicos ya sea enviados por la CEPAL…  e incluso nuestro Ministro de Economía ha sido formado en universidades extranjeras, sencillamente la pregunta de si hace falta una Escuela de Economía es obvia: hace una falta enorme, y con profesores calificados, y además con profesores capaces de interpretar el ritmo y la dirección del desarrollo de nuestra economía, que es como decir el ritmo y desarrollo de nuestra Revolución…”  Citado por Castro, T y Codina, A (2002)

 

Uno de los dilemas que enfrenta el proceso de formación del Licenciado en Economía, es su grado de especialización, dada la diversidad de sectores y de organizaciones en que desempeñan sus funciones los egresados, lo cual ha transitado por diferentes momentos, a partir de disímiles criterios de fundamentación y puesta en práctica. La carrera de Economía comienza a desarrollarse en la provincia de Las Tunas a partir del curso 1974-1975 con la apertura de la Unidad Docente adjunta a la Filial Universitaria de Holguín, adscripta a la Universidad de Oriente en la modalidad de cursos vespertinos nocturnos para trabajadores, posteriormente se interrumpió hasta que en el curso 2002-2003 se reinicia con la apertura en el Curso Regular Diurno en la Facultad de Ciencias Económicas donde ya se desarrollaba desde el año 1989 la carrera de Contabilidad y Finanzas.

 

Paralelamente con esto tiene lugar la puesta en práctica de los procesos de institucionalización de las estructuras de la carrera para su fortalecimiento y desarrollo; surge así el departamento docente que asumiría el reto de la formación del Licenciado en Economía, en nuevas condiciones políticas y sociales, la misión social de este profesional es el perfeccionamiento y desarrollo del proceso de construcción de las Relaciones Sociales de Producción Socialistas y la reproducción del sujeto social, además de contribuir al desarrollo económico del territorio con la potenciación de las cualidades científicas y tecnológicas, para lo cual requiere de la necesaria formación de las habilidades gerenciales, que aunque en nuevas condiciones, no se consideraban de forma adecuada desde el modelo de formación de este profesional.

 

La formación gerencial tiene sus antecedentes en la comunidad primitiva, desde entonces, la gente ha sido administrada en grupos y en organizaciones. Aun las tribus más simples de cazadores y recolectores reconocían y obedecían a un líder o a un grupo responsable de tomar decisiones y del bienestar de sus miembros. A medida que las sociedades crecieron y se hicieron más complejas, fue más notoria la necesidad de contar con administradores, esto llevó a los académicos de aquella época a ponderar la necesidad de la naturaleza de la administración en forma intuitiva.

 

Las primeras aportaciones al pensamiento sobre administración se remontan a los antiguos egipcios, extendiéndose hasta 1300 AC. Las interpretaciones de los primeros papiros egipcios muestran la importancia de la administración y la organización en la antigüedad. Existen registros de la antigua China, en los que las parábolas de Confucio contienen sugerencias para la administración pública, sin embargo, los intentos por desarrollar teorías y principios de administración son relativamente recientes. Las revoluciones industriales de los siglos XVIII y XIX originaron la necesidad de un enfoque sistemático de la administración. El advenimiento de nuevas tecnologías en esa época concentró grandes cantidades de materias primas y de trabajadores en las fábricas, los bienes se producían en enormes cantidades y había que distribuirlos en muchos lugares, todos estos elementos debían ser coordinados y ello centro la atención en los problemas de la administración.

 

Los estudios en materia de Administración en Cuba tienen un origen tardío motivados por factores económicos sociales, la aprobación en el primer congreso del Partido Comunista de Cuba (PCC) celebrado en el año 1975 del Sistema de Dirección y Planificación de la Economía (SDPE) creó la necesidad de elaborar un amplio programa de capacitación de dirigentes empresariales, creándose en el año 1976 la escuela de Dirección de la Economía que en años posteriores se convirtió en Instituto Superior de Dirección de la Economía (ISDE). A partir de ese momento se convirtió en una gran preocupación del país la preparación de los directivos en materia gerencial.

En el discurso del 26 de julio de 1984 el Comandante en Jefe Fidel Castro expresó: “…es necesario que nosotros perfeccionemos nuestras técnicas de dirección y de gestión en todos los campos, es una ciencia que se desarrolla, nosotros tenemos que adquirir esos conocimientos, desarrollarlos y aplicarlos…” (Granma, 27 de julio, 1984.)

 

Con el triunfo de la Revolución Cubana del primero de enero de 1959 se propiciaron las condiciones políticas y sociales para una transformación de la Educación Superior Cubana, que antes de ésta se encontraba segmentada y marcada por la corrupción política, económica y moral del país. El estudio de las transformaciones se desarrolló teniendo como fuentes primarias los documentos existentes en: Seminarios para dirigentes de la Educación Superior de los diferentes cursos académicos; los resúmenes del trabajo realizado en el MES para cada curso académico; los distintos reglamentos y resoluciones del MES, documentos como la Reforma Universitaria, planes y programas de estudios de la carrera de Economía y por otra parte, se consultaron las tesis de doctorado de. Vecino, F (1983); Cedeño, B., (2000); Estrabao, A, (2002); Bermúdez, F. (2001); Fuentes, L. (2006); Guzmán, C. (2009); entre otros. Del análisis anterior se precisan tres etapas del proceso de formación del Licenciado en Economía en la Educación Superior en Cuba:

 

Primera etapa: 1962-1975: Inicio de la formación del Licenciado en Economía.

Segunda etapa: 1976-1989: Nuevas concepciones curriculares en la carrera del Licenciado en Economía.

Tercera etapa: (1990 hasta 2012): La formación del Licenciado en Economía en un nuevo contexto económico y social.

Para el estudio y sistematización de estas etapas, se tuvieron en cuenta los indicadores siguientes:

  • Primeras transformaciones de la Carrera de Licenciatura en Economía.
  • Evolución del modelo de formación del Licenciado en Economía.
  • La vinculación del estudio con el trabajo en el Modelo del Licenciado en Economía.
  • Investigaciones más significativas relacionadas con el proceso de formación del Licenciado en Economía.

A partir del análisis histórico realizado se determinaron las principales tendencias de la formación de habilidades gerenciales en la Carrera de Economía:

  1. La Carrera de Economía en sus inicios transitó desde una concepción de especialización fragmentada hasta considerar la formación de un economista más integral con una sólida preparación básica general, sin tener en cuenta la diversidad de las empresas, los sectores de la economía, la consideración de las habilidades de dirección y las exigencias de un currículo con carácter de proyecto educativo integral, como garantía del desempeño de estos profesionales.

 

  1. La concepción de carrera estaba signada por la vigencia de planes de estudios “A”, que evolucionaron desde una concepción de sobrecarga teórica de contenido, hasta la aparición de los planes “B”, con mayores exigencias en la aplicación de los conocimientos teóricos a la práctica; sin concebir las exigencias para la formación de habilidades gerenciales.

 

  1. Las nuevas condiciones económicas y sociales de la década de los noventa, retardaron la puesta en práctica de los planes de estudio “C”, los que fueron sustituidos por los planes “C” modificados, por lo que la Carrera de Economía evolucionó desde la consideración de las asignaturas con bloques aislados de contenidos hacia la concepción disciplinar, que presupone mayor integralidad, rigor científico y la incipiente aparición del contenido relacionado con la formación de habilidades gerenciales para estos profesionales.

 

  1. Las investigaciones más relevantes relacionadas con el proceso de formación del Licenciado en Economía, se manifestaron a partir de las necesidades de la inserción de la economía cubana en un nuevo contexto internacional, cuyos resultados, en sus inicios, transitaron desde la extrapolación descontextualizada de estrategias y estilos de trabajo, hasta la consideración de las demandas más apremiantes de la economía, pero sin tener en cuenta la formación de las habilidades gerenciales de este profesional.

 

El análisis de las tendencias pone de manifiesto el papel de la formación gerencial de este profesional en las condiciones actuales la cual requiere de nuevas perspectivas y enfoques para dar respuesta al objetivo general del modelo del profesional y garantizar el desarrollo exitoso de sus modos de actuación

Propuesta para potenciar la formación de habilidades gerenciales del Licenciado en Economía con un enfoque multidisciplinar.

Un breve análisis de los elementos esenciales del modelo actual de este profesional permite comprender que el economista que se forma actualmente es un decisor pues el objetivo general diseñado propone que el mismo debe resolver los procesos más generales y frecuentes que surgen en el proceso de desarrollo de la economía cubana en la construcción del socialismo, con creatividad, independencia, honestidad, aplicando la metodología de la investigación científica como proceso de transformación de la realidad  y teniendo en cuenta consideraciones éticas, económicas, de protección del medio ambiente y de la defensa del país que le permitan tomar decisiones, con alto sentido de la responsabilidad y compromiso político y social.

Los modos de actuación concebidos para el economista que se forma son: transformar, controlar, utilizar instrumentos, planificar, dirigir, gestionar, diseñar estrategias e interactuar. Se puede apreciar entonces que sin una formación gerencial sólida no es posible alcanzar el objetivo propuesto.

 

¿Cómo garantizar entonces la formación gerencial requerida por este profesional?

Los planes de estudios y programas diseñados para este modelo ofrecen como solución un incremento sustancial de la disciplina Dirección y Gestión Empresarial tanto en número de asignaturas, contenidos y número de horas, sin embargo esto no resuelve a nuestro juicio el problema que deja de ser por su envergadura un problema interdisciplinario por lo que se propone un enfoque multidisciplinar que puede favorecer este proceso el cuál se representa en grafico que se muestra a continuación.

La esencia de la propuesta consiste en aprovechar todos los espacios que ofrece el proceso formativo tanto desde lo curricular como extracurricular con los componentes académico, laboral, investigativo y extensionista, teniendo en cuenta las dimensiones: instructivas, educativas y desarrolladoras para que mediante el fortalecimiento del trabajo metodológico de todas las disciplinas en coordinación con los colectivos de años y la participación de los agentes formadores (profesores, tutores y especialistas de la producción) identifiquen las invariantes de habilidades gerenciales que se pueden potenciar desde cada disciplina y se integren de manera armónica a la Disciplina Principal Integradora garantizando a su vez que en cada año de la carrera se garantice el tratamiento adecuado de este proceso.

El hecho de concebir este proceso con una perspectiva integradora y desde lo multidisciplinar se sustenta también en el estudio de los referentes teóricos sobre los diferentes criterios de clasificación de las habilidades gerenciales que se requieren para enfrentar un proceso de toma de decisiones adecuado donde se ha comprobado que todas las disciplinas de la carrera pueden aportar significativamente lo cual redunda en un desempeño profesional adecuado.

CONCLUSIONES:

  1. El proceso de formación del Licenciado en Economía en Cuba se ha caracterizado por un profundo proceso de transformaciones donde se pone de manifiesto la necesidad de una formación gerencial solida en esta carrera para dar respuesta al modelo del profesional actual y garantizar un desempeño eficiente de los estudiantes y egresados en las prácticas laborales y en su puesto de trabajo que le permita tomar decisiones de manera efectiva.
  2. La disciplina Dirección y Gestión Empresarial no puede garantizar por sí sola la formación gerencial que requieren los estudiantes de la carrera de Economía para un desempeño eficiente en las diferentes organizaciones en las que interactúan en sus prácticas laborales y como egresados.
  3. La formación de las habilidades gerenciales que requieren los estudiantes de la carrera de Economía en las condiciones actuales debe ser abordada desde una perspectiva multidisciplinar e integradora utilizando de manera adecuada todos los espacios del proceso, sus componentes y dimensiones estableciendo los vínculos necesarios con la disciplina principal integradora.

BIBLIOGRAFÍA:

  1. ALARCON, R. (2002). 40 Aniversario de la Reforma Universitaria. Discurso 8 de enero en Aula Magna. Revista Bimestre Cubana. No. 16, Vol. XLI (ene. – jun.). p. 3 – 11.
  2. ALVARADO, J. (1990). El gerente en las Organizaciones del futuro. Ediciones UPEL. Primera Edición. Venezuela
  3. ÁLVAREZ, C. (1999). Didáctica. La escuela en la vida. La Habana: Pueblo y Educación.
  4. BERMÚDEZ, F. (2001). Modelo para la dirección del proceso de formación de los profesionales en instituciones de Educación Superior Cubana. Santiago de Cuba. Tesis defendida en opción al grado de Doctor en Ciencias Pedagógicas. CeeS. Universidad de Oriente.
  5. CARDOSO, R. (2001). Hacia la formación integral del estudiante universitario. En Revista Educación Superior. No. 2, Vol. XXI.
  6. CASTRO, F. (1975). Informe Central al Primer Congreso del PCC, La Habana, p. 107
  7. CASTRO, T. y CODINA, A. (2002). La Formación de Economistas en Cuba. Notas en el 40 Aniversario de la formación de Economistas en la Universidad de La Habana.
  8. CEDEÑO, B. (2000). Modelo de diseño curricular con alternativas profesionales en la carrera de Agronomía. EDUNIV. Monografías.
  9. CHIAVENATO, I. (1998). Introducción a la Teoría  General de la Administración. Cuarta Edición. McGRA W-HILL INTERAMERICANA, S. A Santa fe de Bogotá, Colombia.

10. CODINA, A. (2006) ¿Que hacen los directivos y que habilidades necesitan  para un trabajo efectivo?  Resumen y análisis de investigaciones. CCED. Cuba.

11. CODINA, A. y FERNÁNDEZ, J. (1982): “Apuntes en el XX Aniversario del inicio de la formación de economistas”. Revista Economía y Desarrollo No. 71, nov.-dic.

12. CUBA. MINISTERIO DE EDUCACION. (2002). Tabloide III Seminario Nacional para educadores. Ciudad de La Habana.

13. FERRER, J. y CLEMENZA, C. (2006). Habilidades gerenciales como fundamento de la estrategia competitiva en los sectores de actividad metalmecánica venezolana. TENDENCIAS Vol. VII No.1

14. GARCÍA, M. y GARCÍA, A. (2009). Las Competencias de Dirección en el proceso formativo de la Universidad; primera aproximación. En revista cubana de Educación Superior. Vol. 29 No. 3 – 4. p 39 – 45.

15. GINORIS, O. (2009). Fundamentos didácticos de la educación superior cubana. Selección de lecturas. Editorial Félix Varela. La Habana.

16. GÓMEZ, R. (2008); Evolución Científica y Metodológica de la economía: Escuelas de Pensamiento. UNED de Málaga. España.

17. HORRUITINER, P. (2006). La Universidad cubana: el modelo de formación. La Habana: Félix Varela.

18. KATZ, R. (1955). Habilidades para una administración efectiva. Biblioteca Harvard (edición original  en 1955, revisada en 1974).

19. MES (2000). “Estudio sobre tendencias de la Educación Superior”. La Habana, Ministerio de Educación Superior de la República de Cuba.

20. Modelo del Profesional del Licenciado en Economía (2008). Comisión Nacional de la Carrerea de Licenciatura en Economía. MES.

21. RODRÍGUEZ, C.R. (1962): La Reforma Universitaria en Cuba, en Revista Cuba Socialista, No.6.

Para citar este artículo puede utilizar el siguiente formato:
Velázquez Leyva, Reynerio: "Modelo para la formación de habilidades gerenciales del licenciado en economía en la universidad cubana" en Revista Caribeña de Ciencias Sociales, mayo 2013, en http://caribeña.eumed.net/modelo-formacion-habilidades-gerenciales/

Revista Caribeña de Ciencias Sociales es una revista académica, editada y mantenida por el Grupo eumednet de la Universidad de Málaga.