PLANIFICACIÓN Y MANEJO PARA POTENCIAR EL TURISMO DE NATURALEZA EN EL PARQUE NACIONAL CAGUANES DE YAGUAJAY

RESUMEN
Los espacios naturales protegidos se consideran actualmente escenarios ideales para la práctica del turismo de naturaleza y ejemplos de buena práctica ambiental en Cuba. El Parque Nacional Caguanes se considera un área protegida con excepcionales valores y con importantes áreas para el desarrollo de especies marinas y/o terrestres de alto valor ecológico y turístico. El objetivo de este artículo, es presentar las diversas acciones que deben ejecutarse en el proceso de planificación para acondicionar el área protegida con vistas a potenciar el turismo de naturaleza, todo lo cual permita que se desarrolle la actividad de forma sostenible. Ello estimula la transferencia de buenas prácticas relacionadas con el ecoturismo y promueve el efecto sobre el desarrollo local y el medio ambiente en estos contextos. En el desarrollo del trabajo se utilizaron técnicas y métodos de investigación, entre los que destacan: entrevistas y dinámica de trabajo en grupo a miembros del Consejo Directivo, el análisis de documentos, cuestionarios a trabajadores para determinar el nivel de conocimiento e implicación en el proceso de planeación y métodos estadísticos matemáticos para el procesamiento de la información y la determinación de la muestra.
PALABRAS CLAVE: planificación- turismo de naturaleza-desarrollo local- áreas protegidas, plan de manejo

ABSTRACT

The natural protected spaces are considered ideal scenarios at the moment for the practice of the nature tourism and examples of good environmental practice in Cuba. The Caguanes National Park is considered a protected area with exceptional values and with important areas for development of marine and terrestrial species of high ecological and tourist value. The objective of this article, is to present the diverse actions that they should be executed in the process of planning to condition the area protected with a view to increase the nature tourism, all that which allows that the activity in a sustainable way is developed. It stimulates it the transfer of good practical related with the nature tourism and it promotes the effect on the local development and the environment in this context. At present paper the authors are used some differences technical and investigation methods, among those that highlight: an interview and the dynamic team group, the analysis of documents, surveys to workers to determine the level of knowledge and implication in the process and statistical methods for the prosecution of the information and the determination of the sample.

KEY WORDS: planning – nature tourism- local development – protected areas – handling plan

  1. TURISMO DE NATURALEZA Y DESARROLLO SOSTENIBLE

Existen diferentes acepciones sobre el término desarrollo sostenible e indistintamente se utilizan por unos “desarrollo sustentable” y por otros “desarrollo sostenible”. Sostenible es una palabra que viene del término usado en inglés sustainable, traducida al español como Sustentable. Es por ello que ambos términos pueden ser usados. No obstante, los autores emplean sostenible para expresar con mayor claridad lo que se pretende en este trabajo. Pero más que el concepto, lo relevante es el contenido que encierra el término. Y desde la sostenibilidad como condición ineludible para la promoción del desarrollo local que se requiere, se asume su dimensión ambiental (Boffill Vega, S., et. al 2009).

El mismo concibe un nuevo tipo de desarrollo que fomente una cultura de participación, de conocimiento, de compromiso de toda la sociedad con el cuidado del medio ambiente, que permita resolver las necesidades actuales de las personas sin comprometer el futuro de las próximas generaciones, sin agotar ni sobrecargar los recursos fundamentales de los que depende la existencia humana, donde el desarrollo no se enmarque sólo en crecimiento económico, sino que contemple de igual modo las dimensiones sociales, ambientales y culturales.

El Programa de Naciones Unidas para el Medio Ambiente define el desarrollo sostenible como aquel que mejora la calidad de vida humana sin rebasar la capacidad de carga de los ecosistemas que la sustentan. Asimismo, la Ley 81 del Ministerio de Ciencia, Tecnología y Medio Ambiente considera al desarrollo sostenible como:” el proceso de elevación sostenida y equitativa de la calidad de vida de las personas, mediante el cual se procura el crecimiento económico y el mejoramiento social, en una combinación armónica con la protección del medio  ambiente, de modo que se satisfacen las necesidades de las actuales generaciones, sin poner en riesgo la satisfacción de las necesidades de las generaciones futuras”.

1.1    Espacios naturales protegidos 

El principal problema que la conservación ha enfrentado en los últimos tiempos es el fracaso en lograr la prioridad política, económica y social en un mundo que se ha enfocado en el uso y la explotación indiscriminada de sus recursos naturales. Aun después de los innumerables acuerdos aprobados en la Cumbre Mundial de Río de Janeiro y en la Cumbre Mundial del Ecoturismo, Quebec del 19 al 22 de mayo de 2002, la conservación y protección ambiental no han recibido el nivel esperado de apoyo. Los fondos para la conservación son escasos y es indispensable buscar nuevos medios para obtenerlos.

Entre las diferentes posibilidades disponibles, el turismo emerge como una opción posible, a pesar del hecho de que generalmente se le ha considerado como uno de los enemigos de la conservación. Durante la década de 1980 Latinoamérica empezó su búsqueda de soluciones, desarrollándose un nuevo concepto: la posibilidad de usar el turismo como un mecanismo generador de fondos de los visitantes interesados en experimentar la naturaleza y los ecosistemas únicos.

Desafortunadamente el nombre de ecoturismo[1] se volvió tan pegajoso y popular que era difícil resistir la tentación de usarlo con una diversidad de productos y servicios turísticos, a menudo inapropiados. La OMT (Organización Mundial de Turismo) contempla dentro del ecoturismo las diversas formas de turismo basadas en la naturaleza, en las cuales la motivación principal de los turistas es la observación y apreciación de la naturaleza. Del mismo modo, las culturas tradicionales prevalecientes en las zonas naturales contienen aspectos educativos y de interpretación.

La práctica del turismo de naturaleza[2] puede contribuir a minimizar los impactos negativos sobre el entorno natural y generar beneficios económicos para las comunidades, las organizaciones y las autoridades anfitrionas que manejan las áreas naturales con propósitos conservacionistas. Puede proporcionar una vía de empleo alternativo y oportunidades de ingreso para las comunidades locales, aumentando la conciencia acerca de la conservación de los bienes naturales y culturales, tanto entre la población local como entre los turistas.

Los espacios naturales en Cuba poseen suficientes atractivos y condiciones para la práctica de modalidades como el ecoturismo o el turismo de naturaleza, turismo rural, turismo de aventuras, turismo deportivo y el agroturismo. Todas estas variantes pudieran generar proyectos para desarrollarse en las localidades y propiciar el desarrollo de la calidad de vida de los pobladores, además de generar nuevos empleos, ingresos y capacitación para el mejor ejercicio de los mismos. 

Sin embargo, en sintonía con (Orgaz Agüera, 2013; 2013/a/) para que las actividades de ocio y recreativas se pongan en marcha de forma adecuada -como en el caso del turismo de naturaleza -, es necesario desarrollar un trabajo previo de acondicionamiento, con la finalidad de mejorar el área para la práctica de la actividades, lo que incluye también un estudio de impacto ambiental previo. El acondicionamiento de estas zonas naturales, además de ser aprovechado de forma sostenible por las comunidades locales, puede fomentar la práctica de las actividades turísticas, contribuyendo así a mejorar el desarrollo socioeconómico de la población local y el respeto hacia la naturaleza en el destino. Por tanto, es condición indispensable la planificación de todo el proceso de gestión del área protegida que permita su conservación y explotación con fines turísticos.

  1. 2.   PLANEACIÓN EN ÁREAS PROTEGIDAS 

Además de la capacidad de contribuir a la generación de ingresos y a la autosostenbilidad financiera de un área protegida, se hace necesario establecer planes, programas y mecanismos que favorezcan procesos participativos en el manejo y operación del área protegida (Pereza-Breedy, J.; 2009). Ello permitirá la eficiencia de la gestión, optimizar los recursos y evitar las improvisaciones. Tal y como considera (Martínez, 2013) el proceso de planeación evitará trabajar a ciegas e implica la proyección de actividades futuras concernientes a las decisiones propuestas para alcanzar las metas trazadas.

El primer paso para planificar las acciones en cualquier actividad del área protegida es analizar su situación actual, empezando por recopilar toda la información disponible. Sin embargo, se necesitará colaboración para alcanzar el éxito en el desarrollo del turismo de naturaleza de un área protegida. Con esto se logrará que los implicados se identifiquen más con las metas y propósitos y que los vean como suyos. Una vez que se sabe a dónde se quiere llegar, es preciso definir los pasos a seguir, ¿Cómo llegar allí?, ¿Quién ejecutará cada paso?, ¿Cuándo y a qué costo? Todo ello responde, respectivamente, a los objetivos y metas (pasos a seguir); estrategias (cómo); responsables (quién); cronograma (cuándo) y presupuesto (costo).Éstos son elementos básicos de cualquier proceso de planificación.

De acuerdo con ICONA (1986), el proceso de planeación en un área protegida requiere verificar cuáles han sido los logros, obstáculos o limitaciones que se han enfrentado, premiar el logro de metas y objetivos, la iniciativa, creatividad y compromiso de trabajadores y actores locales que se involucren en los programas de manejo que se instrumenten. Se deben establecer planes de acción para cada programa y luego de analizar los datos, adoptar acciones.

Es por ello la necesidad de trazar políticas de calidad total y servicio al cliente- por escrito y socializadas por el personal-. Dentro de las mismas debe haber, por escrito, una que regule sus relaciones comerciales, políticas de sostenibilidad y su relación con otras áreas protegidas y comunidades cercanas. De igual modo, para el manejo de un área protegida con fines turísticos deben contemplarse planes y/o programa que consideren, al menos, objetivos, metas y actividades para el año (¿Qué va a hacer?), herramientas y materiales necesarios para llevar a cabo el trabajo planeado, con prioridades sugeridas (¿Qué necesita para hacer lo que planea?), personal requerido, con niveles de capacitación sugeridos y distribución de responsabilidades. (¿Quiénes van a desarrollar cada actividad?), presupuesto que resuma todos los costos (¿Cuánto cuesta cada actividad?), asistencia requerida de otros programas o departamentos (¿Necesita ayuda?) y cronograma que muestre la programación de todas las actividades y la distribución de la carga de trabajo a lo largo del año (¿Cuándo se va a hacer cada actividad?).

Las áreas protegidas en la mayoría de los casos constituyen uno de los recursos más valiosos para fomentar el desarrollo del turismo de naturaleza. De alguna forma son consideradas la “materia prima” de este tipo de turismo. Por tal razón, se vuelve fundamental el poder contar con los instrumentos de planificación necesarios, para que su desarrollo genere el mínimo impacto y controle de forma consciente y visionaria, todos los factores y fuentes de impactos que pongan en riesgo la existencia de la biodiversidad y la cultura de cualquiera de los sitios.

2.1 Plan de manejo en el Parque Nacional Caguanes 

El Parque Nacional Caguanes (PNC) se localiza al norte del municipio Yaguajay, en la provincia Sancti Spíritus. Ocupa áreas terrestres en la zona central de la isla de Cuba, áreas marinas y costeras de la bahía de Buenavista e incluye el sub archipiélago de los Cayos de Piedra, perteneciente al Archipiélago Sabana- Camagüey.

Presenta una extensión total de 20 490 ha de ellas 11 990 son marinas ocupando un 48 % del total, 8 500 ha son terrestres, con un 11% de superficie en relación con la extensión total.

Se puede acceder tanto por vía marítima como por la vía terrestre. Esta área protegida, muestra diversos atractivos naturales e histórico-culturales que pueden ser explotados sosteniblemente desde el punto de vista turístico como son:

El patrimonio arqueológico es considerado una de las zonas geográficas más densamente pobladas de sitios arqueológicos de todo el territorio nacional con más de 35 sitios, representativos de todas las categorías académicas establecidas en Cuba. La mayoría de estos sitios se encuentran en cuevas, dentro de las cuales existen 16 representaciones del arte rupestre (pictografías) en 27 murales.

El patrimonio espeleológico: Las cuevas conforman una tipología única, denominadas “cuevas freáticas del tipo Caguanes”, de ahí el nombre del área protegida. Se estima un total de más de 80 cuevas, algunas con la categoría de cavernas, con más de 1000 m de extensión total y con una variedad de formaciones espeleológicas secundarias y una fauna muy peculiar, con altos niveles de endemismo, a nivel local y regional.

Valores florísticos y faunísticos: En el área están presente 13 formaciones vegetales, con más de 200 especies inventariadas hasta la fecha que representan a 145 géneros y 64 familias.  De ellos 24 son endémicos, algunos con categoría de endémicos locales. Igualmente han sido identificadas más de 200 especies faunísticas que representan a 70 géneros y 50 familias. En las cuevas se reporta una importante representación de especies de murciélagos, incluyendo una de las mayores colonias de murciélago pescador existente en la isla.

Por su parte, el área protegida es un importante corredor de aves migratorias que junto a las especies residentes permanentes, constituyen un importante recurso turístico en algunas zonas previstas para ello.

Por ejemplo el flamenco rosado caribeño encuentra en esto parajes marinos y costeros, nichos de alimentación y reproducción adicionándole un valor agregado a opcionales como el recorrido náutico y la observación de aves marinas

Valores paisajísticos e histórico-culturales: Los cayos de piedra, formación única de su tipo en el país, presenta arcos naturales abrasivos, nichos de marea fósiles y activos acantilados costeros, cuevas marinas y otros, conformando paisajes muy variados donde se combinan zonas costeras, islas y el mar creando un entorno paisajístico muy distintivo. En los cayos de piedras se encuentra la Ermita de La Virgen de La Caridad del Cobre construida en los años 40 del siglo XX en Cayo La Cueva y tres tarjas conmemorativas ubicadas en las cuevas: De Ramos en Caguanes, De Los Niños en Cayo Salina y Dolina del limonar en Cayo La Aguada: Homenaje a los Investigadores Antonio Núñez Jiménez, René Herrera Fritot y Eladio Elso, respectivamente. 

2.2 Consideraciones para su instrumentación

Para la determinación, análisis del proceso de elaboración y puesta en marcha del plan de Manejo en el PNC se aplica una entrevista a 6 miembros del Consejo Directivo. Ello permite contar con información actualizada del proceso de planificación en el área protegida, además de los lineamientos regulatorios y del Plan de Manejo elaborado para períodos anteriores. Se aplica una dinámica grupal y mediante reducción de listados se obtuvieron los factores de mayor incidencia en el área protegida.

En el desarrollo del trabajo se utilizaron técnicas y métodos de investigación, entre los que destacan: entrevistas y dinámica de trabajo en grupo, cuestionarios a trabajadores para determinar el nivel de conocimiento e implicación en el proceso de planeación. Se utilizaron además métodos estadísticos matemáticos para el procesamiento de datos estadísticos y para la determinación de la muestra se utilizó el paquete estadístico Sample donde se precisa la muestra de 38 trabajadores, lo que representa un 90.4%, un nivel de confianza del 95.0% y un 5% de precisión.

El análisis de los resultados de los métodos y técnicas utilizadas refleja las limitaciones en el proceso de planeación del PNC. A partir de todo lo anterior, se resumen las principales fortalezas, debilidades, oportunidades y amenazas relacionadas con el proceso de planeación del PNC para el desarrollo del turismo de naturaleza. 

Debilidades:

  1. Insuficiente disponibilidad de recursos financieros para el desarrollo del ecoturismo.
  2. Limitaciones con el parque de equipos terrestres y marítimos.
  3. Limitaciones en la comercialización de los senderos.

Fortalezas:

  1. Área protegida con una gran biodiversidad, endemismo y valores paisajísticos
  2. Área núcleo de la Reserva de la Biosfera Buenavista y Sitio Ramsar.
  3. Reconocimiento nacional en el manejo sostenible de los recursos naturales.

 Oportunidades:

  1. Desarrollo de proyectos nacionales e internacionales dirigidos al mejoramiento del medio ambiente en el municipio
  2. Crecientes vínculos con instituciones científicas, ONGs ecologistas, universidades y organismos tanto nacionales como internacionales.
  3. Ubicación del PNC cercano a dos importantes polos turísticos de la región central (Cayo Santa María y Cayo Coco)

Amenazas:

  1. Fragilidad de los ecosistemas.
  2. Proyectos nacionales para la exploración de petróleo en zonas cercanas al área
  3. Riesgos de contaminación ambiental por parte de sectores económicos productivos cercanos al área.

A partir de los resultados del diagnóstico y teniendo en cuenta los documentos consultados relacionados con las nuevas indicaciones para el uso público de áreas protegidas en Cuba, se proponen aspectos a considerar para el Plan de Manejo del PNC en la etapa actual:

1.  Análisis y diseño del producto turístico del PNC. 

  • Actualización  del inventario de los principales atractivos del área
  • Actualización del inventario de servicios e infraestructura
  • Reevaluación del perfil de visitantes nacionales e internacionales
  • Análisis y evaluación de mercados actuales y potenciales
  • Puesta en marcha de las propuestas de programas o tours reconocidos
  • Negociación de precios para cada tours aprobados.
  • Definición del código de ética.
  • Definición de regulaciones de uso público dentro del área.
  • Definición de recomendaciones para facilitar la estancia.
  • Presentación de mecanismos para reservaciones y confirmación.
  • Presentación del Boucher.

2. Facilidades y herramientas de información estratégica de mercadeo 

Evaluación de las facilidades y servicios interpretativos: 

  • Evaluación del sistema de señalizaciones en zonas de uso público
  • Mejoramiento del sistema de señalizaciones en zonas de uso público
  • Mejoramiento constructivo y logístico del centro de recepción e información  de Cayo Caguanes
  • Restauración del sendero interpretativo de Cayo Caguanes.
  • Construcción de muelles para embarcaciones Playa Vitoria y Caguanes
  • Colocación de los muertos para fondear embarcaciones en playas visitadas
  • Actualización del guión para la interpretación del sendero y de los demás tours propuestos
  • Restauración del paisaje en el sector Caguanes y Playa Vitoria 

Servicios para divulgación y mercadeo: 

  • Utilizar herramientas para apoyar la comunicación; tales como, videos divulgativos de corte turísticos, brochures sobre cada tours propuesto
  • Construcción de herramientas de circulación restringida que incluye la información necesaria para preparar una carpeta de información para Tour Operadores y Agencias de Viajes
  • Diseñar e imprimir varias carpetas de información para operadores turísticos y agencias de viaje- de circulación restringida-; que incluya:

-       Carta de presentación

-       Filosofía del área protegida

-       Situación geográfica y área que abarca

-       Objetivos con fines turísticos

-       Utilización de guías especializados

- Sensibilidad ambiental y recursos de que se disponen

3. Operación y monitoreo. 

  • Definición de criterios y herramientas administrativas.
  • Recursos humanos.
  • Definición de organigrama de los recursos humanos.
  • Definición de plantilla de los recursos humanos necesarios.
  • Diseño y evaluación de los puestos de trabajo.
  • Definiciones del tipo de capacitación que necesita el personal.
  • Apoyo administrativo.
  • Adecuación de los mecanismos de reservación y confirmación.
  • Diseño y presentación del formulario de confirmación.
  • Registro de visitantes.
  • Presentación del acta de exoneración de responsabilidades.
  • Análisis de los costos
  • Elaboración de los presupuestos para el programa

4. Manejo de visitantes.

  • Definición de los requisitos previos para la operación de cada programa
  • Aplicación y análisis de datos de la encuesta de satisfacción a visitantes.

5. Monitoreo.

  • Reevaluación del formulario propuesto para el monitoreo.
  • Visita a las zonas de uso público para recopilar información en el formulario
  • Análisis de los datos del monitoreo para retroalimentar y aplicar si es necesario otras estrategias de manejo
  • Proyección y elaboración del plan de contingencias en caso de incidentes variados.
  • Establecer convenios de colaboración con entidades locales

2.3 Acciones estratégicas para la evaluación del impacto ambiental 

La evaluación del impacto ambiental se convierte en una herramienta muy útil para las autoridades locales con vistas a la conservación de tan importante área protegida. El empleo de las metodologías relacionadas con la educación ambiental de la comunidad se convierte también en un elemento importante que apoya a las autoridades a monitorear el manejo de área y fuente de información sobre las perturbaciones ambientales, pasadas y actuales del ecosistema costero donde está enclavado.

Sobre la base de lo anterior, se proponen acciones estratégicas dentro del Plan de Manejo del PNC, para contribuir a la disminución del impacto ambiental en el área protegida. Las mismas contemplan:

  • Actualizar sistemáticamente las fuentes generadoras de residuales con incidencia directa e indirecta al área del PNC en el Plan de manejo
  • Identificar áreas de incidencia directa, calidad del residual vertido, cuerpo receptor, presiones al ecosistema marino
  • Incluir en el Plan de manejo 2014-2019 un programa de monitoreo de amenazas
  • Categorizar las fuentes contaminantes, las producciones o los servicios según tipo de residual generado y dispuesto y su impacto, sobre cuerpo receptor, fuera del Parque área que traen afectaciones indirectas al área marina
  • No realizar roturaciones u otras artes de preparación de tierra que puedan generar grandes volúmenes de material suspendido, que al final lleguen directamente a la costa y afecten la calidad del agua
  • Exigir y controlar la elaboración e implementación de una estrategia ambiental en las entidades que tengan incidencia directa e indirecta al área del P.N.C
  • Promover el diseño y ejecución de  programas de caracterización de residuales en las principales entidades de mayor impacto
  • Evitar el empleo de productos químicos persistentes buscando nuevas vías que disminuyan el aporte de nutrientes por escorrentía a la Ensenada de Cristóbal en el área protegida
  • Aplicación de humedales construidos según sea posible
  • Priorizar el programa de monitoreo ambiental para el control de calidad de los recursos costeros con que cuenta el área
  • Desarrollar temáticas educativas según las necesidades de los pobladores y decisores del territorio 

CONCLUSIONES

  1. El Parque Nacional Caguanes es un área protegida con valiosos recursos para fomentar el desarrollo del turismo de naturaleza. En ese sentido, se hace indispensable la planificación de todo el proceso de gestión del área protegida, para que su desarrollo turístico genere el mínimo impacto ambiental que ponga en riesgo la existencia de la biodiversidad del ecosistema costero.
  1. En la concepción y elaboración del plan de manejo del área protegida se debe tener en cuenta el análisis y diseño de los productos turísticos que puede ofertar el parque nacional, considerar las facilidades y herramientas de información estratégica de mercadeo, operación, monitoreo y manejo de visitantes.
  1. Socializar los aspectos contentivos del Plan de manejo en el Parque Nacional Caguanes estimula la transferencia de buenas prácticas relacionadas con el turismo de naturaleza y la protección del medio ambiente para el desarrollo territorial en estos contextos.

BIBLIOGRAFÍA

  1. Boffill Vega, S., et. al. (2009) Desarrollo local sostenible a partir del manejo integrado en el Parque Nacional Caguanes de Yaguajay. En Revista DELOS. indexada en IDEAS-RePEc y alojada en http://www.eumed.net/rev/delos/. ISSN: 1988-5245. Vol 2, N° 4, febrero del 2009.
  1. ICONA (1986) Guía para la planificación del uso público en los Parques Nacionales. Grupo de trabajo no.5, ICONA, Servicio de Parques Nacionales. Planificación de actividades para el desarrollo turístico del PNC
  1. Martínez, C. (2013) La función de planeación. Presentación en Curso de Dirección Empresarial. Maestría en Gestión Turística, Centro de Estudios de Turismo, Facultad Industrial y Turismo, UCLV, Villa Clara, Cuba, enero, 2013
  1. MINTUR-CITMA-MINAG (1999) Resolución conjunta sobre Turismo de Naturaleza. La Habana, 10p.
  1. Morales, J.; Guerra, F (1992) Uso público y recepción en espacios naturales protegidos. La atención a los visitantes reales y potenciales. Documento basado en un trabajo del Seminario Permanente de Educación Ambiental en espacios naturales protegidos, Secretaría General del Medio Ambiente-MOPT, Sevilla, julio 1992, 25p.
  1. Orgaz Agüera, F. (2013) Acondicionamiento de las áreas protegidas para el desarrollo de actividades de ocio y recreación. En: Revista DELOS Desarrollo Local Sostenible Grupo Eumed.net / Universidad de Málaga y Red Académica Iberoamericana Local Global, 6 (18) Octubre, p.7
  1. Orgaz Agüera, F. (2013/a/): “Análisis del impacto ambiental en República Dominicana a través de la ley sobre medio ambiente y recursos naturales”. En: Revista DELOS, Desarrollo Local Sostenible, 6 (17): 1-10
  1. Pereza-Breedy, J. (2009). Guía sobre mejores prácticas de manejo para turismo sostenible. Elaborado por la División de Turismo Sostenible de Rainforest Alliance
  1. Urquiza, Isabel (2002) Turismo de naturaleza en función del desarrollo local. Sito en: www.monografias.com. Fecha de consulta: 26-5-2009

[1] El significado de ecoturismo tiene una interpretación diferente para las personas dependiendo de sus expectativas respecto al término. Para el administrador de un área protegida, el ecoturismo puede simbolizar una estrategia nueva y prometedora que propicie la protección de las áreas ecológicamente frágiles. Para un viajero, el ecoturismo podría ser la ilusión de escape de “una vez en la vida” a un sitio exótico. Para alguien que prepara “ecoviajes” el ecoturismo podría significar una estrategia de mercadeo que puede atraer una mayor clientela (Urquiza, I; 2002).

[2] La definición cubana de turismo de naturaleza incluye: todas las modalidades del turismo en que la motivación del viaje o excursión o la selección del destino esté determinada por el acercamiento y disfrute de la naturaleza” (MINTUR et.al, 1999).

Para citar este artículo puede utilizar el siguiente formato:
Zulueta Acea, Mario y Boffill Vega, Sinaí: "Planificación y manejo para potenciar el turismo de naturaleza en el Parque Nacional Caguanes de Yaguajay" en Revista Caribeña de Ciencias Sociales, octubre 2014, en http://caribeña.eumed.net/parque-caguanes/

Revista Caribeña de Ciencias Sociales es una revista académica, editada y mantenida por el Grupo eumednet de la Universidad de Málaga.