DISEÑO Y GESTIÓN PARTICIPATIVA DE UN PARQUE LINEAL EN UN ÁREA NATURAL REMANENTE URBANA: EL CASO DE SAN JUAN DE GUADALUPE, SLP.

Resumen
La mancha urbana de la ciudad de San Luis Potosí, crece en sus últimas décadas vertiginosamente, reflejando un alto grado de artificialización de los ecosistemas originales transformados por la intervención humana. Sin embargo, existen aún remanentes naturales con servicios ambientales indispensables para la Ciudad, entre los cuales se encuentran: manantiales, zonas arboladas, el escurrimiento del Rio Españita, la recarga al acuífero, y la vocación agraria de las parcelas de la comunidad de San Juan de Guadalupe. Un remanente natural es un fragmento restante de un gran paisaje natural, es un nexo importante entre los procesos naturales y urbanos, por lo tanto, es la memoria ambiental y paisajística de un lugar. El área de estudio, es la comunidad de San Juan de Guadalupe. El objetivo es: identificar, inventariar y evaluar los remanentes naturales, para proponer su conservación, protección e intervención a través de un parque lineal. La identificación de los remanentes naturales se realizó por medio de una fotointerpretación, y un levantamiento de datos en el área de estudio, en fichas con las siguientes variables: aspectos físicos, criterios biológicos, criterios urbanos, y amenazas o riesgos. Los remantes naturales son bienes de la población urbana que deben ser protegidos sosteniblemente, es en este punto donde el diseño y la gestión participativa son herramientas para alcanzar tal objetivo.

Palabras clave: Remanentes naturales urbanos, diseño y gestión participativa.

Introducción

En la segunda mitad del siglo XX, la mancha urbana de San Luis Potosí se fue configurando sobre el valle del Gran Tunal, al norte de la Sierra de San Miguelito, elevación que según Hinijosa & Villasis (2008) por más de 100 años suministro  de agua y otros servicios ambientales a la ciudad. Hasta los años 60´s el sistema de acueducto “agua zarca” (Río Españita), llevaba todavía, agua potable a las distintas “cajas de agua” que surtían a los barrios antiguos, entre ellos el de San Juan de Guadalupe. Según González (2000) el sistema de recolección y conducción de agua galerías filtrantes utilizado en la zona, es singular y solo existen dos de ellos en nuestro país, lo que lo convierte en un patrimonio que nos da testimonio de la fundación de la ciudad y su infraestructura (Ver fig.1).

La Cañada del Lobo fue fuente de abastecimiento de agua al sur de la Ciudad durante casi 100 años, (…) documentándose asentamientos al margen de las cajas de agua desde el siglo XVII hasta el XIX en lo que hoy es la calzada de Guadalupe, lugares donde se depositaba el agua y que fueron centros importantes de convivencia social (Hinijosa & Villasis 2008:346).

Siguiendo a González (2000) de los 60´s a los 90´s el crecimiento de la ciudad rodeó e hizo presión sobre 984ha urbanas de las 14,869ha dotadas por el Gobierno Federal a la Comunidad de San Juan de Guadalupe CSJG (ver fig.2). Esta tierra ha sostenido un conflicto social en las últimas tres décadas, ya que al verse presionadas por los grandes fraccionadores inmobiliarios la CSJG, se dividió en dos grupos, uno dirigido por Juan García Leyva y el segundo por Don Pedro Jasso. Los primeros, ofrecieron en venta terrenos comunales, enriqueciéndose de tales contratos; los segundos, quienes vienen haciendo resistencia hasta la fecha de tales hechos.

En repetidos intentos por pacificar la zona de conflicto se anclaron proyectos importantes, como el museo interactivo “Laberito”, el Hospital del “niño y la mujer”, la feria nacional potosina, la Universidad Politécnica, La Universidad San Paulo, proyectos que privilegiaron el bien colectivo e ignoraron a la minoría Comunera de San Juan de Guadalupe, (ver fig.4) aun ante el éxito de los proyectos mencionados, a la fecha continúan las disputas legales por las tierras que bordean el rio Españita desde el vaso de agua Cañada del Lobo hasta la unidad Administrativa del Municipio de SLP.

En los últimos años el grupo de Leyva fue perdiendo poder y los comuneros que conforman la resistencia están apunto de ganar el litigio. En este contexto sociopolítico, la postura de muchos de los actores involucrados es de llegar a un acuerdo que de paz  en la zona de conflicto, con las siguientes premisas de solución: primero: que el proyecto que se plantee dignifique a uno de los barrios más pobres que en su momento fue San Juan de Guadalupe; segundo: que respete la vocación agraria que aún es vigente en la tradición de los comuneros originales aún sobrevivientes; tercero, que se contribuya a la conservación del remanente natural urbano del río Españita, los manantiales y la presa Cañada del lobo; cuarto, que se de servicio e infraestructura que fortalezca la seguridad humana de la zona sur de la ZMSLP; quinto, que se contribuya al fortalecimiento de la identidad cultural de la CSJG, a través de un parque lineal que genere sólidas raíces hacia la sostenibilidad. En general, que se gestione un bien común símbolo de autonomía y gobernanza de la comunidad, ejemplo de desarrollo comunitario en los términos que lo plantea Tetrault (2004).

La comunidad debe ser el enfoque del desarrollo. Esto implica que las instituciones locales tengan el control efectivo sobre los recursos naturales locales, que la producción se oriente en gran medida a la satisfacción de las necesidades básicas de la población local y que la comunidad tenga alto grado de autonomía (…) la comunidad debe ser capaz de resolver sus propios problemas y controlar su destino, (…) debe ser capaz de conservar y recuperar la cultura tradicional, empoderando a la gente, satisfaciendo la necesidad de identidad (Tetrault 2004:58)

La gestión ambiental es un conjunto de actividades conducentes al manejo integral del sistema ambiental. Incluye como marco teórico el concepto de sustentabilidad y, en tal sentido, constituye la estrategia mediante la cual se organizan las actividades antrópicas que afectan al medio ambiente, con el fin de lograr una adecuada calidad de vida, previniendo o mitigando los problemas ambientales.

Siguiendo a Duran (2010) la gestión ambiental es un enfoque conceptual y cultural encaminado a la percepción, la administración y el manejo de los asuntos ambientales del desarrollo, incluyendo el conjunto de pautas y técnicas de ordenamiento de los recursos naturales y de los ambientes. Es la tarea de administrar el uso productivo de un recurso renovable sin reducir la productividad y la calidad ambiental. También hace referencia a la orientación, dirección y control que adelantan las autoridades sobre el uso de los recursos naturales, a través de determinados instrumentos de planificación.

La gestión del ambiente requiere considerar debidamente el ambiente físico, social y económico ya sea de la empresa o de un proyecto gubernamental. Apunta a la creación de sistemas integrados en lugar de la existencia de elementos heterogéneos y contribuye a establecer una buena relación con la comunidad local y un interés por ella, en lugar de oponerse, de esta manera la gestión ambiental de un parque lineal se convierte en un instrumento para pacificar el conflicto agrario de décadas en la Comunidad de San Juan de Guadalupe.

La pregunta de investigación es cómo hacer partícipe del diseño y desarrollo comunitario a la CSJG. En la faculta del Hábitat de la UASLP, se elabora un proyecto urbano de un parque lineal y se desarrolla en una primera etapa los instrumentos lúdicos para el trabajo de imaginarios comunitarios donde alumnos de las carreras de arquitectura y diseño urbano y del paisaje elaboraron una cartera de proyectos que se trabajan con la comunidad para su instrumentación, inclusión o exclusión según sea el caso (ver fig 6).

Marco territorial de referencia

La Cañada del Lobo se localiza en el Municipio San Luis Potosí y se encuentra en las coordenadas GPS: Longitud (dec): -100.968889, Latitud (dec): 22.096667, la localidad se halla a una mediana altura de 1900 metros sobre el nivel del mar. El clima es seco templado, con una temperatura media anual de 16.8 con una máxima absoluta de 35º C y una mínima absoluta de 7º C, la temperatura cálida comprende de marzo a octubre y la fría de noviembre a febrero (INEGI: 2005), su flora y fauna esta compuesta principalmente por: mezquite, pirul , huizache, palma china, nopal, maguey, arbusto espinoso, pasto, eucalipto; lagartija, pato, garza, peces, renacuajo, culebra, rata de campo, conejo, lechuza, ardilla y murciélago.

El área total donde se proyecta el parque lineal es de 406.6 ha de las cuales 120 ha pertenece a el área urbana, (sección a,b,c) éstas bordean el escurrimiento del rio Españita, desde el edificio administrativo del municipio en la avenida Salvador Nava hasta el periférico Rocha Cordero, incorporando algunas parcelas que actualmente se usan para cultivo de legumbres por parte de los comuneros y algunas otras propiedades que están en conflicto por ventas fraudulentas; la segunda parte esta conformada por 136 ha estas se encuentran hacia el sur después del Blv. Rocha Cordero, hasta el límite urbanizable (Implan 2010), donde el uso es primordialmente agrario y es una memoria paisajística de los usos y costumbres de la CSJG (sección d); por último el polígono resuelto como parque urbano  Cañada del Lobo en el año 2000, por parte de la CSJG y el Municipio de SLP, que comprende 150.6ha donde se encuentra el vaso de la presa y una infraestructura inicial para campamento y educación ambiental, este espacio paisajístico es tradicional para la recreación familiar, la excursión, paseo de mascotas, deportes extremos y sobre todo permite el libre acceso e inclusión de la sociedad menos favorecida económicamente (ver fig. 7).

Métodos y materiales

El área de estudio se dividió en seis secciones de acuerdo a su ubicación, a la geomorfología y a los límites urbanos. En fotos aéreas de la ZMSLP del año 2010 se identificaron los remanentes naturales. Por medio de recorridos por los diferentes sectores se realizó un inventario registrando los datos en fichas, que comprendían el análisis de aspectos físicos, biológicos, urbanos y de amenazas. Se identificó la tipología del remanente natural de acuerdo a la presencia de la vegetación nativa que se constituyó en un bio-indicador importante. Se realizó una evaluación de los remanentes naturales para establecer la prioridad de conservación y el nivel de significancia de su aportación en servicios ambientales, adoptando criterios planteados por la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza (UICN), utilizados en la delimitación de las regiones terrestres prioritarias, adecuados a la realidad potosina, y a las características del área de estudio (Arriaga et al., 2000). La mayor ponderación fue tres que se asignó a remanentes que se encuentran casi en estado natural, sin alteración, ni fragmentación. Se realizó la ponderación de todos los remanentes, se sumaron todos los valores y se dividió entre tres (por los criterios biológicos, criterios urbanos, y amenazas), de acuerdo a los resultados obtenidos se establece un grado de protección total, parcial o ninguna, y también se define el uso público (ver fig. 9).

Los remanentes naturales tienen dos funciones en áreas urbanas, una referida a las características biológicas que influyen en la calidad ambiental de la ciudad, y la otra referida a las cualidades visuales, estéticas y paisajística que influyen en la percepción y en la calidad de vida de los seres humanos (Rodríguez, 2002). Por esta razón se realizaron preguntas al azar a los vecinos, para evaluar esos aspectos. No se realizaron encuestas formales porque el tema no fue objetivo fundamental de esta investigación, enfocada en la observación de aspectos naturales, presentes en el contexto urbano.

Las bases para la sostenibilidad del proyecto comunitario son:

—  Lograr la integración de las comunidades en la planificación e implementación del proyecto.

—  Establecer la jurisdicción clara sobre el recurso natural, con participación local en la toma de decisiones.

—  Involucrar a los líderes locales en los proyectos para lograr una mayor inserción social.

—  Proveer alternativas para compensar a la población local que sufre pérdidas.

—  Proteger el patrimonio natural y cultural.

RESULTADOS

Los resultados se obtuvieron de la interpretación, tabulación y sistematización de los datos del inventario de los remanentes. Los criterios biológicos se constituyeron en las potencialidades de los remanentes naturales en el área urbana y son los que determinaron su prioridad de conservación. Los criterios urbanos sirvieron para identificar la importancia que tiene cada uno de los remanentes en la ciudad. Con los datos de amenazas y riesgos se identificó las debilidades, peligros y fragilidad ambiental que se presenta en los remanentes y se constituyeron en una alerta y desafío ambiental.

Las fortalezas encontradas en la comunidad son las siguientes: identidad comunitaria; experiencia en la gestión de proyecto (parque urbano cañada del lobo en el año 2000); vocación recreacional del lugar; pertinencia de las premisas de diseño sustentable con las políticas del Gobierno Federal; origen del proyecto comunitario, academia, ong´s. por otro lado, las debilidades observadas son: unidad parcialmente desarrollada; capital de trabajo insuficiente; insuficiente capacidad de gestionar recursos; poco nivel de organización.

Las oportunidades son: regenerar el tejido social; conservar el espacio público la ZMSLP; desarrollar gobernanza; conservar las recargas del acuífero; invertir en la seguridad humana; sanear espacios residuales; promover la convivencia familiar y la actividad física; promover el desarrollo local, con proyectos productivos. Por otro lado, las amenazas son: que otros capitalicen la plusvalía generada por el parque lineal; que un interés particular detenga los intereses colectivos; que los intereses inmobiliarios tomen control del proyecto comunitario.

Las estrategias del análisis FODA son: instrumentar un patronato pro-parque organismo que respete y tome decisiones; incorporar a los actores con experiencia y calidad moral del parque turístico cañada del lobo del año 2000; identificar y fortalecer la vocación del paisaje urbano para su uso turístico y vocacional; gestionar recursos internacionales apoyados en las instancias locales; mantener un seguimiento  cercano en el diseño participativo del parque involucrando a los agentes originarios;  involucrar a la mayoría de los actores de la comunidad en un trabajo de inclusión para fortalecer la unidad del proyecto; sumar a los interesados a participar en el proyecto procurando los incentivos necesarios para su involucramiento; formar gestores comunitarios; potenciar el capital social con una fuerte participación de las Ong´s con experiencia en gestión de recursos; incluir en el proyecto a los actores excluidos de la dinámica de desarrollo de la comunidad; dotar de infraestructura al espacio residual para su uso; construir una plataforma de interlocución y autonomía sobre los recursos de la comunidad; diseñar el parque en torno a los principios de permacultura; dotar de espacios de desarrollo humano y social público; construir un espacio de identidad cultural; detonar la actividad económica de la zona conectando el entramado urbano; trabajar talleres de educación de educación ambiental que construyan capital social; capacitar a la comunidad en términos de plusvalía y manejo de proyectos de inversión pro desarrollo local; priorizar los intereses colectivos sobre los individuales a través de la participación comunitaria.

Se encontraron 3 remanentes naturales de diferentes tipologías dispersos en el área de estudio. Todos los remanentes estudiados se encuentran fragmentados, restando en algunos casos solo pequeños parches sin conectividad de especies, con una pérdida de parches de hábitat ricos en biodiversidad y con un mínimo de espacio vital para las especies restantes a causa del avance inexorable de la mancha urbana sobre el medio natural. Los remanentes naturales encontrados presentan dos modalidades: remanentes naturales sin intervención antrópica pero fragmentados  y remanentes con intervención antrópica, introducción de especies arbóreas y modificación espacial. El grado de intervención antrópica que sufrió cada uno de estos remanentes es el resultado de la huella que ha dejado el ser humano en ellas.

El análisis de la integridad ecológica definió la sensibilidad ambiental de los remanentes naturales. Un remanente con sensibilidad ambiental alta significa que el remante se encuentra en equilibrio ambiental y con alta biodiversidad. Entonces cualquier intervención antrópica puede originar cambios sustanciales en la conectividad espacial y afectar a la biodiversidad existente en ellos y también a los servicios ambientales que brindan los remanentes a la población urbana.

Los resultados finales obtenidos de la valoración total muestran que solo un 8% de los remanentes tienen un alto valor ambiental y una sensibilidad alta. El 67% tiene un mediano valor, presen-tan una sensibilidad media, cualquier intervención implica también cambios en su funcionamiento y un 25% tiene una baja sensibilidad.

Por otro lado, la gestión ambiental en la CSJG es posible ya que existen los mecanismos de interlocución y disposición de las partes involucradas para proponer e instrumentar las bases para su desarrollo. La asamblea de la comunidad es uno de los medios en que se están trabajando las ideas generadas, es el espacio donde los facilitadores del desarrollo están generando los análisis  de contextos multidimensionales de manera endógena y se están proponiendo una diversidad de proyectos y acciones para su instrumentación.

Por último, en lo que concierne al diseño participativo existen los primeros avances, en una primera etapa se generó un diagnóstico participativo producto de talleres y entrevistas semiestructuradas, con ello, se planteó una cartera de proyectos, y se elaboró material didáctico para la comprensión y manipulación de estos, de tal manera que estos puedan ser diseñados en mesas de trabajo en el marco de una asamblea con 412 comuneros involucrando a ong´s y académicos, tal asamblea se está programando y espera en otra ocasión publicar sus resultados. 

CONCLUSIONES

El área que comprende el parque lineal es un área urbana consolida, con un alto grado de intervención antrópica, y una imagen ambiental deteriorada, por tanto los remanentes naturales encontrados son muy significativos para la población, por toda la información que guardan en su interior tanto biológicos como urbanos y especialmente la información identidad cultural. La mayor parte de los remanentes son fragmentos reducidos, son paisajes vivos, vitales para la ciudad, son un nexo importante entre la ciudad y la naturaleza, entre hombre y biodiversidad, con tendencia a disminuir la superficie total y el tamaño de los parches y al disminuir el espacio, se disminuyen los servicios ambientales y la función urbana. La fragmentación, fue a consecuencia de los diferentes cambios de usos de suelo, especialmente el avance de la mancha urbana. Los remanentes naturales en un área urbana, se constituyen en la imagen ambiental de una ciudad, dan referencias sobre el paisaje natural inicial, sobre la constitución geológica del sector.

Finalmente es importante considerar el estudio de la Ecología del Paisaje, en la planificación urbana, por que permite un tratamiento integral de la configuración del espacio, basado en el estudio de los procesos e interrelaciones ecológicas de una ciudad, y permite una vertebración natural a fin de conciliar la configuración de la trama urbana con el soporte natural que se constituye en los cimientos naturales de una ciudad. Con esta investigación se pretende crear una conciencia ambiental en los urbanistas, planificadores, arquitectos, futuros arquitectos, de todos los profesionales en general, y también de la población. Y al mismo tiempo sería una base para que la población, autoridades, y profesionales de nuestra ciudad empiecen a pensar en una estrategia para elevar la calidad ambiental de una ciudad que se transforma día a día.

BIBLIOGRAFÍA

Arriaga, L., J. M. Espinoza, C. Aguilar, E. Martínez, L. Gómez y E. Loa (Coords.). 2000. Coordinado-res de Regiones Terrestres prioritarias de México. Comisión Nacional para el conocimiento y uso de la biodiversidad (Conabio), México.

González, J. 2000. Parque ecoturístico “Cañada del lobo”: Comunidad de San Juan de Guadalupe, ZMSLP. Tesis Maestría en Arquitectura, UASLP.

Duran, D. 2010, Proyectos ambientales y sustentabilidad Colección Nuevos Paradigmas. Buenos Aires: Lugar Editorial, 2012.286 pág. ISBN: 978-950-892-398-1.

Hinojosa, Villasis, R. 2008. Historias de las obras hidráulicas del siglo XIX sistema de abastecimiento de agua La Cañada del Lobo. DADU, Año 2, revista 5.

Rodríguez, D. 2002. Valoración del paisaje como un componente importante de la calidad ambiental. Tesis de Maestría de Ecología y Conservación. Universidad Mayor de San Andrés, La Paz, Bolivia.

Tetreault, D. (2004). Una taxonomía de modelos de desarrollo sustentable, Espiral Estudios Sobre Estado y Sociedad, Teoría y debate, No. 29, pp. 55-59. México.

Para citar este artículo puede utilizar el siguiente formato:
Lárraga Lara, Rigoberto: "Diseño y gestión participativa de un parque lineal en un área natural remanente urbana: el caso de San Juan de Guadalupe, SLP." en Revista Caribeña de Ciencias Sociales, noviembre 2014, en http://caribeña.eumed.net/parque-lineal/

Revista Caribeña de Ciencias Sociales es una revista académica, editada y mantenida por el Grupo eumednet de la Universidad de Málaga.