CONSTRUCCIÓN DE REPRESENTACIONES SOCIALES EN LOS PROCESOS COMUNICATIVOS DE LOS PROFESORES EN FORMACIÓN. UNA PROPUESTA PARA SU ESTUDIO

Resumen

Las representaciones que son socialmente construidas, incluyen contenidos cognitivos, afectivos y simbólicos que delimitan las posturas de los individuos en la configuración de su identidad social, de ahí que su estudio adquiera cada vez más relevancia en el campo de las ciencias sociales. En Cuba, la introducción de esta noción en el campo de la educación es todavía incipiente, de ahí la novedad de la investigación realizada UCP “Frank País”, en búsqueda de una perspectiva para comprender los comportamientos que asumen estos jóvenes universitarios, en sus prácticas culturales. El artículo aborda los presupuestos teóricos y metodológicos que sustentaron la investigación, desde la Teoría de las representaciones sociales así como las posibilidades que ofrecen los resultados obtenidos, para el perfeccionamiento del proceso de formación de los futuros profesionales de la educación.

Palabras claves: representaciones sociales

Abstract

The representations which are socially made, incluye affective, simbolic and cognitive contens that determine the positions of the individuals in the configuration of their social identity, therefor its study adquires more and more relevance in the field of social sciencies.Here in Cuba, the introduction of this theory in the field of education is something new, and it makes this research very relevant being carried out in the UCP “Frank País” searching for new perspectives to understand these university youngters´ behaviours in their cultural practice.The article deals about the theoretical and methodological foundations which constitute the bases of this research from the theory of the social representations as well as the posibilities that offer the results obtained to improve the process of formation of the future prfessionals in education.

Key words: social representations

Introducción 

La teoría antropológica argumenta cuánto de acondicionamiento externo hay en la forma de hacer y de percibir la realidad por los seres humanos. En los procesos de comunicación las personas expresan el conocimiento que poseen de la realidad.  Quiere esto decir que el conocimiento es producido de forma inmanente en relación con los objetos sociales, y que la naturaleza de esa generación y construcción es social, lo cual la hace transitar por la comunicación y la interacción entre los individuos, grupos e instituciones.

El lenguaje y la comunicación actúan en este sentido como mecanismos para la transmisión y creación de la realidad. Los significados que se adoptan están regidos por determinaciones sociales, de lo que se puede inferir que ciertas realidades deben su existencia a percepciones e interpretaciones subjetivas que, no obstante, se instituyen como realidades objetivas.

Al explicarse y explicar la cotidianidad, cada individuo expresa su modo particular de conocer, sentir, pensar y representarse, el mundo que le rodea, como resultado del proceso del conocimiento sensible del que forman parte las sensaciones, las percepciones y las representaciones. Sin embargo, esta visión no es tan independiente ni tan personal como a veces se cree: su carácter social está determinado en su propia elaboración. Es expresión del pensamiento y las prácticas de los grupos en los que se inserta cada sujeto, así como del pensamiento social predominante en una época histórica determinada.

Presupuestos teóricos 

Las representaciones que son socialmente construidas incluyen contenidos cognitivos, afectivos y simbólicos; por tanto, pueden ser consideradas como fenómenos que se relacionan con una forma de entender y comunicar, en los que se integran las creencias, las opiniones, los estereotipos, los valores y las normas.

Ayudan a comprender el proceso de construcción de las representaciones sociales, (R/S) las elaboraciones de Yuri Lotman en torno a la cultura como recuerdo colectivo vinculado con el pasado a través de la experiencia histórica, en tanto que, la construcción de las R/S  en los procesos de la comunicación social, se produce a partir de una serie de materiales diversos, procedentes del fondo cultural acumulado en una sociedad a lo largo de su historia, constituido por creencias ampliamente compartidas, valores considerados básicos, referencias históricas y culturales que conforman la memoria colectiva, y la identidad de la propia sociedad.

Tales mecanismos resultan indispensables para el desarrollo de la vida en sociedad, constituyéndose en verdaderas teorías de sentido común que permiten describir, clasificar y explicar los fenómenos de la realidad, suministrando un conjunto de significados que delimitan posturas a adoptar por los individuos en la configuración de su identidad social. Los medios de comunicación de masas, desempeñan un papel relevante en  su construcción, pero más importante aún resultan los procesos conversacionales en los que participan las personas en la vida cotidiana; ya que, en el intercambio cara a cara, se logran trasmitir cargas de emoción que contribuyen a dar autenticidad a lo que se dice.

Las representaciones sociales constituyen una forma de conocimiento específico, el saber de sentido común y en un sentido más amplio, designan una forma de pensamiento social, ellas focalizan las producciones simbólicas que permiten comprender el sentido que tienen, para un grupo humano determinados fenómenos y eventos de la vida cotidiana. Dicho de otro modo: constituyen la manera de pensar e interpretar que adopta un grupo humano ante un acto habitual de la vida cotidiana, que le afecta y que orienta sus comportamientos colectivos, esta aseveración coincide con los presupuestos de Greertz, en torno a las representaciones elaboradas de manera colectiva, las que actúan como matrices, a partir de las cuales los individuos construyen sus propias representaciones, teniendo la misma objetividad que los objetos naturales.

Sergei Moscovici, en su teoría de las R/S, defiende la existencia de una visión psicosocial de la realidad, que se traduce en una lectura ternaria de los hechos y las relaciones. Resalta la dialéctica individuo–sociedad, al considerar que además del sujeto cognoscitivo y el objeto cognoscible, existe un tercer elemento (a tener en cuenta al enfocar la realidad y los hechos que la constituyen): la alteridad, es decir: el otro; el entorno humano más próximo al sujeto, valorado como modelador de las conductas y de las representaciones cognitivas porque aporta, además del sentido de las cogniciones, los estímulos que modelan las respuestas ante determinadas situaciones.

El alter presupone una mediación constante, por ser el entorno social próximo y contextual de un sujeto que pertenece a determinados grupos sociales, e integra a su ser y a su personalidad esta pertenencia, en dependencia de sus posibilidades de elección. Con esta concepción, Moscovici trasciende al esquema diádico, donde sujeto (S) y objeto (O) interactúan; proponiendo un esquema triádico en el que los otros sujetos también interactúan, e inciden en la relación sujeto–objeto. La posición epistemológica de esta concepción se sustenta en la comprensión del conocimiento como fenómeno, que se genera en circunstancias y dinámicas de diversa índole y, cuya construcción, está determinada por múltiples relaciones sociales y culturales.

En las representaciones socialmente construidas Moscovici distingue tres dimensiones: la actitud, la información y el campo de representación.

La actitud se define como una estructura particular de la orientación en la conducta de las personas cuya función es dinamizar y regular su acción. La actitud hacia una representación puede ser positiva o negativa, favorable o desfavorable. Su identificación en el discurso no ofrece dificultades, ya que las categorías lingüísticas contienen un valor, un significado que, por consenso social, se reconoce como positivo o negativo. Por tanto, es la más evidente de las tres dimensiones, se halla siempre presente, aunque los otros elementos no estén, es así como una persona o grupo puede tener reacciones emocionales sobre un objeto o situación social determinada, sin llegar a disponer toda la información. Esta última dimensión concierne a la organización de los conocimientos que se tienen y expresa la riqueza de datos o explicaciones que, sobre la realidad, se forman las personas en sus relaciones cotidianas.

El campo de representación es la dimensión más interesante y difícil de captar. Se verifica en función de la totalidad del discurso y constituye la ordenación y jerarquización de los elementos que configuran el contenido de las R/S. Esto es: las opiniones, las imágenes, las creencias, las vivencias y los valores. Se organiza en torno a un núcleo figurativo que es construido en el proceso de objetivación. Este núcleo, es la parte más sólida y estable de la representación, ejerciendo una función organizadora, puesto que confiere su peso y significación al resto de los elementos presentes en el campo.

Construcción de representaciones sociales en los procesos comunicativos de los profesores en formación

A partir de los años 80, el interés por las representaciones sociales se vio estimulado en diversas disciplinas, propiciándose la realización de trabajos teóricos y empíricos en diversidad de temas por la importancia que se le atribuyen en los procesos sociales. Al analizar la variedad de formas que adopta la comprensión de la noción de representaciones sociales entre los principales autores, se observa como regularidad que todas coinciden en, al menos, cuatro ideas básicas:

- las representaciones sociales constituyen una forma del conocimiento de la realidad cotidiana en la que están interrelacionados conocimiento y pensamiento.

- las representaciones sociales se encuentran dentro de un tipo muy particular de pensamiento: el pensamiento práctico.

- las representaciones sociales contribuyen a la conformación de sistemas de valores, códigos, lógicas clasificatorias y principios interpretativos que definen la conciencia colectiva.

- las representaciones sociales tienen carácter implícito, porque los individuos no tienen conciencia de su existencia como representación.

En la actualidad la Teoría de las R/S gana cada vez más espacio en el campo de las ciencias sociales, a escala internacional, la educación está entre los temas más recurrentes pero en Cuba todavía es incipiente su introducción en este campo de ahí la  motivación  para aplicar esta noción en la búsqueda de una perspectiva que permitiera comprender los comportamientos que asumen estudiantes de la UCP “Frank País”, los que en ocasiones resultan incongruentes con la labor educativa que se realiza y la misión social que les corresponde desempeñar.

De esta forma se trató de acceder a las R/S que construyen, como grupo social, para poder entender desde sus propias perspectivas las conductas que asumen, esto es adentrarse en el estudio de los comportamientos humanos desde una perspectiva cultural profundizando en el campo de la subjetividad, para lo cual fue necesario recurrir a conocimientos y disciplinas como  la Historia de las Mentalidades, la Psicología, la Antropología, la Sociología, la Semiótica y la Lingüística, estas últimas por la función se le asigna al lenguaje, como vínculo entre pensamiento y comportamiento. Al decir Sapir,  el lenguaje constituye una guía para la realidad social y una guía simbólica hacia la cultura.

El marco conceptual se estableció a partir de la definición de representación social válida para este estudio como: sistema simbólico sociocognitivo de referencias, socialmente construido, que aporta la visión que tienen individuos y grupos de su realidad y desde el cual le confieren sentido a sus comportamientos en las prácticas culturales, entendidas como, la forma que tienen las personas y los grupos humanos de organizar su actividad en la vida cotidiana.

En tal sentido fue diseñado diseñó un modelo para el análisis de las R/S que construyen los profesores en formación el cual descansa en dos presupuestos teóricos aportados por la psicología social: la tríada de Moscovici y el enfoque procesual de Jodelet,  y que privilegia el estudio de caso como método.

El estudio  que tuvo como grupo muestral una brigada pedagógica del Municipio Santiago de Cuba, se centró en los procesos de formación de las representaciones sociales, lo que orientó la investigación hacia mecanismos comparativos. Lo relevante de la perspectiva seleccionada no es la representación del objeto en sí, sino el conocimiento de la dinámica social y cultural responsable de que una determinada  representación adquiera tales o cuales características. El acceso a las representaciones construidas se realizó por medio de un abordaje hermenéutico, focalizando el análisis en las producciones simbólicas, los significados y el lenguaje. Dado que la mayor parte de los datos se expresaron en forma de textos, resultaron pertinentes las elaboraciones de Denise Jodelet sobre el método de análisis de la información, se recopiló todo del material discursivo producido durante las entrevistas en profundidad, e inducido con la aplicación de técnicas asociativas y proyectivas, para su posterior tratamiento mediante las técnicas clásicas del análisis de contenido, categorizando la información según tres categorías iniciales: “cómo se ven”, “cómo se piensan” y “cómo creen ser vistos por los demás”.

Los datos obtenidos a través de este Estudio de caso interpretativo, permitieron acceder a la construcción social de la realidad que hacen los profesores en formación a partir de sus representaciones sociales, para poder interpretar sus significados y en consecuencia, comprender sus comportamientos en las prácticas culturales, una información que consideramos de utilidad para el perfeccionamiento de las Estrategias y los Proyectos educativos que se  diseñan en tanto que, constituye una alternativa novedosa e interesante incorporar el punto de vista interno del grupo (lo emic) en el abordaje de  la problemática de los comportamientos de jóvenes universitarios. Especial importancia se le concede a este conocimiento cuando se pretende inducir un cambio necesario en las conductas puesto que difícilmente se conseguirá este objetivo si no se logran descifrar las condiciones de formación del pensamiento social que le son propias como grupo, sus mecanismos de funcionamiento y las estructuras que adopta.

El conocimiento adquirido en este estudio ha permitido a la autora del trabajo disponer de los fundamentos necesarios para poder comprender  los comportamientos de estos estudiantes, posibilitándole otras perspectivas de análisis para su labor docente y la conducción del trabajo metodológico en el colectivo de disciplina que dirige, en la búsqueda de alternativas metodológicas que respondan a las condiciones de formación y mecanismos de funcionamiento del pensamiento social de estos jóvenes universitarios. La aplicabilidad en la práctica pedagógica del  estudio realizado, también ha estado en el diseño e implementación de un Programa cultural institucional  para la formación ambiental de los estudiantes de la UCP “Frank país”, el cual constituye un resultado del  Proyecto: La educación ambiental en el proceso de formación inicial del profesional de la educación. 

Conclusiones

Poder acceder al imaginario de los estudiantes universitarios  tiene múltiples ventajas y aplicaciones en el proceso de formación de los futuros profesionales en tanto que, el conocimiento del contenido de las R/S que construyen facilita el diseño de los  procesos educativos referidos a la comunicación, la estimulación de la conducta, la conformación de identidades grupales, e incluso la integración de los estudiantes como sujetos, a los grupos.

Las  relaciones que se pueden establecer entre las R/S construidas y las totalidades sociales que mediatizan su construcción, aportan información valiosa para los procesos educativos en la UCP. Lo novedoso de la perspectiva que se ofrece está en la posibilidad de tener en cuenta  para la concepción, dirección y ejecución de estos procesos, el pensamiento de aquellos a los que va dedicado todo nuestro trabajo, en tal sentido es recomendable continuar profundizando por la vía de la investigación, en el conocimiento de las R/S que circulan entre estos estudiantes, sobre aspectos propios de su actividad como jóvenes cubanos y estudiantes universitarios de las carreras pedagógicas.

Bibliografía

abric, j. c. (2001). Prácticas Sociales y representaciones. México (D. F.): Embajada de Francia (México) y Ediciones Coyoacán S. A. de C. V.

Araya Umaña, S. (2003). Las representaciones sociales: Ejes teóricos para su discusión. (Cuadernos de Ciencias Sociales, no. 127). Sede Académica Costa Rica.: Facultad Latinoamericana de Ciencias Sociales (FLACSO).

Barros, C. (1991). “Historia de las mentalidades: posibilidades actuales”, conferencia impartida el 2 de marzo de 1991 en la Universidad de Santiago, en Curso de Problemas de la historia, hoy, III Jornada de Estudios Teóricos en Problemas Actuales de la Historia, Ediciones Universidad Salamanca.

blanco pérez, a. (comp). (2001). Introducción a la sociología de la Educación. Ciudad de La Habana: Editorial Pueblo y Educación.

Berger, P. y Luckmann, T. (2004). La sociedad como realidad objetiva. En C. Martín y

M. Díaz (Comps) Psicología social y vida cotidiana (pp. 134-153) .Ciudad de La Habana Editorial Félix Varela.

Geertz, C. (2005). Descripción densa: hacia una teoría interpretativa de la cultura. En

P. Bohannan  y M. Glazer.: Antropología (2a. ed.)  (pp. 547-568). La Habana: Editorial Félix Varela.

Ibáñez, T. (1988). Ideologías de la vida cotidiana; Psicología de las representaciones sociales. Barcelona: Editorial  Sendai.

Jodelet. D. (1984). La representación social: fenómenos, conceptos y teoría, en Psicología social II. Pensamiento y vida social; Psicología social y problemas sociales. Barcelona: Paidós.

Lotman, Y. (1971). Acerca del mecanismo semiótico de la cultura. Revista Santiago, No. 13-14.

Sapir, E. (1974). El lenguaje. La Habana. Editorial Ciencias Sociales.

————- (2005). El estatus de la lingüística como ciencia. En P. Bohannan y M. Glazer.: Antropología (2a. ed.) (pp. 142-148). La Habana: Editorial Félix Varela.

Ullmann, S. (1976) Semántica; Introducción a la ciencia del significado (2a. ed.) cuarta reimpresión. Madrid: Aguilar.

Villegas Tapia, M. G. (2004).  En busca de las representaciones sociales que del docente construyen estudiantes y profesores normalistas .Disponible en: http://www.hemerodigital.Unam.mx.

Para citar este artículo puede utilizar el siguiente formato:
Pérez Rodríguez, Georgina: "Construcción de representaciones sociales en los procesos comunicativos de los profesores en formación. Una propuesta para su estudio" en Revista Caribeña de Ciencias Sociales, mayo 2013, en http://caribeña.eumed.net/profesores-formacion/

Revista Caribeña de Ciencias Sociales es una revista académica, editada y mantenida por el Grupo eumednet de la Universidad de Málaga.