INFLUENCIA DEL CAMBIO CLIMÁTICO EN LA SALUD DE POBLADORES DEL REPARTO 26 DE JULIO

RESUMEN: Diversas son las repercusiones que el cambio climático puede inducir sobre la salud humana, por lo que las respuestas para su mitigación deben cubrir una amplia gama de posibles perjuicios. En Cuba existen un conjunto de predicciones sobre el grado de deterioro que este evento puede ocasionar, directa o indirectamente, sobre la salud y las condiciones de vida de la población. El presente trabajo tiene como objetivo explicar la influencia del cambio climático en la salud de pobladores del Reparto 26 de Julio de la ciudad de Sancti Spíritus; se fundamenta en la necesidad de enunciar aquellas enfermedades que se propagarán por todo el mundo a consecuencia del cambio climático, tales como: la influenza aviar, el cólera, el ébola, la marea roja, la peste bubónica, la babesiosis, la borreliosis, la tuberculosis, la fiebre amarilla, los parásitos intestinales, la fiebre del Rift Valley y la enfermedad del sueño, otras causadas por la contaminación atmosférica, respiratorias como la neumonía, bronquitis, asma y virales: fiebre amarilla, hepatitis, dengue. El método aplicado es la revisión bibliográfica, analítico sintético, así como el inductivo deductivo. Como resultado se trazan un sistema de acciones para mitigar el deterioro de la salud humana de Reparto 26 de Julio para elevar su calidad de vida de enfermedades tales como: el cólera, tuberculosis, parásitos intestinales, neumonías, bronquitis, asma, hepatitis, dengue, la enfermedad de la garrapata, etc. Se llega a la conclusión que con la multisectorialidad y la participación de las estructuras del gobierno, empresas, sectores y de la población, así como la aplicación de tecnologías alternativas para la solución y mitigación de los factores ambientales que influyen en la salud estas personas; se eleva la calida de vida y se contribuye a enfrentar el cambio climático.
Palabra claves: Cambio climático, enfermedades, salud humana, población, mitigación, espirituanos.
SUMMARY: Different is the impact that climate change may lead to human health, so that responses for mitigation should cover a broad range of possible damages. In Cuba there are a set of predictions about the degree of damage that this event may cause, directly or indirectly, on the health and living conditions of the population. This paper aims to explain the influence of climate change on the health of residents July 26 order of the city of Sancti Spiritus; is based on the need to articulate those diseases that will spread throughout the world as a result of climate change, such as avian influenza, cholera, ebola, red tide, bubonic plague, babesiosis, borreliosis, the tuberculosis, yellow fever, intestinal parasites, Rift Valley fever and sleeping sickness, others caused by air pollution, respiratory such as pneumonia, bronchitis, asthma and viral: yellow fever, hepatitis, dengue. The method applied is the literature review, synthetic analytical, deductive and inductive. As a result a set of actions to mitigate plotted deterioration of human health distributing July 26 to raise the quality of life of diseases such as cholera, tuberculosis, intestinal parasites, pneumonia, bronchitis, asthma, hepatitis, dengue, tick disease, etc. It concludes that the multisectoral participation and government structures, companies, industries and population, and the application of alternative technologies for the solution and mitigation of environmental factors that influence health such persons; the quality of life rises and helping to tackle climate change.
Keywords: Climate change, diseases, human health, population, mitigation, Spiritus.

INTRODUCCIÓN.

Los procesos que ocurren en la naturaleza, no se pueden ver diferenciados de los sociales. Es por ello que el clima como componentes natural está sometido a la acción antrópica, fluctúa de forma natural y muchos indicadores de salud manifiestan oscilaciones que responden a estas variaciones estacionales; afectan los procesos biogeofísicos y socioeconómicos, y ocasionan importantes repercusiones positivas y negativas en los ecosistemas y en la sociedad.

Entre las posibles repercusiones del cambio climático sobre la salud humana se encuentran los efectos directos, como el aumento de la incidencia de las enfermedades transmitidas por vectores y de las ocasionadas por alérgenos y contaminantes trasmitidos por aerosoles. También se deben tomar en cuenta las repercusiones indirectas sobre la nutrición por sus efectos en la producción de alimentos y su valor nutricional.

La quema de combustibles fósiles, tales como el carbón, el petróleo y el gas natural, unida a una progresiva deforestación, ha tenido como consecuencia una elevación de la concentración atmosférica de dióxido de carbono y metano a niveles muy superiores al rango de valores normales establecido.

A pesar de las numerosas evidencias científicas que existen sobre las amenazas que el cambio climático representa para la salud de millones de personas, en numerosos países aún no se han desarrollado estrategias encaminadas a mitigar estos efectos adversos.

DESARROLLO.

Principales enfermedades en el mundo derivados del cambio climático

Se dice por expertos de salud que doce enfermedades que se propagarán por todo el mundo a consecuencia, también, del cambio climático. La influenza aviar, el cólera, el ébola , la marea roja, la peste bubónica, la babesiosis, la borreliosis, la tuberculosis, la fiebre amarilla, los parásitos intestinales, la fiebre del Rift Valley y la enfermedad del sueño.

Se expresa que enfermedades  causadas por  la contaminación atmosférica tenemos:

  • Enfermedades respiratorias como la neumonía, bronquitis, asma.
  • Enfermedades virales: fiebre amarilla, hepatitis, dengue.
  • Los niveles altos de contaminación en el aire relacionados con las partículas PM2.5, que despiden los motores diesel de los coches, provoca enfermedades del sistema circulatorio.

Enfermedades causadas por otro tipo de contaminación:

  • Se ha demostrado que la contaminación por radiactividad provoca mareos, vómitos, pérdida del cabello hasta cáncer.
  • La contaminación por ruido es una de las causas más señaladas a la hora de diagnosticar enfermedades nerviosas y psicológicas. La contaminación acústica también provoca algunos trastornos de la salud como el insomnio, dolores de cabeza, ataques al corazón y el mal de tinnitus o acúferos.
  • La contaminación del agua y las sequías son caldo de cultivo para organismos portadores de afecciones como la malaria, que convive con severas crisis alimentaria. Vivir en condiciones insanas y  la falta de agua potable ha provocado que millones de personas  mueran al año en el mundo, la mitad de ellos son niños. La ONU afirma que al año mueren cerca de 1.8 millones de niños a causa de enfermedades  trasmitidas por el agua. No sólo afecta a la salud de las personas, la contaminación incide en los ecosistemas y en la vida de los animales y plantas.

Hay numerosos virus presentes en las aguas residuales que, si no se gestionan bien, pueden convertirse en una fuente de contaminación a través del agua potable. Según las investigaciones realizadas hasta el momento, está previsto que el cambio climático provoque modificaciones del medio acuático que afectarán a la exposición humana a los microorganismos patógenos transmitidos por el agua.

Los virus mantendrán un papel predominante en la aparición de enfermedades gastrointestinales relacionadas con el agua. Esto es así por la presencia ubicua de algunos virus de origen humano en aguas residuales y en el ambiente; en la actualidad, hay pocas herramientas de vigilancia ambiental virológico que proporcione todas las garantías para la salud humana; las predicciones apuntan a que los niveles de virus cambiarán como resultado del cambio climático.

Dificultades de salud como la deshidratación, la hambruna y la insolación crecerán como consecuencia del aumento global de la temperatura y la modificación de las temporadas de lluvia que se han venido gestando durante la última década y que se estima empeorarán en los próximos años. Enfermedades que actualmente son endémicas de las zonas tropicales, como la malaria y el dengue se propagarán por casi todo el mundo a causa del incremento en las temperaturas.

El agua y la sanidad son cruciales para prevenir la gastroenteritis y malnutrición. El derretimiento de glaciares y los cambios en las corrientes fluviales y los patrones de precipitación ya están causando inundaciones y sequías.

El cambio climático influye en los determinantes sociales y medioambientales de la salud, a saber, un aire limpio, agua potable, alimentos suficientes y una vivienda segura. Muchas de las enfermedades más mortíferas, como las diarreas, la malnutrición, la malaria y el dengue, son muy sensibles al clima y es de prever que se agravarán con el cambio climático.

Las temperaturas extremas del aire contribuyen directamente a las defunciones por enfermedades cardiovasculares y respiratorias, sobre todo entre las personas de edad avanzada.

Es probable que los cambios del clima prolonguen las estaciones de transmisión de importantes enfermedades transmitidas por vectores y alteren su distribución geográfica. Por ejemplo, se prevé una ampliación considerable de las zonas de China afectadas por la esquistosomiasis, una enfermedad transmitida por caracoles

La malaria depende mucho del clima. Transmitida por mosquitos del género Anopheles, la malaria mata a casi un millón de personas cada año, sobre todo niños africanos menores de cinco años. Los mosquitos del género Aedes, vector del dengue, son también muy sensibles a las condiciones climáticas.

Las modificaciones generales que el cambio climático puede ocasionar sobre las poblaciones puede ser clasificado, de forma general, en:

  • Directos para la salud.

Un ejemplo concreto de este tipo es el incremento esperado en la mortalidad y morbilidad (predominantemente por enfermedades cardiorrespiratorias) por la mayor intensidad prevista y la duración de las olas de calor y por la contaminación del aire. También se incluye en este grupo un probable potencial de impacto benéfico por los aumentos de la temperatura en las regiones más frías, que reduciría las defunciones a causa del frío intenso.

  • Indirectos para la salud.

Se predicen como los predominantes. Abarcan desde un pronóstico del incremento de la transmisión de enfermedades infecciosas por vectores (por ejemplo, malaria, dengue, fiebre amarilla, etc.), como resultado de ampliaciones de los límites geográficos y de la estacionalidad para los organismos vectores, sobre todo en las regiones tropicales, subtropicales y de zonas templadas menos protegidas, hasta afectaciones en la producción de alimentos y el suministro de agua potable. De la misma manera, se vaticinan aumentos de las enfermedades infecciosas no trasmitidas por vectores, como salmonelosis, cólera y giardiasis, como resultado de altas temperaturas e inundaciones. Este panorama epidemiológico debe propiciar graves alteraciones socioeconómicas. El cambio climático y a sobre todo la contaminación va a acelerar el envejecimiento. Las personas pueden tener problema a nivel pulmonar y de piel, pues esto se va acumulando.

Enfermedades tropicales provocadas por cambio climático.

Hay diversas maneras de entenderlo. La forma más lógica es aquella en la que diríamos que son las que se dan en las zonas del trópico. En la práctica, cuando hablamos de enfermedades tropicales casi siempre nos referimos a patologías infecciosas endémicas de las zonas tropicales.

Se menciona enfermedades tropicales provocadas por el cambio climático tales como: dengue, paludismo o malaria, cólera, diarrea, desnutrición, estrés térmico, hipotermia, asma, tracoma (infección ocular que causa ceguera), enfermedades cardiacas y respiratorias.

Gripe Aviar dada por las tormentas y las épocas de sequías ya no siguen los ritmos que históricamente tenían establecidos. Nadie sabe ahora a ciencia cierta cuándo descargarán las nubes o cuándo se quedarán sin agua los lagos. Esta alteración influye en los movimientos migratorios de las aves y, por tanto, en la expansión de la gripe aviar, una enfermedad que desde 2003 tiene en alerta a los gobiernos de todo el mundo por la posibilidad de que su cepa más mortífera, la H5N1, mute y sea capaz de transmitirse entre humanos, algo que, de momento, no ha sucedido.

Cada enfermedad es un mundo y cada enfermedad tiene sus propios retos. Como hay muchas enfermedades infecciosas tropicales, sería muy difícil de nombrar todos los retos que nos quedan. En primer lugar destacaría los retos en la enfermedad de Chagas.

Lo primero que habría que indicar si se desea viajar a una zona tropical es que el viajero se informe adecuadamente sobre si necesita algún tipo de vacunas, o de profilaxis contra la malaria.

El cambio climático podía cambiar la distribución de las enfermedades transmitidas por el agua, los expertos avanzaron que “las infecciones transmitidas por los alimentos se verían afectados por el cambio climático”. Los patógenos más habituales salmonelosis, campylobacteriosis e infecciones por enterovirus, que causan enfermedades que pueden verse afectadas por el cambio climático ya que presentan una marcada estacionalidad.

Por ejemplo, el incremento de la temperatura en la superficie del mar da lugar a una mayor incidencia de enfermedades infecciosas transmitidas por el agua y relacionadas con la presencia de toxinas en marisco.

Enfermedades que afectan a los espirituanos derivados de cambio climático.

Entre las enfermedades que afectan a los espirituanos se pueden mencionar las transmitidas por vectores, tales como: mamíferos, pájaros, artrópodos e insectos tienen todos los potenciales de transmitir enfermedades a los humanos. Las plagas que transmiten enfermedades se denominan vectores.

El vector recibe el organismo patógeno de un portador infectado, animal o humano, y lo transmite o bien a un portador intermediario o directamente a un portador humano. La transferencia ocurre directamente por mordiscos, picaduras o infección de tejidos, o indirectamente a través de transmisión de enfermedad. Los mosquitos y las garrapatas son los vectores de enfermedades más notables ya que el modo de transmisión más importante es a través de alimentación sanguínea.

Leptospirósis es una enfermedad bifásica. Durante la primera fase (3-7 días), fase septicémica: el cuadro frecuente incluye fiebre de comienzo repentino, cefalalgia, mialgia (enlas pantorrillas y los muslos) y sufución de las conjuntivas. En la segunda fase (fase inmune 10-30 días) fiebre clásica, meningitis, erupciones(paladar, exantema), anemia hemolítica, hemorragia en la piel y las mucosas, insuficiencia hepatorenal, ictericia, confusión y depresión mental, afección de los pulmones, con o sin hemoptisis. La leptospirosis a veces se diagnostica erróneamente como meningitis o encefalitis y las pruebas serológicas de la infección se advierten en 10% de los casos con meningitis por lo demás no diagnosticadas. La enfermedad clínica dura de unos pocos días a tres semanas o más. El establecimiento de los casos no tratados puede durar varios meses. Las infecciones pueden ser asintomáticas, la gravedad varía con las variedades serológicas (serovariedades). La tasa deletalidad es baja, pero aumenta conforme avanza la edad y puede llegar a 20% o más de los  pacientes con ictericia y lesión renal queno han sido tratados con diálisis renal, la muerte se debe principalmente a insuficiencia hepatorenal, al síndrome de disfunción respiratoriadel adulto o arritmias por afección de miocardio.

La garrapata, parece que con el cambio climático, la presencia de la garrapata se está multiplicando. Son insectos chupadores de sangre, portadores de microbios y transmisores de infecciones. Viven en áreas cubiertas de maleza y hierbas altas, y se encuentran en bosques y montañas. Las mascotas también pueden ser portadoras de garrapatas. Es importante saber que la mayoría de las picaduras de garrapatas no causan enfermedades. Los síntomas normales suelen ser: dolor e hinchazón en el área donde está adherida la garrapata; protuberancias y picazón, que usualmente desaparecen en una semana; enrojecimiento leve. Los síntomas más graves son: dolor de cabeza, fiebre o escalofríos, sarpullido rojo en la piel, debilidad muscular; cansancio o dificultad para caminar; falta de apetito. Enfermedad de Lyme transmitida por una bacteria a través de las picaduras de garrapata, esta patología, al igual que otras transmitidas de la misma forma, puede ampliar sus fronteras debido al aumento de las temperaturas aptas para la vida de estos arácnidos.

El virus del dengue patología infecciosa de causa viral considerada una enfermedad tropical. Se transmite por la picadura de la hembra de un mosquito hematófago (que se alimenta de sangre), conocido popularmente como zancudo patas blancas, y cuyo nombre científico es Aedes aegypti. Este mosquito vive principalmente en hábitats urbanos y cumple parte de su ciclo vital en reservorios de agua artificiales como floreros, estanques, neumáticos abandonados, etcétera. Pica al hombre durante el día. Los síntomas del dengue se inician después de un período de incubación que puede variar de cinco a ocho días tras la picadura del mosquito. Habitualmente cursa con fiebre alta que se inicia de forma repentina y se acompaña de dolor de cabeza intenso, dolor alrededor de los ojos y detrás de los globos oculares, cansancio y dolor en músculos y articulaciones.

Al tercer día de la fiebre, muchas veces aparece un exantema por el cuerpo, es decir, una erupción generalizada de color rojizo, que dura unos dos o tres días. También puede haber náuseas, vómitos, pérdida del apetito o dolor de garganta. La fiebre usualmente dura hasta una semana y suele ser intermitente. Una fiebre que dura más de 10 días no suele ser por dengue. En ocasiones, al disminuir la fiebre, aparece un segundo exantema cutáneo que dura entre uno y cinco días y desaparece con descamación de la piel. Tras la desaparición de los síntomas puede persistir el cansancio, a veces junto con depresión, durante muchas semanas.

La malaria es importada por trabajadores que cumplen misiones  en países tropicales la fiebre es el síntoma de la malaria por excelencia, y el más frecuente. Aunque no viene sola, ya que suele acompañarse de escalofríos, tiritonas, sudoración, cefaleas y dolores generalizados de músculos y articulaciones. Otros síntomas que pueden aparecer son vómitos y diarrea. Como puede verse los síntomas de la malaria son muy inespecíficos, pudiendo ser similares a una gripe o a una gastroenteritis, por ello conviene ser muy cautos y evitar estas confusiones, especialmente en el caso del paludismo falciparum, ya que puede ser fatal en uno a dos días, provocando un fallo multiorgánico (paludismo grave y complicado) si no se diagnostica y trata precozmente. Por lo tanto, cuando un viajero procedente de áreas endémicas de paludismo comienza con fiebre debemos asumir que tiene paludismo mientras no demostremos lo contrario.

Cólera  es una enfermedad infecciosa aguda, provocada por la bacteria ‘Vibrio Cholerae’. Se caracteriza por desarrollar de forma muy brusca una diarrea muy importante y vómitos ocasionales. Estas características hacen que en principio sea difícil distinguirla de otro motivo de diarrea. Aunque en general el cuadro clínico es leve, puede suceder que la deshidratación sea extrema, lo que puede provocar la muerte. La enfermedad requiere cuarentena y es de declaración obligatoria nacional e internacionalmente.

Parásitos intestinales multitud de parásitos se transmiten a través de ambientes acuáticos. Los cambios en el nivel del mar y las temperaturas harán que muchos de ellos sobrevivan durante más tiempo y, como consecuencia, puedan infectar a un mayor número de individuos. Se recomienda a los espirituanos  hervir el agua y clorificarla, además de utilizar un calzado adecuado.

Acciones para enfrentar las enfermedades que afectan a los espirituanos derivados de cambio climático.

Se expresa que el potencial de la salud ambiental para prevenir enfermedades podría ser mejor utilizado y expresado en unidades de manera que fueran comparables para aquellos que toman decisiones en el sector de salud.

Entre las acciones a enfrentar por el Minsap en Reparto 26 de Julio de esta ciudad de Sancti Spíritus, están el abastecimiento de agua potable y el saneamiento de agua no contaminada, a través del sistema de acueducto, llevando agua potable y clorificada  y de medios apropiados para la eliminación de excretas, por un sistema de alcantarillado bien soterrado y no al aire libre.

Se elabora un proyecto que  promueva estrategias de trabajo que garanticen una amplia participación de las estructuras del gobierno, empresas, sectores y de la población, así como la aplicación de tecnologías alternativas para la solución y mitigación de los factores ambientales que influyen en la salud de las personas.

Se exponen las acciones ambientales se enmarcan en la implantación de la Estrategia de Atención Primaria Ambiental, la cual, sobre los principios básicos en cada localidad se aplica de acuerdo con la problemática y prioridades identificadas. La instrumentación de la estrategia corre a cargo del gobierno local de Sancti Spíritus. Se desarrollan actividades de vigilancia ambiental que se apoyan en el proceso y sirven de retroalimentación al gobierno local, al Sistema Nacional de Salud (SNS) y a los diferentes sectores para la toma de decisiones en relación con los aspectos ambientales que influyen en la salud de las personas del Reparto 26 de Julio de la ciudad espirituana.

Se incrementan las audiencias sanitarias que contribuyan a la elevación de la cultura sanitaria, pero para ello, es esencial la capacitación basada en enfoques multidisciplinarios e intersectoriales, al igual que la necesidad de superar la fragmentación y la ausencia de coordinación en diferentes sectores y dentro del propio sistema de salud, en todos los niveles de gobierno y por medio de la reestructuración institucional. La creación de sistemas de salud sostenibles se considera un componente indispensable de la Estrategia de Salud para Todos renovada.

Los medios de difusión masiva (Periódico Escambray, Centrovisión y Radio Sancti Spíritus debe contribuir que se  divulgue la necesidad de un sistema sostenible de gestión del medio ambiente, de conjunto con el CTMA y su Unidad de Medio Ambiente en el Reparto 26 de Julio de la ciudad espirituana. En este sentido, resulta esencial reforzar y promover sistemas más firmes para el control local de la salud y el medio ambiente, apoyados por los sistemas de gobierno provinciales y municipales.

Se deben construir vertederos o supiaderos para el control de los desechos sólidos, ya que los  convierte en centros productores de vectores y malos olores existentes en el Reparto 26 de Julio. La contaminación ambiental y sonora se relaciona con el incremento y agudización de algunas enfermedades como las infecciones respiratorias agudas, crisis de asma bronquial, cáncer de pulmón, estrés, entre otras.

Por eso se recomienda a las autoridades sanitaria y el gobierno provincial y municipal perfeccionar el trabajo de los programas de vigilancia y lucha antivectorial, priorizando las acciones contra los mosquitos trasmisores del Dengue y el Paludismo, tomado medidas enérgicas contra los infractores de la legalidad sanitaria, así como lograr la limpieza de áreas verdes, tragantes, desagües y depósito sólidos, con el apoyo de servicios comunales y demás factores de la comunidad,

Se logra la intersectorialidad para el  enfrentamiento de las enfermedades trasmisibles a través de programas de vacunación masiva a los niños y en la promoción y educación para la salud, hay una marcada participación de la población y de los sectores de la sociedad creando Consejos de Salud, órganos coordinadores de la participación de la comunidad y de sus organizaciones sociales y de masas en la gestión de salud, así como la mejora continua y sostenible de la salud de la población, a través de procesos de cooperación entre organismos.

Se desarrollan campañas contra el mosquito Aedes aegypti, que cuenta con la participaciòn de los sectores de la sociedad y la comunidad organizada, dirigidos por el sector de la salud y las organizaciones políticas y de gobierno en el territorio espirituano supervisado por el Partido Comunista de Cuba a todos los niveles, el Consejo de Estado en estrecha relación con el MINSAP, y Consejos Populares del Reparto 26 de Julio y la población en general.

Se aprovechan los espacios en las asambleas de delegados al Poder Popular a nivel de circunscripción: tipo de participación social que manifiesta la voluntad política del Estado Cubano de favorecer acciones intersectoriales en el espacio local de este Reparto.

 

Se exhorta a la población de este Reparto a no descuidar el tratamiento del agua acumulada en los hogares, con la sustitución de depósitos con sedimentos que contengan microorganismos que favorezcan la aparición de enfermedades, el tapado de los tanques y la cloración del líquido y la venta de hipoclorito en las farmacias para tratar el agua de consumo doméstico.

Se recomiendan en el Reparto 26 de Julio,  las encuestas de hogares se pueden utilizar para vigilar enfermedades si las encuestas son consistentes y se repiten periódicamente, cada tres a cinco años, tales como enfermedades respiratorias y aquellas como la diabetes, la presión arterial, ect.

BIBLIOGRAFIA.

1. Http:/ www.who.int/globalchange/es/ “Oms. Cambio climático y salud”. Tomado en fecha 26 de mayo de 2014

2. Http:/www.consumer.es › Seguridad alimentaria › Sociedad y consumo  “ Cambio climático y enfermedades transmitidas por el agua” , Chavarías Marta, 15  de mayo de 2013. Tomado en fecha 26 de mayo de 2014

3.Htpp:/ salud.practicopedia.lainformacion.com › … › Enfermedades y trastornos “ La información.com. Practicopedia; la vida más facil. Salud” .Tomado en fecha 26 de mayo de 2014.

4.Http://www.inecc.gob.mx/publicaciones/libros/363/cap20.htm l“salud ambiental, desarrollo humano y calidad de vida”, Mas Bermejo Pedro. Tomado en fecha 26 de mayo de 2014

5. Http://www.who.int/entity/globalchange/GenderClimateChangeHealthfinal.pdf. World Health Organization. Gender, Climate Change and Health. Geneva, Switzerland: Inís Communication 2010 [cited 10 Jun 2012]. Available in: Tomado en fecha 26 de mayo de 2014.

6. Calvo E. “Cambio climático y salud humana: un mensaje reiterado desde 1995. Rev Perú Med Exp Salud Pública. 2008;25(4):410-2.  Tomado eh fecha 26 de mayo de 2014

7. Sauchay L, Mesas G. “Cambio climático, salud y subdesarrollo. En: Salud y desastres: experiencias cubanas. Ciudad de La Habana: Ecimed; 2010. p. 46-59. Tomado en fecha 26 de mayo de 2014.

Para citar este artículo puede utilizar el siguiente formato:
Pérez Fardales, Miriam J.,Beltrán Barrizonte, José Ramón y González Cadalso, Neise Calixto: "Influencia del cambio climático en la salud de pobladores del Reparto 26 de Julio" en Revista Caribeña de Ciencias Sociales, agosto 2014, en http://caribeña.eumed.net/salud-pobladores/

Revista Caribeña de Ciencias Sociales es una revista académica, editada y mantenida por el Grupo eumednet de la Universidad de Málaga.