EL PAPEL PATERNALISTA DE LOS SUBSIDIOS GUBERNAMENTALES EN EL DETERIORO DE LA SUSTENTABILIDAD DE LA VIVIENDA TRADICIONAL EN LA HUASTECA POTOSINA

Resumen
El Plan Nacional para el Desarrollo Indígena PNDI 2009-2012 promueve “el mejoramiento, ampliación y construcción de vivienda indígena, de preferencia con materiales y diseños de la región que sean acorde con sus costumbres e imagen de su localidad aprovechando sustentablemente los recursos”. Sin embargo y por diversas razones las políticas de mejoramiento de vivienda son aplicadas en las poblaciones rurales vía subsidios de paquetes de materiales sin un instrumento metodológico que permita el cumplimiento de los objetivos mencionados por el PDNI. Introduciendo materiales y técnicas de construcción industrializados, fomentando la dependencia de insumos externos (materiales y técnicas de construcción) a las comunidades y deteriorando el conocimiento local heredado por centenares de años de tradición en la construcción vernácula.
La dinámica de subsidios mal aplicados ponen en riesgo por lo menos tres elementos principales en la sustentabilidad de la arquitectura indígena: la autonomía, la auto dependencia y la autosuficiencia. En San Luis Potosí, los proyectos de gobierno para la eliminación del rezago económico en las comunidades rurales indígenas han implementado programas de apoyo a la vivienda por más de $43,610,344,000.00 pesos (Fohapo ha distribuido aproximadamente 4,000 subsidios en los últimos 4 años en SLP), donde materiales industrializados entraron a las comunidades rurales como símbolo de progreso y modernidad, trasformando el paisaje y su modo de vida, así como, su relación con la naturaleza. Aunque el conocimiento empírico es dinámico y éste va adecuando nuevos valores y nuevas formas de expresión, estos elementos constructivos innovadores se van incorporando a las comunidades de una manera muy acelerada y no siempre con los resultados positivos que sus viviendas tradicionales les brindaban, como menciona Stresser-Pean (2008:122). “Ya no se trata aquí de aculturación, sino lisa y llanamente de substitución”.
PALABRAS CLAVE: Subsidios, deterioro, sustentabilidad.

Introducción

Existen elementos en la vivienda indígena que dan continuidad al conocimiento vernáculo de sus construcciones, elementos amenazados por políticas mal instrumentadas de subsidios gubernamentales para el mejoramiento de la vivienda. Estos subsidios en forma de paquete de materiales crean dependencia y paternalismo. En la presente se revisarán las políticas para la erradicación de la pobreza, en especial las que tienen que ver con la vivienda, en que consiste el programa de vivienda rural, a quienes va dirigido y en que forma son planteados y, se expondrán estadísticas de los montos ejercidos en estos rubros en las zonas rurales de la Huasteca Potosina de los últimos 5 años.

 

Elementos presentes que dan sustentabilidad a la arquitectura indígena

El concepto de sustentabilidad es un concepto occidental que puede se observado dentro de la arquitectura vernácula en la vivienda indígena, sustentabilidad en deterioro por la mala aplicación de muchos de los subsidios gubernamentales, en donde las comunidades se exponen a la dependencia de técnicas e insumos exógenos, que frenan la reproducción autónoma, autosuficiente y autodependiente de la actividad.

 

Cuando en arquitectura hablamos de sustentabilidad por lo regular viene a nuestra mente aspectos técnicos como: La eficiencia energética, la producción de energías alternativas, el reciclado de estructuras y materiales, el máximo rendimiento con el menor impacto ecológico, la eficacia y moderación en el uso de materiales de construcción, la minimización del balance energético global de la edificación (ciclo de vida de los materiales), el cumplimiento de los requisitos de confort higrotérmico, salubridad, iluminación y habitabilidad de las edificaciones. No obstante que todos estos elementos nos permiten tener una relación con el medio ambiente más amigable, no son los únicos que deberían considerarse, es necesario tener una perspectiva multidisciplinaria de la sustentabilidad de la práctica de la arquitectura en especial la mencionada en esta ponencia la indígena.

 

La sustentabilidad, concepto extraído del plano reflexivo del desarrollo y utilizado en la búsqueda incesante para  frenar el deterioro ambiental, cultural, social de los pueblos y su medio ambiente. Presenta diversas posturas, en especial compartimos la de Tetreault (2004) y Toledo (1996), por su enfoque a pueblos marginados de la dinámica económica del mercado global y en especial por dirigirse al contexto latinoamericano.

Tetreault menciona para el desarrollo comunitario sustentable algunos elementos normativos, considerados en esta ponencia por encontrarse presentes en la arquitectura indígena y que están siendo amenazados por los paquetes de materiales que llegan a las comunidades vía subsidios gubernamentales.

 

El primer elemento esta en torno a la autosuficiencia de los pueblos para obtener los materiales para la construcción de sus edificaciones, así, como la responsabilidad del manejo de estos recursos provenientes de la selva (o su entorno inmediato) de tal manera que se puedan seguir contando con él en un futuro.

Ejemplo contrario: la dependencia paternalista provocada por los paquetes de materiales industrializados provisto por el gobierno para el mejoramiento de vivienda el cual ha transformado el paisaje de los Xi`iuy en el bosque de encinos de la zona media en San Luis Potosí (Torres 2010). Siendo sustituidos los sistemas tradicionales de construcción por aquellos de reciente incorporación. Situación exógena ala comunidad que define los tiempos para la construcción dependientes de los tiempos electorales y las acciones paternalistas.

 

Cabe mencionar que de acuerdo con la UNESCO (2009) la continuidad y el cambio son principios del dinamismo del conocimiento “tradicional”, éste va incorporando nuevos elementos que le permiten adecuar las soluciones a sus necesidades actuales, el problema aquí no es la incorporación de nuevos materiales y técnicas sino la dependencia a estos, que  pone en riesgo la continuidad del conocimiento tradicional y su proceso de adecuación e innovación, por el de simple sustitución.

 

El segundo elemento de reflexión es la autonomía en la decisión de diseño de la vivienda, sus componentes, dimensiones, materiales, expresión final. Este elemento esta presente en la vivienda indígena. Si proliferarán proyectos como el de Nuevo San Juan de Grijalva y el Pinar (donde viviendas prototípicas son iguales unas de otras sin opción a la diversidad), se pondría en riesgo este punto que da fortaleza a la sustentabilidad de su expresión cultural. Muchos de los programas de erradicación a la pobreza en especial a la pobreza patrimonial, se instrumenta en prototipos de vivienda para asegurar el ejercicio de los recursos en la zonas rurales, pero al mismo tiempo ponen en riesgo el elemento mencionado.

 

El tercer punto es la autodependencia, para los pueblos indígenas el construir una vivienda es un evento de celebración y ritual de iniciación familiar, que conjunta aportaciones solidarias de trabajo colectivo (vuelta de mano), y transfiere conocimiento de generación a generación, se requiere de algunos días, unos buenos amigos, algunas cervezas y mucho sudor para su ejecución. No así, aquellos pueblos que dependen de políticas gubernamentales, organizaciones religiosas o ONG´S, promotores de vivienda, tiempos y costos federales, intermediarios políticos y comerciales, y un sinfín de cargos que hacen poco sustentable la construcción de la vivienda, pongámonos a pensar cuanto tiempo y trabajo nos cuesta construir una vivienda en la ciudad, a veces 30 años de esfuerzo continuo y esto no asegura que al terminarla de pagar tendremos los recursos necesarios para que nuestros hijos puedan contar con una, siempre dependeremos de los organismos financieros para poder tenerla.

 

El cuarto elemento que le da sustentabilidad a la arquitectura indígena es que ésta, reproduce y conserva el paisaje arquitectónico tradicional, usa y desarrolla tecnología tradicional en un proceso de adaptación continua de los ecosistemas locales. La orientación de sus viviendas, el uso de la agricultura de traspatio, la eliminación de sus desechos, los sistemas empíricos de bioclimatización, asoleamientos, control de ventilación, entre otros más, en suma le da a la vivienda sustentabilidad ecológica.  Fomenta al mismo tiempo la identidad y fortalece la cultura. Elementos que fortalecen la sustentabilidad cultural. Uno de los principios de la UNESCO (2009) para la sustentabilidad del conocimiento indígena es la protección del conocimiento indígena y la trasmisión del conocimiento en el seno de las comunidades. A través del tiempo se conservado el conocimiento vernácula las construcciones tradicionales por que éste se reproduce de manera sustentable en la trasmisión del conocimiento de padres a hijos.

 

El quinto elemento, La arquitectura indígena en la mayoría de sus expresiones presenta grados de diversidad. Satisface por si misma a la mayoría de las necesidades de sus usuarios ya que no esta restringida a un presupuesto, o diseño de gabinete, esta es modular, puede crecer o decrecer, lo vemos en los parasoles que eventualmente se convierten cuartos, bodegas o bien son simples cubiertas para actividades exteriores. Su capacidad de movilidad y orientación respecto a los solares, las dimensiones de estos y la disposición eventual o definitiva de las distintas “casas” dentro de la “casa”. Permite que se satisfagan las necesidades cambiantes de una familia nuclear o polinuclear.

El sexto elemento encontrado es: la participación comunitaria encontrada en la actividad en la construcción de las viviendas a través de la “vuelta de mano” compromisos solidarios en la ejecución de las construcciones con múltiples funciones sociales, que van desde la solidaridad económica, hasta la transmisión del conocimiento vernáculo.

 

Estos seis elementos existentes (en distintos grados de conservación) en la mayoría de las comunidades indígenas se ven amenazados por las políticas mal instrumentadas de los subsidios en forma de paquetes materiales industrializados, como la lamina de zinc, concreto, block, varilla alambrón etc.

 

Políticas para erradicación de la pobreza y la necesidad de subsidios

En la Ley de Vivienda (2006) en el cap. IV referente a los subsidios nos menciona que “Serán destinados exclusivamente a los hogares en situación de pobreza, la cual se definirá, identificará y medirá de acuerdo a lo previsto en la Ley General de Desarrollo Social y su Reglamento”. Que estos deben ser ejercidos bajos los siguientes criterios:

 

I. Atender a la población en situación de pobreza;

II. Los montos de los subsidios deberán diferenciarse según los niveles de ingreso de sus destinatarios, dando atención preferente a las familias con los más bajos ingresos;

III. Los subsidios deberán ser objetivos, identificarse y cuantificarse claramente, estableciendo los requisitos y criterios de selección que deben satisfacer los destinatarios;

IV. Los subsidios deberán ser establecidos con equidad, tanto para los hogares beneficiarios, como para las regiones, entidades federativas y municipios;

V. Los montos y procedimientos de asignación de los subsidios deberán ser transparentes, y establecer con claridad la temporalidad y responsables de su ejercicio, control y seguimiento, y

VI. Para distribuir los subsidios entre las entidades federativas, los municipios y los hogares a beneficiar, se deberán tomar en consideración las condiciones de rezago, necesidades habitacionales, modalidades de atención y el grado de marginación o pobreza, entre otros.

 

En al Ley para el Desarrollo Rural (modificación 2007) vigente se menciona como compromiso el fomentar la vivienda para el desarrollo rural sustentable (art. 15, fracción V). y en el CAPÍTULO XV Del Bienestar Social y la Atención Prioritaria a las Zonas de Marginación articulo 154, fracción III, se menciona El Ejecutivo Federal creará el Fondo Nacional de Vivienda Rural para fomentar y financiar acciones para reducir el déficit habitacional en el campo. Para ello, se asignará a este Fondo la función de financiar la construcción, ampliación y mejoramiento de viviendas en zonas rurales; asimismo su equipamiento y la construcción de servicios públicos, privilegiando el uso de materiales regionales y tecnologías apropiadas, el desarrollo de programas que generen empleo y se complemente con la actividad agropecuaria.

 

El Plan Nacional para el Desarrollo Indígena PNDI 2009-2012 promueve el mejoramiento, ampliación y construcción de vivienda indígena, de preferencia con materiales y diseños de la región que sean acorde con sus costumbres e imagen de su localidad aprovechando sustentablemente los recursos” (Diario Oficial 4/12/9).

 

En este marco normativo se encuentra el programa de vivienda rural de SEDESOL y el fondo para habitaciones populares FONHAPO.

 

¿En qué consiste el programa de Vivienda Rural?

Constituye un instrumento de la política de desarrollo social y con el se busca mejorar la situación de los hogares mexicanos que sufren de pobreza patrimonial y que habitan en el medio rural, a fin de que puedan tener una vivienda construida con materiales adecuados y que cuenten con espacios habitables dignos, factor primordial para su bienestar. Cuyo objetivo es: contribuir a que los hogares rurales e indígenas en localidades de hasta 5000 habitantes en situación de pobreza patrimonial de alta y muy alta marginación que mejoren su calidad de vida a través de acciones de vivienda.

¿Qué tipo de apoyos pueden recibir las familias beneficiarias?

Hasta de 53 mil pesos para la adquisición o edificación de una unidad básica de vivienda, para el ámbito rural.

Hasta de 20 mil pesos para ampliación de vivienda en el medio rural.

Hasta de 15 mil pesos para el mejoramiento físico de vivienda en el medio rural.

 

Sin embargo y por diversas razones las políticas de mejoramiento de vivienda son ejecutadas en las poblaciones rurales (vía subsidios, paquetes de materiales y programas de mejoramiento de vivienda) sin un instrumento metodológico que permita el cumplimiento de los objetivos mencionados por el PDNI. Introduciendo materiales y técnicas de construcción industrializados fomentando la dependencia de insumos externos a las comunidades y deteriorando el conocimiento local heredado por centenares de años de tradición en la construcción vernácula.

 

Estadísticas de los montos ejercidos en las comunidades indígenas en los últimos 5 años en la Huasteca Potosina.

Los datos nos muestran un incremento en los últimos años de los montos y las comunidades receptoras pero en ninguno de los casos son ejercidos en montos mayores a 20,000.00 pesos, mas bien son pulverizados a un gran numero de apoyos pequeños que van de entre 3 mil y 9 mil pesos, corroborado en campo, por ejemplo en San Antonio Huichimal (Cd. Valles) 6 familias recibieron 4 laminas de Zinc y 8 bultos de cemento C/U, además de arena y grava. (ver Foto 1)

En Tancuime y Tampeabe (Aquismon) 12 familias recibieron 8 bultos de cemento, grava y arena, y 14 láminas de zinc como apoyo al mejoramiento de vivienda. (ver foto 2). En Tampochochol y Camelcayo (Coxcatlan) recibieron 400 block y 16 bultos de cemento y cal, con 4 armex 15×15 (ver foto 3)

 

Las familias que han recibido los programas de suelo firme, y mejoramiento de vivienda, están modificando sus sistemas de autosuficiencia por uno de dependencia, ya que algunos tardarán años en terminar sus viviendas ya que dependen de los programas, los tiempos electorales y del compadrazgo en turno. (Ver tabla 1)

 

Año Subsidio de gobierno para vivienda rural en la Huasteca Potosina
Numero de subsidios Monto total Promedio por aportación
2005 No aplica No aplica No aplica
2006 1022 8,160,320.00 6,200.00
2007 702 2,653,333.00 3,779.00
2008 1,446 12,424,176.61 8,592.00
2009 2,083 20,372,550.00 9,780.00

 

Tabla 1. Montos ejercidos en comunidades indígenas de 2007-2009

Fuente: SEDESOL  a través de Infomex, folio: 2000059410

 

El caso de la Huasteca estadísticas y evidencias

Actualmente se esta elaborando para la Zona Huasteca y Media de San Luis Potosí un diagnóstico de la sustentabilidad de la vivienda indígena entorno a los principios de autonomía, autosuficiencia, auto dependencia descritos anteriormente, utilizando unidades de localización básica ULB con un radio de 1,250 m, (ver fig. 2) agrupando posteriormente las ULB en 20 unidades de trabajo de campo UTC (ver fig. 3).  Unidades que nos permitirán diagnosticar el grado de conservación y/o deterioro de la “sustentabilidad” de la vivienda rural en la RMH: qué pueblos son más vulnerables y sus posibles razones, así como su contraste en aquellos pueblos que mantienen la sustentabilidad de este conocimiento dónde, porqué y cómo lo han logrado.

Se aplicarán cuestionarios acompañados de entrevistas semiestructuradas y observación especializada, para recabar la información no hallada en los datos censales en las 20 UTC. El análisis de la información de los últimos subsidios, los censos de población y vivienda de INEGI y de las entrevistas estructuradas al universo de muestra, se graficará en un mapa que nos permitirá ver que comunidades necesitan fortalecer los elementos que la hacen a la vivienda indígena sustentable.

 

Consideraciones finales

En el pasado, los esfuerzos por mejorar la situación de los pueblos indígenas solían basarse en la idea de que, para beneficiarse del desarrollo, dichos pueblos debían sacrificar su cultura e identidad y asimilarse o integrarse a la economía y la sociedad de la nación. Además, el enfoque aplicado para lograr este objetivo solía ser paternalista y creaba dependencias de los gobiernos, las instituciones religiosas o las ONG. Los esfuerzos desplegados en los últimos tiempos por atender las necesidades y demandas específicas de los pueblos indígenas en el contexto de las estrategias de reducción de la pobreza reflejan un gran cambio de concepción sobre la función que cumple la cultura en el desarrollo. La experiencia recogida en algunos proyectos de desarrollo de pequeña escala ha demostrado que el fortalecimiento de la identidad cultural y la promoción del desarrollo socioeconómico sostenible son objetivos que se refuerzan mutuamente en lugar de excluirse. Cuando los esfuerzos de desarrollo se basan en los valores locales, en las aspiraciones y en la organización social, la cultura se convierte en un activo en vez de en un impedimento para el desarrollo.

 

Los pueblos indígenas suelen tener fuertes lazos con la tierra y los recursos naturales poseídos y gestionados de manera comunitaria y que constituyen la base de su subsistencia y de su integridad social y cultural (Deruyttere 1997).

La arquitectura indígena conserva rasgos de sustentabilidad cultural, económica, social, ambiental que pueden ser fortalecidos para su desarrollo desde el interior de las comunidades. La arquitectura no va a solucionar los problemas de rezago económico de los pueblos indígenas, pero puede conservar su autosuficiencia, autonomía y auto-dependencia, rasgos que tienen mucho que enseñarnos en el entendimiento de un concepto tan complejo como lo es la sustentabilidad.

Bibliografía

Diario Oficial, 4/12/09. 2009. Programa para el Desarrollo de los Pueblos Indígenas 2009-2012, viernes 4 de diciembre del 2009. México.

Diario Oficial, 2001. Ley de desarrollo rural sustentable, Nueva Ley publicada en el Diario Oficial de la Federación el 7 de diciembre de 2001

Última reforma publicada DOF 02-02-2007

Diario Oficial 2006, Ley de vivienda, texto vigente, Nueva Ley publicada en el Diario Oficial de la Federación el 27 de junio de 2006

FOHAPO, 2010. Fondo Nacional para las Habitaciones Populares, portal www:fonhapo.gob.mx (consultado en mayo del 2010).

UNESCO, 2009 El Conocimiento Indígena, Consultado en febrero del 2010. http://www.unesco.org/csi/LINKS/posters2009/SP%20LR/POSTER%20SP%20LR.pdf

Stresser-Pean, G. 2008. Viaje a la Huasteca con Guy Stresser-Pèan.  Fondo de Cultura Económica y Centro de Estudios Mexicanos y Centro Americanos.

Tetreault, D. 2004. Una taxonomía de modelos de desarrollo sustentable, Espiral Estudios Sobre Estado y Sociedad, Teoría y debate, No. 29, pp. 55-59. México.

Torres, J. 2010. Arquitectura y etnobotánica de la vivienda rural Xi´iuyen la Palma, San Luis potosí, Tesis de maestría, PMPCA, UASLP.

Para citar este artículo puede utilizar el siguiente formato:
Lárraga Lara, Rigoberto: "El papel paternalista de los subsidios gubernamentales en el deterioro de la sustentabilidad de la vivienda tradicional en la Huasteca Potosina" en Revista Caribeña de Ciencias Sociales, julio 2014, en http://caribeña.eumed.net/subsidios-gubernamentales/

Revista Caribeña de Ciencias Sociales es una revista académica, editada y mantenida por el Grupo eumednet de la Universidad de Málaga.