EL TRATAMIENTO DE LA VIOLENCIA FAMILIAR DESDE LA ACCIÓN COMUNICATIVA: UNA EXPERIENCIA DE ORIENTACIÓN SOCIOCULTURAL COMUNITARIA DESDE LA EXTENSIÓN UNIVERSITARIA

Resumen:
La violencia familiar resulta una problemática conductual que afecta una gran mayoría de hogares a nivel mundial. Muchos son los factores que la ocasionan, incluso lejos de ser aquellos de carácter psíquico a los que en su mayoría se les ha responsabilizado. En esta dirección, la acción comunicativa constituye una vía para el tratamiento de la violencia, principalmente en aquellas familias disfuncionales contribuyendo a la inserción de los diferentes grupos y actores sociales presentes en la dinámica comunitaria.
Como método formativo en el tratamiento de la violencia familiar, la acción comunicativa se auxilia de varias ciencias como son la sociología, la pedagogía, la psicología, entre otras en función de cualificar los sistemas de relaciones y contradicciones que tienen lugar a nivel grupal, fundamentalmente aquellas establecidas entre los miembros de la familia nuclear y parental. Un elemento importante lo constituye el estudio y la aplicación de herramientas comunicativas en familias con manifestaciones de violencia, fundamentalmente aquellas de promoción u orientación, relacionadas en el siguiente trabajo.
Palabras claves: violencia familiar, acción comunicativa, orientación sociocultural comunitaria.

Las acciones de extensión sociocultural de los procesos sustantivos se articulan con las exigencias de los territorios para los cuales prepara a profesionales competentes desde un perfil amplio, con una sólida formación científica, tecnológica y humanista, los cuales sean capaces de desplegar una labor de orientadores inmanentes en los diversos procesos de transformación sociocultural en la comunidad en función del crecimiento humano.

En tal sentido, el extensionismo universitario asume una nueva dimensión al trascender los elementos artísticos y literarios hasta lo concerniente a la atención de la reconstrucción de los significados y sentidos de los complejos procesos socioculturales de la comunidad, de modo que se logre el trabajo especializado en el diagnóstico, acompañamiento y transformación sociocultural en las diferentes subdivisiones estructurales de la sociedad, entre las cuales está el tratamiento de la familia como una institución esencial a este nivel.

La violencia familiar es una conducta humana encaminada a someter y manipular el comportamiento de otros miembros de la familia, la cual ocasiona perjuicios a cada individuo, violando su espacio espiritual, moral y legal. Se produce siempre en relaciones comunicativas asimétricas tanto en los significados como en los sentidos asumidos. Igualmente, la violencia familiar puede reflejarse en el uso intencional de la fuerza tanto psicológica como física contra uno mismo u otro miembro vulnerable de la familia, la que provoque o pueda infligir daños físicos, psicológicos, privaciones socioeconómicas que conduzcan a desigualdades y reacciones diversas entre los diferentes integrantes de la familia.

En el caso de los adultos puede reflejarse a través de mensajes críticos – demandantes, tales como: adoctrinadores, aplacadores, quejumbrosos y críticos, entre otros; los cuales tienen su efecto en la conducta del otro sujeto mediante la rebeldía, la pasividad, la sumisión y la enajenación de los demás miembros de la familia.

La causa esencial de la violencia familiar radica en factores de carácter instructivo desde lo sociocultural, los cuales coexisten con algunas conductas marginales y la consiguiente reproducción del delito como su cualidad resultante superior.

Precisamente el propósito de este trabajo es presentar el método formativo de acción comunicación asertiva – positiva, empática y de alteridad- como una vía desde las ciencias humanísticas en el tratamiento de la violencia en las familias disfuncionales, de manera que se contribuya a la inserción de los miembros de estos grupos sociales a la dinámica comunitaria.

 

La acción comunicación: método formativo en el tratamiento de la violencia familiar desde el extensionismo universitario.

Desde la dinámica comunicacional la propuesta de promoción sociocultural concreta su acción en el diagnóstico, diseño, ejecución y evaluación de las variables que cualifican, en la actividad individual y grupal, el sistema de relaciones y contradicciones comunicativas en los diversos espacios y niveles intersubjetivos principales desde la relación persona, familia y comunidad, a partir de la tríada objetivo, contenido y método en la capacitación de los decisores y demás miembros de los referidos grupos humanos.

La comunicación deviene en una tecnología de cambio en la dinámica comunicativa, la que facilita la regulación de los conocimientos y habilidades comunicativas en el trabajo con las familias afectas de violencia familiar, asegura el saber, el saber hacer y el ser, es decir, la síntesis e integración de las habilidades en el desempeño social como efecto en lo actitudinal, todo ello asociado a los valores, necesidades e intereses y motivos de cada uno de los miembros de las familias.

Para el logro del referido propósito es necesario considerar la comunicación desde su epistemia, involucrando la dirección instructiva, sociológica, psicológica en el proceso formativo como proceso de enseñanza y educación de los miembros de las familias con eventos de violencia, entre las cuales sobresalen: familias de reclusos y de exreclusos con conductas agresivas, de alcohólicos, ausencias de patrones éticos de los adultos, entre otras causales.

La acción comunicación como método formativo en las familias con manifestaciones de violencia.

El aspecto más importante de la propuesta es que constituye un todo y, por tanto, presenta como resultado determinadas propiedades que no se pueden reducir de manera aislada en ninguno de sus componentes. En ese complejo tramado de elementos, propiedades, relaciones y resultados se considera la necesidad de operar con las relaciones dialécticas entre el objetivo como resultados a alcanzar en la actividad; contenido como sistema de conocimientos, habilidades comunicativas y valores, y el método como vía y proceso lógico que se adopta en la preparación y el autodesarrollo en comunicación asertiva en condiciones específicas.

El método de acción comunicación asertiva se define como vía y proceso lógico que permite abordar la realidad comunicativa mediante un diálogo de valores mediante mensajes afirmativos-alentadores. Se expresa a través de un conjunto de acciones y operaciones simbólicamente mediadas por un sistema de secuencial de relaciones comunicativas de interacción, coordinación, integración y sintetización en el marco de la actividad como regularidad epistemológica fundamental en el desempeño de los miembros de cada familia desde una perspectiva sociocultural sostenible.

En el proceso formativo con la implementación participativa del referido método se distinguen tres momentos fundamentales: autonomía, adaptación y colaboración potenciadores de un clima de balance y armonía.

En la autonomía se potencia lo particular en el intercambio de tipos y enfoques de mensajes en la relación individuo-grupo; en la adaptación se fortalece la importancia de lo contextual en la relación individuo-grupo donde prima lo grupal; de ahí el valor intencional y operacional de la relación posición, rol y estatus en el trabajo grupal dentro y desde las familias.

Por su parte, en la colaboración se consolida lo procesal en la relación individuo – grupo, entre los cuales se manifiestan relaciones comunicativas simétricas en la toma de decisiones acertadas desde una perspectiva social contextualizada.

Este método de acción comunicativa asertiva: (Expresa lo metodológico). Considera la concertación, argumentación y demostración como esencia del aprendizaje reflexivo, el cual se distingue cualitativamente por acciones y operaciones axiológicas en el tratamiento de las variables: tipo y enfoque de mensajes, clima comunicacional y relaciones comunicativas en la familia.

Es esencial considerar los siguientes requerimientos en la implementación del método de acción comunicativa asertiva propuesto: integralidad, carácter individualizado y procesal, así como la consideración del perfil familiar. Además, se propone que para la operacionalización del referido método se consideren cuatro fases interaccionadas: comprensión, diseño, ejecución y evaluación del impacto del trabajo realizado en las familias objeto de estudio.

En el trabajo formativo con las familias, es posible contribuir el cambio, el que se refleja en la competencia comunicativa asertiva, es decir, la integración y sintetización de las habilidades comunicativas en cada miembro de la familia: la metacomunicación, (observar, escuchar, preguntar y expresar), cada una de estas habilidades contienen una estructura interna que la distingue y vincula como sistema con el resto a este nivel comunicacional.

Principios básicos de la acción comunicación como método formativo.

Por otro lado, se contribuye en el proceso formativo mediante la acción comunicación mediante la sistematización del binomio de principios andragógicos (adultos) simetría y colaboración, encaminados al reforzamiento de las transacciones funcionales entre las personas, de modo que estas se correspondan con las expectativas de cada familia. El hecho de concebir los aludidos principios como una estrategia formativa, posibilita la implementación efectiva del método de acción comunicativa asertiva como resultado del proceso de reflexión previa sobre la acción comunicativa y la reflexión posterior sobre la acción comunicativa en función del cambio cualitativo en cada familia.

Para el logro de la racionalidad en la superación se recomienda, por tanto, el empleo de una metodología que contemple la acción conjunta del binomio de principios de simetría (igualdad) y colaboración (cooperación e implicación), los cuales se distinguen de las propuestas andragógicas (en adultos) anteriores por su perspectiva ética, integralidad en su tratamiento y por el papel concedido a la actividad, a la comunicación y a las relaciones sociales en la asimilación de las experiencias, conocimientos e intereses plurimotivados de los miembros de la familia como una comunidad educativa.

El binomio de los principios referidos se sintetiza en la dinámica entre lo social e individual en el proceso de superación de las familias y se expresa en la acción protagónica de sus diferentes figuras en la comunidad.

Se precisan indicaciones complementarias para el manejo conjunto del binomio de principios colaboración y simetría en la actividad formativa. Estas normas se concretan en el diagnóstico integral de los sujetos y su familia, respeto ante la responsabilidad e independencia de la actitud propia de cada sujeto y la consideración de la complejidad de su respectiva personalidad.

Comprobación práctica de la preparación de familias afectas de violencia familiar mediante el método de acción comunicación.

En la comprobación de la efectividad de la propuesta durante el periodo 2012 – 2014 en la comunidad periurbana Reparto Caribe, se realizó en 10 familias como grupos intactos mediante su estudio como casos reales, en los cuales se demostró su equivalencia inicial y las transformaciones acaecidas como resultado de la experimentación.

En etapa preparatoria el equipo compuesto por estudiantes y profesores realizó la selección de los 10 grupos a partir de un estudio diagnóstico, mediante el análisis de documentos, observación, entrevistas, cuestionarios, así como autobiografías para la recogida de testimonios subjetivos de algunos implicados a partir de su experiencia vital.

Luego se realiza el trabajo de campo para la recolección de la información mediante técnicas de dinámicas grupales a través de las cuales se corroboró la presencia de diferentes actos de violencia en y desde las familias objeto de estudio en más del 65,2 % de las dimensiones abordadas. Esta situación confirmó la carencia de un modelo formativo endógeno en estas familias que propiciara el cumplimiento de sus funciones desde una concepción sociocultural, de manera que se contribuyera al crecimiento humano de cada uno de sus miembros.

La implementación del estímulo en los grupos escogidos se concentró en la preparación y el autodesarrollo de los miembros de estas familias mediante la implementación de un sistema de dinámicas grupales de reflexión-acción-reflexión, en función del cambio y la mejora social de cada familia estudiada en el marco de su propio movimiento social comunitario.

Resultados del análisis cuantitativo y cualitativo en la aplicación de la propuesta.

En lo cuantitativo, se reconoce el 29,8% de efectividad en la postprueba en los grupos escogidos como resultado de la intervención sociocultural realizada, demostrando la viabilidad de la propuesta en las transformaciones socioculturales en las familias objeto de estudio en el municipio Guantánamo.

En lo cualitativo se confirma la validez de la recomendación por los niveles teórico, metodológico y práctico alcanzados por el trabajo realizado facilitadores socioculturales en la regulación de la dinámica comunicativa en las familias implicadas con manifestaciones de violencia familiar.

La investigación estuvo avalada por el consenso en los criterios de los 30 especialistas consultados, quienes coinciden en la factibilidad de la implementación del método formativo de acción comunicación asertiva como una vía desde las ciencias de la educación en el tratamiento de la violencia en las familias, por cuanto se contribuye a la inserción contextualizada de los miembros de estos grupos sociales a su propia dinámica comunitaria.

Las consideraciones ofrecidas en el trabajo permite arribar a las siguientes conclusiones:

Las capacidades comunicacionales en las familias afectas de violencia familiar pueden desarrollarse, además, mediante la realización de talleres reflexión – acción – reflexión en cuatro direcciones fundamentales:

Primera: Fomentar la capacidad para escuchar y comprender completamente los mensajes recibidos, en los que se distinguen los elementos informativos, los emotivo volitivos y los valorativos socialmente condicionados e individualmente expresados en la calida social de cada emisor

Segunda: Potenciar la capacidad para usar responsablemente el Yo personal, y por consiguiente, expresar con respeto y eticidad los sentimentos propios mediante mensajes afirmativo alentadores, los que deben ser portadores de un clima de balance y armonnía entre los interlocutores.

Tercera: Incrementar la capacidad para esclarecer los mensajes confusos desde una postura racional y de respeto a los demás, tanto en los elementos extralingüísticos como en los paralingüísticos reflejados por los codialogantes.

Cuarta: Maximizar la capacidad para asumir la responsabilidad social de la familia desde la relación individuo-grupo, lo cual contribuye a delimitar con responsabilidad legal y moral los diversos espacios de comportamiento de cada miembro de la familia.

  Referencias bibliográficas

  1. Alejandro, Martha/María Isabel Romero. (2003) Comunicación de grupos. Una mirada múltiple. La Habana. Ed. Caminos Colección Educación Popular.
  2. Michael/Michael D. Miller. (1997) Comunicación persuasiva en la comunicación humana. Ciencia Social. México, D.F. Ed. McGraw Hill. Burgoon.
  3. Calviño Manuel. Actos de comunicación. (2005) Desde el compromiso y la esperanza.  La Habana. (Libro en soporte magnético.) Ed. U.H.
  4. Durán, a/ y otros. (2003) Convivir en familias sin violencia. Una metodología para intervención y prevención de la violencia intrafamiliar. La Habana. Ed. CIPS,
  5. Durand Rill, Rolando. (2000) Modelo para el desarrollo de la competencia comunicativa en el proceso de dirección educacional. ¨Instituto Pedagógico Latinoamericano y Caribeño¨. (Tesis de Maestría). Santiago de Cuba.
  6. Leyva Noa, Jónathan J. (2012) Lo sociocultural en iniciativas de desarrollo comunitario. Un acercamiento al tema desde el proyecto “El Garaje”. (Ensayo). Universidad de Guantánamo, Guantánamo.

Para citar este artículo puede utilizar el siguiente formato:
Durand Rill, Rolando y Leyva Noa, Jónathan: "El tratamiento de la violencia familiar desde la acción comunicativa: una experiencia de orientación sociocultural comunitaria desde la extensión universitaria" en Revista Caribeña de Ciencias Sociales, marzo 2015, en http://caribeña.eumed.net/tratamiento-violencia/

Revista Caribeña de Ciencias Sociales es una revista académica, editada y mantenida por el Grupo eumednet de la Universidad de Málaga.