LA GESTIÓN TURÍSTICA DEL PATRIMONIO CULTURAL EN HOLGUÍN, CUBA. RETOS PARA UNA INVESTIGACIÓN FUTURA

Resumen: El trabajo presenta un análisis sobre el estado actual de la gestión turística del patrimonio cultural en Holguín, región oriental de la República de Cuba, evidenciando las carencias teórico – prácticas ante el reclamo de diversificar la oferta turística. Se ha podido comprobar la existencia de riqueza patrimonial susceptible de ser puesta en valor con fines turísticos; no obstante aún es insuficiente las acciones realizadas en este sentido. Como consecuencia se presenta una propuesta de líneas de acciones que implican obtener resultados concretos en lo conceptual y metodológico lo que constituye un reto para la mejora de la gestión turística del patrimonio cultural en Holguín.

PALABRAS CLAVE: patrimonio – turismo cultural – autenticidad – Holguín

Abstract: The touristic management of the cultural heritage in Holguín, Cuba. The future investigation challenges. This work presents an analysis on the current state of the cultural heritage touristic management in Holguín, west region of the Republic of Cuba showing theoretical and practical lacks to face the claim of diversifying the touristic offer. It has been observed the existence of abundant heritage resources open to be presented as a touristic offer; nevertheless it is still insufficient the actions carried out in this sense. As consequence a proposal of lines of actions is presented, those actions imply to obtain concrete results in the conceptual and methodological areas and also constitute challenges for the improvement of cultural heritage touristic management in Holguín.

KEY WORDS: heritage – cultural tourism – authenticity – Holguín

  1. 1.    INTRODUCCIÓN

El término patrimonio ha suscitado la atención de teóricos, investigadores y personas en general a nivel mundial. En la humanidad se ha despertado el interés no solo por saber cuáles son las riquezas patrimoniales de una localidad, nación o de carácter mundial, sino que además se ha incitado a su conservación y gestión. Las investigaciones referentes al tema (Almirón, Bertoncello, & Troncoso, 2006; Álvarez & Sammartino, 2009; Ayes Ametller, 2011; Ballart Hernández & Tresserras, 2001; Bedate Centeno, 2001; Blaya Estrada, 2005; Borrega Reyes, 2009; Castells Valdivielso, 2006; Diniz Carvalho & Netto Simões, 2011; Iriarte, 2006; Nuryanti, 1997; Prats Canals, 1998; Prideaux, Timothy, & Chon, 2008 ; Rivera Oliveros, 2004; Venturini, 2002; Zamora Baño, 2002), han permitido establecer que sin patrimonio no existen recursos naturales y culturales, identidad, diversidad cultural, rasgos distintivos, o peor aún, se carece de pasado, presente y futuro.

Velar por el manejo efectivo del patrimonio, no es exclusivamente tarea de historiadores, artistas, gestores e investigadores, sino de la comunidad internacional. Cada pueblo es dueño de los bienes que han sido adquiridos por generaciones y generaciones, y la humanidad no solo tiene derecho a su contemplación, sino además a su uso, siempre y cuando se proteja y se vele por su sostenibilidad. Conservar los bienes materiales e inmateriales es defender lo autóctono, y por ende, es lo que salva a cada comunidad de que sucumba lo local al mundo globalizado imperante. De ahí que su salvaguardia es responsabilidad, tanto de los portadores como espectadores de forma general, los cuales deben ver en este el sello distintivo del ser humano, y el capital tanto de ricos como de pobres.

Aparejado a esta tendencia actual, se ha desarrollado un gusto por el disfrute de los bienes patrimoniales e incluso su propia experimentación que va allá de la simple contemplación. Dada esta propiedad, los mismos son vistos como valor económico, tal es el caso del turismo que es un fenómeno que también ha cobrado auge desde del siglo pasado, y que contiene un alto nivel de incidencias sobre el patrimonio, y que por ende, resulta un punto de atención que no se debe descuidar. Hablar de turismo en la actualidad, es hablar de patrimonio y viceversa, ambos están tan relacionados que el funcionamiento eficiente del uno depende del otro, por lo que se necesita trazar estrategias sólidas basadas en rigurosas investigaciones que permitan una gestión turística del patrimonio eficiente y eficaz.

Ligado a estos dos aspectos – patrimonio y turismo – comentados con anterioridad, aparece otro aspecto que revela problemáticas a investigar: la autenticidad. Desde la segunda mitad de la década del siglo XX, este término ha sido una constante en estudio relacionados con el turismo y el patrimonio, y su presencia ha sido palpable en diversos campos que van desde el arte hasta la propiedad de un servicio o producto en sí. De la misma forma, esta cualidad o propiedad de los objetos o sujetos que entran en contacto con los recursos patrimoniales ha estado ligada a disímiles ciencias como la historia e historiografía, la arqueología, la geografía, la antropología, sociología, filosofía, psicología, de las cuales es necesario valerse para su estudio desde ángulos diversos lo que denota su carácter interdisciplinario y complejo.

Por ello la investigación enfocada desde la perspectiva de la autenticidad, en la gestión turística del patrimonio, cobra una importancia máxima y constituye un elemento central para la consecución de los logros que de la actividad turística se espera sin demeritar el patrimonio de la comunidad en donde se realiza.

  1. 2.    PATRIMONIO CULTURAL Y TURISMO: EL CONTEXTO HOLGUINERO

Las ideas presentadas se contextualizan en el espacio geográfico de la provincia Holguín, el cual se define como uno de los principales destinos turísticos de Cuba, dado los recursos patrimoniales existentes, así como las facilidades turísticas desarrolladas (Palao Fuentes, Cardet Fernández, Menéndez Pérez, & Rivero Rey, 2009).

Con el paso del tiempo, el espacio holguinero ha adquirido mayor impulso económico (Colectivo de autores, 2008; San Miguel Aguilar, Pérez Concepción, & Novoa Betancourt, 2010) en este sentido se destaca el desarrollo del turismo, en especial la modalidad de Sol y Playa, aun cuando el Ministerio del Turismo clasifica al destino como un abanico de posibilidades dada las riquezas patrimoniales existentes; entre las más representativas, dado sus valores auténticos, se encuentran:

  • La identidad del holguinero, la cual se sostiene por raíces etnohistóricas con predominio en el origen hispánico, población blanca en esencia debido al bajo índice del asentamiento de origen africano, el campesino se considera el principal actor social en el proceso su formación, y su rasgo psicosocial más reconocido es su autoestima.
  • Los hallazgos arqueológicos que denotan gran variedad de objetos y sitios de notable valor patrimonial y gran repercusión para la ciencia. En este sentido sobresale el área arqueológica de Banes, considerada la Capital  Arqueológica de Cuba por la cantidad de evidencias descubiertas.
  • El Museo de Sitio Chorro de Maíta, Monumento Nacional que recrea un recinto funerario resultado del proceso de transculturación ocurrido en el territorio.
  • El Parque Monumento Nacional Bariay, escenario del Desembarco de Cristóbal Colón en 1492, y por ende, el encuentro entre las dos culturas pilares de Cuba: la aborigen y la española, así como ecosistemas de gran valor florístico y faunístico.
  • El Sitio Arqueológico Farallones de Seboruco, Monumento Nacional conformado por varios sitios arqueológicos, contiene además la única pictografía descubierta hasta el momento en la región oriental.
  • El Hallazgo de la Virgen de la Caridad en la Bahía de Nipe, que ligado a este aparece el sitio arqueológico de Barajagua considerado el primer terreno que acogió la imagen de la Patrona de Cuba antes del traslado final al Real de Minas de El Cobre, Santiago de Cuba.
  • Los sistemas de áreas protegidas, tanto boscosas como marinas, que concentran variedad de ecosistemas con especies endémicas. Entre estas se distinguen: la Reserva de la Biosfera Cuchillas del Toa; el Parque Nacional Alejandro de Humboldt, declarado Patrimonio de la Humanidad; el Parque Monumento Nacional Pico Cristal, primero de su tipo fundado en el país; además de parques naturales como Bahía Naranjo, Cayo Saetía y Pinares de Mayarí.
  • Las playas holguineras, dada sus formaciones orográficas, se califican como una de las riquezas naturales más distintivas del Caribe; se incluyen la diversidad bilógica de sus arrecifes coralinos, arenas blancas y finas, aguas claras y tupida vegetación.
  • Los componentes culturales de raigambre popular de origen canario y aborigen, tales como el bohío u otros objetos propios del menaje de la vivienda popular tradicional.
  • Las tradiciones festivas que recrean las fiestas patronales como Día de San Isidoro, Altares de Cruz y Romerías de la Cruz de Mayo, esta última considerada la más reconocida en la actualidad.
  • Las fiestas populares como el Carnaval que recrean bailes, vestuarios, bebidas y comida típicas, así como otras festividades relacionadas con el culto sincrético, sobre todo las dedicadas a Santa Bárbara y San Lázaro.
  • La comida y bebida tradicional como el casabe, origen de la cultura aborigen, el lechón asado en púa y vinos caseros realizados con procedimientos tradicionales.
  • Los guateques campesinos, fiestas de procedencia canaria realizadas con música de guitarra e improvisaciones poéticas. Se destaca el punto guajiro como la música campesina más antigua y el son montuno como música tradicional.
  • Parte del patrimonio musical, lo conforma la Orquesta Avilés, considerada la más antigua de Latinoamérica y la figura auténtica de Faustino Oramas “El Rey del doble sentido” (El Guayabero) representante del son, en especial la guaracha.
  • El órgano, instrumento que es una orquesta en sí mismo, resulta el elemento protagónico en las fiestas campesinas dado su melodía; es importante agregar que esta tradición permanece en Holguín tan activa que se reconoce como único fabricante en Cuba.
  • La Tumba Francesa de Bejuco, ubicada en Sagua de Tánamo, es uno de los exponentes más rico producto del asentamiento franco-haitiano en la zona. En la actualidad las costumbres y creencias de estas comunidades son representadas mediante sus toques, bailes, cantos, vestuarios y comidas.
  • Los símbolos holguineros como el Hacha, el Aldabón de la Periquera, el Escudo, y el Himno que forman parte no solo de la historia y la identidad, sino que se insertan de forma activa en el acontecer del territorio.
  • Variadas son las colecciones que se atesoran en múltiples instituciones culturales como el Museo Indocubano Baní en Banes; Museo de Ciencias Naturales y Museo de Ambiente Colonial Cubano, ambos en Gibara; así como, en Holguín el Museo Provincial de Ciencias Naturales, Museo Provincial de Historia La Periquera considerado Monumento Nacional, así como, la Casa Natal del Mayor General Calixto García Iñiguez, líder de la gesta independentista que luchó en las tres guerras, declarada Monumento Nacional.
  • El Centro Histórico Urbano de Gibara declarado Monumento Nacional, simboliza una zona portuaria de gran esplendor del siglo XIX que contiene obras arquitectónicas de extraordinario valor, los mayores arcos de medio punto de la región oriental, vitrales de amplias dimensiones y esplendor, así como, muebles, cristalería, vajillas y otros objetos de la etapa hispana.
  • En sentido general, el patrimonio arquitectónico aparece representado por edificaciones militares como fuertes, fortines, cuarteles y ruinas de muralla, esta última en Gibara; la religiosa tiene sus exponentes en las iglesias, por ejemplo la Catedral de San Isidoro e Iglesia San José en la ciudad capital y la Iglesia Parroquial de Gibara; mientras que la civil se percibe en edificios representativos como la Casa del Teniente Gobernador, La Quinta de El Llano, La Periquera, la Casa de los Moyúa, Teatro Eddy Suñol, la Casa de la Cultura de Velasco, por solo citar algunos exponentes; así como repartos residenciales que reflejaron los más variados estilos arquitectónicos.
  • La literatura oral, representa uno los de componentes más valiosos del patrimonio intangible, así como la presencia de ejemplares de libros, documentos y publicaciones históricas que se hallan recogidas en los fondos de los archivos históricos, archivos parroquiales, centros de información especializados y en salas de la Biblioteca Provincial.
  • La Loma de la Cruz, mirador natural de la cuidad de Holguín, se conoce como el lugar más insigne de Holguín dado los componentes materiales e inmateriales que se le asocian.
  • El Sistema de Plazas de la Cuidad, es la característica urbana que más define la ciudad capital, de ahí el sobrenombre de Cuidad de los Parques.
  • El patrimonio industrial asociado al desarrollo de la industria azucarera producto del capital norteamericano, constituye otro referente significativo que se evidencia en Antilla, Banes, Guatemala y  Moa.
  • Los eventos únicos como Las Romerías de Mayo, Fiesta Iberoamericana, Semana de la Cultura, Festival del Son, Festival Internacional del Cine Pobre, entre otros, que logran mediante su realización la difusión y promoción del patrimonio material e inmaterial.
  • La artesanía se caracteriza por el empleo de técnicas tradicionales como la talla en madera, la cestería, los tejidos con fibras vegetales, el a crochet, el frivolité y el bordado a mano.
  • Los sitios históricos como Birán, asociado a vida de los máximos líderes políticos cubanos; la Plaza de la Revolución Mayor General Calixto García Iñiguez y el Bosque de los Héroes, declarados Monumento Nacional.
  • El potencial artístico de la provincia, el cual no solo convierte el espacio holguinero en una plaza cultural donde sobresalen las manifestaciones de la música, la plástica y la literatura, sino que mediante sus obras representan la identidad del holguinero.

Los aspectos mencionados denotan la existencia de bienes patrimoniales consecuencias de los procesos históricos, sociales, y culturales de la sociedad holguinera, todos los cuales de una u otra forma en mayor o menor grado manifiestan algún nivel de autenticidad (Colectivo de autores, 1997, 2008; Gómez Iglesias & Martínez Pupo, 2011; Ángela Peña Obregón, 2001, 2010, 2012; Ángela  Peña Obregón & Campano Vega, 1994; Ángela Peña Obregón & Santana López, 2007; Ángela Peña Obregón & Toirac Maique, 2009; San Miguel Aguilar & Pérez Concepción, 2010; San Miguel Aguilar, et al., 2010; Vega Suñol, 2002, 2012).

1.1 Turismo, patrimonio y autenticidad

El desarrollo actual y perspectivo del turismo, como sector emergente en muchas economías, puede convertirse en un elemento que ayude, en lo posible, al equilibrio económico entre las naciones de diferente nivel de desarrollo (García, 2003). Al mismo tiempo, se podría  plantear que los recursos naturales y culturales de los países subdesarrollados pueden ser fuentes de recepción turística de enorme importancia económica y de enriquecimiento espiritual (Tresserras, 2002).

La recepción a la que se hace referencia puede efectuarse en destinos turísticos, los que poseen peculiaridades como: la amplitud de su impacto social, la indefinición de su estructura jerárquica y de las fronteras del sistema, el elevado nivel de complejidad debido a su alcance y magnitud, el carácter modular o personal del producto turístico y el carácter multiorganizacional del proceso turístico, que les imponen retos a los enfoques de gestión turística del patrimonio cultural.

Las definiciones de destino turístico resultan variadas (Bigne, 2000; Cooper, 2003; Hernández Rodríguez, 2004; Montaner  Montejano, 1998), por lo que los autores, para asumir una posición al respecto, entienden como destino turístico al conjunto articulado de procesos turísticos que actúan en una zona geográfica lo que genera un flujo turístico con el objetivo de obtener ganancias, mediante la satisfacción de las necesidades de los turistas para su posterior utilización por las instituciones pertinentes en función de la mejora de la calidad de vida de dicho espacio.

Además  de renovador de economías, el turismo es un dinamizador de intercambios culturales. El turista de hoy en día está ávido de nuevos conocimientos y pretende tener contacto con otras culturas, por lo que busca interactuar con destinos receptores para conocer sus actividades rutinarias, su historia, la evolución de su economía, de la ciencia, de la naturaleza, de las distintas expresiones del arte, es decir, “persiguen intercambiar con los habitantes locales para descubrir una cultura diferente, un modo de vida distinto, comer platos locales e incluso experimentar costumbres” (ORCALC-UNESCO, 2005, p. 7).

A esto se le suma que en la actualidad el producto turístico de “sol y playa” ha pasado a formar parte de una reestructuración de la oferta vacacional, y concentra la atención en nuevas ofertas que conformen productos suplementarios al existente, lo cual ha conducido a meditar acerca del papel que podría desempeñar el patrimonio natural y cultural (Marrero Cruz, 2004). Trabajar con el patrimonio como posible recurso o atractivo turístico admite un proceso complejo donde se incluyen diversas identidades.

La actividad turística tiene sus raíces en la cultura, en especial su patrimonio, y el éxito de esta actividad dependerá de qué tanta importancia que se le conceda a esos elementos para su rescate, conservación y difusión. Entonces el turismo permite que el patrimonio sea un elemento que puesto en valor, origine el interés de los visitantes (entendido como aquellos excursionistas que visitan un lugar sin pernoctar en él; los turistas, viajeros que pernoctan en el lugar y los residentes de la comunidad que visitan el exponente patrimonial), gracias a la interacción que se establece entre el destino y el turista, el cual viene a compartir y a vivir experiencias  nuevas con gente de una cultura diferente a la suya.

El reto mayor de ese patrimonio es el de mantener la autenticidad. El  visitante quiere creer en lo genuino, en lo completo y la verdad del mensaje que se lleva cuando visita un sitio patrimonial. El patrimonio, es un componente cada vez más valorado por el turista en las distintas ofertas turísticas y, en muchos destinos,  juega un papel diferenciador  a la hora de escoger su visita. De ahí que se estimulan a los destinos que quieran desplegar el turismo, mantener su patrimonio, es decir, sus tradiciones, su identidad y sobre todo su espíritu auténtico, aun cuando utilicen determinados mecanismos para atraer las corrientes turísticas (Cohen, 1988; Chhabra 2005; Chhabra, Healy, & Sills, 2003; Hughes, 1995; MacCannell, 1979; Romero Moragas, 2001; Shaul Kelner, 2001; Taylor, 2001; Wang, 1999; Xie & Wall, 2002).

Es cierto que la relación que se establece entre el patrimonio y el turismo puede estar cargada de un carácter problemático o más bien obstáculos inevitables (Almirón, et al., 2006; Álvarez & Sammartino, 2009; Ashworth & Larkham, 1994; Blaya Estrada, 2005; Diniz Carvalho & Netto Simões, 2011; Juárez Medina, 2005; Machuca, 2005; Mckercher, 2002; Mckercher & Du Cros, 2002; Moscardo, 2001; Nuryanti, 1996; Paolo, 2000; Pellicer, 2006; Poria, Butler, & Airey, 2001; Richards, 1996; Romero Moragas, 2001; A. Santana Talavera, 2003; Agustín  Santana Talavera, 2008; Viau, 1992; Yoo & Sohn, 2003), pero a través del perfeccionamiento de este, los destinos pueden confirmar su capacidad para proyectar sus creaciones al resto del mundo, como parte de un intento de rescate de memoria tanto del patrimonio como de la identidad.

El turismo, como un fenómeno social de características heterogéneas y extensión amplia, debe ser estudiado desde una óptica transdisciplinaria. Para algunos estudiosos (Rancel Rivero & Martínez Fuente, 2003), la Antropología como disciplina científica social no ha quedado al margen de los cambios que ha engendrado la llamada industria del ocio. En todo caso se ha incorporado como potencial científico que cada vez más, genera fuente de consulta obligada. En Cuba, ya se toma en cuenta para la toma de decisiones en algunos sectores o agencias, debido al interés que despierta la cultura y la historia de la mayor de las Antillas; lo cual facilita la participación de habitantes de otras latitudes en la relación emisor – receptor a la que se expone cada turista y cada anfitrión en el momento de la visita a un sitio de valor patrimonial.

 

 

  1. 2.    EL RETO DE LA MEJORA

Al plantear la necesidad de diversificar y ampliar la oferta con productos auténticos (Marrero Cruz, 2004) se desarrollan diversos estudios en el destino Holguín donde se ponen de manifiesto la existencia una gran variedad de recursos y atractivos naturales y socioculturales, a pesar de ello la oferta turística tiene como base fundamental el recurso Sol y Playa el que constituye el principal motivo de visita al destino (Hernández Rodríguez, 2004; Noda Hernández, 2004; Pérez Campdesuñer, 2006; Siam Arias, 2008a, 2008b; Valcárcel Leyva, 2011; Zúñiga Igarsa, 2012). Lo anterior manifiesta contradicción entre la necesidad de introducir en la oferta turística productos culturales con valores patrimoniales y el desaprovechamiento de las reales potencialidades del patrimonio cultural como sustento del desarrollo de un destino turístico, lo cual se manifiesta en el hecho de que los turistas no tienen dentro de sus motivaciones fundamentales visitar sitios de valor patrimonial en la provincia Holguín (Guzmán Vilar, 2007, 2010; Molina, 2002; N. L.  Moreno Delgado, 2001; N. L. Moreno Delgado, 2008; Noda Hernández, 2004; Pérez Campdesuñer, 2006), lo que constituye una problemática real que enfrenta el destino turístico  holguinero.

Desde el punto de vista económico, la afirmación anterior, constituye una omisión costosa, y desde el punto de vista social y ambiental, una oportunidad que se deja de aprovechar, pues se resiente la propia identidad de la posible comunidad receptora, que se reforzaría al mostrar las costumbres, tradiciones y valores locales que poseen; de esta forma, si no se dispone la puesta en valor de ese patrimonio cultural, se corre el riesgo de no poderlo sostener ante la falta de recursos para su mantenimiento y rehabilitación.

En aras de encontrar la causa raíz de la misma se desarrolló un trabajo con expertos de diferentes instituciones académicas y empresariales, los mismos enunciaron entre otros, la existencia de potencialidades naturales y culturales aún sin aprovechar; es insuficiente el servicio de información especializado sobre el patrimonio cultural  para los turistas, lo que crea un problema de accesibilidad a la oferta cultural por parte de los visitantes, les impide poder captar la unidad temática que le es inherente al patrimonio cultural del destino; insuficiente interpretación del patrimonio, lo que le resta capacidad de comunicación a la oferta turístico cultural, lo que reduce la posibilidad de hacer vivir una experiencia instructiva y placentera al visitante; insuficiente recursos económicos que permitan incidir de forma directa en los bienes patrimoniales tanto para su conservación como puesta en valor, y la evidencia de la inexistencia de productos turísticos culturales integrados, que reflejen la interrelación entre los recursos patrimoniales materiales e inmateriales más reconocidos con que cuenta el destino. De ahí que, no exista una propuesta coherente y valiosa que presentar a la intermediación turística (salvo actividades muy puntuales y esporádicas). En la práctica, y a pesar de los convenios cultura – turismo, se emplean de manera insuficiente las posibilidades que el patrimonio aporta como atractivo a un segmento importante de mercado y, aunque en principio se reconoce las potencialidades de este, su uso se evidencia de forma dispar y poco cohesionado dentro de la gestión turística del patrimonio cultural del destino Holguín.

Por todo lo anterior, queda expuesto un desafío evidente de la gestión turística del patrimonio cultural y que radica en la búsqueda de vías para contribuir a la mejora de la gestión turística del patrimonio cultural en el destino Holguín desde la perspectiva de la autenticidad.

Sobre la base de los planteamientos anteriores, se centra en un punto clave dentro del patrimonio: la autenticidad, cuya importancia – demostrada por estudios realizados a escala mundial (Asplet & Cooper, 2000; DeLyser, 1999; Hitchcock, 2005; Martín, 2003; Naoi, 2004; Romero Moragas, 2001; Shaul Kelner, 2001) – es vital para el desarrollo del turismo, pues constituye un elemento imprescindible dentro del recurso natural y sociocultural encaminado a la explotación turística.

  1. CONSIDERACIONES FINALES

En el caso concreto del  destino Holguín, se parte de su evolución, proyección estratégica y entorno competitivo, se demanda una gestión más integral que le permita lograr el desempeño que del mismo se espera desde el punto de vista económico. Este destino presenta las potencialidades objetivas para la creación de proyectos turísticos culturales, basados en su rica formación etnohistórica y ecológica, pero estas no han sido abordadas a escala territorial. Aun cuando existen algunos estudios empíricos (Bigne, 2000; Guzmán Vilar, 2007; Hidalgo Piferrer, 2000; Ortiz Mahy, 2007; Palao Fuentes, et al., 2009; Palao Fuentes & Clark Bloonfield, 2003; Pérez Campdesuñer, 2006; Siam Arias, 2008b; Valcárcel Leyva, 2011; Zúñiga Igarsa, 2012), vinculados de una u otra forma a esta problemática, todavía es incipiente el instrumental teórico-metodológico que asegure el funcionamiento sistemático y efectivo de la gestión turística del patrimonio cultural en el destino.

Una investigación encaminada a este objetivo encuentra su necesidad en el hecho de abordar un fenómeno de relevancia epistemológica, axiológica y social entramada con intereses económicos empresariales. Rescata una visión antropológica del turismo encaminada a revelar factores patrimoniales válidos en el aprovechamiento turístico con basamento científico comercial, pues existe necesidad de diversificar el producto turístico e ir en busca de nuevos recursos o atractivos. La autenticidad del recurso patrimonial puede constituir una de las vías para satisfacer estas necesidades. Es importante aclarar que cualquier propuesta a realizar deberá presentar una solución teórica – profesional que involucre a decisiones y expertos del destino turístico Holguín, aunque los autores consideran que la propuesta deberá contar con la posibilidad de ser generalizada, con las adecuaciones pertinentes, a otros destinos turísticos.

Alcanzar este objetivo deberá desencadenar efectos positivos en función de atenuar los síntomas comentados con anterioridad; una visión de los mismos se presenta en la Figura 2.

Los autores sostienen que la perspectiva de la autenticidad constituye una base sólida para sustentar una propuesta teórica y una metodología para la mejora de la gestión turística del patrimonio cultural en el destino Holguín desde una concepción integral.

REFERENCIAS BIBLIOGRÁFICAS

Almirón, A., Bertoncello, R., & Troncoso, C. A. (2006): “Turismo, patrimonio y territorio. Una discusión de sus relaciones a partir de casos de Argentina”. En Estudios y Perspectivas en Turismo, 15, 101-124.

Álvarez, M., & Sammartino, G. (2009): “Empanadas, tamales y carpaccio de llama. Patrimonio alimentario y turismo en la Quebrada de Humahuaca – Argentina”. En Estudios y Perspectivas en Turismo, 18, 161 – 175.

Ashworth, G., & Larkham, P. (1994): “Building a New Europe: Tourism, culture and identity in the Europe”. London: Routledge.

Asplet, M., & Cooper, M. (2000): “Cultural Designs in New Zealand Souvenir Clothing: the Question of Authenticity”. En Tourism Management, 21(3), 307-312.

Ayes Ametller, G. N. (2011): “Patrimonio e identidad”. La Habana: Editorial Científico – Técnica.

Ballart Hernández, J., & Tresserras, J. (2001): “Gestión del patrimonio cultural”. Barcelona: Ariel.

Bedate Centeno, A. M. (2001): “Turismo cultural y patrimonio histórico: aplicación multivariante al estudio de la demanda”. En Estudios Turísticos(150), 82 – 108.

Bigne, A. (2000): “Marketing de destino turístico; análisis y estrategias de desarrollo”. Madrid: Editorial ESIC.

Blaya Estrada, N. (2005): La interpretación del patrimonio para la conversión del recurso patrimonial en el producto turístico cultural. Reflexiones y propuestas. Disponible en www.interpretaciondelpatrimonio.com. Consultado en 11/05/2010 a 10:57

Borrega Reyes, Y. (2009): El Patrimonio y su relación con el Turismo. 9. Disponible en http://www.turismoruralbolivia.com. Consultado en 11/05/2010 a 10:57

 

Castells Valdivielso, M. (2006): “Reencontrar el patrimonio. Estrategias de desarrollo territorial a partir de la interpretación”. En P. Torres Moré (Ed.), Técnicas de interpretación del patrimonio cultural. Selección de Lecturas. La Habana: Editorial Félix Varela. pp. 113-128.

Cohen, E. (1988): “Tradition in Qualitative Sociology of Tourism”. En Annals of Tourism Research, 15(1), 29 – 26.

Colectivo de autores. (1997): Propuesta de Monumento Nacional. Gibara.

Colectivo de autores. (2008): “Holguín la tierra más hermosa. Recorrido histórico entre sus orígenes y el año 2000″ (Fidel Fidalgo Moncada ed.). Holguín: Ediciones Holguín.

Cooper, C. (2003): “Tourism: principles and practice”. London: Longman Group.

Chhabra , D. (2005): “Defining authenticity and its determinants: Toward an Authenticity Flow Model”. En Journal of Travel Research, 44, 64-73.

Chhabra, D., Healy, R., & Sills, E. (2003): “Staged Authenticity and Heritage Tourism”. En Annals of Tourism Research, 30(3), 702-719.

DeLyser, D. (1999): “Authenticity on the Ground: Engaging the Past in a California Ghost Town”. En Annals of the Association of American Geographers, 89(4), 602-632.

Diniz Carvalho, K., & Netto Simões, M. d. L. (2011): “Políticas públicas de preservación del patrimonio en São Luís do Maranhão (Brasil). Turismo cultural y desafíos de la sustentabilidad urbana”. En Estudios y Perspectivas en Turismo, 20, 243 – 258.

García, A. (2003): “Impactos de la crisis mundial en el turismo en América Latina y el Caribe. Retos  para Cuba”. En Revista Cuba Investigación Económica(2), 1-10.

Gómez Iglesias, Y., & Martínez Pupo, M. (2011): “Holguín coleccionismo y museos”. Holguín: Ediciones Holguín.

Guzmán Vilar, L. (2007): “Propuesta de un sistema de indicadores para evaluar la autenticidad del patrimonio en una localidad turística”. tesis en opción al título de Máster en Gestión Turística, Universidad de Oriente.

Guzmán Vilar, L. (2010): “La autenticidad en la gestión turística del patrimonio cultural en el Destino Holguín”. Tesis de Diploma de Estudios Avanzados, Universidad de Granada, Granada.

Hernández Rodríguez, Y. (2004): “Perfeccionamiento del programa de la asignatura Marketing turístico”. Tesis en opción al título de Licenciado en Economía, Universidad de Holguín Oscar Lucero Moya, Holguín.

Hidalgo Piferrer, K. (2000): “Propuesta de una metodología para pronosticar el potencial de humano en una región determinada para  su inserción en el turismo. Elaboración de estrategias para su formación y reclutamiento en el destino Holguín. Diseño de estrategias”. Tesis en opción al título de Ingeniero Industrial, Universidad de Holguín Oscar Lucero Moya.

Hitchcock, M. (2005): “Souvenirs: Autenticidad material e inmaterial (pp. 39-47). Cultura y Desarrollo: Oficina Regional de Cultura para América Latina y el Caribe de la UNESCO”. Editorial Linotipia Bolívar y Cía. S.A.

Hughes, G. (1995): “Authenticity in Tourism”. En Annals of Tourism Research, 22(4), 781-803.

Iriarte, M. (2006): “Patrimonio intangible: la narrativa popular e indígena dentro del parque nacional laguna blanca”. En P. Torres Moré (Ed.), Gestión turística del patrimonio cultural. Selección de Lecturas. La Habana: Editorial Félix Varela. pp. 80 – 93.

Juárez Medina, A. (2005): “Interacciones entre la cultura y el turismo: elementos de reflexión internacional para una perspectiva hispana”. Heilbronn: Editorial Universidad de Ciencias Aplicadas de Heilbronn.

MacCannell, D. (1979): “Staged Authenticity of Social Space in Visitor”. En American Journal of Sociology, 79(3), 589-603.

Machuca, J. A. (2005): “Alternativas para una relación viable entre patrimonio cultural y turismo en el marco de la Declaración Universal sobre Diversidad Cultural”. Cultura y Desarrollo: Oficina Regional de Cultura para América Latina y el Caribe de la UNESCO. Editorial Linotipia Bolívar y Cía. S.A. pp. 145-162.

Marrero Cruz, L. (2004): “Tendencias y perspectivas del turismo cubano”. La Habana: Palacio de las Convencios.

Martín, M. (2003): “Autenticidad”. Boletín de Interpretación, (9), 23-26. Disponible en www.interpretaciondelpatrimonio.com. Consultado en 11/05/2010 a 11:27

Mckercher, B. (2002): “Towards a Classification of Cultural Tourists”. En International Journal of Tourism Research(4), 29-38.

Mckercher, B., & Du Cros, H. (2002): “Cultural Tourism: The Partnership Between Tourism and Culture Heritage Management”. Oxford: The Haworth Hospitality Press.

Molina, A. (2002): “Análisis de imagen y utilidad generada por los Folletos de Información Turística: evaluación e influencia sobre la elección de un destino turístico”. Tesis en opción al grado científico de Doctor en Ciencias, Universidad de Castilla-La Mancha.

Montaner  Montejano, J. (Ed.) (1998): “Diccionario de Turismo”. Madrid: Editorial Síntesis S.A.

Moreno Delgado, N. L. (2001): “Planificación de marketing y adopción de estrategias comerciales. El caso del Parque Turístico Río Canímar”. Tesis en opción al título de Máster en Gestión Turística, Universidad de Matanzas Camilo Cienfuegos.

Moreno Delgado, N. L. (2008): “Modelo para el desarrollo del concepto de productos turísticos culturales. Contexto Varadero – Matanzas”. tesis en opción al grado científico de Doctor en Ciencias Económicas, Universidad de Matanzas Camilo Cienfuegos.

Moscardo, G. (2001): “Cultural and Heritage Tourism: The Great Debates”. En B. Faulkner, G. Moscardo & E. Laws (Eds.), Tourism in the 21st Century. London: Continuum. pp. 3–17.

Naoi, T. (2004): “Visitors´ Evaluation of a Historical District: The Roles of Authenticity and Manipulation”. En Tourism and Hospitality Research, 5(1), 45-63.

Noda Hernández, M. E. (2004): “Modelo y Procedimiento para la medición y mejora de la satisfacción del cliente en entidades turísticas”. Tesis en opción al grado científico Doctor en Ciencias Técnicas, Universidad Central de Santa Clara Martha Abreu, Villa Clara.

Nuryanti, W. (1996): “Heritage and Postmodern Tourism”. En Annals of Tourism Research, 23(2), 249-260.

Nuryanti, W. (1997): “Interpreting Heritage for Tourism: Complexities and Contradictions”.En W. Nuryanti (Ed.), Tourism and Heritage Managament. Yogjakarta: Cadjah Mada University Press. pp. 114-122.

ORCALC-UNESCO. (2005): “Prólogo. Cultura y Desarrollo”. En Número especial: Diversidad cultural y turismo, 7.

Ortiz Mahy, R. O. (2007): “Holguín, percepción evolutiva de su centro histórico”. Tesis en opción al título de Máster en Nuevas Tecnología para la Educación, Universidad de Holguín Oscar Lucero Moya.

Palao Fuentes, R., Cardet Fernández, E., Menéndez Pérez, M., & Rivero Rey, R. (2009): “Inventario de productos turísticos”. Región nororiental. Holguín: MINTUR.

Palao Fuentes, R., & Clark Bloonfield, M. (2003): “Diseño del plan de marketing del destino Holguín”. Trabajo presentado en el XII Forum de Ciencia y Técnica. Holguín.

Paolo, A. (2000): “The “vicious circle” of tourism development in heritage destinations”. Trabajo presentado en el 40th Congress of the European Regional Science Association.

Pellicer, J. (2006): “Recuperación del turismo en la protección del patrimonio cultural”. En A. E. d. C. Internacional (Ed.), El impacto del turismo cultural en el patrimonio cultural. Guatemala: Universidad de Alcalá.

Peña Obregón, Á. (2001): “Holguín en dos siglos de arquitectura”. Holguín: Ediciones Holguín.

Peña Obregón, Á. (2010): “La ciudad de los parques”. Holguín: Ediciones Holguín.

Peña Obregón, Á. (2012): “Conjunto histórico-urbano sistema de plazas de la ciudad de San Isidoro de Holguín”. Propuesta de categorización. Trabajo presentado en el XI Taller “La ciudad que queremos”.

Peña Obregón, Á., & Campano Vega, E. (1994): “Imágenes holguineras”. Holguín: Publicigraf.

Peña Obregón, Á., & Santana López, M. V. (2007): “Historia y arquitectura del reparto La Quinta de El Llano en el Holguín republicano neocolonial”. Holguín: Ediciones Holguín.

Peña Obregón, Á., & Toirac Maique, H. (2009): “Escalón tras escalón. Oscar Albanés Carballo”. Holguín – Las Tunas: Programa Infancia- Cáritas diocesana.

Pérez Campdesuñer, R. (2006): “Modelo y procedimiento para gestionar la calidad de un destino turístico aplicación en el destino Holguín”. Tesis en opción al grado científico de Doctor en Ciencias Técnicas, Instituro Superior Técnico José Antonio Echevería, La Habana.

Poria, Y., Butler, R., & Airey, D. (2001): “Clarifying Heritage Tourism”. En Annals of Tourism Research, 28, 1047-1049.

Prats Canals, L. (1998): “El concepto de patrimonio cultural. Política y Sociedad”. En Revista de la Universidad Complutense(27), 63-76.

Prideaux, B., Timothy, D., & Chon, K. (2008 ): “Cultural and Heritage Tourism in Asia and the Pacific”. London: Routledge.

Rancel Rivero, A., & Martínez Fuente, A. (2003): “La antropología en función de la historia y la cultura turística Antropología Social”. En Selección de lecturas. La Habana: Editorial Félix Varela. pp. 141-149.

Richards, G. (1996): “Cultural Tourism in Europe”. Wallingford: CAB Internacional.

Rivera Oliveros, M. (2004): “Contribución del patrimonio cultural de la localidad al desarrollo del proceso de enseñanza y aprendizaje de la Historia de Cuba”. Tesis en opción al título de Maáster en Historia y Cultura en Cuba, Instituto Superior Pedagógico de Holguín.

Romero Moragas, C. (2001): “Ciudad, cultura y turismo: calidad y autenticidad. (36), 1-19. Disponible en www.interpretaciondelpatrimonio.com. Consultado en 11/05/2010 a 11:50

San Miguel Aguilar, M., & Pérez Concepción, H. (2010): “Urbanización y modernidad”. Holguín: Ediciones Holguín.

San Miguel Aguilar, M., Pérez Concepción, H. R., & Novoa Betancourt, J. (2010): “Síntesis histórica municipal Holguín”. Holguín: Ediciones Holguín.

Santana Talavera, A. (2003): “Turismo cultural, culturas turísticas”. En Horizontes Antropológicos, 9(20), 31-57.

Santana Talavera, A. (2008): “El turismo cultural. ¿Un negocio responsable?” En Estudios y Perspectivas en Turismo, 17, 272 – 294.

Shaul Kelner, M. P. (2001): “Narrative Construction of Authenticity in Pilgrimage Touring”. Trabajo presentado al 96th Annual Meeting of the American Sociological Association

Siam Arias, J. I. (2008a): “Destino Holguín: atributos turísticos de la región”. Universidad de Holguín Oscar Lucero Moya, Holguín.

Siam Arias, J. I. (2008b): “Metodología para el diseño y aplicación de una estrategia de diferenciación publicitaria a través de la cultura para el Destino Holguín”. Tesis en opción al título de Máster en Gestión Turística, Universidad de Holguín ‘Oscar Lucero Moya.

Taylor, J. (2001): “Authenticity and Sincerity in Tourism”. En Annals of Tourism Research, 28(1), 7–26.

Tresserras, J. J. (2002): “El turismo cultural en países en vías de desarrollo”. Trabajo presentado en el I Congreso Internacional del Turismo Cultural. Disponible en www.gestioncultural.org. Consultado en 11/05/2010 a 12:20.

Valcárcel Leyva, N. d. l. Á. (2011): “El patrimonio cultural en la formación cognoscitiva y axiológica de los futuros profesionales de la carrera de estudios socioculturales”. Tesis en opción al grado científico de Doctor en Ciencias Pedagógicas, Universidad de Holguín, Holguín.

Vega Suñol, J. (2002): “Región e identidad”. Holguín: Ediciones Holguín.

Vega Suñol, J. (2012): “La identidad holguinera. Una aproximación histórico-cultural”. Holguín: Universidad de Holguín.

Venturini, E. (2002): “Patrimonio cultural, turismo y desarrollo local: el camino de las Estancias Jesuíticas de Córdoba”. Trabajo presnetado en el V Jornadas Nacionales de Investigación-Acción en Turismo, Mar del Plata.

Viau, S. (1992): “La Tétralogie de Québec: Capitale, Patrimoine, Culture et Turisme”. En C. J. Cartier (Ed.), Le Patrimonine atout du developpement. Lyon: Presses Universitaires de Lyon. pp. 115-126.

Wang, N. (1999): “Rethinking Authenticity in Tourism Experience”. En Annals of Tourism Research, 26(2), 349-370.

Xie, P. F., & Wall, G. (2002): “Visitors’ Perceptions of Authenticity at Cultural Attractions in Hainan”. En International Journal of Tourism Research, 4(5), 353 – 366.

Yoo, J., & Sohn, D. (2003): “The Structure and Meanings of Intercultural Interactions of International Tourists”. En Journal of Travel & Tourism Marketing, 14(1), 469-485.

Zamora Baño, F. (2002). La gestión del patrimonio cultural en España: presente y futuro. Trabajo presentado en el Congreso sobre Patrimonio. Disponible en www.gestioncultural.org. Consultado en 11/05/2010 a 12:50.

Zúñiga Igarsa, L. M. (2012): “Metodología: Gestión ambiental de recursos construidos de valor patrimonial. Aplicación en Gibara, Holguín”. Instituto Superior de Tecnología y Ciencias Aplicadas, Holguín.

Para citar este artículo puede utilizar el siguiente formato:
Guzmán Vilar, Laritza y García Vidal, Gelmar: "La gestión turística del patrimonio cultural en Holguín, Cuba. Retos para una investigación futura" en Revista Caribeña de Ciencias Sociales, julio 2014, en http://caribeña.eumed.net/turismo-cultural/

Revista Caribeña de Ciencias Sociales es una revista académica, editada y mantenida por el Grupo eumednet de la Universidad de Málaga.