EL TURISMO RURAL COMO PRODUCTO TURÍSTICO ALTERNATIVO PARA EL DESARROLLO LOCAL EN PAÍSES LATINOAMERICANOS; CASO VENEZUELA

RESUMEN
El trabajo, sobre Turismo Rural, analiza 37 fuentes teórico-bibliográficas internacionales y venezolanas: 60% posteriores a 2008, 5% anteriores a 2004. Los “agro-negocios”, como innovaciones actuales en turismo, ofrecen actividades en la naturaleza y empresas artesanales, resaltándose “atractivos” en la elaboración de vinos y quesos. En Europa representa complemento económico, ofreciendo: -vacaciones en fincas agrícolas; -servicios alimentarios de origen agro-pecuario; alojamientos, participando en actividades rurales; servicios integrados-integrales en alojamientos. Países Latinoamericanos con agroturismo consideran es una inversión nacional inteligente y efectiva, mejorando la calidad de vida a familias campesinas; generalmente integran proyectos comunitarios, mediante “rutas”, destacándose: “Ruta del Café”, involucrando cafetaleros, restauranteros, hoteleros y otros; “Ruta del Queso”, disfrutando también comidas típicas y atractivos naturales (ríos, volcanes); visitar granjas lácteas, participando en faenas cotidianas, cabalgatas, observación de flora-fauna. Venezuela busca reducir importaciones alimentarias e impulsar el desarrollo agro-pecuario, siendo oportuno promover el “agroturismo”, sin que sea estrategia gubernamental. En el Estado Falcón predomina la ganadería láctea, con Feria Agropecuaria y evento de “Toros Coleados”, más presencia de ganado bufalino, “exótico”, como “valor agregado”, lo que propicia el desarrollo de agro-negocios. En conclusión, sería conveniente diagnosticar las posibilidades reales de desarrollar un “producto turístico rural” ganadero-lechero en ese Estado venezolano.

PALABRAS CLAVES: Turismo rural – Agro negocios – Rutas agro turísticas – Producto turístico y desarrollo – Ganadería láctea – Estado Falcón en Venezuela.

RESUMEN
El trabajo, sobre Turismo Rural, analiza 37 fuentes teórico-bibliográficas internacionales y venezolanas: 60% posteriores a 2008, 5% anteriores a 2004. Los “agro-negocios”, como innovaciones actuales en turismo, ofrecen actividades en la naturaleza y empresas artesanales, resaltándose “atractivos” en la elaboración de vinos y quesos. En Europa representa complemento económico, ofreciendo: -vacaciones en fincas agrícolas; -servicios alimentarios de origen agro-pecuario; alojamientos, participando en actividades rurales; servicios integrados-integrales en alojamientos. Países Latinoamericanos con agroturismo consideran es una inversión nacional inteligente y efectiva, mejorando la calidad de vida a familias campesinas; generalmente integran proyectos comunitarios, mediante “rutas”, destacándose: “Ruta del Café”, involucrando cafetaleros, restauranteros, hoteleros y otros; “Ruta del Queso”, disfrutando también comidas típicas y atractivos naturales (ríos, volcanes); visitar granjas lácteas, participando en faenas cotidianas, cabalgatas, observación de flora-fauna. Venezuela busca reducir importaciones alimentarias e impulsar el desarrollo agro-pecuario, siendo oportuno promover el “agroturismo”, sin que sea estrategia gubernamental. En el Estado Falcón predomina la ganadería láctea, con Feria Agropecuaria y evento de “Toros Coleados”, más presencia de ganado bufalino, “exótico”, como “valor agregado”, lo que propicia el desarrollo de agro-negocios. En conclusión, sería conveniente diagnosticar las posibilidades reales de desarrollar un “producto turístico rural” ganadero-lechero en ese Estado venezolano.

PALABRAS CLAVES: Turismo rural – Agro negocios – Rutas agro turísticas – Producto turístico y desarrollo – Ganadería láctea – Estado Falcón en Venezuela.

_________________________________________________________________________________
(*) Parte de una Tesis de Master en Gestión Turística (Sede: Colegio. U. Caracas, Univ. La Habana, octubre 2013)

ABSTRACT
In the present Research, 37 theoretical-bibliographic sources about Rural Tourism worldwide including Venezuela were consulted and analyzed: 60 % after 2008 and 5 % before 2004. Nowadays, Agribusiness represents innovations in tourism; offering the development of activities in nature and craft enterprises, which underlines the “attractive side” of the wine and cheese making processes. In Europe, it represents an economic complement, offering: – accommodation services and vacation in ranches; – restoration services and other activities in farms. Latin-American countries with agro-tourism consider it a national intelligent investment, which improves the life of farm families; they integrate community projects through “routes”: the “Coffee route”, integrates producers, restaurants and hotel owners, among others; the “Cheese route”, enjoying also traditional foods and natural attractions (rivers, volcanoes), includes visiting milk-cheese farms, horse rides and viewing of the flora-fauna. Venezuela aims to reduce food importations encouraging farming development, an opportunity for “agro-tourism”, but a non-governmental strategy. In Falcon State, the most prevailing activities are milking cattle, Farm Fairs and bull fishtail events; the outstanding presence of exotic Buffalo species is an “added value” for agribusiness. In conclusion, it is convenient to diagnose the real feasibility for developing a Milk-Cattle “touristic product” in Falcon State, Venezuela.
KEY WORDS: Rural tourism – Agribusiness – Agro touristic Route – Milk cattle – Touristic Product & Development – Falcon State in Venezuela.

_________________________________________________________________________________
(*) Parte de una Tesis de Master en Gestión Turística (Sede: Colegio. U. Caracas, Univ. La Habana, octubre 2013)

ABSTRACT
In the present Research, 37 theoretical-bibliographic sources about Rural Tourism worldwide including Venezuela were consulted and analyzed: 60 % after 2008 and 5 % before 2004. Nowadays, Agribusiness represents innovations in tourism; offering the development of activities in nature and craft enterprises, which underlines the “attractive side” of the wine and cheese making processes. In Europe, it represents an economic complement, offering: – accommodation services and vacation in ranches; – restoration services and other activities in farms. Latin-American countries with agro-tourism consider it a national intelligent investment, which improves the life of farm families; they integrate community projects through “routes”: the “Coffee route”, integrates producers, restaurants and hotel owners, among others; the “Cheese route”, enjoying also traditional foods and natural attractions (rivers, volcanoes), includes visiting milk-cheese farms, horse rides and viewing of the flora-fauna. Venezuela aims to reduce food importations encouraging farming development, an opportunity for “agro-tourism”, but a non-governmental strategy. In Falcon State, the most prevailing activities are milking cattle, Farm Fairs and bull fishtail events; the outstanding presence of exotic Buffalo species is an “added value” for agribusiness. In conclusion, it is convenient to diagnose the real feasibility for developing a Milk-Cattle “touristic product” in Falcon State, Venezuela.
KEY WORDS: Rural tourism – Agribusiness – Agro touristic Route – Milk cattle – Touristic Product & Development – Falcon State in Venezuela.

INTRODUCCIÓN

El Turismo Rural viene surgiendo como una de las nuevas modalidades turísticas reconocidas por la OMT y que se ha potenciado dentro del llamado turismo de naturaleza, enmarcado en el agroturismo, a lo que se han incorporado además en los últimos años, casas para hospedaje, productos elaborados de piel de animales y otras artesanías. (Barrera, 2006a – citando al BID).

La alta competencia existente en el mercado turístico, en las ofertas de productos de modalidades como sol y playa, turismo de ciudad, turismo cultural y otras, obliga a una diversificación y especialización en las ofertas; además, debe procurarse un uso más racional de las potencialidades en recursos naturales y culturales, éste último en el amplio contenido de su acepción e incluyendo las tradiciones e innovaciones en la producción artesanal o industrial en labores agrícolas y ganaderas.

En algunas publicaciones de la OMT, como la “Visión del Turismo al 2020” (Calibrini, L., OMT, 2002), el turismo rural se reconoce como una modalidad emergente del turismo internacional; esta modalidad continuará creciendo y alcanzando mayores cuotas dentro de los arribos de visitantes internacionales y pudiera desarrollarse aún más en los países menos desarrollados pues, a diferencia del turismo convencional, este no requiere de un nivel de tecnología, sino de áreas rurales y de gran atractivo natural, además de profesionalidad y calidad en los destinos que la ofrezcan. Es por eso que, para países en vías de desarrollo y en particular para América Latina, es una ventaja alcanzar mayores cuotas de este mercado y, a la par, lograr indirectamente mejorar y hacer más beneficiosa, para los destinos, la actividad turística general que se desarrolla. Particularmente en Venezuela se ha hecho cierta promoción de este tipo de turismo en pocas regiones del país, ya que las modalidades de sol y playa y del ecoturismo predominan en las ofertas. Sin embargo, debido a ciertas condiciones climáticas y del suelo, últimamente las actividades agrícolas y ganaderas se desarrollan de manera importante en algunos Estados, distinguiéndose Apure, Barinas, Mérida y Falcón, entre otros. Si se implementara la modalidad rural del turismo de naturaleza, aprovechando esas circunstancias mencionadas, se ampliaría la oferta turística y contribuiría a captar mayor cantidad de visitantes venezolanos e internacionales, en zonas no promocionadas turísticamente (Leal de Rodríguez, 2008).

El desarrollo del turismo en Venezuela requiere de diversificación y de la utilización racional de las potencialidades en atractivos naturales y en la riqueza cultural de las distintas regiones del país; para eso es importante realizar los estudios requeridos y elaborar propuestas que contribuyan a enriquecer los planes de desarrollo turístico hasta el nivel de municipios y comunidades, lo cual no se encuentra totalmente priorizado y, hasta ahora, es insuficiente la elaboración y presentación de  proyectos que contemplen el desarrollo de esta modalidad turística emergente al nivel internacional.

Para lograr una fundamentación actualizada de lo antecedente, la presente investigación se propuso como OBJETIVO: Profundizar en los aspectos teórico-bibliográficos relacionados con el turismo rural y su desarrollo, destacando las experiencias internacionales y en Venezuela.

 

DESARROLLO

1.1  . Historia y conceptos del turismo rural y/o agroturismo.

Algunos autores definen al turismo rural como: la realización de actividades que se identifican o concurren con las del ámbito rural, o sea, actividades que valorizan al ambiente rural, la economía y la cultura local (Verardi, 2013; citando a Da Silva, Vilarinho y Dale).

1.1.1. Ámbito rural y agro-negocios para turismo

Se define al ámbito rural en su concepción amplia, territorial y multisectorial, comprendiendo gran variedad de actividades como agropecuarias, forestales, pesqueras, agroalimentarias y agroindustriales, así como también en las áreas de… minería, energía, agroturismo y otras (Barrera, 2006a).  Otro concepto, desarrollado en el Ecuador, expresa que… “El Turismo Rural es una actividad turística que se realiza en un espacio rural, habitualmente fuera del casco urbano o en pequeñas localidades (menores a los 1 000 a 2 000 habitantes)…; suele ser en antiguos caseríos que han sido reformados y adaptados, los que son dirigidos familiarmente y ofrecen un servicio de calidad”… (Guerrero, E.; 2011). El turismo rural (TR) se entiende como cualquier actividad de “esparcimiento” desarrollada en áreas naturales, compatibles con el desarrollo sostenible; esto implica permanencia y aprovechamiento “óptimo” de los recursos, integración de la población local, preservación y mejora del entorno, en contraposición al concepto de máxima rentabilidad (Martínez, 2013).

En una realidad donde se puedan desarrollar actividades de servicios, junto a las actividades del sector artesanal y/o de la mediana industria, la agricultura puede jugar su concreto y positivo papel. La “empresa agrícola” se transforma así en todo un negocio en forma de “empresa rural” de carácter amplio, pues las tradiciones y las raíces rurales constituyen actualmente nuevos bienes inmateriales que pueden ser objetos de agro-negocios de interés para el turismo (Barrera, 2006b).

El proceso de desarrollo rural futuro (inmediato, n. a.) no tiene más alternativa que la de basarse sobre las capacidades auténticas de los emprendedores locales del territorio, con todos sus agentes económicos y no sólo con los agricultores y ganaderos. Es por eso que esta actividad, en forma de “producto turístico”, se considera como una de las innovaciones en el ámbito turístico que ofrece una gama de actividades para el viajero, entre las cuales se tienen la interacción con la naturaleza, la empresa agrícola y las artesanías o con los derivados de la producción agrícola y ganadera. Esto representa una nueva opción para el viajero que busca escapar de la rutina citadina, a la vez que diversifica la oferta de Sol y Playa existente en la mayor parte del mundo;  se define así al turismo rural, como aquella actividad turística realizada en el espacio rural y compuesto por una oferta integrada de ocio, dirigida a una demanda cuya motivación incluye el contacto respetuoso con el entorno natural y a una interrelación directa con la población local (Barrera, 2006b).

Todo lo anterior indica que el TR viene representando una alternativa de diversificación económica en países que mantienen una tradición agrícola y ganadera, a pesar de la industrialización que existe hoy día, por ejemplo, en la mayor parte de Europa; al combinar el turismo de naturaleza con las actividades antes mencionadas, que se siguen manteniendo y no se abandonan, se evita o minimiza así la emigración de zonas rurales productivas a las grandes ciudades. De ese modo se aprovechan las potencialidades de las zonas rurales y su forma de desarrollo agrícola-ganadero para promocionarlo como un atractivo turístico, lo que permite que se diversifique la economía local a través del turismo y específicamente de la modalidad del agroturismo; en ese caso están países de gran extensión territorial de bosques y praderas, como Austria, Francia, Italia, Suiza, España, Alemania, Albania, entre otros de Europa. También, por otra parte, en algunos países que no tienen tanto desarrollo y por ende no hay una entrada monetaria significativa por la producción industrial o, igualmente, en aquellos países que presentan varias opciones en la actividad económica, aparte de lo industrial, con la producción agrícola y ganadera, entonces existe la posibilidad de combinar lo natural-rural con la producción agrícola o ganadera, dentro de un producto turístico en zonas campestres. Tal es el caso de América Latina, donde los países de mayor producción ganadera o agrícola por condiciones geográficas o por razones comerciales, como son Colombia, Ecuador, Perú, Bolivia, Chile y Argentina, entre otros, han podido insertar la modalidad de turismo rural como alternativa económica en el desarrollo de sus comunidades (Calibrini, 2002; Mazaira, 2012).

 

1.1.2.         Evolución y situación actual-mundial del turismo rural.

El llamado “turismo rural” encuentra sus orígenes en América Latina desde los años 80 del pasado siglo, aunque en otras partes del mundo (como la península ibérica), sin estar bajo esta etiqueta, ya  se practicaba. En esa época había crisis en los campos, en la “vida” rural, pues la dura competencia de las pequeñas producciones agrícolas frente a las grandes plantaciones mecanizadas (de consorcios y trasnacionales) era prácticamente imposible y la gente abandonó los campos. Algunos gobiernos, preocupados, buscaron soluciones y la encontraron en los emergentes movimientos ecologistas que reivindicaban soluciones para el campo. En esos momentos, últimas décadas del siglo pasado, en España (Anónimo-6, 2012) se empezaron a promover las vacaciones en “masias” o casas de campo, ayudando así a su manutención y, al mismo tiempo, promoviendo que la gente fuera más al campo. La inserción de esta modalidad permite la doble explotación de la misma, a través de la promoción en el área del turismo sin que la actividad agrícola se pierda, sino que más bien se refuerce; igualmente, se mejora la explotación de la agricultura o ganadería, así como la elaboración de productos derivados de la transformación de esas materias primas vegetal o animal, como es el caso de los alimentos, entre otros.

El agroturismo es aquella actividad turística que se relaciona directamente con las explotaciones agrarias y que actúa como complemento de la renta de los agricultores (Frances y Méndez, 2012).  La modalidad de turismo conocida como agroturismo, agri-turismo o turismo rural, consiste en  el placer de estar “en el campo” y observar las diferentes prácticas agrícolas utilizadas en una finca, aspectos artesanales, agroindustriales y gastronómicos, las tradiciones populares, la diversidad genética de animales y plantas, su origen, domesticación y evolución, así como ver y compartir la forma de vida de los lugareños (Salazar y León, 2012).

Para ejemplificar la importancia potencial que tiene el TR en las poblaciones locales, se establecen a continuación comparaciones de las diversas actividades agrarias con un hipotético aporte del turismo rural a esas economías. Se presentan datos para los siguientes 8 países de Latinoamérica: Argentina, Bolivia, Brasil, Colombia, Costa Rica, México, Perú y Uruguay; otros países no fueron analizados porque se carece de la información agropecuaria de base: “el Valor Bruto de la Producción por actividad”. La participación hipotética del turismo rural surge de considerar 3 hipótesis de “aporte” porcentual; consiste en que, del gasto agregado del turismo en general, el turismo rural capte: a) 3%, b) 5% y c) 8%. Estos porcentajes de las hipótesis son, en todos los casos, menores que los logrados por algunos países europeos; Austria, por ejemplo, tiene 15 % de las camas turísticas en manos de agricultores, quienes aproximadamente captan ese porcentaje del ingreso turístico nacional (Barrera, 2006b). En las previsiones mundiales del turismo para el 2020, se indica que el 3 % de todos los turistas internacionales orientan sus viajes al turismo rural, es decir, unos 19 millones de turistas, sin incluir el turismo interno. Aunque no existan estadísticas sobre el nivel global del turismo doméstico, se considera que este es, por lo menos, tres veces superior al turismo internacional y, en el caso del turismo rural, esta proporción sería todavía mayor. La misma fuente indica que el turismo rural estaba experimentando un crecimiento anual (Calibrini, 2002) de aproximadamente 6%, es decir, dos puntos porcentuales por encima de la tasa promedio de crecimiento global del turismo internacional.

El agroturismo es un segmento de mercado del turismo rural bien definido, que abarca el turismo en las granjas y que permite a los agricultores diversificar sus actividades, añadiendo al mismo tiempo valor a sus productos; representa una pequeña parte del turismo rural (aproximadamente el 2 % del total de turismo rural) y de la agricultura (el 0,3 por ciento del total de la agricultura).  Sin embargo, en algunos países europeos, como Austria, Francia, Italia y Suiza, el porcentaje de granjas que ofrece algún tipo de alojamiento a los turistas es muy considerable. La Organización Mundial del Turismo, refiere que la gama de productos que se ofrecen a los turistas rurales sigue siendo relativamente limitada, pero se prevé que esta aumentará notablemente en los próximos años. Si bien no se espera una orientación masiva de los turistas hacia este segmento del mercado, el crecimiento del turismo rural es una tendencia actual evidente (Calibrini, 2002).

Entre las actividades agroindustriales que primero se consideraron como atractivas para el desarrollo turístico, se encuentran el vino y los quesos, con ofertas desarrolladas en Europa y que luego se han replicado en América Latina. El turismo agroindustrial es un producto de desarrollo más reciente, aunque en países como España o Argentina es posible encontrar guías donde se promocionan diversas visitas a empresas que elaboran quesos, embutidos, aceites, agua mineral, vinos, pan, miel de abeja, conservas de frutas, cueros y artesanías, así como la visita a centros tecnológicos, parques industriales y granjas porcinas, avícolas y ganaderas. En la mayoría de los casos, la entrada es gratuita, se ofrecen degustaciones y se brinda la oportunidad de comprar productos en el sitio. En general, son empresas o agro-negocios de pequeña escala o que aplican procesos artesanales y buscan, con estas visitas, dar a conocer sus productos (Blanco y Riveros, 2012; Barrera, 2006b). También de Bulgaria, país muy agro-pecuario y agro-industrial, se conoció de la realización de visitas o excursiones grupales “turísticas” a empresas viti-vinícolas, de productos lácteos y de derivados de las rosas, en las últimas décadas del pasado siglo (Díaz Abreu, 2013).

Países europeos con práctica reconocida de agroturismo o turismo rural son Alemania, Italia y Portugal (además de España) los que, inicialmente con el financiamiento del sector público, pudieron promocionar las actividades turísticas y desarrollarlas con éxito. Sin embargo, en la actualidad, el sector público se ha retirado y, por ende, obligado a la autogestión de esas actividades por parte de la comunidad de las localidades… (Cucagna, 2008); algunos detalles al respecto, en cada país, son:

a)  En ALEMANIA, desde los  inicios y debido a la creciente demanda que había los agricultores ofrecieron “estadía en granjas” a clientes de alto poder adquisitivo. Eso contribuyó al desarrollo de un amplio abanico de hotelería familiar, en casi todas las zonas rurales. En este país se define como “vacaciones en una finca agrícola”, donde se ofrecen naturaleza, intercambio con animales, relación con la familia y… espacio libre para esparcimiento de niños.

b)  En ITALIA, los servicios de alimentación que brindan los agricultores en sus establecimientos son considerados una extensión de la actividad agropecuaria, como así también la recepción de turistas en sus predios. El sector del agroturismo es un fenómeno relevante, porque testimonia la reorganización de la empresa agrícola y rural; ambas están empeñadas en un proceso de revaloración de los recursos naturales, históricos-culturales y ambientales.

c)  En PORTUGAL, el TR presenta varias modalidades: 1- turismo organizado por agricultores, 2- agro-negocio o turismo campestre y 3- zonas turísticas de caza. La primera consiste en alquilar alojamientos turísticos rústicos, sin inversión en la infraestructura. El agro-negocio en cambio, ofrece alojamiento en el edificio principal o los anexos de un predio agrícola, pudiendo los turistas participar de las actividades rurales. Las zonas de caza ofrecen un aprovechamiento organizado, programado, de dicha actividad.

ESPAÑA, por su parte, es uno de los países de mayor experiencia y desarrollo en esta modalidad del agroturismo en Europa y el mundo. Entre las explotaciones que más se aprecian están las zonas montañosas o menos urbanas, que tienden a presentar una alta diversificación en la oferta agro-turística; en tal sentido se destaca en Cataluña el caso de “Alta Montaña” (Alta Ribagorça), con elevada explotación, contrastando con sus zonas periurbanas, como Baix Camp, Tarragonés y Baix Ebre, donde existe bajo desarrollo agro-turístico, como refleja la Tabla 1. Los servicios ofrecidos en este caso se caracterizan por ser tanto de alojamiento y restauración, como de recreación y, mayormente, complementados o integrados entre ellos; en general, eso se define con la tipología de “Residénciese Cases de Pagés” (RCP) que, según la normativa de la Generalitat (Decreto 214/1995), dentro de estas están integradas las “Masias”, Casas del Pueblo y Alojamientos Rurales Independientes (ARI). En esos lugares es escasa la presencia de hoteles rurales o campings de los tipos tradicionales (Frances y Méndez, sitio web, 2012 y Anónimo-6, sitio web, 2012).

 

Tabla Nº 1: Explotaciones agro-turísticas (cantidad y proporción) en diversas zonas montañosas de Cataluña.

Zona Alta Ribagorça Garrotxa Priorat Baix Ebre Montsià Baix Camp Tarra-gonès Total
17 6 5 2 3 1 2 36
% 47.2 16.6 13.9 5.6 8.3 2.8 5.6 100

 

Pasando a América Latina, en el sur se tiene información sobre Chile, donde más del 30 % de los establecimientos con agroturismo poseen menos de 5 hectáreas y el 73% se dedica a la agricultura tradicional; en estos, las actividades productivas predominantes son ganadería, horticultura y lechería (Martínez, 2013; citando a Constabel et al). De igual manera, en Centroamérica, se puede citar a El Salvador, con una Ley de Turismo propugnando incentivos para proyectos turísticos fuera de la Capital; se crean las condiciones basadas en mejoras de seguridad, red vial e higiene ambiental, concientizando a las autoridades del gobierno local y mediante integración a un “Proyecto Nacional”. Un ejemplo de esos “Proyectos” es el de los “Caminos Rurales Sostenibles”, como elemento clave del éxito y, entre esas rutas, están las de: Flores, Mayas, Lagos, Playas y Bálsamo, entre otras. La Corporación Salvadoreña de Turismo (CORSATUR) hace esfuerzos importantes en coordinar ese Proyecto y, en la Regionalización, está Chachualpa (que colinda con Guatemala); esa experiencia podría repetirse en la Cordillera del Bálsamo y la carretera panorámica de Comasagua, en la Ruta de Las Flores de Ataco y Apaneca, la Carretera del Litoral, en la Ruta del Volcán de San Salvador, en la Ruta Panorámica de Ilopongo, en Suchitoto, Sensuntepeque, Chalatenango y otros. Al analizar los beneficios colaterales, concluyeron que esa es una de las inversiones más inteligentes y efectivas que se pueden hacer como nación (Mena Lagos, 2005).

En Nicaragua se creó una Cámara Nicaragüense de empresas Turística (CANTUR), conformada por un clúster de 17 empresarios y con el objetivo de desarrollar el turismo mediante el aumento del flujo de turistas en las diferentes regiones o zonas del país.  Como ejemplo destacable está la “Ruta del Café” (región norte), creada tomando en cuenta las opiniones y necesidades de los “actores” (miembros de la comunidad) involucrados en este proyecto turístico: cafetaleros, restauranteros, hoteleros, baqueanos, biólogos, transportistas, expertos en observación de flora y fauna de la zona, artistas y demás. Otros paquetes de turismo naturaleza, ofrecidos por los miembros de CANTUR, son: “Ruta de Volcanes”, en la parte central y “Ruta Eco-turística”, en el fuerte de Nicaragua (Bugna, 2005). Sin embargo, uno de los ejemplos más destacados en agroturismo es Costa Rica con “La Ruta del Queso de Turrialba”; la misma, según Cascante (2010), está integrada por 15 poblados, comenzando por Santa Cruz de Turrialba (cabecera) y hasta Torito y San Antonio. También se reporta, por Blanco y Riveros (2010), que esta “Ruta del Queso” contempla, para el turista visitas a fincas lecheras y plantas queseras, así como el disfrute de atractivos naturales, como son: ríos, cataratas, lagunas y el Volcán de Turrialba, entre otros sitios de interés cultural e histórico-geográfico; incluye, además, el disfrute de comidas típicas de la zona.

En Panamá, en todo el territorio nacional y a partir de marzo de 2007, se creó un Proyecto de fomento del agroturismo a partir de la adecuación de fincas con tal potencial. Esto fue establecido por unos acuerdos entre el Instituto Panameño de Turismo (IPAT) y el Ministerio de Desarrollo Agropecuario (MIDA), que implicó el reclutamiento de cuatro fincas por provincia para un total de 116 inscritas en el Proyecto y de las cuales el 60 % cumplía con los requisitos mínimos para atender a turistas; esto obligó a redefinir el Proyecto, en cuanto a las alianzas estratégicas con organismos tanto nacionales, como internacionales y para lo cual, según Vence (2010), se plantearon un grupo de acciones tales como: -Capacitación, para fortalecer el talento humano estatal y privado; -Formulación y evaluación de proyectos, asegurando la sostenibilidad de los existentes; -Acondicionar las fincas, en cuanto a lo estético-ambiental y de respeto a los entornos natural-sociales, a la higiene y al manejo de desechos y pesticidas; -Divulgación y promoción, a través de internet, los medios de comunicación y todo tipo de publicaciones; -Una base de datos, con las fincas del Programa y para la integración nacional a través de internet. A partir de esto se destacan una serie de logros importantes obtenidos.

En el Caribe isleño se puede citar a Cuba, proyectándose en el Turismo de Naturaleza desde hace más de 10 años, a tal punto que anualmente organiza el evento internacional “TURNAT”. En tal sentido se destacaba, en su edición de 2004, la presencia de conferencistas europeos y latinoamericanos, además de numerosos turoperadores y agentes de viajes, con lo cual el país iba consolidando una posición en el mercado mundial del ecoturismo y el turismo de aventura (A.R.C., 2004); de la más reciente edición “TURNAT´2013”, celebrada en la oriental Bayamo (ciudad patrimonial) cerca del macizo montañoso “Sierra Maestra”, se informó que entre los 160 participantes están personalidades invitadas de varios países, incluyendo Estados Unidos y China, los que  visitarían al Parque Nacional Turquino o al Refugio de Fauna Delta del Cauto,… “este último declarado mundialmente sitio RAMSAR y el cual se inaugurara como nuevo producto turístico” (Reyes, 2013). Otras informaciones, igualmente de Cuba, se dan en un artículo de la agencia Prensa Latina y en un folletín de información promocional; resaltan las cualidades naturales de un sitio conocido como “Laguna de La Redonda” que atrae el ecoturismo: … “Un lago natural, alimentado por varios canales, situado en un municipio en la provincia de Ciego de Ávila, en el centro-este de Cuba, es un atractivo especial para el ecoturismo.  El lago, con una superficie de 4,5 km2 y una profundidad de apenas tres metros, está cerca del destino turístico cubano “Jardines del Rey”, formado por isletas frente a la costa norte;… de 300 a 380 turistas de Canadá disfrutan diariamente de la laguna La Redonda, uno de los atractivos naturales más acogidos por quienes visitan cada año el cayerío del norte de la región central de Cuba”. La Redonda pertenece al Gran Humedal Norte cubano y es plaza fija para un tour ecológico en lanchas por el maravilloso ecosistema de manglares y la contemplación de atractivos naturales agradablemente conservados, al igual que ejemplares de la flora y la fauna, tanto endémica como migratoria. (INFOTUR-colectivo de autores, 2009 y Anónimo-5, 2012).

1.1.3. Producto turístico

Dadas las referencias ya hechas al término “producto turístico” (PT), es conveniente precisar algunas definiciones-concepciones sobre el mismo en la literatura consultada, antes de continuar:

-     Producto compuesto de servicios que se integra con una mezcla de los elementos básicos de la industria turística y gran parte de los cuales se disponen, a su vez, en forma de servicios; los recursos se estructuran para el uso y disfrute turísticos  (Mazaira, 2012).

-     Según Rodríguez, R. (2006), desde el punto de vista del sector turístico, un PT es considerado como lo que será ofrecido a (y comprado por) los visitantes, a través de un proceso de compra-venta; así se distinguen tres tipos de PT, que son: a) de viajes, b) de instalaciones y c) de los territorios. El autor define que las instalaciones turísticas comprenden los productos, que también se denominan como “facilidades” o “equipamiento” y abarcan un amplio abanico de servicios como: el alojamiento, el servicio de alimentos y bebidas y las diversas formas de transportación. También involucra las instalaciones dedicadas a la realización de actividades recreativas o de ocio, incluyendo las facilidades para la potenciación en el uso de ciertos atractivos. Por último, los PT territoriales son los que tienen una consideración peculiar; todos los productos vinculados a las instalaciones y el uso de atractivos se generan y son operados sobre un espacio geográfico o físico determinado. Por ello, la clasificación de corte territorial se usa en su relación directa con el marketing y las ventas, dado que los clientes viajan a un lugar o “destino turístico” determinado.

-     El mismo autor, en otra publicación, precisa de forma general que… “El PT es aquel producto que cubre una experiencia parcial o completa de viaje y se compone de servicios que, a su vez, se desglosan en básicos y complementarios. Los servicios básicos  responden a las necesidades esenciales del viajero, como son transporte, alojamiento y alimentación. Los servicios complementarios son los que aportan carácter y calidad al producto, como paseos, espectáculos y otras actividades”. Pero, en específico sobre el producto y la modalidad de turismo que interesa directamente en este artículo, añade: …“Los productos del turismo de naturaleza necesitan, además, un entorno apropiado y de calidad. Esto se traduce en: un buen estado de conservación de los recursos naturales, alojamientos integrados al entorno, comercios donde encontrar artesanía del lugar, restaurantes con platos de la gastronomía local, adecuada señalización y demás actividades complementarias”… (Rodríguez, 2005).

 

  1.2 Venezuela y el Turismo Rural

En la economía venezolana, el sector agropecuario tiene cierta importancia y contribuye aproximadamente con el 5% del PIB, proporcionando empleo a un 10 % de la población económicamente activa. Este sector está conformado principalmente por las actividades agrícolas, ganaderas, pesqueras y forestales (Anónimo-1, 2008, citando a Brito).

 

1.2.1 Aspectos generales al nivel de País

Hasta ahora el agroturismo no es una alternativa de diversificación productiva en Venezuela; lo poco de esto que existe en el país, corresponde a iniciativas privadas de personas emprendedoras motivadas, en parte, por el éxito obtenido en otros países y que, en su mayoría, son profesionales con otras fuentes de ingreso. En realidad, de Venezuela se cuenta con poca información sobre experiencias en agroturismo; en el año 2002 se consideró “oficialmente” el agroturismo como prioridad, pero sólo quedó a nivel de propuesta y no se tiene conocimiento de su puesta en práctica. En el marco del Programa de los Andes Tropicales, se desarrolla una intensa campaña de promoción de la actividad a fin de valorar la biodiversidad de la región; el “programa” es una organización privada que cuenta con apoyos financieros europeos (Anónimo-1, 2008, citando a Brito).

Pequeñas inversiones en turismo –como el Programa de Turismo Rural en Portuguesa– han tenido efectos de rápida maduración, acompañadas de condiciones propicias de mercado y comercialización, políticas claras y competencias técnicas para la gestión sostenible del proceso, tanto públicas, como de emprendedores privados.  Lo anterior ha generado allí importantes redes que han crecido gracias a la capacitación, la asistencia técnica y el soporte de una superestructura adaptada a las necesidades de la cadena de valor en TR; tal es la propuesta de incentivo del Gobierno del Estado Portuguesa que, en conjunto con otras instituciones (tales como CORPOTUR, FUNDACITE, Dirección de Ambiente, FUNDESPORT, FONDOTURISMO, alcaldías, prestadores de servicios y comunidades), ha posibilitado la integración de más de 40 empresas de producción social, que les ha permitido participar en eventos de alcance nacional e internacional.  Esto anterior les valió un reconocimiento, permitiéndoles a la larga el contrato de “comodato”[1] por 20 años del Hotel Coromoto, lo que servirá para la capacitación en el área del turismo rural y que demuestra el desarrollo y el aporte que ha dado a esta región: “En apenas dos años, unidades de producción piscícola han desarrollado una oferta gastronómica y recreativa complementaria, donde se agrega valor a la cría de cachama; los caficultores se han capacitado como guías de observación de aves y gerentes de alojamiento, incorporando comederos de aves, alojamientos ecológicos y educación ambiental; los productores de lácteos convidan a los visitantes a las faenas diarias, cabalgatas y observación de flora y fauna llanera. Esto ha ayudado a las familias campesinas a mejorar su calidad de vida y revalorar su entorno.” (Cevallos y colab., 2010: 29). En el caso de Guanare, también en Portuguesa, dados los recursos culturales y naturales de esa región andina, como en Mérida, a partir de la demanda actual (en 2008, n.a.) de viajes por motivos culturales (37% de los viajeros internacionales, con un ritmo de evolución hasta del 15%) y de naturaleza (7% anual de crecimiento), es posible prever el impacto que sobre las economías rurales de la región tendrá el turismo. En el marco de las tendencias turísticas mundiales, el turismo rural es, entre diferentes opciones del mercado, una de las de mayores perspectivas de crecimiento (Leal de Rodríguez, 2008).

El turismo, como actividad económica, asume rango constitucional y se observa como fuente de diversificación de actividades productivas nacionales, utilidad pública e interés general. No explícita esta categoría en la normativa turística, ni asociada a la diversificación de las actividades agrícolas tradicionales como política de estado, sí contempla al turismo como actividad comunitaria y social, pero no existen normas de calidad adaptadas a las condiciones de operación de la mayoría de los emprendimientos rurales y hay un énfasis en la capacitación-formación para la calidad, a través de diversos programas financiados por el Instituto Nacional de Turismo (INATUR) de Venezuela. En la propuesta de Plan Nacional Estratégico de Turismo 2007-2012, se priorizó la implementación de herramientas para la aplicación de la política nacional de calidad turística, basada en la participación con los actores vinculados al sector y enfatizando en el fomento de Núcleos de Desarrollo Endógeno, con amplia participación comunitaria (Leal de Rodríguez, 2008).

En Venezuela, debido al desabastecimiento alimenticio y la necesidad de importación de la mayoría de las materias primas y de los alimentos que se consumen por los venezolanos, el gobierno nacional busca reducir las importaciones a través del impulso del desarrollo agro-pecuario. Esto ha sido así ya que, motivado por la explotación petrolera -principal actividad económica que arroja dividendos de ingresos al país, por la gran exportación de petróleo que tiene a nivel mundial- otros renglones económicos han sido abandonados, entre estos la ganadería y la agricultura. Las políticas del gobierno han incentivado el aumento de la producción y cría de ganado, así como del cultivo de rubros alimenticios como el maíz, el arroz, el cacao y el café, en las distintas regiones, para evitar la importación. Entre ellos tenemos al Estado Yaracuy, el cual actualmente basa su economía mayormente en la agricultura, presentando entre los cultivos más importantes a la caña de azúcar y al café (Anónimo-2, 2008); todo eso representa una oportunidad para promover el turismo rural a gran escala. Otro Estado con una importante actividad económica Agropecuaria, además del petróleo, mediante grandes cultivos varios, como caña de azúcar, maíz, sorgo, papas, bananos, caraotas (frijoles), café…, además de numerosas haciendas o fincas dedicadas a la cría y explotación de ganado diverso, es Falcón. Es por eso, y por ser la “cuna” del autor principal de este trabajo, que se le dedica un aparte y se toma como “objeto” de estudio más concreto del “caso Venezuela”, para analizar las perspectivas del turismo rural y los agro-negocios en el continente.

1.2.2 El Estado Falcón: características, economía y potencialidad para el agroturismo

Falcón se reconoce en cualquier mapa de Venezuela por la forma peculiar de su península de Paraguaná, que parece “una cabeza enorme” sostenida por un delgado y largo cuello, como se aprecia en la Figura Nº 1; ese estrecho istmo tiene unos 30 km de largo y está cubierto por dunas que se mueven con los vientos alisios, creando suaves oleadas de arena. Desde 1974 este desierto, objeto de protección especial, es conocido como Parque Nacional “Médanos de Coro” y, al atravesarlo para llegar a Paraguaná, se perciben sus típicas condiciones ambientales (Anónimo-4, sitio web, 2012).

La historia de esta región noroccidental se remonta al año 1527, cuando se funda la ciudad de Coro (capital actual del Estado) y que recibió entonces el nombre de “Santa Ana de Coro”; sin embargo, las relaciones hispano-indígenas comenzaron mucho antes, gracias al excelente vínculo inicial que mantuvo con los extranjeros el Cacique Manaure, gobernador y guía espiritual de los nativos caquetíos -etnia predominante-, durante las primeras exploraciones en el territorio. El Estado recibe su nombre en honor al reconocido patriota venezolano Juan Crisóstomo Falcón, que nació en 1820 en un hato ganadero de la península; llegó a ser Mariscal y una de las principales figuras de la Federación venezolana (su primer presidente). A su vez, la palabra Falcón tiene su origen en el latín y proviene de “falco o falconis” (“halcón”, cierta ave depredadora). Coro constituyó el primer asentamiento urbano y, luego de la construcción de la Catedral como primer obispado de Venezuela y con una edificación que fue inspiradora para otras de la época, se convirtió en el punto de salida hacia otras regiones; en 1528, tras la entrega de la región a la compañía alemana Wesler, la historia cambió y el cacique Manaure fue asesinado, junto a otros nativos, producto de la ambición del entonces gobernador Ambrosio Alfinger (Muskus, 2012).

Dada la excelente ubicación de la ciudad de Coro y su cercanía al Puerto Real de la Vela, allí se concentró buena parte del comercio de exportación centro-occidental, cubriendo las zonas de Los Andes, Maracaibo, Santo Domingo, Río Hacha, Santa Marta y Cartagena; también desde entonces los corianos se dedicaron a desarrollar actividades agropecuarias, fortaleciendo un carácter rural progresivo. No obstante, en la península de Paraguaná se construyó la refinería petrolera más grande de América Latina, lo que generó una creciente inmigración a la ciudad de Punto Fijo; así pues, Falcón vive mayormente de refinar petróleo que, a través de oleoductos, llega también desde el Estado Zulia a esa refinería de Amuay y la de Punta Cardón. Del resto de las actividades económicas del Estado, las más preponderantes son la pesca, la ganadería lechera de carne (vacuna, caprina, bufalina y porcina), el turismo de playas (en Tucacas, Chichiriviche, Adícora y otras localidades), la artesanía y los cultivos de café, caña de azúcar y cocos (con una importante industria para su procesamiento). La leche, además de para su consumo, es transformada por los ganaderos falconianos en una gran variedad de quesos, que los visitantes compran invariablemente; también se producen dulces de leche y otros derivados lácteos (Zavarce y Di Cristofaro, 2012).

 

El Estado está conformado por 25 municipios, que se pueden identificar en la Figura Nº 1; tiene cuatro parques nacionales: Morrocoy, Médanos de Coro, Cueva de la Quebrada del Toro y Sierra de San Luis. Coro, la ciudad capital, fue declarada Monumento Nacional en 1950 y, ayudada en buena parte por su invaluable legado arquitectónico, logró que en 1993 la UNESCO le otorgara (junto a La Vela de Coro) el título honorífico de “Patrimonio Cultural de la Humanidad”.[2]  No se puede dejar de aludir la importancia de los paisajes de Falcón (con su rica flora y fauna) y sus hermosas playas, en Paraguaná, en Chichiriviche y, sobre todo, en los alrededores del Parque Morrocoy (Ver imágenes en la Figura Nº 2).  En estos lugares se está desarrollando una industria turística que, con el tiempo, pudiera colocarse en posición cimera, en el país e incluso todo el Caribe. Por su parte los famosos Médanos, de la ciudad colonial de Coro, son una visita obligada para el que quiera conocer bien todas las facetas geográfico-turísticas de Falcón y Venezuela (Zavarce y Di Cristofaro, 2012).

Manaure, el Cacique ya mencionado, perteneció a la tribu de los aborígenes CAQUETÍOS y fue conocido en el lenguaje cristiano como Don Martín Manaure; tuvo varios hijos y una de ellas, llamada Cuabana, contrajo matrimonio con el conquistador Juan de Ampíes, constituyendo ese el primer “mestizaje” oficial y legal, en Venezuela, entre las “razas” humanas “blanca” e indígena. Por su liderazgo nacionalista, el Cacique es recordado en Falcón con estatuas y avenidas que llevan su nombre, además de que, en 1989, fue creado en su honor el Municipio Cacique Manaure; ubicado en la región oriental (señalado con saeta en Figura Nº 1), hoy día esta localidad constituye un polo de desarrollo agropecuario en el Estado. La capital del Municipio es Yaracal, poblado que se originó principalmente por una compañía norteamericana al encontrar petróleo en 1927; 10 años más tarde la compañía petrolera cierra sus pozos y se refuerza entonces la explotación ganadera. En esta última actividad se ha ocupado gran parte de los pobladores que habitan la zona donde, además de varios hoteles y entidades bancarias, emisoras de radio y televisión locales, minas en explotación y un matadero industrial, hay 7 empresas agropecuarias y numerosos ganaderos menores, más 5 grandes productoras queseras; estas últimas reciben y procesan la producción lechera de las aproximadamente 315 fincas o haciendas pecuarias, las que constituyen el ser y la materia prima del desarrollo en esta localidad. Como consecuencia de esto, también hay un importante gremio ganadero aglutinado en la “Asociación de Ganaderos de Yaracal” (ASOGAYAR), quienes cuentan con un excelente restaurante de carnes y el gran parque ferial, en el cual se realiza la ya reconocida Feria Agropecuaria del Falcón oriental; esa constituye cada año un evento de gran importancia, no solo nacional, donde los productores exhiben los frutos de su trabajo y, a su vez, sirve de esparcimiento a la población con sus tradicionales fritangas, carruseles y “tardes de toros” (como la canción Granada).

 

En Yaracal los productores se dedicaron con tanto ahínco al mejoramiento genético de su ganadería vacuna, que hasta lograron un ganado típico o “autóctono” producto del cruce sistemático entre ganado Holstein Fr. (5/8) y Cebú (3/8), al que denominan así: Yaracal o también “ganado mosaico”. Este, con la mayor existencia en el Municipio, fue resultado de un proyecto de investigación del FONAIAP (Fondo Nacional de Investigaciones Agropecuarias), hoy día INIA (Instituto Nacional de Investigación Agropecuaria), en conjunto con la U. C. de Venezuela y participación cubana, al aparear vacas acebuadas (de poca productividad lechera) con toros “Mambí” ya mejorados genéticamente y establecidos (a partir del Holstein) como nueva raza en Cuba; eso condujo a la elevación de la productividad lechera, al punto que Yaracal es muy conocida por sus tradicionales quesos. La actividad económica más importante del municipio responde, pues, a ese potencial agropecuario, que con el mejoramiento también tecnológico, la calidad y diversificación de los quesos y otros derivados de la leche producidos en la zona, constituyen productos competitivos y cuyo intercambio comercial favorece al Municipio, además de la generación de empleos y riqueza (FUDECO, 2004).

Los productos lácteos que se elaboran y comercializan en el Municipio son: leche de vaca, de cabra y (en menores proporciones) de búfala, queso crema, suero, y quesos tipos blanco duro, mozzarella, Ricota, De Mano, Paisa, Manchego, Pecorino, Arequipe y Parmesano; entre los dulces se tiene dulce de leche (de vaca y de cabra), natilla la Paledonia, torta de queso, quesillos y otros. Esos productos lácteos, procesados en pequeñas y medianas industrias lácteas, son recibidos directamente de los hatos, fundos o haciendas que producen directamente la leche.

En Falcón existe una gran afluencia de visitantes en temporadas y fines de semana, motivados sobre todo por el turismo de compras y, en menor proporción, la modalidad de sol y playa, la que se  concentra mayormente en la Península de Paraguaná y, también, en la Costa Oriental del Estado. Sin embargo, de acuerdo a datos del Departamento de Turismo de la alcaldía de Yaracal, los flujos turísticos (de visitantes) en el municipio Cacique Manaure no son tan elevados; por otra parte, de acuerdo a estudios del Instituto Nacional de Tierras (INTI), este posee esa riqueza de tierras fértiles y ganadería consolidada, además de alguna montaña y ríos notables, todo lo cual lo hace propicio para desarrollar agro-negocios con práctica del turismo rural, destacando en eso el atractivo de su Feria Ganadera Anual y los espectáculos de “Toros Coleados”.

Los eventos mencionados se relacionan con la ganadería vacuna, pero actualmente existe una gran hacienda dedicada a la cría del ganado bufalino (ver Figura Nº 3), fundamentalmente para el procesamiento de la leche y su transformación en queso tipo Mozzarella, según datos de la quesera local “Puerto Cumarebo” (Taberneiro, 2012). Asimismo, la ASOGAYAR consideró algunos estudios agronómicos donde se determinó que el suelo es de alta fertilidad, apto para la cría de ganado diverso y, en algún lugar, del bufalino, pues existen corrientes fluviales o riachuelos afluentes de algunos ríos (como el Tocuyo); hay también algunas lagunas artificiales o estanques que se surten de quebradas cercanas o se mantienen con agua producto de las precipitaciones y que son propicias para este tipo de ganado, facilitando sus requerimientos de agua. La cría de Búfalos en Venezuela tiene sus orígenes en 1920, pero es a partir del año 1967 y por recomendación del Director del Centro de Recría del MAC (Ministerio de Agricultura y Cría), que comienza propiamente el ganado bufalino en Venezuela (Scannone, 2013); se estima que, en los últimos años (desde 1997), han ingresado al país aproximadamente 4 000 búfalos y una población total de 80 000 a 100 000 cabezas de ganado bufalino.

Entre los tipos o “razas” que existen están el búfalo de pantano y el de río; esta última es la existente dentro del Estado Falcón, específicamente en el Municipio Cacique Manaure. Este ganado es muy valorado debido a sus características de calidad láctea -de alto contenido en grasa y proteínas- como se puede observar en la Tabla Nº 2, comparando con la leche de vacas; esos 2 componentes de la leche (y en general su elevado nivel de sólidos) son determinantes en el rendimiento quesero y para las propiedades dietético-nutritivas y  texturales del producto final (Díaz Abreu, 1987).

 

Tabla Nº 2: Composición media, comparativa, de leche de búfalas y de vacas.

 ESPECIE   /   COMPONENTE Sólidos Totales Grasa Proteínas Lactosa
Búfala de Río 17.96 % 7.45 % 4.36 % 4.83 %
Búfala de Pantano 18.34 % 8.95 % 4.13 % 4.78 %
Vaca Holstein Fr 12.15 % 3.60 % 3.25 % 4.60 %
Vaca Nativa, venezolana 13.45 % 4.97 % 3.18 % 4.59 %

Fuente: Scannone (sitio web, 2013)

 

También, por sus carácter “exótico”, este ganado bufalino implicaría otro atractivo o “valor agregado” para iniciativas de turismo rural y agro-negocios.

 

 

CONCLUSIONES Y RECOMENDACIONES

  1. Los “agro-negocios”, como “producto turístico”, son una de las innovaciones en el turismo actual que puede ofrecer una gama de actividades de interacción con la naturaleza y las empresas artesanales, citándose la elaboración de vinos y quesos entre los primeros “atractivos”.
  2. En algunos países de Europa, el “turismo rural” representa un complemento económico, ofreciendo variantes como: -vacaciones en una finca agrícola; -servicios alimentarios como extensión de la actividad agropecuaria; -agro-negocio con alojamiento en un predio agrícola, pudiéndose participar en las actividades rurales; -servicios de alojamiento, restauración y recreación, integrados en “Masias”, “Casas del Pueblo” o “Alojamientos Rurales Independientes”.
  3. Entre los países de América Latina que han incursionado en agroturismo, se considera que es de las inversiones más inteligentes y efectivas a hacer como nación, así como que ayuda a las familias campesinas a mejorar su calidad de vida y revalorar su entorno; generalmente se integran en proyectos comunitarios, mediante las llamadas “rutas”.
  4. Algunos proyectos latinoamericanos de TR destacables son: -“Ruta del Café”, involucrando a cafetaleros, restauranteros, hoteleros, biólogos, transportistas y guías-expertos; -“Ruta del Queso”, con visitas a fincas lecheras y plantas queseras, disfrute de comidas típicas y de atractivos naturales (ríos, lagunas, un volcán); -visitas a productores de lácteos, donde convidan a faenas diarias, cabalgatas y observación de flora y fauna.
  5. En Venezuela se busca reducir las importaciones alimentarias impulsando el desarrollo agro-pecuario, lo que representa una oportunidad para promover el “agroturismo” a gran escala, pero aun no es una alternativa gubernamental de diversificación productiva general o estratégica.
  6. En el Estado venezolano de Falcón, particularmente el municipio Cacique Manaure, la ganadería lechera y de derivados lácteos es una actividad preponderante y consolidada, haciéndose propicio en este el desarrollo de agro-negocios con ofertas de turismo rural; en eso destacan los atractivos de su Feria Ganadera Anual y evento de “Toros Coleados”, además de una presencia notable de ganado bufalino (de cuya leche se producen quesos) y que, por sus carácter “exótico”, implicaría otro atractivo o “valor agregado” para tal iniciativa.
  7. A partir de lo anterior, es recomendable hacer un estudio diagnóstico sobre las posibilidades reales de desarrollar un producto turístico rural ganadero-lechero en el municipio Cacique Manaure de Falcón, Venezuela, considerando en esta propuesta a todos los “actores” posiblemente involucrados (ganaderos-procesadores, pobladores y turistas o visitantes).

 

 

 

BIBLIOGRAFÍA

  • Ø Anónimo-1 (2008). “El agroturismo en los municipios de la Zona Metropolitana de Mérida. Realidad y posibilidades”. (cita a Brito, 2005). Edición IICA –7 (Instituto Interamericano de Cooperación para la Agricultura). San José, Costa Rica.
  • Ø Anónimo-2 (2008). “HISTORIA Y EVOLUCIÓN DEL ESPACIO AGRARIO EN VENEZUELA”. Universidad Central de Venezuela. Caracas, Venezuela.
  • Ø Anónimo-3 (sitio web, 2010). “Cacique Manaure Tierra Floreciente”. Diario “La Costa”,  Sección: Costa Oriental del Estado Falcón. Disponible: www.google.com.ve. Acceso: 04.05.12, Venezuela.
  • Ø Anónimo-4 (sitio web, 2012). “Estado Falcón”… Disponible en:  http://www.mipunto.com/venezuelavirtual/000/002/011/000.html. Acceso: 16.06.12, Venezuela.
  • Ø Anónimo-5 (2012).  “Laguna La Redonda, en Cuba, atrae el ecoturismo”. Agencia “Prensa Latina” (digital). La Habana, Cuba
  • Ø Anónimo-6 (sitio web, 2012). “Turismo Rural y de naturaleza en España”. Disponible en: http://trural.wordpress.com/indice. Acceso: 07.08.12, España.
  • Ø A.R.C. (2004:p. 3). “Confirman 10 conferencistas europeos y latinoamericanos para TURNAT´2004”. Rev. DESTINOS, Nº 4, “Prensa Latina”, Cuba.
  • Ø Barrera, E. (2006a, citando al BID). “Informe anual sobre actividades de desarrollo rural, 2000”. Div. Medio Ambiente del Depto. Regional y Unidad Desarrollo Rural del Depto. de Desarrollo Sostenible. (Banco Interamericano de Desarrollo, 2000), Washington D.C., USA.
  • Ø Barrera, E. (2006b). “TURISMO RURAL: Un agro-negocio para el desarrollo de los territorios rurales”. Editorial Sudamericana. Buenos Aires, Argentina.  
  • Ø Blanco, M. y Riveros,  H. (2010). “Las Rutas alimentarias, una herramienta para valorizar productos de las agroindustrias rurales: El Caso de la Ruta del Queso Turrialba”, Ed. IICA. San José, Costa Rica.
  • Ø Blanco, M. y Riveros, H. (sitio web, 2012). “Desarrollo de los agro-negocios y la agroindustria rural en América Latina y el Caribe”. Disponible en: http://www.iica.int. Acceso: 08.11.2012, Costa Rica.
  • Ø Bugna, J. (2005).  “CANTUR, ejemplo de asociatividad: Impulsando el turismo nicaragüense”. Rev. Negocios & Turismo (EN ´EMPRESAS TURÍSTICAS´, p. 38-39). Centroamérica.
  • Ø Calibrini, L. (2002). “Turismo: Panorama 2020; previsiones mundiales y perfiles de los segmentos de mercado”. Publicación de la Organización Mundial del Turismo (OMT).
  • Ø Cascante, F. (2010). “La experiencia de una Ruta turística con particip. y desarr. local”. Ed. IICA-14 (Una Mirada a experiencias exitosas de agroturismo en América Latina). San José, Costa Rica.
  • Ø Cevallos, M.; Desantiago, M.; Pérez, V.; Rodríguez, M. (2010). “En Venezuela el turismo rural agrega valor a las cadenas de café y lácteos”. Ed. IICA (Una Mirada a experiencias exitosas de Agroturismo en América Latina). San José, Costa Rica.
  • Ø Cucagna, B. (2008).  “El mundo del turismo rural y el turismo rural en el mundo”. Disponible en: http://radiolatitudsur.wordpress.com. Acceso: 05.02.13, Argentina.
  • Ø Díaz Abreu, J. A. (1987). “Tecnología de los Alimentos, parte I – Bioquímica y Tecnología de Lácteos” (Texto Docente). Dpto. de Procesos Alimentarios, Instituto Superior Politécnico “José A. Echevarría” (ISPJAE). Editora-imprenta CUJAE-ENPSES. La Habana, Cuba.
  • Ø Díaz Abreu, J. A. (2013). “Visitas grupales a complejos agro-industriales en Bulgaria, durante las décadas de 1970 y 1980”. Comunicación personal. Universidad de La Habana, Cuba.
  • Ø Frances, G. y Méndez, M. (sitio web, 2012). “Fundación Empresa i Ciencia; el Agroturismo, la alternativa posible”. Disponible en: http://felipesanchezbarba.blogspot.com. Acceso: 09.06.12. Cataluña, España.
  • Ø FUDECO (2004). “DOSSIER: MUNICIPIO CACIQUE MANAURE”. Barquisimeto (Fundación para el Desarrollo de la región Centro Occidental). ESTADO FALCÓN, Venezuela.
  • Ø Guerrero, E. (2011). “El agroturismo y el desarrollo turístico de la comunidad San Pablo, parroquia Santa Rosa (cantón Ambato, provincia de Tungurahua), durante el período noviembre 2010 – abril 2011”.  Universidad Técnica de Ambato. Ambato, Ecuador.
  • Ø INFOTUR- colectivo de autores, (2009). “Rutas y lugares de interés: Laguna La Redonda”. Folletín “Jardines del Rey. Guía de Naturaleza” (p. 32). Oficina INFOTUR. La Habana  (www.Infotur.cu).
  • Ø Leal de Rodríguez, M. (2008). “Propuesta de Turismo Rural para la Región Andina”.  Consultora en Turismo Rural. Venezuela.
  • Ø Martínez, L. (sitio web, 2013). “Conceptos y características del Turismo Rural”. Disponible en: http://www.promer.cl. Acceso: 19.08.13. Chile.
  • Ø Mazaira, A. (2012). “Comercialización de Productos turísticos. Especificidades del Turismo Rural”. Conferencia (present. en Power Point). Fac. de Ciencias Empresariales. U. O., Stgo. de Cuba.
  • Ø Mena Lagos, A. (2005). “TURISMO RURAL: Una alternativa para impulsar la economía de las comunidades (salvadoreñas)”. Rev. Centroamericana Negocios & Turismo (EN ´DESARROLLO SUSTENTABLE´, p. 36-37).
  • Ø Muñoz, A. (sitio web 2012). “Términos empresariales; Turismo”. Cita de 1992, ddisponible en: http://www.poraqui.net/diccionario/index.php/term/. Acceso: 06.07.12.
  • Ø Muskus, W. (sitio web, 2012). “Región Oriental de Falcón (información del 2009)”. Disponible en: http://www.google.com.ve. Acceso: 08.04.12. Falcón, Venezuela.
  • Ø Reyes R., D. (2013): “Acoge Granma evento internacional de turismo de naturaleza”. Diario “Granma” (nacional). AÑO 49, Nº 227 (lunes 23 de septiembre).
  • Ø Rodríguez, R. (2005) “Gestión de Destinos Turísticos”. Monografía Texto  Docente, CETUR-UH, Imp. Mercie Group-ENPSES (p. 142). La Habana, Cuba.
  • Ø Rodríguez, R. (2006). “Desarrollo de Destinos Turísticos”. Monografía-Texto (digital). CETUR, Universidad de la Habana. http://www.scribd.com/doc/21447910/Gestion-de-Destinos-Turisticos.
  • Ø Salazar, S. y León, C. (sitio web, 2012). “Agroturismo: Alternativa para la Ganadería Sostenible en Costa Rica y la Región Mesoamericana”. Disponible en: http://www.fao.org/  acceso: 25.08.12.  
  • Ø Scannone, H. (sitio web, 2013). “El Búfalo en Venezuela.” Disponible en: http://200.82.126.19:81/descargas/bufalo.pdf. Acceso: 06.06.13. Venezuela.
  • Ø Taberneiro, L. (2012). “Datos y estadísticas sobre asentamientos ganaderos y productores de quesos”. Comunicación personal del presidente de la ASOGAYAR. Falcón, Venezuela.
  • Ø Vence, J. (2010). “Panamá apuesta al agroturismo para apoyar el desarrollo rural”. Edic. IICA (Una Mirada experiencias exitosas de Agroturismo en América Latina). San José, Costa Rica.
  • Ø Verardi, M. (2013). “Turismo Rural y empleo rural no-agrícola: El caso de la Ruta Colonial de Dois Irmaos”. Editado en Rio Grande do Sul, Brasil.
  • Ø Zavarce, J.; Di Cristofaro, L. (sitio web, 2012). “Estado Falcón, Venezuela”. Disponible en: http:// www.monografias.com. Acceso: 22.07.12. Venezuela.


[1] Wikipedia (2013), define el “comodato” como: contrato por el cual una parte entrega a la otra, gratuitamente, una especie, mueble o bien raíz, para que haga uso de ella, con el cargo de restituir la misma especie después de terminado el uso.

[2] http://www.mipunto.com/venezuelavirtual/000/002/011/000.html

Para citar este artículo puede utilizar el siguiente formato:
Sánchez Jändrosch, Fernando,Díaz Abreu, Julio Antonio y Cisneros Mustelier, Lourdes: "El turismo rural como producto turístico alternativo para el desarrollo local en países latinoamericanos; caso Venezuela" en Revista Caribeña de Ciencias Sociales, abril 2014, en http://caribeña.eumed.net/turismo-rural/

Revista Caribeña de Ciencias Sociales es una revista académica, editada y mantenida por el Grupo eumednet de la Universidad de Málaga.