EL SIGLO XXI Y LA FUNCIÓN PROTAGÓNICA DE LA UNIVERSIDAD BASADO EN LA RESPONSABILIDAD SOCIAL

Resumen:
Este trabajo servirá de ayuda comunitaria como un valor de la Universidad a la colectividad, tal como lo determina la ley y los cambios globales. El análisis teórico y legal realizado permite sustentar que la Universidad es un actor protagónico en los direccionamientos de cada Estado, por tanto su responsabilidad y su aporte es viable en su concepción teórica y en su aplicación práctica y legal. El análisis teórico y legal realizado en este artículo permite sustentar que la educación es un proceso de fusión e integración de las personas a la sociedad.
Palabras Claves: Responsabilidad social, empresarial, universitaria, ley, derechos. Estrategia, metodológicas, Ética, Valores.
Summary:
This work will help community as a value of the University to the community, as determined by the law and global changes. The theoretical and legal analysis allows you to sustain that the University is an actor starring in the routing of each State, therefore your responsibility and your contribution is viable in its theoretical conception and its practical and legal application. The theoretical and legal analysis carried out in this article allows you to sustain that education is a process of fusion and integration of persons into society.
Key words: Responsibility social, business, University, law, rights. Strategy, methodological, ethics, values.

I. Introducción:

Responsabilidad Social Universitaria a nivel mundial. (RSU)

La Responsabilidad Social Desde la visión “Ética Capital Social y Desarrollo”, concepto que promueve la Iniciativa Ética Capital Social y Desarrollo y la RED de Universidades de América Latina y el Caribe del Banco Interamericano de Desarrollo, permite la posibilidad de que unidos personas, organizaciones y ciudadanos podamos enfrentar con éxito los complejos problemas y retos del desarrollo así como superar los desafíos éticos del actual mundo globalizado.

 

II. Antecedentes:

El concepto de Responsabilidad Social está inspirado en obras de grandes pensadores como Adam Smith,  AmartyaSen, Joseph Stiglitz,  Edgar Morín,  Bernardo Kliksberg de entre otros.

Es una nueva política de gestión, un nuevo modo de administrar las organizaciones, cuáles sean, cuidando de los impactos y efectos colaterales que se generan a diario adentro y afuera de la institución, responsabilizándose por las consecuencias sociales inducidas por el mismo funcionamiento de la organización. Este nuevo modelo de gestión está basado en fines éticos y de desarrollo social justo y sostenible, y tiene el afán de promover estándares y regulaciones universales. Por lo tanto, la

Responsabilidad Social es aplicable a todas las organizaciones sin excepción, las públicas como las privadas, las con fines de lucro y las sin fines de lucro. El hecho de que haya nacido primero en el medio empresarial no la reserva exclusivamente a las empresas. Nuestras administraciones públicas, nuestras casas de estudios, nuestras asociaciones del tercer sector, ellas también deben de ser socialmente responsables en cuanto organizaciones. Es como la Democracia: nació en Grecia, pero no está hecha  solamente para los griegos.

(Volumen Nº 2 (1), 2013 (“2012”) 2) 

Ramiro Alvear (2009) “ La RSE es cada vez un concepto más cercano a las empresas ecuatorianas, se establece que entre el 5 y el 8% de compañías que laboran en el país han empezado a adoptar proyectos de RSE, a pesar de ser muy corto el tiempo de transformación del término filantropía a una herramienta que otorga competitividad…”

Algunos autores revelan el misterio de la Responsabilidad Social Empresarial y atribuyen su éxito a las estrategias empleadas por los Jefes, gerentes o directivos implementando la ética profesional con responsabilidad y eficiencia en las tareas asignadas a sus trabajadores.

La Conferencia Mundial de Educación Superior -CMES- realizada en 1998 luego de casi dos años de reflexión y debate sobre la educación superior en todo el mundo, sus tensiones, problemáticas, retos y desafíos, acordó la “Declaración Mundial sobre la Educación Superior en el Siglo XXI: Visión y Acción” y en el Preámbulo dejó consignada la capacidad de la educación superior en impulsar las transformaciones y el progreso de la sociedad. En consecuencia, entre sus misiones educativas, formativas e investigativas, se reafirma la misión de contribuir al desarrollo sostenible y el mejoramiento del conjunto de la sociedad: “…b) constituir un espacio abierto para la formación superior que propicie el aprendizaje permanente, brindando una óptima gama de opciones y la posibilidad de entrar y salir fácilmente del sistema, así como oportunidades de realización individual y movilidad social con el fin de formar ciudadanos que participen activamente en la sociedad y estén abiertos al mundo, y para promover el fortalecimiento de las capacidades endógenas y la consolidación en un marco de justicia de los derechos humanos, el desarrollo sostenible, la democracia y la paz…

…e) contribuir a proteger y consolidar los valores de la sociedad, velando por inculcar en los jóvenes los valores en que reposa la ciudadanía democrática y proporcionando perspectivas críticas y Educación superior y sociedad / nueva época / año 13 / Numero 2 / septiembre 2008 objetivas a fin de propiciar el debate sobre las opciones estratégicas y el fortalecimiento de enfoques humanistas;…” También señala esta Declaración, la importancia de un involucramiento de la universidad con la sociedad en una perspectiva de largo plazo y plantea la pertinencia o relevancia de la educación superior como la respuesta a las necesidades y expectativas de la sociedad, servir a esa sociedad en procura de “erradicar la pobreza, la intolerancia, la violencia, el analfabetismo, el hambre, el deterioro del medio ambiente y las enfermedades, principalmente mediante un planteamiento interdisciplinario y transdisciplinario para analizar los problemas”1, contribuir en la construcción de una nueva sociedad que excluya las prácticas violentas, vinculada también con el mundo del trabajo y todos los demás sectores sociales.2 Poco tiempo después, el período de sesiones de Naciones Unidas realizado en el año 2000 fue declarado como la Asamblea del Milenio y en el marco de dicha Cumbre del Milenio fue adoptada la “Declaración del Milenio”, documento en el cual los países reafirman su confianza en la Carta de Naciones Unidas para lograr un mundo más pacífico, más próspero y más justo. Se establecen puntos de acuerdo en diversos temas de interés mundial evidenciando una fuerte coincidencia de opinión entre los líderes del mundo sobre los retos que enfrenta la sociedad actual y los valores fundamentales para las relaciones internacionales en el siglo XXI, como son: la libertad, la igualdad, la solidaridad, la tolerancia, el respeto de la naturaleza y la responsabilidad común. También se enfatizó en alentar la paz, la seguridad y el desarme; lograr el desarrollo y la erradicación de la pobreza; proteger el medio ambiente; velar por los derechos humanos, la democracia y el buen gobierno; proteger a las personas vulnerables; atender las necesidades especiales de África; disminuir las enfermedades; reducir la injusticia, la desigualdad, el terrorismo y la delincuencia; fortalecer a las Naciones Unidas.

(Fuente revista Educación Superior y Sociedad)

La Universidad Internacional consiente de los retos y desafíos del actual mundo globalizado asume como uno más de los compromisos de su misión educativa y formativa, la promoción del desarrollo de capacidades y habilidades de las personas y la ampliación de oportunidades en el entorno, tanto al interior de la organización como en su entorno social, para lograr un Desarrollo Humano Sostenible en la comunidad y así apoyar a los logros de los Objetivos del Millenium, las metas de la Organización de las Naciones Unidas para el desarrollo UNDP y de la Iniciativa “Ética Capital Social y Desarrollo” del Banco Interamericano de Desarrollo.

 

III. Análisis de la responsabilidad social universitaria en América Latina.

La Responsabilidad Social Empresarial (RSE) es un método de gestión que intenta generar una Triple Línea de Resultados: económicos, sociales y ambientales, para la empresa y para la sociedad. La RSE surgió como respuesta a la creciente concienciación del consumidor y del público en general en relación a los desafíos ambientales y sociales que enfrentamos hoy en día.

La Responsabilidad Social Universitaria (RSU) es una rama nueva de la  Responsabilidad Social Empresarial que está comenzando a ser aplicada en distintas universidades de Latinoamérica. La RSU incluye a los tres componentes principales de la RSE: social, económico y ambiental, que promueven el desarrollo sostenible y pueden llegar a lograr un gran impacto positivo en la sociedad.

Las universidades decidieron adoptar programas de responsabilidad social teniendo en cuenta que estas instituciones son las que educan a los futuros profesionales y ciudadanos que liderarán al mundo.

(RSU) Es el espacio que vincula el conocimiento generado en el contexto de su aplicación (científico, tecnológico, humanístico y artístico) a las necesidades locales, nacionales y globales. Su objetivo es primordialmente promover la utilidad social del conocimiento, contribuyendo a la mejora de la calidad de vida; por ende, demanda perspectivas bidireccionales entre la universidad y la sociedad e implica la multiplicación directa de usos críticos que tiene el conocimiento en la sociedad y la economía.

A continuación se presentan algunos ejemplos que ilustran el cambio que caracteriza la RSU en universidades latinoamericanas, con el objetivo de aportar elementos que permitan proponer una agenda en materia de compromiso social para la región.

La Universidad Nacional Autónoma de Honduras ha emprendido un proceso de gradual articulación entre la universidad y la problemática de la sociedad mediante programas que se encaminan a brindar atención a niños huérfanos y en extrema pobreza, personas de bajos recursos económicos, adolescentes y mujeres en condiciones de vulnerabilidad.

Este mismo esquema de vinculación a los sectores marginados de la sociedad lo han seguido diversas universidades en México, como la Benemérita Universidad Autónoma de Puebla, la Universidad Autónoma de Sinaloa, la Universidad de Guadalajara y la Universidad Nacional Autónoma de México, que cuentan con programas de enlace directo con las comunidades marginadas para desarrollar actividades de investigación, formación profesional y divulgación científica que permiten alcanzar los siguientes objetivos:

1. Extender a la sociedad el quehacer institucional de la universidad y los resultados del trabajo académico.

2. Establecer programas de prestación de servicios y de oferta de los resultados del trabajo académico que coadyuven a la atención de los requerimientos sociales.

3. Desempeñar un papel esencial en el rescate de los saberes populares y en la defensa de la identidad nacional en el contexto globalizador.

4. Contribuir a la formación de una ciudadanía comprensiva con las identidades locales, nacionales y globales.

5. Conformarse como una vía para potenciar el desarrollo sostenible.

6. Producir las transformaciones necesarias para el logro de una mejor calidad de vida.

7. Identificar los problemas y demandas de la sociedad.

8. Investigar para mejorar la calidad de la vida humana y de la sociedad.

La reducción de brechas de los países en desarrollo tendrá que basarse en el trabajo crítico y sistemático de las universidades. En este aspecto, la innovación juega un papel de central importancia tanto en los esquemas convencionales de formación profesional, como en los casos donde la extensión universitaria se vincula a estructuras curriculares formales; por ejemplo, la Universidad de Costa Rica abre los espacios académicos a personas mayores de 50 años que desean satisfacer inquietudes intelectuales, ocupar su tiempo libre, intercambiar experiencias y conocimientos con los estudiantes regulares y docentes a través del Programa integral para la persona adulta mayor «Dr. Alfonso Trejos Willis» (PIAM).

  • El Trabajo Comunal Universitario

(TCU) de la Universidad de Costa Rica, integrado por programas interdisciplinarios que deben surgir del perfil académico de las facultades, escuelas o sedes universitarias, tiene como característica primordial la articulación entre la docencia, la investigación y el servicio a la sociedad.

Otro de sus componentes fundamentales es que, en su diseño, planeación y ejecución, interviene la población beneficiaria; de este modo, el TCU incorpora a docentes y estudiantes, quienes, conjuntamente con miembros de la comunidad costarricense, interactúan para buscar soluciones a sus problemas.

La demanda de mayor justicia y seguridad por parte de la sociedad ha propiciado el desarrollo de programas de intervención que tienen el propósito de participar en la formación ciudadana de las personas que han cometido algún delito. En este caso, destacan los trabajos multidisciplinarios de la Universidad de Buenos Aires, que imparte enseñanza en COLABORACIÓN ESPECIAL.

 

IV.  La Responsabilidad Social en el Ecuador.

La Universidad centro de formación de profesionales en las diferentes áreas del saber,  de origen, patrocinio y desarrollo de la Investigación Científica, depositaria de los últimos adelantos de la Ciencia y la Tecnología,  rectora y patrocinadora de las soluciones a las urgentes necesidades de la sociedad, tiene un rol fundamental en la construcción del Desarrollo y Progreso de la Humanidad

Por las múltiples razones científicas, tecnológicas, culturales, educativas, informativa y formativa del talento humano, tiene la necesidad de formular su acción social en su entorno interno y externo porque históricamente la responsabilidad social es tarea compleja y ardua, la misma historia de la Humanidad está ligada a la responsabilidad individual y colectiva en su propio devenir, se define a una organización como socialmente responsable.

Las Universidades son  actores sociales claves y no se escapan de ejercer la responsabilidad social, la educación superior ha formado parte de las agendas de trabajo regionales e internacionales de la UNESCO lo que le da un sentido de pertinencia relacionado con el “deber ser” de las organizaciones que se debe traducir en la satisfacción de las necesidades y carencias de la sociedad, así las Universidades deben responder al proceso constante, real y positivo.

Los avances de la Ciencia y la Tecnología han transformado al mismo pensamiento, hasta volverlo complejo con esquemas de dudas, ilusión y error, distinguir el reto de la incertidumbre  parece ser la complejidad del mundo actual,  con razón se requiere de una conciencia responsable y crítica para resolver el reto:

“La complejidad es entonces un desafío, no una respuesta o solución a todos los problemas del pensamiento” (E. Morín 1999). (4)

La Responsabilidad Social en el Ecuador tiene diferentes manifestaciones de orígenes con diversos eventos que desarrollan directa o indirectamente la temática de estudio, es a partir del año 2006 cuando el país entra en una dinámica de desarrollo, empieza por afianzarse como una práctica beneficiosa para todos los sectores de la cadena productiva organizacional.

Se registran diferentes eventos, citaremos algunos:

2010: Festival del Cóndor de Oro, premiación de las empresas con aplicación de RSE.

Implementación de la ISO 26.000 para las empresas e instituciones con prácticas de Responsabilidad Social.

CERES: Consorcio Ecuatoriano de Responsabilidad Social presenta informe de empresas que operan con actividades sustentables de RSE. Alvear (5)

Cuarto Encuentro de RSE en Quito-Ecuador con ponencias e informes de diversas organizaciones públicas y privadas.

Proponen Observatorio de RSE, blog con noticias de Ecuador Prensa Libre sobre diversos eventos desarrollados.

CERES-ETHOS: Elaboración y lanzamiento de una Guía de RSE como modelo de desarrollo del Ecuador.

Reconocimiento a empresas ecuatorianas por labor en RSE en la región: Diner, Interdin y Pronaca por IPRA-Perú 2010.

Foro sobre RSE para medios informativos del país auspiciado por CERES realizado en Guayaquil.

Primer Congreso Virtual de RSE, desarrollo de la plataforma virtual de empresas de Perú y Ecuador.

RED PERIODISTAS Y RSE: Formación y desarrollo de equipo Red de periodistas y RSE, red local y nacional.

Acreditación y entrega de diplomas a consultores ecuatorianos de RSE, aprovechando las experiencias realizadas en Brasil, Chile y Perú.

2011: Convocatorias de capacitación en RSE por medio de Diplomados y Maestrías por diferentes Universidades nacionales y extranjeras, diagramación de programas sociales y comunitarios.

Estructuración de la RSE en el Ecuador, investigación de la Universidad Técnica Particular de Loja (UTPL)

CIMA: Cumbre Internacional del Medio Ambiente destaca la labor en RS y múltiples oportunidades de negocios en el mercado.

De los anteriores registros se percibe que la RSE es cada vez un concepto más cercano a las empresas ecuatorianas, se establece que entre el 5 y el 8% de las compañías que laboran en el país han empezado a adoptar proyectos de RSE, a pesar de ser muy corto el tiempo que se llevó para transformar el término de filantropía a una herramienta que otorga competitividad y desarrollo.

REPSOL: Empresa multinacional ya cuentan con una valiosa experiencia, ha invertido varios millones de dólares en desarrollo y mantenimiento de programas para resolver las necesidades básicas de 33 comunidades del Oriente Ecuatoriano con planes de:

Cuidado ambiental, proyectos de turismo ecológico, educativos, apoyo a la microempresa, con el deseo de luchar contra la pobreza a través de la dinamización de las economías, demostrando que la RSE suma  valor agregado.

Renato Moya (6), representante del Instituto ETHOS de Brasil, asesora y calcula el éxito de la RSE en el Ecuador, señala que los programas que están bastante extendidos en Europa pueden tener un mayor impacto en la América Latina gracias al desarrollo implementado de la ISO 26.000, lo que determina un valor agregado a los bienes y servicios, porque indica que las empresas que lo producen practican RS.

Moya (2010)  expresa “La RSE es una herramienta de competitividad que puede ser empleada por las empresas para lograr más clientes, fidelizar a los que ya tiene y por ende generan más ganancias y a la vez trabajan por la sociedad…”

Moya (2010)  expresa “La RSE es una herramienta de competitividad que puede ser empleada por las empresas para lograr más clientes, fidelizar a los que ya tiene y por ende generan más ganancias y a la vez trabajan por la sociedad…” Moya (2010)  expresa “La RSE es una herramienta de competitividad que puede ser empleada por las empresas para lograr más clientes, fidelizar a los que ya tiene y por ende generan más ganancias y a la vez trabajan por la sociedad…”

Los investigadores Pringle y Thompson (1999)7 en su libro Brand Spirit describen como los estándares y los valores del consumidor están cambiando con el marketing con causa social y ambiental, construye “marcas” y los consumidores quieren pertenecer de alguna manera formar parte o identificarse con las compañías que hacen negocios responsables.

“Cuando instituye un conjunto de prácticas obligatorias y voluntarias orientadas a promover la satisfacción de las necesidades sociales de sus integrantes y las de los miembros de su comunidad” (Schvarstein, 2003). (3)

 

V. ASPECTOS POSITIVOS Y CAMBIOS QUE PRODUCE LA APLICACIÓN DE LA RSU.

  • Formar académicos con conciencia y actitudes de responsabilidad social acordes a los cambios globalizados de siglo XXI, basados en proyectos sociales.
  • Mejorar la vida de los ciudadanos, como eje transversal en la educación de los académicos.
  • Participación social, solución de problemas y conflictos cotidianos, entendiendo que cada comunidad y personas tienen situaciones complejas y la creación de redes de capital humano para lograr el desarrollo sostenible.
  • Gestión del conocimiento selección y producción de conocimientos socialmente útiles y difundidos adecuadamente hacia la comunidad, con métodos de investigación participativos y democráticamente elaborados, capaces de lograr el cambio de la matriz productiva.

VI. Fundamentación Legal:

  • La Constitución.

Art. 26, La educación es un derecho de las personas a lo largo de su vida y un deber ineludible e inexcusable del Estado. Constituye un área prioritaria de la política pública y de la inversión estatal, garantía de la igualdad e inclusión social y condición indispensable para el buen vivir. Las personas, las familias y la sociedad tienen el derecho y la responsabilidad de participar en el proceso educativo.

Art. 27, La educación se centrará en el ser humano y garantizará su desarrollo holístico, en el marco al respeto de los derechos humanos, al medio ambiente sustentable y a la democracia; será participativa, obligatoria, intercultural, democrática, incluyente y diversa, de calidad y calidez, impulsará la equidad de género, la justicia, la solidaridad y paz; estimulará el sentido crítico, el arte, y la cultura física, la iniciativa individual y comunitaria, y el desarrollo de competencias y capacidades para crear y trabajar.

La educación es indispensable para el conocimiento, el ejercicio de los derechos y la construcción de un país soberano, y constituye un eje estratégico para el desarrollo nacional.

Art. 28, inc. 4, La educación pública será universal y laica en todos sus niveles y gratuita hasta el tercer nivel de educación superior inclusive.

Art. 29, inc. 1, El Estado garantizará la libertad de enseñanza, la libertad de cátedra en la educación superior, y el derecho de las personas de aprender en su propia lengua y ámbito cultural.

Art. 347, inc. 11, garantizar la participación activa de estudiantes, familias y docentes en los procesos educativos.

 

  • Ley Orgánica de Educación Intercultural.

Principios:

i). Educación en valores: La educación debe basarse en la transmisión y práctica de valores que promuevan la libertad personal, la democracia, el respeto a los derechos, la responsabilidad, la solidaridad, la tolerancia, el respeto a la diversidad de género, generacional, étnica, social, por identidad de género, condición de migración y creencia religiosa, la equidad, la igualdad y la justicia y la eliminación de toda forma de discriminación.

k). Enfoque en derechos.- La acción, práctica y contenidos educativos deben centrar su acción en las personas y sus derechos. La educación deberá incluir el conocimiento de los derechos, sus mecanismos de protección y exigibilidad, ejercicio responsable, reconocimiento y respeto a las diversidades, en un marco de libertad, dignidad, equidad social, cultural e igualdad de género.

  • LOES.

Art. 8, Lit. D. Formar académicos y profesionales responsables, con conciencia ética y solidaria capaz de contribuir al desarrollo de las instituciones de la República, a la vigencia del orden democrático, y a estimular la participación social.

Art. 9.- La Educación Superior y el Buen Vivir.- La educación superior es condición indispensable para la construcción del derecho del buen vivir, en el marco de la interculturalidad, del respecto a la diversidad y la convivencia armónica con la naturaleza.

Art. 107.- Principio de pertinencia.- consiste en que la educación superior responda a las  expectativas y necesidades de la sociedad, a la planificación nacional, y al régimen de desarrollo, a la prospectiva de desarrollo científico, humanístico y tecnológico mundial, y a la diversidad cultural. Para ello, las instituciones de educación superior articularán su oferta docente, de investigación y actividades de vinculación con la sociedad, a la demanda académica, a las necesidades de desarrollo local, regional y nacional, a la innovación y diversificación de profesiones y grados académicos, a las tendencias del mercado ocupacional local, regional y nacional, a las tendencias demográficas locales, provinciales y regionales; a la vinculación con la estructura productiva actual y potencial de la provincia y la región, y a las políticas nacionales de ciencia y tecnología.”

Art. 124.- Formación en Valores y Derechos.- Es responsabilidad de las instituciones del sistema de Educación Superior proporcionar a quienes egresen de cualesquiera de las carreras o programas y cursos de vinculación con la sociedad guiados por el personal académico. Para ser estudiantes de los mismos no hará falta cumplir los requisitos del estudiante regular.

 

VI.- ANÁLISIS LEGAL CON RESPECTO A LA EDUCACIÓN:

Analizando el “Art. 26 de la Constitución de la República del Ecuador, que establece que la educación es un derecho de las personas a lo largo de su vida y un deber ineludible e inexcusable del Estado. Constituye un área prioritaria de la política pública y de la inversión estatal, garantía de la igualdad e inclusión social y condición indispensable para el buen vivir. Las personas, las familias y la sociedad tienen el derecho y la responsabilidad de participar en el proceso educativo; y  el Art. 27 de la Constitución vigente establece que la educación se centrará en el ser humano y garantizará su desarrollo holístico, en el marco del respecto a los derechos humanos, al medio ambiente sustentable y a la democracia; será participativa, obligatoria, intercultural, democrática, incluyente y diversa, de calidad y calidez; impulsará la equidad de género, la justicia, la solidaridad y la paz; estimulará el sentido crítico, el arte y la cultura física, la iniciativa individual y comunitaria, y el desarrollo de competencias y capacidades para crear y trabajar”;  los estudiantes de la Carrera son capacitados para enfrentar exitosamente problemas diversificados en un contexto de constante cambio, lo cual requiere que el ejercicio profesional involucre un despliegue creativo de las habilidades y competencias propias del profesional del derecho, desarrolladas durante su formación.

Ante la dicotomía entre cultura e interculturalidad, reafirma la necesidad de robustecer la labor de promoción cultural. Por tanto, el compromiso de formar profesionales íntegros, éticos, con una visión humanística y competitivos internacionalmente, a  partir de un modelo innovador de aprendizaje basado en el método colaborativo de enseñanza implicado en el entorno, enclavado en una localidad que sea capaz de poner sus recursos al servicio de la comunidad educativa y en el que participen nuevos tipos de profesionales y de instituciones, con un proyecto consensuado que tenga en cuenta las características materiales y humanas del medio para transformarlas que les permitan ser personas capaces de contribuir con el  desarrollo económico, social y cultural del Ecuador, a la vez de establecer una unión inteligente y responsable con la naturaleza. Por ende, en este modelo Constitucional versión 2008, los derechos los derechos del SUMAK KAWASAY no solo están reconocidos taxativamente como derechos públicos subjetivos sino que hacen parte del patrimonio de las personas, siendo el régimen del Buen Vivir, un conjunto de garantías para el ciudadano.

Para el análisis crítico en la formación universitaria, se consideran algunos aspectos a fin de pasar de una retórica aplicada de manera mecánica, a la formación de competencias  cognitivas.

Habermas, Marie France Daniel (2002) plantea que el pensamiento crítico puede entenderse de tres maneras: como producto, como práctica, y como praxis.

El concepto del pensamiento crítico como práctica implica que requiere la comprensión del entorno, inscribiéndose en una perspectiva “intrasubjetiva”, aceptándose sin ser cuestionar las diferentes justificaciones e interpretaciones. Puede asociarse a una filosofía humanista de la educación. Se relaciona con el saber hermenéutico.

Entendido como praxis,  desarrolla una conciencia crítica, orientada a la emancipación y la autonomía de la persona y la comunidad con el propósito del mejoramiento de la experiencia individual y social. Siendo dialógico, es cooperativo antes que competitivo, suponiendo además de saber hacer y saber decir, un saber vivir juntos. Correspondiente a una concepción “socio-constructivista” de la educación.

La importancia de pensar críticamente es responsabilidad de una sociedad democrática “no basta que la escuela se dedique a enseñar a leer y escribir sino que se requiere además que enseñe a sus alumnos a pensar” (Colton, 1991; Murray, 2003).

Eventualmente, una dictadura vería con cierta precaución la formación de pensadores críticos entre sus estudiantes y ciudadanos. Efectivamente, como piensa Hannah Arendt, la base radica en un derecho de ciudadanía, el derecho a la pluralidad, que es negado por todo totalitarismo y despotismo (Kohn, 2003). No obstante, manteniendo la hipótesis de que la democracia es –hasta la fecha la mejor manera de convivencia social, el pensamiento crítico debe entenderse como componente y condición de la propia democracia.

“Debemos asumir la Responsabilidad Social como la revolución mental, Cultural, y quizás espiritual-silenciosa no violenta- que nos permita construir la sociedad donde la utopía del bienestar se reconcilie con la ética De la supervivencia ¨

(Ramiro Restrepo en el año 2009 en su libro “Nueva Teoría, Nuevas Prácticas).

CONCLUSIONES.

  • Las Universidades Nacionales e  Internacionales consientes de los retos y desafíos del actual mundo globalizado asumen como uno más de los compromisos de su misión educativa y formativa, la promoción del desarrollo de capacidades y habilidades de las personas y la ampliación de oportunidades en el entorno, tanto al interior de la organización como en su entorno social, para lograr un Desarrollo Humano Sostenible en la comunidad.
  • La Responsabilidad Social es la nueva cultura institucional responsable,  especialmente en la Universidad, institución que responde a doble finalidad: Como organización misma y como formadora de futuros profesionales empresariales.
  • La Humanidad experimenta un proceso de cambio dinámico y complejo, por los enormes avances de la Ciencia y la Tecnología, este cambio, exige un replanteo de actualización, surgen las reformas y revoluciones en lo ideológico, económico, cultural, político, religioso, social, educativo, ético, moral, en el vivir cotidiano y en lo mundial, el sabio griego Heráclito  de Éfeso lo anunciaba: “ Todo fluye, todo cambia …” lo confirma el científico Lavoisier: “ En la naturaleza nada se origina ni se termina, todo se transforma…”

 

RECOMENDACIONES:

  • La Universidad no sólo es generadora de servicios educativos y formadora de futuros profesionales, sino como institución académica debe identificar y definir lo que es pertinente para las personas y la sociedad.
  • Adoptar programas de responsabilidad social teniendo en cuenta que estas instituciones son las que educan a los futuros profesionales y ciudadanos que liderarán al mundo.
  • Responder a las necesidades de formación existentes facilitando el conocimiento de instrumentos útiles para la toma de decisiones en el contexto actual
  • Qué las Instituciones cuenten con un proyecto de concienciar a los futuros profesionales para generar una convivencia pacífica y de buen vivir. Este último aspecto desarrollado en un  Plan Nacional y  planteado para el pleno desarrollo humano así como el de la matriz productiva.

 

REFERENCIAS BIBLIOGRAFICAS:

  • CONSTITUCIÓN DEL ECUADOR.
  • MINISTERIO DE EDUCACIÓN. (2011). LOES Y Ley Orgánica de Educación Intercultural.
  • UNIVERSIDAD DE GUAYAQUIL, VICERRECTORADO ACADÉMICO. (2000). Paradigmas de la Educación.
  •            Arce, L. H., Benavides, F. G., &Jodar, P. (2006).Responsabilidad social corporativa en salud y seguridad en el trabajo: Dimensiones, realidad y perspectivas1. Cuadernos De Relaciones Laborales, 24(1), 183-198.
  • Responsabilidad Social Universitaria, http://blog.pucp.edu.pe/eticaRSU
  • Luís Carrizo en el año 2006 para la “Iniciativa Interamericana de Capital Social, Ética y Desarrollo del BID”: http://www.udlap.mx/rsu/Default.aspx
  • Barone, S. y P. Mella (2003). ”Acción educativa y desarrollo humano en la universidad de hoy.” En Revista Iberoamericana de Educación(31): 26.
  • Alonso Hinojal I. Sociología de la educación. Madrid: Centro de      Investigaciones Sociológicas; 1980.
  • Dr. François Vallaeys Enero 2012, Observatorio Regional de Responsabilidad Social para América Latina y el Caribe (IESALC-UNESCO) Bogotá, Colombia.
  • Vallaeys F. (2008b) “Responsabilidad Social Universitaria: una nueva filosofía de gestión ética e inteligente para las universidades”, in: “Educación Superior y Sociedad”, Año 13, nº2, Septiembre 2008, Caracas, Instituto Internacional de UNESCO para la Educación Superior en América Latina y el Caribe (IESALC-UNESCO).
  • Ética profesional y rol docente en el mundo globalizado.Por Gonzalo Montenegro y César Peña. Anuario Pregrado 2004.
  • Camejo, A. J., & Cejas, M. (2009). Responsabilidad social: Factor clave de la gestión de los recursos humanos en las organizaciones del siglo xxi. Nómadas, 21(1), 127-142. http://search.proquest.com/docview/218730095?accountid=130280
  • Domaccin, E. (2010.) Vinculación con la colectividad, actividad necesaria en la formación profesional de los estudiantes de la ULEAM. En: Memorias del programa científico Universidad 2010   Reader Editorial Universitaria.
  • Arce, L. H., Benavides, F. G., & Jodar, P. (2006).Responsabilidad social corporativa en salud y seguridad en el trabajo: Dimensiones, realidad y perspectivas1. Cuadernos De Relaciones Laborales, 24(1), 183-198.
  • DIAZ-AGUADO, M.J. (2006) El acoso escolar. Claves para prevenir la violencia desde la familia. Madrid: Comunidad de Madrid.
  • Alonso Hinojal I. Sociología de la educación. Madrid: Centro de      Investigaciones Sociológicas; 1980.
  • DIAZ-AGUADO, M.J (2002) Convivencia escolar y prevención de la violencia.
  •  DIAZ-AGUADO, M.J. (2006) Del acoso escolar a la cooperación en las aulas. Madrid:
  • Pearson-educación/Prentice-Hall.
  • Lev Vygotsky “El desarrollo de los procesos psicológicos superiores” (1979) Barcelona.
  • Claro, F. (2002). Aspectos académicos de la educación superior universitaria en américa latina. Estudios Sociales (Chile), 11-25. http://search.proquest.com/docview/748671067?accountid=130280
  • De Guevara, C, Ramos, J. & Armentia, P.  (2007). La formación de la responsabilidad social en la universidad. Revista Complutense De Educación, 18(2), 47-66.
  • Formador Ocupacional,http://formaryeducar.blogspot.com/2010/02/la-asertividad-en-la-educacion.html.
  • SCHÜSSLER, Renate Modelos de desarrollo educativo institucional. Proyecto de fortalecimiento de la gestión educativa en y a través de los institutos superiores pedagógicos (PROFOGED) http://www.uam.es/otros/rinace/biblioteca/documentos/Modelo.
  • Vallaeys F. (2008b) “Responsabilidad Social Universitaria: una nueva filosofía de gestión ética e inteligente para las universidades”, in: “Educación Superior y Sociedad”, Año 13, nº2, Septiembre 2008, Caracas, Instituto Internacional de UNESCO para la Educación Superior en América Latina y el Caribe (IESALC-UNESCO).
  • Vallaeys F. de la Cruz C. Sasia P. (2009) Responsabilidad Social Universitaria, Manual de primeros pasos, México, McGraw-Hill Interamericana Editores, Banco Interamericano de Desarrollo. El Manual está disponible en el siguiente enlace:
  • http://idbdocs.iadb.org/wsdocs/getdocument.aspx?docnum=35125786
  • Vallaeys F. (2011) Les fondements éthiques de la Responsabilité Sociale, Tesis de doctorado, Universidad de París Este. Disponible en el siguiente enlace:
  • http://blog.pucp.edu.pe/eticarsu.
  • GONZÁLEZ GUITIÁN Y MARTÍNEZ RÍOS: El profesional de la información y el comportamiento ético en el contexto actual, en Contribuciones a las Ciencias Sociales, noviembre 2009, www.eumed.net/rev/cccss/06/ggmr.htm
  • Menéndez, Aquiles. Ética Profesional. Editorial Herrero Hermanos, México, 1967.
  • MOORE, Christopher. (1995). El proceso de mediación. Editorial Porteño Buenos Aires, 260 págs.
  • TORREGO, J.C. (coord.) (2000). Mediación de conflictos en instituciones educativas: manual para la formación de mediadores. Madrid: Nancea. 190 págs.
  • Cardoso, R. (2009) La educación en valores en el contexto universitario. Revista Pedagogía Universitaria Vol. 4 No. 2, 1999.  Cuba. Editorial Universitaria.
  • Elejalde, F (2009) Acerca de la introducción de la dimensión ambiental en la educación universitaria. Memorias del VI Coloquio de Experiencias Educativas en el contexto universitario. Cuba. Editorial Universitaria.
  • CERES-ETHOS 2010. Guía CERES de Indicadores de Responsabilidad Social Empresarial. Ecuador.
  • Arias, M. (2009) El compromiso de las organizaciones con la sostenibilidad. En: Memorias del Taller por el Día Mundial del Medio Ambiente   ebrary Reader.  Editorial Universitaria.
  • PONCE Cáceres, Vicente. Guía para el diseño de Proyectos Educativos. Editorial Pedagógica. 2003. REQUEIJO – LUGO. (1987). Administración Escolar. Editorial Biosfera S.R.L. Caracas. Venezuela. SABINO, C. (1986). El Proceso de Investigación. Editorial PANAPO. Caracas.
  • Barroso, T (2009) Responsabilidad social empresarial y sugerencias para su aplicación en instituciones educativas. México. Editorial Universidad Simón Bolívar.

Para citar este artículo puede utilizar el siguiente formato:
Alcívar Trejo, Carlos y Calderón Cisneros, Juan T.: "El siglo XXI y la función protagónica de la universidad basado en la responsabilidad social" en Revista Caribeña de Ciencias Sociales, junio 2014, en http://caribeña.eumed.net/universidad-responsabilidad/

Revista Caribeña de Ciencias Sociales es una revista académica, editada y mantenida por el Grupo eumednet de la Universidad de Málaga.